Andrés Picón, estudiante Crehana y ejemplo de vida [2021] 📷
“Si yo puedo, tú puedes”, la frase con la que Andrés Picón motiva a otros a salir de la zona de confort

“Si yo puedo, tú puedes”, la frase con la que Andrés Picón motiva a otros a salir de la zona de confort

Última actualización 8 de Agosto del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Angela Palacios

¿Alguna vez has dejado de emprender un proyecto porque te has encontrado frente a limitaciones o retos que parecen insuperables? Si es así, después de leer esta entrevista, verás que, en muchas ocasiones, una de las mayores limitaciones que nos trazamos son las excusas.

Te invitamos a conocer la historia de Andrés Picón, diseñador venezolano y estudiante de nuestro curso Adobe Premiere desde cero, y de varios de los cursos de retoque y diseño en Crehana, quien nació con una parálisis en sus extremidades, una condición que lo retó a ser disciplinado y a encontrar la manera de hacer lo que le apasionaba y destacarse en el retoque digital como todo un profesional.

Conversamos con él sobre su trayectoria y cómo su constancia y resultados lo han llevado a colaborar con marcas como Volkswagen, Porsche y Fortnite. Además, nos compartió algunos consejos para quienes llevan actualmente un curso en Crehana.

¡Ponte cómodo y disfruta de esta inspiradora historia!

Andrés, cuéntanos sobre ti: ¿quién eres y a qué te dedicas?

Soy Andrés Picón, soy de Venezuela y tengo 28 años. Nací con una parálisis muscular, es decir, puedo dar movimientos leves en mis manos y pies, y también puedo sentir el tacto, pero no puedo estirar los pies o hacer mayores movimientos con las piernas y los brazos.

Siempre me he considerado un autodidacta, pues lo que aprendí lo hice estudiando por Internet. Así me convertí en diseñador especializado, haciendo cursos de retoque fotográfico, un campo que me ha llevado a trabajar con marcas como Volkswagen, Porsche y Fortnite. Además, he colaborado con Adobe, Wacom y con algunas películas venezolanas.

Andrés Picón Volkswagen

Fuente: Behance Andrés Picón

 

¿Cómo comenzó tu pasión por el diseño? 

Mi gusto por el diseño empezó desde niño. Yo veía que mis hermanos agarraban una hoja y un lápiz y se ponían a dibujar, así que, yo quise hacer lo mismo.

Cabe aclarar que nunca me dije a mí mismo: “yo no puedo porque no puedo mover las manos”. Ha sido algo que me he planteado desde pequeño, pensar en cómo puedo hacer las cosas desde mis capacidades y no fijarme en que no puedo por mi condición.

Entonces, al ver a mis hermanos dibujando, empecé a plantearme cómo podía hacer lo mismo teniendo en cuenta mis capacidades. En ese momento, agarré el lápiz con la boca y pude hacer rayas y demás trazos y, de la misma manera, aprendí a dibujar, a escribir y a leer.

Basado en esa experiencia, aprendí otras cosas. Por ejemplo, a manejar una computadora: tomé un lápiz con la boca para dibujar y con mi quijada comencé a manejar el trackpad de la laptop. Con mi boca también manejé las teclas y así empecé a conocer el mundo artístico a nivel digital.

Cuando comencé, solo dibujaba a Mickey Mouse, Winnie Pooh y graffitis en Paint, pero, luego, aprendí de retoque fotográfico en Photoshop y muchos más conceptos de diseño gráfico; por ello, ahora estoy donde estoy.

¿Cómo lograste pasar de dibujar por hobbie a trabajar con marcas internacionales como Porsche y Fortnite?

Comencé a trabajar con Volkswagen como voluntario, luego, Porsche vio mi trabajo y me contactaron para retocar sus fotografías. Como yo no podía viajar, creé un flujo de trabajo con un amigo venezolano, Claudio Napolitano, un fotógrafo reconocido a nivel nacional que vive en México y ha sido mi mano derecha. Él toma las fotos y yo me encargo del retoque de imagen.

Porsche fue la primera empresa grande con la que trabajé. Al principio, no estaba acostumbrado a trabajar en una organización tan inmensa, todos los procesos eran nuevos para mí y eso me exigía rapidez, pues debía retocar 40 o 50 fotos al día. Pero, me he acostumbrado y ya llevo 5 años con ellos.

Por otro lado, la oportunidad de trabajar con Fortnite se dio a través de un concurso que realizaron en México, para el cual había que crear un fotomontaje de un juguete. Aprovechando que mi amigo Claudio estaba en México, decidimos participar juntos y, entre los más de 5 mil participantes, nos eligieron a nosotros y nos contrataron por un año.

Andrés Picón Fortnite

Fuente: Behance Andrés Picón

¿Te proyectas viviendo del retoque digital?

Cuando empecé, quería dedicarme únicamente a hacer diseño, sin embargo, hoy pienso que me gustaría ser un instructor. Es decir, conservar mi trabajo, pero también enseñarle a otros y contarles mi historia de vida para motivarlos y mostrarles que “si yo puedo, ellos pueden”.

 

¿Cómo has aplicado lo aprendido en Crehana a tu desempeño actual?

He aprovechado Crehana para aprender más de las etapas de producción audiovisual. Eso me ha ayudado en la realización de mis videos, incluso, mi cuenta de Tik Tok @creacionandres la he construido a partir de lo que he aprendido en el curso.

¿Recomendarías Crehana para estudiar?

Demasiado. Hay cursos que comencé a ver sobre estrategia en redes sociales, diseño, retoque, entre otros, y todos me han parecido “brutales”.

¿Qué consejo le darías a los estudiantes de Crehana?

A los estudiantes de Crehana les digo que, si están empezando en el mundo creativo, lo primero que deben hacer es aprender sobre el software que manejarán.

Hay que aprovechar la oportunidad que brinda Crehana de ver la teoría del software y la práctica, pues se aprenden dos cosas a la vez: comienzas a usar el programa y sus atajos y, al mismo tiempo, aprendes técnicas y teorías del gremio en el que estás, como por ejemplo, ilustración, diseño gráfico y fotografía.

Además, un curso que diga “introducción”, no es tan básico como uno se lo imagina, pues te enseñan más allá de las herramientas. Es muy completo.

Andrés Picón Porsche

Fuente: Behance Andrés Picón

¿Hay algún otro aspecto que quieras agregar a lo conversado?

Quiero compartirles mi frase célebre: “si yo puedo, tú puedes”. La he convertido en una filosofía de vida, ya que, a pesar de las limitaciones, he podido ser quien soy. Eso debe ser un impulso para que el mundo entero vea que también puede hacerlo.

A veces tenemos pereza y creemos que es imposible hacer las cosas, por eso me gusta ponerme como ejemplo, ya que lo único que te puede limitar a ti es tu mente, de resto, puedes lograrlo todo. “No hay excusas, es cuestión de actitud y de seguir adelante”.

Llegamos al final de esta entrevista y queremos saber cómo te has sentido. Nosotros vemos a Andrés como una inspiración para motivarnos a ir por más. Por eso, queremos compartirte un mural de propósitos para comenzar a materializar tus sueños y vencer las limitaciones de la mente.

Adicional a eso, compartimos contigo algunos de nuestros cursos de retoque de fotografía, para que te animes a explorar el campo que llevó a Andrés Picón a retarse todos los días y a explotar sus talentos.

¿Te animas a seguir sus pasos

También podría interesarte