🧭 ¡La perfección no existe! Un hecho que debes aceptarlo
¿Por qué la perfección no existe? Conoce por qué la perfección perjudica a tu negocio

¿Por qué la perfección no existe? Conoce por qué la perfección perjudica a tu negocio

Última actualización 17 de Marzo del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Jorge Bautista

¿Por qué la perfección no existe? Todos, en algún momento, hemos sido perfeccionistas y sentimos que lo logrado nunca es suficiente. Sin embargo, este sentir por encontrar la perfección puede ser contraproducente. Por ello, en este artículo, no te diremos cómo ser perfeccionista, sino cómo puedes ser mejor en lo que haces.

Una persona perfeccionista no solo se afecta a sí mismo, sino también con los que la rodean. Esto se debe a que estas personas siempre estarán insatisfechas consigo misma, lo cual desemboca a emociones como la tristeza, amargura y decepción. 

Por ejemplo, si manejas un negocio y crees que tus metas, por más que sean buenas, no son perfectas, esa frustración que tienes se trasladará a tus empleados y crearás un ambiente negativo para el buen camino de tu negocio.

Ser consciente de que la perfección no existe hace que seamos más razonables, empáticos y capaces de encontrar soluciones necesarias para seguir mejorando.

¿Qué significa ser perfeccionista?

Para entender el significado de ser perfeccionista debemos partir por la premisa de que el perfeccionismo es un rasgo de personalidad. Sin embargo, dicha conducta debe cuestionarse  porque la perfección no existe. Los perfeccionistas tienen la creencia de que es imperativo hacer las cosas perfectamente bien, sin errores y que no lleven a ninguna equivocación. 

El mundo actual encamina a encontrar la perfección. Los medios digitales son los principales desencadenantes de una vida ficticia que todos quieren alcanzar. Por ejemplo, el éxito de grandes empresarios hace que una persona lo quiera obtener a corto plazo. Sin embargo, lo que no se cuenta es que un éxito lleva mucho tiempo para alcanzarse. 

Una de las causas del perfeccionismo en un negocio es que genera muchas frustraciones en las personas que no llegan a cumplir con sus metas. Aquello, conlleva a retrasos en los procesos de un negocio ya que siempre buscará hasta lo más mínimo para hacer cambios sobre algo que está bien hecho y puede salir al mercado.

Se cree que la vida que sale de las pantallas debe replicarse en la rutina diaria, sin embargo, la realidad es distinta. Por ello, si queremos entender que es una persona perfeccionista, aprendamos por qué el ser humano siempre busca la perfección.

 

la perfección no existe
Fuente: Unplash

¿Por qué se busca la perfección?

Por lo general, las personas que buscan la perfección no están bien consigo mismas. Esto, porque al buscar la perfección, el resultado es la frustración. Lo que conlleva a la infelicidad.  Por ejemplo, cuando alguien alcanza un objetivo trazado para su empresa, un perfeccionista compulsivo sentirá que falta algo para ser perfecto y empieza a fijar otro objetivo.

Esto generará un círculo vicioso no solo de trabajo, sino también de sentimientos negativos que se van cargando con el tiempo. De esta manera, una persona nunca alcanzará la felicidad, ya que la perfección no existe, y, por ende, resulta inalcanzable. 

Si bien proponerse objetivos claros es algo que debe estar instaurando en los valores para una empresa, la felicidad de una persona no puede depender solo de cumplirlos perfectamente.

Debes tener en claro que la perfección no existe, pero la excelencia sí. Es decir, debes hacer un trabajo suficientemente bien y que esté a la altura del objetivo trazado. Cuando tengas una tarea de calidad podrás seguir avanzando y no dar vueltas en un trabajo solo para buscar la perfección. Sin embargo, queda pendiente una pregunta:

persona perfeccionista
Fuente: Unplash

¿Cuándo un trabajo está bien hecho?

Cuando propongas un objetivo debes establecer cuál es el resultado final que deseas obtener. Si analizas el resultado final y cumples con lo establecido entonces puedes llegar a la conclusión de que estás haciendo un buen trabajo.

Si bien todo trabajo se puede mejorar, es importante que te des cuenta si estos trabajos de mejora que estés realizando aportan algún valor sustancial. En caso sea lo contrario, te recomendamos que dejes de seguir enfocándote en esta tarea porque lo único que genera es malgastar el tiempo.

Cómo el perfeccionismo afecta a un negocio

Día a día todos somos exigentes y no está mal. Las ganas de hacer las cosas bien son positivas para cualquier aspecto laboral. Sin embargo, una persona perfeccionista puede llevar esta exigencia a niveles más extremos, lo que conlleva a un cansancio emocional que afecta a todos los miembros de un negocio.  

A pesar de que algunas personas ven un aspecto positivo en el perfeccionismo, están dejando pasar por alto que la perfección no existe y que entrarán en un callejón sin salida de niveles de ansiedad y estrés inimaginables, que tarde o temprano terminarán afectando su propia salud.   

Si un área cuenta con un líder perfeccionista, por ejemplo, el resultado de los trabajos que realizaría su equipo nunca estará bien desde su punto de vista. Esto conlleva a tener retrasos en las entregas y en la agilidad de cualquier negocio.

Pero, ¿cuáles son las causas del perfeccionismo en un negocio? Te lo contamos a detalle en 5 puntos específicos que pueden afectar a una persona a nivel laboral o en su día a día:

que es una persona perfeccionista
Fuente: Unplash

1. Caída en los rendimientos 

Esforzarse por tener un trabajo muy bueno conlleva a que se invierta mucho tiempo y esfuerzo adicional en una misma tarea. Por eso, el rendimiento de una persona perfeccionista caerá grandemente, ya que no estará aportando algo nuevo sobre un trabajo. 

