Home Blog/ Negocios/
Negocios

Trabajo por objetivos: motivación constante e independencia consciente

Josefina Castelan - 16 Dic 22

Articulo

7 min.

Hay muchos motivos por los que el trabajo por objetivos es una alternativa eficaz y ventajosa tanto para las personas como para las empresas. 

Por empezar, esta metodología de trabajo produce un efecto positivo en las personas que sienten que ganan flexibilidad dentro de su rutina laboral. En muchos de estos casos, su productividad y motivación termina aumentando, trayendo grandes beneficios para las empresas.

Por ello, cada vez más personas afirman que la productividad de una persona no se debería medir por la cantidad de horas que trabaja, o mejor dicho, que está en su puesto de trabajo, sino por sus resultados.

En este artículo conoceremos qué es el trabajo por objetivos y cómo diseñarlo, cuáles son sus ventajas y desventajas, entre otros aspectos. De esta forma, podrás evaluar si es la metodología adecuada para implementar en tu empresa y potenciar los resultados. 

¿Qué es el trabajo por objetivos?

El trabajo por objetivos es una metodología de trabajo que busca que las personas logren ciertas metas u objetivos, sin tener un horario fijo que cumplir. Según QuestionPro, el objetivo de esta metodología es que las personas “sean responsables y capaces de administrarse para organizar sus actividades y cumplir en tiempo y formas con las tareas establecidas”. 

 

¿Qué tipos de plan de trabajo por objetivos existen?

Veamos a continuación qué tipos de plan de trabajo por objetivos existen y en qué ámbitos laborales se aplican: 

Plan de trabajo por objetivos para emprendedores

En el caso de los emprendimientos, son los mismos emprendedores los que tienen que establecer los objetivos y metas a lograr. En estos casos, la persona debe ser sumamente consciente de qué es capaz de lograr y en qué plazo, considerando también cuáles son sus recursos disponibles y prioridades. 

Una mala gestión del plan de trabajo por objetivos puede derivar en una sobrecarga de tareas y, por ende, en malos resultados. 

Plan de trabajo por objetivos en una empresa

Si tienes una empresa, o tienes una posición de liderazgo en una empresa con varios empleados, será fundamental poder dividir las tareas entre los equipos, establecer objetivos concretos y plazos para que el sistema de trabajo por objetivos cumpla su propósito satisfactoriamente.

Plan de trabajo por objetivos para ventas

Una de las áreas en las que mejor funciona el trabajo por objetivos es, sin dudas, la de ventas. Allí es muy fácil medir el desempeño y la productividad de cada persona a través de los resultados concretos. Debes saber que esta modalidad de trabajo incrementa la competencia entre sus miembros ya que es muy sencillo de evidenciar el alcance de los objetivos.

Por eso, en estos planes de trabajo por resultados se suele incluir incentivos por las ventas concretadas ya que se fomentará la productividad de cada persona y elevará su nivel de exigencia.

Plan de trabajo por objetivos para proyectos educativos

La modalidad de trabajo por objetivos resulta de gran ayuda tanto para estudiantes como para profesores y directivos, ya que les permite tener distintos plazos y tareas dependiendo el propósito de cada uno de ellos. Podrán convivir objetivos semanales junto con objetivos anuales y ser ejecutados a la vez.

trabajando por objetivos

Fuente: Pexels

¿Cuáles son las ventajas del trabajo por objetivos?

El trabajo por objetivos, en reemplazo del esquema de horarios, fomenta la autonomía y permite que las personas se involucren más con sus tareas. Pero, además, ofrece otras ventajas:

Aumenta la productividad

El trabajo por objetivos resulta una metodología perfecta para elevar la productividad de los equipos, ya que elimina el concepto de trabajar sólo para cumplir horario y se potencia la motivación por completar proyectos en tiempo y forma. 

Ofrece flexibilidad 

Otras de las ventajas del trabajo por resultados es que, al no fomentar un esquema de horarios fijos, se ofrece un alto grado de independencia a la persona. 

Cuando uno solamente pone como objetivo entregar el trabajo terminado de determinada manera y establece plazos, la persona goza de cierta libertad para poder armar su propia rutina de trabajo y así organizar mejor sus tiempos.

Permite el trabajo remoto

El trabajo por objetivos sin horarios es, sin dudas, lo que permite que se pueda realizar el trabajo desde casa, modalidad laboral que ha crecido muchísimo en los últimos años. Esto ha generado en muchos una autonomía muy beneficiosa, sobre todo porque permite lograr el tan buscado work-life balance. Es decir, combinar tiempo personal y laboral de la mejor manera. 

¿Cuáles son las desventajas del trabajo por objetivos?

Como explica Randstad, “no todos los sectores pueden aceptar esta metodología de trabajo ya que, entre otros motivos, la calidad del trabajo desarrollado podría verse comprometida. Esto ocurre en sectores como el de atención al cliente, servicios o procesos productivos industriales”.

