📖 ¿Cómo hacer un prólogo de un libro? | Crehana
¿Cómo hacer un prólogo de un libro y deleitar a los lectores desde la primera página?

¿Cómo hacer un prólogo de un libro y deleitar a los lectores desde la primera página?

Última actualización 9 de Octubre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Hans Baumann

¿Cómo hacer un prólogo de un libro? Escribir un prólogo que sirva de introducción a una novela, un poema o un ensayo parece ser algo muy común hoy en día. Sin embargo, es importante que te preguntes si realmente quieres que tu libro comience de esta manera. 

Cuando se termina de escribir un texto de cualquier género o subgénero literario, suele surgir la pregunta acerca de la necesidad de agregar algún tipo de información relevante, opinión o visión que pueda ser de alguna utilidad para el lector. 

Si estás seguro de que esto es lo que necesitas, entonces este artículo te ayudará a entender mejor cómo escribir un prólogo eficaz, partiendo desde su definición, pasando por las características y elementos que lo conforman hasta qué errores debes evitar. 

Con algunos consejos prácticos, lograrás que tus lectores se deleiten desde esas primeras páginas. Así que, sin más preámbulos, prepárate a aprender cómo hacer un prólogo de un libro desde cero.

1. Haz una lectura detallada de la obra

Lo primero que tendrás que hacer a la hora de escribir tu prólogo para novela, es leer en forma detallada, si es necesario, más de una vez, la obra que acabas de finalizar. Así, podrás comprender mejor el mensaje que transmite y el que, en definitiva, quedará grabado en la memoria del lector. Recuerda lo que afirma Majo Moirón, profesora del curso de El arte de la escritura con Majo Moirón:

“Un proyecto de escritura es una especie de relación amorosa que requiere mucho tiempo y trabajo”.

Pero, si por el contrario, no eres tú el que va a escribir el prólogo, sino el prologuista, con más razón se deberá llevar a cabo este paso. 

2. Investiga sobre el autor y la obra

Continuando con lo que te decíamos anteriormente, si decides que un prologuista sea el encargado de escribir esta parte de tu libro, entonces, deberás prever que el mismo esté lo suficientemente informado sobre tu vida, tus estudios y tu experiencia profesional. 

Asimismo, deberá tener bien en claro los aspectos más relevantes de tu obra, tales como su temática, su mensaje final, cuánto tardó en escribirse, etc.

¿Cómo hacer un prólogo para una novela?Imagen: Freepik

3. Selecciona la información 

Dicho esto, si ya has leído con detenimiento tu obra, faltará que selecciones toda aquella información que piensas agregar a tu prólogo. Con esto nos referimos, no sólo a los aspectos más importantes de tu novela, sino también, a tus datos biográficos, las citas textuales y las valoraciones, tanto personales, como de terceros. 

Cabe destacar que si cuentas con la ayuda de un prologuista, el mismo también deberá tener estos factores en cuenta.

¿Ya has seleccionado y ordenado toda la información que incluirás en tu prólogo de novela? ¡Perfecto! Entonces, como último paso, comienza a escribirlo, previendo que el lenguaje que utilices sea preciso y fácil de entender para todos tus lectores. 

¿Cómo hacer el prólogo de una novela?Imagen: magnet.xataka.com

¿Cuáles son las características de un prólogo?

Tal como habrás visto, ya te contamos qué es y dónde se coloca el prólogo en un libro. Ahora bien, al momento de saber cómo hacer un prólogo de una novela, antes debes informarte sobre cuáles son los principales aspectos que caracterizan a este tipo de texto preliminar en cualquier obra literaria. ¿Quieres conocerlos? Sigue leyendo que, a continuación, te los mencionamos uno por uno.

1. Quien escribe el prólogo

Lo primero que debes tener en cuenta es que el prólogo de una novela literaria puede ser escrito por ti mismo o bien, por un prologuista, quien, además de hacer la redacción en tercera persona, previamente, se informa sobre el contenido del texto y algunos datos biográficos del autor.

