¿Cuál es la mejor luz para estudiar? Al fin te respondemos. | Crehana
La pregunta del millón: ¿Cuál es la mejor luz para estudiar?

La pregunta del millón: ¿Cuál es la mejor luz para estudiar?

Última actualización 19 de Febrero del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Valeria Maceiras

¿Cuántas veces no te han dicho, “te vas a quedar ciego leyendo con esa luz”, “te va a hacer daño a los ojos”, “necesitas una buena luz”, y muchas otras frases por el estilo? Pero sigues sin saber cuál es la mejor luz para estudiar. Por fin te tenemos la respuesta.

La luz no solamente nos ayuda para llevar a cabo nuestras tareas del día a día y las actividades en espacios interiores, sino que es fundamental fisiológicamente hablando. El  ciclo biológico del cuerpo humano está directamente relacionado con la iluminación. Dependiendo de la luz y la oscuridad del espacio en el que estemos, experimentamos cambios físicos, mentales y de conducta. 

Aunque parezca que todas las fuentes de luz que vemos son blancas, esto no es más que una adaptación de nuestro cerebro, que se parece al “balance de blancos automáticos” usado por las cámaras digitales y de video. Cuando ponemos diferentes tipos de focos juntos es cuando notamos claramente la diferencia entre el tipo de luz de cada uno. 

Una de las situaciones en las que más necesitamos de la luz es al estudiar o leer. Cuando tienes un examen importante o una carga de trabajo pesada, seguramente has experimentado picor o enrojecimiento de los ojos o dolor de cabeza por forzar mucho la vista. Es normal, estos son síntomas de fatiga visual que puedes mejorar al utilizar la luz indicada para estudiar.  

La fatiga visual no es el único efecto secundario de tener la luz incorrecta para tus horas de estudio. Piensa en la postura de tus compañeros de la oficina o en la tuya propia al trabajar. La falta de luz hace que forcemos la espalda y el cuello para acercarnos más al papel o a la pantalla, produciendo así un daño extra por no contar con la mejor luz para estudiar y desempeñar nuestras tareas. 

Índice 

  1. Cómo debe ser la luz idónea para estudiar 
  2. Características de la mejor luz para estudiar 
  3. Aspectos a considerar para tener la mejor luz para estudiar
  4. ¿Cuál es la mejor luz para estudiar?

 

Cómo debe ser la luz idónea para estudiar 

Ahora te contamos lo que dicen los especialistas acerca de este tema y lo que consideran como la mejor luz para estudiar. 

Un estudio realizado por la Universidad de Salford y los arquitectos de Nightingale Associates, demostró que una correcta iluminación en los salones de clases trae beneficios notables para el rendimiento escolar

Analizaron escuelas de primaria en Blackpool, Inglaterra, incluyendo a más de 751 alumnos durante el periodo de un año y encontraron que efectivamente, los factores del entorno, específicamente la iluminación para estudiar, pueden determinar el rendimiento de los alumnos hasta en un 73%. 

Otro estudio, realizado por profesores de distintas universidades en Holanda, demostró que se encontraron efectos positivos en alumnos de escuelas primarias al implementar una luz más brillante (500 lux) en vez de la estándar (300 lux). Además, según ellos, la mejor luz para estudiar es la que proviene de una iluminación dinámica, que cambia el tipo de luz y su intensidad, dependiendo del momento del día y la concentración deseada.

Hay que tomar en cuenta que los estudios mencionados se llevaron a cabo en salones de clases de escuelas, entonces el tipo de luminaria que se utiliza puede ser diferente a la que usas en tus espacios para estudiar. De cualquier forma, nos ayudan para saber cuál es la mejor luz para estudiar, según los experimentos científicos.

De acuerdo a los expertos, algunas de las características que debe cumplir la mejor luz para estudiar son las siguientes: 

1. Da luz de manera uniforme en el espacio de estudio.

2. La luz viene desde arriba, por encima del hombro izquierdo para los diestros y del hombro derecho para los zurdos. 

3. No se refleja

4. Proviene de una lámpara que puedas mover y adaptar a donde necesites luz, mejorando el enfoque y evitando reflejos. 

5. Idealmente, puedes regular la intensidad y temperatura de la luz de tu lámpara.

6. Si estás estudiando en un dispositivo digital en un ambiente oscuro, puedes oscurecer un poco tu pantalla o utilizar el modo nocturno para que la luz que refleja la pantalla no lastime tus ojos. 

lampara ideal

Fuente: Pexels

En las recomendaciones de los estudiosos del tema, también se encuentra la consideración de los siguientes aspectos para lograr tener la mejor luz para estudiar:

premium banner

Temperatura de la luz:

La luz puede presentarse en temperaturas frías, neutras y cálidas, medidas en grados Kelvin (K). 

espectro de luz

Fuente: Barcelona LED 

La intensidad de la luz fría oscila entre los 5.000 y 6.500 K. 

La luz neutra, de alrededor de 4.000 y hasta 5.000K, que es la más parecida a la luz natural, realza los colores y produce un efecto de alta energía, que se puede traducir en un mayor rendimiento y productividad. Por lo tanto es considerada como la mejor luz para estudiar. Es adecuada para crear un ambiente que permita concentrar la vista a distancias cortas y prestar la mayor atención. Justo como lo necesitas al leer, escribir o dibujar.  

La luz cálida se encuentra por debajo de los 3.300 K, donde su emisión en 3.000 K brinda una calidez ambiental especial. 

Índice de Reproducción Cromática (IRC) 

Este índice se utiliza para medir la capacidad que tiene una fuente de luz de mostrar los colores reales y matices de un objeto, teniendo en cuenta la iluminación natural. 

Para evitar que te distraigas y te desconcentres, busca un IRC bajo para que los colores no resulten demasiado intensos. 

