Crea un portafolio para impresionar a tus clientes

Diseño, 15 de Abril del 2019

Crea un portafolio para impresionar a tus clientes Crea un portafolio para impresionar a tus clientes

Un buen portafolio es tu principal carta de presentación en el mundo laboral y muchas veces dependerá de su calidad el que consigas o no un puesto de trabajo. Por ello, Crehana te trae 8 recomendaciones sobre cómo crear un portafolio para impresionar a tus clientes y potenciales empleadores.

1. Verifica si no existe un problema legal a la hora de exponer tu trabajo

Ten presente que varias empresas tienen acuerdos/cláusulas de confidencialidad, y puede que objeten el que presentes detalles de un proyecto o trabajo ante el público general. Por eso, verifica siempre para evitar inconvenientes. En caso haya una negativa explícita, prueba si es que aceptarían una versión de la presentación en la que esté oculta información sensible.

2. Crea y personaliza tu portafolio en línea

Al tener un portafolio en línea no sólo desarrollarás una marca personal (la gente que te busque directamente podrá encontrarte de forma sencilla), sino que podrás exponer tu trabajo en un formato de alta resolución y con lujo de detalles. Son varias las plataformas y redes que te permiten colgar un portafolio. Algunas de las más conocidas son:

  • Behance

  • Squarespace

  • Format

3. Separa tu trabajo por categorías

Si bien las diversas disciplinas del diseño tienen herramientas y habilidades transversales, lo más probable es que un empleador esté interesado sólo en tu experiencia dentro de un rubro. Por ello, conviene tener portafolios separados por categorías/disciplinas, sobre todo si se trata de UX, en los que sus casos de estudio son muy diferentes a los de Diseño o Branding.

Recuerda: hay empresas que buscan un especialista, mientras que otras buscan a quienes puedan realizar varias funciones. Ten eso presente a la hora de escoger el formato que mejor se acomode a tus necesidades.

Además, asegúrate de escoger tus mejores trabajos. Más allá de tus preferencias personales, te recomendamos que hagas un A/B testing con algunos colegas y escuches atentamente sus sugerencias para mejorar tanto la selección de trabajos, como el orden en que los presentas. Recuerda ponerlos siempre en un formato de alta resolución.

4. Crea una sección “sobre mi” (“about me”)

Esto es clave. Los reclutadores no sólo están buscando un nuevo talento para cumplir y realizar tareas (para eso adquieren un freelance), sino que buscan profesionales que se puedan integrar y acoplar a un equipo.

Conviene incluir una sección en la que hables de ti. Explica qué es lo que te llevó al diseño, y añade detalles personales como tus principales fuentes de inspiración y/o referentes en la industria. No te olvides de añadir correo y/o número de contacto.

5. Piensa las descripciones de tus imágenes/proyectos

Algunas de las cosas que necesariamente debes mencionar son el nombre de tu cliente, qué rol tuviste en el proyecto y cuál era el objetivo. Expláyate en explicar las decisiones que tomaste y cuál fue el razonamiento que seguiste.

Además, céntrate en los resultados que obtuvo tu diseño o proyecto. Si tienes métricas relevantes como nivel de engagement o conversiones, inclúyelas. Es valioso para los empleadores, y evidenciará que posees una mentalidad orientada hacia resultados.

6. Distingue los aspectos colaborativos de los individuales

Es común que los diseñadores trabajen en proyectos grupales y los reclutadores lo saben. Por ello, una pregunta usual en entrevistas es si el resultado de un proyecto puede atribuirse directamente a ti. Si bien es natural que presentes los proyectos de los cuáles has sido parte, asegúrate de estar señalando adecuadamente cuáles son tus contribuciones y cuáles corresponden a otros miembros de tu equipo.

7. Crea un PPT o Prezi de tu portafolio

Si bien el soporte digital de una página es clave para promocionar tu portafolio, conviene tener un ppt o prezi que resuma tus trabajos en caso te toque presentarlos en una entrevista. Así tendrás un formato que te permitirá tener un mayor control sobre qué es lo que ve tu entrevistador, así como el orden en que se presentan tus proyectos.

Procura ser conciso y no perder tiempo en detalles que no sean de interés. Limita tu presentación a tus 3 o 4 mejores casos, e intenta que sean los más representativos de tu experiencia y tus habilidades.

 

 

8. Practica tu presentación

No basta con tener buenos proyectos o un buen ppt: debes dominar el proceso de exponer tus trabajos ante el público. Esta exposición, además, demostrará ciertas “habilidades blandas”, que varios empleadores tendrán en cuenta para escoger a un candidato sobre otro.

De ser posible, escribe un guión de toda tu presentación. Una vez que lo tengas: practica exponiéndolo por tu cuenta o frente a otros. De nuevo, consulta con colegas y afina tu presentación para mejorar su impacto. Incluye y desarrolla también todo lo relacionado a tu experiencia personal. Cada artista es único, y es esencial que en esta presentación evidencies dichas características.

Posteado por

user

Jessica Rodríguez

Artículos relacionados