De igual manera, debes saber que hay autores que, algunas veces, deciden no incluir el prólogo en sus obras, ya que pueden considerar que el mismo no está siendo necesario para un libro en particular. 

2. Qué se escribe en un prólogo

A la hora de aprender cómo hacer un prólogo de una novela por ti mismo, debes saber que este texto puede explicar varios aspectos, desde cuáles fueron los motivos que te llevaron a realizar tu libro, hasta las diferentes etapas por las cuales transcurrió tu obra narrativa. 

Asimismo, también puedes proporcionar algunos datos interesantes sobre tus estudios e historia personal, sin olvidar, además, algunas comparaciones entre la obra que estás por lanzar y las anteriores o las de otros autores.

3. Cronología del prólogo

Este punto a considerar, se podría decir que está íntimamente relacionado con el anterior, ya que si en tu prólogo literario vas a brindar detalles sobre tus estudios y otros datos biográficos, debes recordar que el uso de las fechas en orden cronológico es crucial. 

4. Extensión del prólogo 

Generalmente, el prólogo de una novela, si bien es detallado, cuenta con una extensión breve. Sin embargo, algunas veces, dependiendo del libro y de la información que se incluya, la misma puede variar. 

 

5. Momento de escritura de un prólogo 

Otro aspecto importante a tener en cuenta a la hora de saber cómo hacer un prólogo de una novela, es que el mismo debe ser hecho una vez que el proyecto de escritura ha sido finalizado. Así, puedes tener una idea más clara sobre lo que quieres comunicar y qué información quieres incluir, o no, en tu texto. 

6. Lenguaje del prólogo 

No importa si el prólogo para tu novela está hecho por ti mismo o por un prologuista, en ambos casos, deberás prever que el lenguaje sea claro y preciso, ya que esto ayudará al entendimiento del lector. 

De igual manera, el mismo debe adaptarse al contenido de tu obra literaria, dado que si esta última trata sobre un tema muy específico, entonces, el lenguaje del prólogo tendrá que utilizar un vocabulario mucho más técnico y complejo. 

Dicho esto, y tratando este post sobre cómo hacer un prólogo de una novela, será conveniente que uses un lenguaje descontracturado, preciso y ameno para leer.

7. Cantidad de prólogos

Algunas veces, puede ocurrir que los libros incluyan más de un prólogo literario, ya que se les agrega uno nuevo por cada reimpresión o reedición que se haga de la obra. 

8. Estructura del prólogo

A la hora de escribir un prólogo, ya sea para una novela corta, romántica, de terror, un poema o un texto para teatro, debemos tener en cuenta que debe seguir, en todos los casos, un orden coherente y lógico.

Más aún, tal como te mostraremos más adelante, la estructura del prólogo de una obra literaria consta de tres partes. Pero no nos adelantemos, continúa leyendo para que sigas aprendiendo cómo hacer un prólogo de una novela.

Escribir un prólogo para una novelaImagen: Freepik

¿Qué elementos conforman el prólogo de una novela?

Llegando a esta parte de nuestro post, en la que ya tienes una noción bien clara sobre qué es un prólogo, donde se escribe y cuáles son sus características, te contaremos ahora cuáles son los elementos que, generalmente, se incluyen en el mismo.

Así, cuando te expliquemos más adelante cómo hacer un prólogo de una novela, tú ya tendrás a mano los elementos que te mencionaremos a continuación.

1. Valoraciones personales 

Antes de escribir el prólogo para tu próxima novela, deberás hacer un listado de los juicios y las opiniones personales que tienes sobre la misma.

2. Citas textuales

Incluir citas textuales en tu prólogo literario, será siempre una muy buena idea, ya que las mismas le estarán dando mucha más credibilidad a lo que estás escribiendo. Recuerda que estas citas deben ser extraídas de la obra que estás por prologar.

3. Valoraciones de terceros

También te aconsejamos que en tu prólogo narrativo incluyas algunas valoraciones de terceros. Puedes añadir comentarios, observaciones o críticas, ya sea de otros autores, revistas, editoriales u otros medios importantes. A propósito, para elaborar un prólogo bien escrito, es importante saber las normas de ortografía. Descarga gratis nuestra Guía de ortografía básica para mejorar tu escritura.