2. Se pierde muchas oportunidades

Un perfeccionista compulsivo solo estará pensando en lograr la perfección de alguna tarea. Esto lleva a que malgaste su tiempo, ya que su único objetivo laboral sería encontrar la perfección. Sin duda alguna, este tiempo de cavilación puede ser utilizado en otros aspectos laborales que permitan su mejora profesional.

3. Dilata del tiempo

Una persona consciente de que la perfección no existe sabrá que su trabajo debe estar bien hecho y sin el mayor número de errores. Sin embargo, un perfeccionista siempre encontrará detalles que harán “perfecto un trabajo”. Esto solo es un acto de autosabotaje que genera el retraso las entregas de los proyectos 

4. Produce infelicidad

El perfeccionismo y la ansiedad van de la mano. No importa si un trabajo esté bien, una persona perfeccionista jamás estará feliz con sus propios logros lo que conlleva a la insatisfacción. Estar insatisfechos, a pesar de que hizo un buen trabajo, creará cuadros de ansiedad, ya que no podrá encontrar la perfección de un trabajo. 

5. La relatividad en la perfección

Según Heather R. Morgan, fundadora de SalesFolk. Afirmó que la perfección puede ser relativa. Es decir, que mientras para algunos un trabajo puede ser fofo, para otros les puede parecer excelente. Es decir, quizá para un perfeccionista un trabajo no puede estar listo, sin embargo, sus superiores calificaron de excelente su proyecto. 

Obsesionarse con la perfección, en la mayoría de los casos, desgasta tiempo y salud mental. Para Heather, si una persona señala que es perfeccionista como un defecto, es solo una respuesta engañosa para evitar decir algo negativo sobre ellos mismos. 

valores para una empresa
Fuente: Unplash

3 pasos para evitar el perfeccionismo

Lo que acabas de ver sobre las causas del perfeccionismo es solo la punta del iceberg. Existen muchos aspectos que afectan al día a día de una persona perfeccionista sin que esta se dé cuenta de lo que está haciendo. Por más que la mayoría crea que ser perfeccionista está bien, solo ignoran que la perfección no existe.

Es necesario dejar de etiquetar al perfeccionismo como una virtud y autodenominarse como tal solo para sorprender a determinadas personas. Por ello, si quieres aprender cómo dejar de ser perfeccionista o quieres ayudar a un amigo o compañero de trabajo a superarse, lee atentamente las pautas que te vamos a brindar.

1. Promueve la autoconfianza

Por lo general, alguien perfeccionista compulsivo no confía lo suficiente en sí mismo. Esto hace que dude de su capacidad profesional y de los resultados que pueda tener su trabajo. Por lo general, son indecisas y les cuesta tomar la iniciativa en los proyectos o en el manejo de equipos de trabajo.

Promover la autoconfianza es la clave para empezar a superar al perfeccionismo. Por más que no te convenza un trabajo que hiciste, entrégalo y espera a las consecuencias; la retroalimentación es muy importante para aumentar la confianza en uno mismo. 

como dejar de ser perfeccionista
Fuente: Unplash

2. Enfrenta tus temores 

Una persona perfeccionista siempre se bloquea ante sus miedos. En caso te suceda, debes afrontarlos y ser capaz de reaccionar ante esta situación. Si ya estás empezando a cultivar la autoconfianza, este paso se te hará mucho más fácil.

Recuerda que hasta las personas más exitosas tienen o sufren de temores, ya que es una emoción totalmente humana. Sin embargo, la capacidad de saberlos superar y asumir un riesgo es un paso importante para dejar de encontrar la perfección en un trabajo que está bien hecho. 

3. Analiza tus objetivos

Una forma de evitar el perfeccionismo y saber cómo superarlo es planteándose objetivos sobre las tareas que tengas que realizar. Es decir, conocer al revés y al derecho qué es lo que tienes que hacer.

Una vez que tengas dibujado un camino y conozcas cuál es el resultado final, solo enfócate en escoger el que te tome menos tiempo y sea más efectivo. Elegir la mejor manera de trabajar, sin que se pierda la calidad del resultado, te ayudará a que tengas resultados prometedores.

¿Por qué es importante la gratitud en un negocio?

El valor de la gratitud es estar agradecido consigo mismo por los pequeños logros que uno obtiene. Esto no te hace conformista, muy por el contrario, te incentiva a ser una persona motivada y querer alcanzar nuevos objetivos sobre tu vida profesional.

El valor de la gratitud es un paso muy grande para dejar de ser perfeccionistas. Esto porque te ayudará a apreciar los resultados que vamos obteniendo en el trabajo. Es por eso que uno de los valores que una empresa debe tener con sus trabajadores es la gratitud. 

 

pensamientos de gratitud
Fuente: Unplash

Los pensamientos de gratitud son muy importantes para mantener motivados a todo un equipo. Por ejemplo, si tu equipo logró alcanzar la proyección financiera 1%, no se debe minimizar esta cifra, sino estar agradecidos por toda la labor realizada y que sea una inspiración para mejorar las estrategias dentro de tu negocio.

Tener reflexiones de gratitud es mirarse al espejo y sentirse motivado por todos los logros que hayas obtenido hasta el momento. Por ello, como parte del cierre de este artículo, te recomendamos a hacer lo mismo. La perfección no existe y de nada sirve querer encontrarla, admira todo lo que ha logrado y siéntete seguro de eso.

También podría interesarte