🙅‍♂️ Los 5 ejemplos de falacias más comunes [2022] | Crehana
5 ejemplos de falacias para que no te dejes engañar

5 ejemplos de falacias para que no te dejes engañar

Última actualización 2 de Noviembre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Lucas Fierro

¡Con estos ejemplos de falacias que hoy te vamos a enseñar, nunca más vas a caer en sus redes de la retórica lógica y sus engaños!

Sabemos que a la hora de negociar y establecer acuerdos, en ese tira y afloja que caracteriza una parte de las discusiones, es importante que sepas qué es una falacia, y sobre todo cuáles son los tipos de falacia con los que te vas a enfrentar. Solo al conocerlas vas a dominarlas y evitar que te engañen con ellas. 

Por lo tanto, en el artículo que te traemos hoy, vamos a revisar algunos ejemplos de falacias y te vamos a explicar cómo funcionan. De esta manera, estaremos mucho mejor preparados para cuando nos toque ir a negociar nuestro próximo acuerdo de publicidad

¿Todo listo? Vamos a verlo

Falacia argumentativa

Fuente: Unsplash

¿Necesitas una ayuda para recordar la definición de falacia? Pues una falacia es un error en el razonamiento que genera, por lo tanto, la falta de la validez en el argumento total. Aunque acostumbramos a decirle falacias a aquellas cosas que son mentira, el concepto proviene de la retórica y el pensamiento lógico.  

Desde otra perspectiva, también se puede explicar a las falacias como un argumento incorrecto pero psicológicamente persuasivo, según la profesora del Politécnico de México Rosa López.

Existen muchos ejemplos de falacias. Podemos encontrarnos con falacia ad ignorantiam, falacia de ambigüedad, falacias de atinencia o falacia de autoridad. Ahora vamos a ver los ejemplos de falacias más conocidas y su funcionamiento, para que las conozcas, con lo que podrás combatirla mejor y evitarlas al construir un buen texto argumentativo

 

Falacia ad hominem

Probablemente hayas escuchado este concepto antes, porque es de los más conocidos ejemplos de falacia. La falacia ad hominem hace referencia a aquellas frases que, en una discusión, se refieren a la persona que habla y no a los argumentos. Es decir, es un ataque comprendido por ofensas o insultos que no tratan con las premisas sino que quieren desacreditar al interlocutor. Cuando alguien dice que la otra persona es tonta, en una discusión, estamos frente a una falacia ad hominem.

A veces, cuando me acuesto, no dejo de pensar en las cosas que pasaron durante el día, las cosas que leí o que hablé. ¿Alguna vez te quedaste pensando en alguna discusión que tuviste durante el día? Si a veces te sucede, descarga nuestro manual del buen sueño, y asegúrate de que esta noche no te asaltarán las falacias a darte insomnio.

Falacia de apelación a la autoridad

Este ejemplo de falacia es importante porque nos muestra dos posibles usos de la fuente. La falacia de apelación a la autoridad funciona al dar por hecho que, porque alguien reconocido usa ese argumento, este es correcto por sí mismo

Un ejemplo simple de esta falacia sería si alguien dice: “Si Steve Jobs dice que Marte es un planeta verde en vez de rojo, así debe serlo”. El hecho de que una persona reconocida tenga un argumento, no es suficiente para hacerlo válido; y de la misma manera, el hecho de conocer esta falacia no alcanza para rebatir una afirmación de alguien reconocido. 

Falacia de falsa equivalencia

Esta falacia la encontramos cuando dos argumentos relacionados entre sí se presentan como un único enunciado equivalente

Según el filósofo canadience Stephen Downes, este mecanismo funciona de forma falaz porque se espera que el interlocutor acepte o rechace ambos a la vez, cuando en realidad puede aceptarse una de las cláusulas sin la necesidad de la otra. 

Un ejemplo de falacia de falsa equivalencia, puede ser cuando alguien enuncia que “El fútbol solo es un negocio y entorpece a la gente”. Que la organización del fútbol se moderniza y se maneja cada vez más según estándares empresariales es un hecho, y que entorpece a la gente es una valoración. Los efectos del fútbol y el deporte en la población son muchos y deben ser estudiados con cuidado y precisión.

¿Necesitas inspirar a quienes te rodean? Realiza nuestro curso de Comunicación Interpersonal para motivar e impactar en las personas que te rodean a partir de una comunicación fluida, sincera y para nada falaz

Tipos de falacias

Fuente: Unsplash

Falacias de ambigüedad

Las falacias de ambigüedad se relacionan con el uso poco estricto del lenguaje. Se ubica en los términos que sostienen las proposiciones de los argumentos, ya sea en las premisas o en la conclusión. Utiliza la falta de claridad en el uso del lenguaje para que la argumentación sostenga cosas con poca claridad y sin sustento

Podemos tomar un ejemplo de la serie Friends. En el capítulo en el que Rachel compra muebles de diseño a pesar de que Phoebe los odie. Rachel engaña a su amiga al decirle que era un mueble usado, y cuando Phoebe le pregunta por la época, ella responde que es de antaño. Hace referencia al pasado, pero no a una época específica, y como Phoebe no lo sabe, es víctima de una falacia de ambigüedad.

Las falacias son un problema para quienes ejercemos el acto de la escritura y la crítica. Cuando uno le dedica tiempo y esfuerzo a la escritura argumentativa, las falacias son un fantasma que acecha todo el tiempo con su amenaza de dejar al texto sin sustento. ¡Revisa nuestro ejemplo de texto de opinión y aprende cómo ejercer la crítica en los más altos estándares! 

 

Falacia post hoc

El último de los ejemplos de falacias que te enseñamos hoy se refiere a un mecanismo mediante el cual se muestran dos eventos diferentes en relación de causa consecuencia cuando no es esa la naturaleza de la relación.

Esta falacia es fácil de ver en las supersticiones. Por ejemplo, allí donde una población nativa, con sus creencias particulares, le adjudica la llegada de la tormenta al hecho de no haber realizado los sacrificios necesarios. 

El pensamiento mágico que une ese hecho a la lluvia, es visto por el pensamiento lógico como una falacia post hoc, porque no hay relación de efecto entre una y la otra.

Falacias

Fuente: Unsplash

¡Eso es todo por hoy! Ya sabes cuáles son los ejemplos de falacias más comunes y cómo funcionan. Por lo tanto ahora estás mejor preparado para llevar adelante una discusión sin dejar que te engañen con argumentos falaces y malintencionados.

Ahora es tu turno. ¿Conoces otros ejemplos de falacias? ¿Cómo crees que es posible llevar adelante una confrontación lógica sin caer en estos vicios? Esto es lo complejo de las falacias, son mecanismos en los que todos caemos, y no siempre son con intenciones maliciosas. 

De esta manera, es importante saber de las falacias para evitar usarlas, y no solo para estar atento por si alguien las usa en nuestra contra. Puedes revisar todas las opciones de curso de Pensamiento Estratégico que tenemos para ofrecerte, dale  un impulso a tu pensamiento crítico y tu capacidad analítica para volverte una persona con la mente cada vez más aguda. 

¡Siempre es un placer tenerte por aquí! ¡Hasta la próxima

También podría interesarte