¿Cómo escribir el prólogo de una novela?Imagen: Pexels

¿Cuál es la estructura de un prólogo?

Por si no lo recuerdas, anteriormente dijimos que al momento de definir cómo hacer un prólogo de una novela, es fundamental respetar la estructura del mismo. Por ello, a continuación, te contaremos cuáles son cada una de sus partes. ¡Fijate bien!

1. Introducción 

En la introducción o inicio del prólogo de tu novela literaria, deberás incluir toda aquella información que abre paso a la lectura del resto de tu obra. 

De ahí que, si optas por ser tú mismo el narrador de tu prólogo, entonces tendrás que describir cómo fue que nació tu obra, cuáles fueron los motivos, en qué momento y otros detalles relacionados. 

Por el contrario, si decides que el trabajo sea hecho por un prologuista, entonces, deberás saber que el mismo tendrá que explicar cómo y en qué momento te conoció, cuáles fueron las causas que lo llevaron a interesarse por tu libro y por qué considera que este sería relevante para tus futuros lectores.

2. Desarrollo

Una vez que finalizas con la introducción y comienzas con el desarrollo del prólogo para tu novela, deberás explicar los argumentos de tu obra literaria, junto con su respectiva valoración.

Ahora bien, para hacer esto deberás aplicar los elementos del prólogo que te mencionamos anteriormente. Recuerda que puedes incluir citas textuales, las cuales se deben relacionar con el contenido de tu prólogo, además de reafirmar lo que estás escribiendo. Asimismo, puedes añadir algunas reseñas o comentarios de personas relevantes que ya hayan leído tu obra. 

Como verás, el objetivo del desarrollo es convencer al lector y darle motivos para que se interese por tu obra.

3. Conclusión o cierre

Habiendo hecho la introducción y como paso siguiente, el desarrollo del prólogo para tu novela literaria, tendrás que, finalmente, realizar una conclusión. Y, quizás, podríamos decir que esta es una de las partes más relevantes, ya que en ella tendrás que darle un cierre a tus argumentos e invitar al lector a que de vuelta a la página para que comience a leer tu obra. 

Tomando notas para el prólogoImagen: Freepik

Ahora que has aprendido cómo escribir un prólogo de una novela, la pregunta que debes hacerte es: "¿Necesita mi novela un prólogo?". Pero antes, recuerda una cosa importante: si aún no has empezado a escribir tu novela, no te preocupes por esta pregunta. 

Comienza tu historia en el punto que consideres útil, y cuando la retomes para la edición estructural y las diversas revisiones, entonces puedes pensar si debes o no escribir un prólogo.

Sin embargo, si ya has escrito tu novela, o tienes información específica en mente para tu prólogo, hay algunas cosas que debes considerar para determinar si es necesario o no. 

A continuación, veremos algunas preguntas que debes plantearte antes de tomar la decisión de hacerlo. Si las respuestas son todas negativas, entonces reconsidera la posibilidad de agregar un prólogo a tu novela.

El prólogo se refiere a un tiempo, lugar o punto de vista diferente al de la historia principal

Cuando sabes cómo hacer un prólogo de un libro, te das cuenta de que debe estar completamente separado de la historia principal que comienza en el capítulo 1. Esto significa tu prólogo debe reunir alguna de las siguientes características:

  1. Lo que se narra en el prólogo sucede en un tiempo y/o espacio diferente al de la historia principal. Por ejemplo, un acontecimiento que ocurre cincuenta años antes que los hechos narrados en la historia principal, pero que de alguna manera dan forma o tienen algún impacto en la historia de tu libro.
  2. Desde la perspectiva de un personaje, el prólogo cuenta con un punto de vista que no se tiene en cuenta en la historia principal. Por ejemplo, en un thriller, el prólogo puede estar narrado desde la perspectiva de una de las víctimas, mientras que el resto de la novela se cuenta desde el punto de vista del detective encargado de la investigación.