Si eres uno de los que les cuesta concentrarse o que se distraen fácilmente con las redes sociales o con tu smartphone, ¡No dejes de probar estos ejercicios!

ejercicios para concentración

Cantidad de lúmenes (lux) 

Los lúmenes son la medida de la cantidad total de luz visible proveniente de una lámpara o fuente de luz.  Se recomienda que la fuente de luz que utilices para estudiar tenga mínimo 400 lúmenes.  

premium banner

¿Cuál es la mejor luz para estudiar?

Numerosos estudios han indicado que tanto la luz natural como la artificial afectan la salud, el estado de ánimo, el sentimiento de alerta y el bienestar en las personas. 

Por fin te contamos cuál es la mejor luz para estudiar y la alternativa por si no tienes acceso a ella cuando estés estudiando y la necesites. 

1. Luz natural

Sabemos que tus horarios no siempre te permiten estudiar utilizando la luz natural, pero siempre que puedas, aprovéchala porque científicamente es la mejor opción. Dado que cubre todo el espacio en el que te encuentras, permite que tus ojos permanezcan relajados sin hacer un sobreesfuerzo. Si estás en un lugar cerrado, trata de ubicarte cerca de la ventana, para aprovechar la luz y evitar sombras que puedan distraerte. 

luz natural

Fuente: Pexels

Los avances tecnológicos han permitido que marcas como Ketra puedan manipular la luz e idear una iluminación multiespectral capaz de replicar las características de la luz natural en espacios interiores. Además, puede establecer condiciones específicas que impactan el ritmo circadiano, el bienestar y el estado de ánimo de sus usuarios. La tecnología no deja de sorprendernos y la industria energética es un claro ejemplo.

2. Luz LED

A pesar de que la luz natural es la mejor luz para estudiar, varios estudios sugieren que la luz artificial también puede generar efectos positivos en cuanto a la velocidad y efectividad para realizar nuestras tareas. 

Después de la luz natural, las lámparas de luz LED, son la mejor alternativa para estudiar apropiadamente. Los equipos con esta tecnología cuentan con soluciones más flexibles en cuanto al uso de energía, control óptico, conexión y ajustes de colores. Además, la luz LED es rendidora y ahorrativa.

A pesar de ser cada vez más popular, no toda la emisión de luz en tecnología LED es igual. En su proceso de fabricación se determina la temperatura que se desea obtener, dependiendo de los compuestos químicos que se combinen. Cada tonalidad de luz LED tiene un uso apropiado dependiendo del ambiente y sensación que desees causar. No todas son luces convenientes para estudiar. 

La luz LED cálida es ideal para crear espacios acogedores y óptimos para el descanso, como habitaciones, salas de estar, comedor, entre otros. El blanco cálido es el más recomendado para estos casos. 

Por otro lado, existe la luz LED fría o la luz blanca fría. Este tipo de luz se caracteriza por emitir tonos azulados y crear un ambiente estimulante. Las pantallas de tus dispositivos electrónicos como celulares, tablets, computadoras y televisiones irradian constantemente esta luz. Algunas fuentes aprueban este tipo de luz para estudiar, pero también existe evidencia indicando que puede ser dañina para tu retina

luz led

Fuente: Pexels

La luz LED blanca y neutra se encuentra en medio del espectro de temperatura de color, siendo la más conveniente para elegir cuando se trata de estudiar, debido a los beneficios que trae la luz neutra, imitando cercanamente a la luz natural, que ya mencionamos anteriormente. 

Como puedes notar, conseguir la mejor luz para estudiar es posible. Dependiendo del horario en el que necesites la luz, deberás adaptarte a diferentes espacios que te ofrezcan la mejor alternativa para tener una concentración óptima y al mismo tiempo no perjudicar tus ojos, que son de tus herramientas más importantes. 

La ventaja de que vivamos en un mundo con frecuentes y cada vez más rápidos avances tecnológicos, es que la innovación en cuanto a las alternativas de la luz natural están en constante desarrollo y mejora. Puedes encontrar la luz ideal para estudiar en luz irradiada por un foco de luz LED neutra, perfecta para la concentración y productividad en tus tareas. 

luz natural junto a ventana

Fuente: Pexels

También existen otras herramientas y accesorios que abundan en el mercado hoy en día y responden a la necesidad de protegernos contra la luz azul de los aparatos electrónicos. La Asociación Americana de Personas Retiradas (AARP por sus siglas en inglés), recomienda las siguientes medidas para evitar la fatiga en tus ojos al estudiar o después de concentrarte por un periodo prolongado:

* Descansar tus ojos cada 20 minutos, mirando hacia un objeto que esté aproximadamente a 6 metros de distancia durante 20 segundos. 

* Lubricar tus ojos. 

* Aumentar el tamaño de letra, en la medida de lo posible y necesario en tus dispositivos. 

* Ajustar el contraste de tus monitores. 

* Reducir el brillo de tus pantallas.

* Contar con monitores de buena calidad

Con todo y los descubrimientos científicos y las tecnologías empleadas para encontrar la mejor luz para estudiar, toma en cuenta que cada quien es diferente y a cada persona le funcionan distintas estrategias para concentrarse y sacar el mejor provecho de sus horas de trabajo. Sin lugar a dudas, otros factores como tu espacio de estudio, el ruido, tu compañía, tu estado de ánimo y la hora del día, impactan bastante tu desempeño

Buscar la mejor luz para estudiar te traerá muchas ventajas que van desde tu rendimiento académico o profesional, hasta aspectos importantes de tu salud. Recuerda que además de cuidar tus ojos, la luz idónea para estudiar también te puede ayudar a corregir tus malas posturas y procurar tu cuello y espalda. 


 

También podría interesarte