Además, el trabajo por objetivos puede tener las siguientes desventajas, dependiendo de su ámbito de aplicación: 

Genera estrés y ansiedad

Si el plan de trabajo por objetivos no se aplica correctamente, puede que una persona se encuentre desbordada de tareas y no llegue a cumplir con sus metas laborales. Esto, sin dudas, puede ocasionar una situación de desmotivación y estrés, que sería contraproducente para el logro de objetivos. 

Se despriorizan otras tareas

Cuando una persona tiene el foco en trabajar por objetivos, todas sus acciones se enfocan a cumplir esas metas impuestas. En este camino, puede que algunas tareas secundarias se desprioricen, por ejemplo, la atención al cliente. Esto es algo habitual en equipos que tienen objetivos de ventas. 

 

¿Por qué es importante implementar el trabajo por objetivos?

Para que una empresa tenga éxito, es fundamental que cuente con equipos de trabajo innovadores y autónomos, y que tengan empuje hacia el logro de objetivos de negocio. 

Uno de los modelos de trabajo que permite esto es el de trabajo por objetivos, ya que motiva a las personas a que trabajen con el foco en los resultados, a la vez que le otorga flexibilidad e independencia. 

De igual manera, es importante entender que trabajar por objetivos no significa no tener reglas o pautas de trabajo establecidas. Por el contrario, se trata de establecer ciertos parámetros que no sean limitantes sino más bien organizativos.

¿Cómo implementar el trabajo por objetivos?

Existen algunos pasos básicos para armar un plan de trabajo por objetivos que deberás considerar si quieres implementar esta modalidad de trabajo:

1. Establece los resultados deseados

Tener claro qué es lo que se quiere conseguir es el primer paso para poder trazar un plan efectivo de trabajo por objetivos, ya que si no sabemos cuál es el resultado que queremos lograr, tampoco podremos evaluar si lo hemos conseguido.

2. Arma el plan de acción

Luego, es clave poder plasmar las intenciones en un plan concreto que sea fácil de entender por todos los integrantes del equipo. Es decir, debes ser muy claro en qué quieres conseguir y cómo pretendes conseguirlo, apoyándote de indicadores de productividad y otras métricas relevantes. 

En este paso, puedes también dar ejemplos concretos de cómo se ha conseguido lograr estos objetivos en el pasado.

3. Define los objetivos a corto plazo

En este paso deberás plantearte cual es la meta final a la que pretendes llegar y diseñar un plan de objetivos a corto plazo para alcanzar dicha meta. Es muy importante que evalúes las capacidades individuales de las personas de los equipos de trabajo para poder asignar de manera efectiva las tareas para cada uno de ellos. 

En este sentido, es clave apoyar la estrategia con algún recurso adicional como la herramienta de engagement de Crehana, que permite identificar insights relevantes de cada persona y desarrollar un plan efectivo que convierta al talento humano en una ventaja competitiva para el negocio. 

Claves para que el trabajo por objetivos sea exitoso

Veamos a continuación cuáles son algunos de los aspectos del trabajo por objetivos que lo harán viable:

  • Tener objetivos alcanzables: es fundamental definir el plan de acción para saber si es posible o no alcanzar los objetivos fácilmente.
  • Ser específicos con lo que se quiere lograr: cuanto más claros sean los objetivos que buscamos alcanzar, más sencillo será implementar un plan de trabajo por objetivos.
  • Plantear objetivos medibles: si no podemos medir los resultados, tarde o temprano perderemos el hilo de cuál es el rumbo que debemos tomar y para qué lo hacemos.
  • Establece plazos reales: es muy importante darle a cada objetivo un tiempo lógico para poder llevarlo a cabo. De lo contrario, las personas pueden frustrarse si no logran cumplir sus metas.

Descarga la Plantilla OKR para plantear y definir objetivos empresariales

Resource

Como vemos, tener un plan de trabajo por objetivos es la forma más conveniente de trabajar si lo que deseas es llevar un registro de tu crecimiento y de la productividad de tu negocio. Las personas de tus equipos seguramente estarán agradecidas de poder manejar sus tiempos y hacer el trabajo sin horarios fijos, ya que les dará una mejor calidad de vida pudiendo dedicar el tiempo necesario a cada cosa.

Por último, es muy importante que los líderes reconozcan y celebren cada una de las metas cumplidas del trabajo por objetivos. Esto, sin dudas, le dará a los equipos la motivación necesaria para seguir avanzando hacia nuevos objetivos por cumplir. 

Si quieres conocer otras metodologías de trabajo y estar al tanto de las tendencias en recursos humanos, te recomendamos que revises nuestras Academias. Las mismas te permitirán aprender todo lo necesario para llevar adelante negocios y equipos de trabajo exitosos.