Básicamente, una característica básica del prólogo es que, en cierto modo, no encaja del todo con el resto de la historia, es decir, cuenta algo que no está inmediatamente conectado con ella. Si, por el contrario, el capítulo 1 sigue directamente a los acontecimientos narrados en el prólogo, entonces quizás el prólogo debería formar parte del capítulo 1.

El prólogo proporciona la información necesaria

Cuando estás aprendiendo cómo hacer un prólogo de un libro, otro aspecto que debes tener en cuenta es pensar en lo que intentas comunicar con él. ¿Para qué sirve realmente? ¿Qué información proporciona?

Si quieres saber cómo escribir un prólogo solo para “establecer el tono”, “el estado de ánimo” o para anticipar algo sobre el mundo en el que se desarrolla tu historia, considera hacerlo directamente en el capítulo 1.

Uno de los aspectos fundamentales a la hora de tomar la decisión de escribir un prólogo es proporcionar información importante para la trama principal de tu novela. Puede ser algo que anticipe los acontecimientos futuros de la historia o algo que tu personaje principal no conozca.

Cualquiera que sea la razón para redactar un prólogo, piensa principalmente en dos cosas: 

  1. Es absolutamente necesario. 
  2. Es algo que no podría encajar en otra parte de la historia.

Pensando qué escribir en el prólogoImagen: Pixabay

Uno de los errores más comunes que se cometen al escribir un prólogo para un libro es utilizarlo como una forma de proporcionar información a los lectores. En este caso, corres el riesgo de dar un comienzo muy lento y, por lo tanto, aburrido. 

Cuando estás aprendiendo cómo hacer un prólogo para un libro, no es necesario que los lectores sepan todo antes de empezar a leer la historia propiamente dicha. Tampoco deben conocer todos los acontecimientos que han llevado a tu personaje principal a donde está ahora. 

Si no estás seguro de haber incurrido en este error, entonces es recomendable que vuelvas a leer tu prólogo y evalúes la cantidad de información que contiene. Si hay mucha información en tu prólogo, lo mejor es que deseches la idea y pongas la misma información en otra parte del libro.

Evita crear falsas expectativas

Si no quieres que tus lectores se sientan engañados, evita crear falsas expectativas en el prólogo, dando pistas que no seguirás en el resto del libro. 

Si la historia principal se desvía en direcciones muy diferentes a las del prólogo hasta el punto de que ambas parecen entidades separadas, los lectores pueden sentirse confundidos o incluso engañados. 

Esto se aplica a la voz y al estilo de escritura, pero también a los acontecimientos narrados en el prólogo. Si ninguno de estos elementos se refleja en el resto de la historia, corres el riesgo de desconcertar a los lectores.

Escribe un buen gancho 

Una de las ventajas de saber cómo hacer un prólogo para un libro, es que aprendes a utilizarlos adecuadamente. Enganchar a los lectores y añadir una capa de tensión extra o profundidad a la primera lectura de una historia puede ser una herramienta poderosa.

Por consiguiente, es bueno tener un gancho en el prólogo. Sin embargo, no olvides que tu primer capítulo también debe tener uno. También porque muchos lectores se saltan el prólogo y empiezan a leer directamente desde el primer capítulo.

Escribiendo el prólogo de un libroImagen: Pixabay

8. ¿Cuál es la diferencia entre prólogo, preámbulo, prefacio e introducción?

Una vez que has terminado de escribir tu libro, tienes varias posibilidades para añadir algún tipo de información relevante, opinión o visión: escribir una introducción, un prólogo, un prefacio o un preámbulo. Pero, ¿cuál es la diferencia? Ahora que has aprendido cómo hacer un prólogo para un libro, es pertinente que abordemos este tema.

Prólogo

Como vimos al principio, un prólogo es un texto que prepara al lector para la historia que va a leer. Ofrece la información necesaria para comprender mejor la novela. Por ejemplo, un acontecimiento histórico, unas palabras sobre el mundo en cuestión o incluso un texto narrativo real. Lo importante es que funcione como apertura, parecido al primer capítulo del libro.

