7 tips para aprovechar tu tableta Wacom al máximo

Diseño 04 de Julio del 2019

user

Jessica Rodríguez

7 tips para aprovechar tu tableta Wacom al máximo 7 tips para aprovechar tu tableta Wacom al máximo

¿Vale la pena adquirir una tableta Wacom? La respuesta definitiva es: ¡sí! Seguramente si disfrutas dibujar y hacer ilustraciones digitales estarás de acuerdo con que no hay nada más incómodo y poco intuitivo que intentar hacer trazos con un mouse. En cambio las tabletas gráficas te brindan una superficie plana y oscura con textura suave bajo la que puedes hacer trazos mediante una pluma con diferentes puntas. ¿Quieres saber cómo sacarle el mayor provecho posible a esta increíble herramienta? Aquí te lo contamos.

Primero, recordemos que el mejor aliado de cualquier persona que pretenda dibujar es la precisión. Sin importar qué técnica utilices, siempre será de gran ayuda conseguir trazos exactos. Una tableta gráfica como la Wacom brinda una superficie sensible incluso a una mínima presión.

 

Algo que no podemos negar es que este tipo de tabletas a pesar de traer grandes beneficios, tienen una curva de aprendizaje. Por lo que una buena idea es conocer previamente algunas de sus características:

¿Estás en México y quieres una Wacom al mejor precio?

 

Define funciones

1. Una buena idea para empezar es programar la forma en la que se estará utilizando la pluma. Puedes personalizar y asignar opciones de pulsación de teclas, o bien opciones de desplazamiento con los botones a los costados de la pluma. Un ejemplo de esto puede ser configurar que se desplace cuando se haga clic en el botón superior o “Clic derecho” cuando se presiona el botón en la parte inferior.

Otra configuración posible es utilizar diferentes comandos dependiendo del programa con el que se esté trabajando. Por ejemplo, en Photoshop puedes tener configurado el botón superior para Command-X, mientras que para Microsoft Word puede ser Command-Y. Vale la pena invertir un poco de tiempo en esto para que cada uno encuentre la configuración  más adecuada.

2. Similar a los botones con los que cuenta la pluma, la propia tableta también tiene algunos botones. Aunque es cierto que la mayoría los deja de lado y prefiere no utilizarlos pueden ser de gran ayuda. Los denominados  “ExpressKeys” se pueden configurar para llevar a cabo tus funciones favoritas y son rápidos y fáciles de acceder. En este caso, igualmente se pueden cambiar las funciones para distintas aplicaciones.

Entre las opciones se encuentran Mostrar/alternar, con el que podrás alternar entre varios monitores); modo de precisión que sirve para ajustar el trazo con el lápiz y la pluma; así como Panorámica/desplazamiento.

Asegúrate de continuar con tu pluma

3. A continuación viene algo que podría parecer irrelevante, pero definitivamente no lo es: antes de continuar con tu vida, asegúrate de dejar tu pluma en la base destinada para ello. Te decimos esto porque sabemos que fácilmente podrías dejarla en cualquier lugar e incluso tu mamá podría tomarla prestada y echarla a su bolsa creyendo que es una pluma común y claro que no queremos que esto ocurra. 

Así que por seguridad siempre ponla en su sitio, así no tendrás que gastar dinero en reemplazarla frecuentemente y podrás asegurarte que la configuración que elegiste continuará ahí siempre que te dispongas a dibujar nuevamente.

Elige una punta que se adapte a ti

4. Otra cuestión de gran importancia mientras estás conociendo tu nueva tableta es reconocer la punta que mejor se adapte a tus necesidades y preferencias. No siempre es tan sencillo, después de todo hay de donde escoger: en total son 10 las puntas disponibles. 

 

Supongo que habrá quien prefiera algo de resistencia al trazar, en cuyo caso una buena opción puede ser la que está hecha de fieltro, mientras que otras personas quizá prefieran un trazo más parecido al de un pincel. Para lo anterior, las puntas de White Stroke son muy populares por los muelles dobles.

Lo mejor es jugar y experimentar con todas, hasta encontrar alguna o varias de tu preferencia o tal vez dependa del uso que le vayas a dar.

Algunas recomendaciones finales

5. ¿Problemas para recordar qué botón era qué opción? Tranquilo, no todo está perdido, aún es posible saberlo. Solo deja tu dedo sobre el botón y aparecerá una tabla indicando la función de cada botón en la pantalla.

6. Ten siempre en cuenta que las tabletas Wacom están diseñadas para utilizarse de la forma más natural posible. ¿Y cuál es esta? tal como lo harías con una trozo de papel y un lápiz. Así que no es necesario adoptar posiciones incómodas o tratar de que tus manos no toquen la superficie de la tableta para evitar generar trazos no deseados. De hecho, mientras que la pluma se encuentre  media libra al interior de la tableta, tu mano será ignorada.

 

7. Finalmente no te frustres con la curva de aprendizaje. Quizá compraste tu Wacom y estabas sumamente emocionado y ahora te das cuenta que no es tan fácil de usar y quieres renunciar. ¡Tranquilo! como en todo lo demás, esto es un proceso. Necesitas adaptar las múltiples posibilidades que tienes a tus necesidades. 

Es probable que incluso quieras volver a usar tu mouse con tal de no tener que enfrentarte a esta nueva experiencia que no está siendo como la imaginabas. Pero aunque no esté siendo el mejor momento te aseguramos que vale la pena, cuando ves que tu ritmo de trabajo y productividad aumentan. Una vez que comprendas bien el proceso, no habrá vuelta atrás.

Lo único que resta es ir jugar y experimentar nuevas cosas con tu tableta Wacom, pero lo más importante: aprende y diviértete.

Recomendados para ti