Preámbulo

Probablemente, al ir avanzando en nuestro artículo sobre cómo hacer un prólogo para un libro, se te cruzó por la cabeza esta palabra: el preámbulo. El preámbulo suele estar escrito por alguien que no es el autor del libro: 

  • Una figura autorizada, un escritor o un experto en el tema que trata el libro. 

En el preámbulo, es habitual hablar de la relación entre el escritor y el libro o la escritora. El aspecto fundamental del preámbulo es una especie de cercanía al texto que justifica la presencia de quien lo escribe.

Prefacio

¿Cuántas veces no nos hemos topado con esta palabra en nuestras lecturas? El prefacio es un texto que explica cómo surgió el libro. Explica el objetivo, el desarrollo, así como el agradecimiento a quienes colaboraron en la redacción de algunas partes. El prefacio suele estar presente en los ensayos y no en las novelas, así que tenlo muy en cuenta si tu intención es publicar una novela.

Introducción

La diferencia entre saber cómo escribir un prólogo de una novela y escribir una introducción, es que esta última habla del tema del libro. Además, puede ofrecer información adicional o dar la perspectiva del escritor al comenzar el trabajo. 

La introducción también es más frecuente en los ensayos que en las novelas. Un caso clásico es la introducción de una disertación (reflexión personal que busca responder a una pregunta planteada). 

Aunque la introducción es lo primero que se lee (o debería leerse) en un libro, la introducción es lo último que hay que escribir. No se puede presentar una obra que aún no existe. Por lo tanto, primero se escribe todo el texto y luego la introducción da cuenta de él. Un ejemplo de introducción puede ser el siguiente: 

  • "El estudio se ha escrito por X o Y motivo, está estructurado en X o Y capítulos [y cada capítulo se resume brevemente], por lo que hemos llegado a la conclusión de que...". Por último, una pista sobre las perspectivas que puede abrir el estudio en cuestión, y se agradece.

Prólogo para una novela estructuraImagen: Pixabay

9. ¿Quién debe escribir el prólogo de un libro? 

Ya casi llegamos al final de nuestro artículo sobre cómo hacer un prólogo de una novela. Así que es momento de considerar si eres el indicado o no para redactar el prólogo de tu libro. 

Aunque pueden escribirlo varios tipos de personas, es recomendable que no sea cualquiera. Si crees que tu obra necesita un prólogo, es recomendable dirigirse a un experto en el tema del libro o a uno de tus colegas en tu campo, especialmente si esta persona es conocida. De este modo, tu libro tendrá una aprobación social y mayor exposición.

A menos que tengas algo especialmente relevante que decir, probablemente sea mejor no escribir el prólogo tú mismo. En su lugar, puedes optar mejor por escribir un prefacio en vez de un prólogo.

Además, cuando un experto escribe un prólogo para tu libro, es posible que comparta esa información con su público, y es más probable que los seguidores de esa persona compren el libro o, al menos, te conozcan a ti y a tu mensaje.

 

Y bien, ¿qué te pareció esta guía de cómo hacer un prólogo de una novela? Recuerda que, si bien muchos autores optan por incluir un prólogo en sus libros, es importante que consideres si el tuyo realmente lo necesita. Si así lo crees, no olvides que el prólogo debe estar bien escrito y que debe ser relevante para los lectores. 

Ahora que ya sabes cómo hacer un prólogo de una novela, comienza de una vez a llevarlo a cabo. Recuerda que para desarrollar cualquier emprendimiento creativo y potenciar al máximo tus habilidades, es importante que te mantengas aprendiendo algo nuevo cada día. 

Te invitamos a echar un vistazo a los cursos de Estilo de vida completamente online que tenemos para ti, en donde podrás aprender lo que necesites en cualquier parte, en todo momento y a tu ritmo. Esto ha sido todo por ahora. ¡Mucho éxito en lo que te propongas! 

Hasta pronto.

También podría interesarte