🥇 +20 competencias desarrolladas en un proyecto [2021] | Crehana para empresas
¡Sé un Nick Fury con estas 15 competencias desarrolladas en un proyecto!

¡Sé un Nick Fury con estas 15 competencias desarrolladas en un proyecto!

Última actualización 2 de Octubre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Hugo Rodríguez

¿Cuáles son las competencias desarrolladas en un proyecto más importantes para un project manager? Siempre que pensamos en un project manager nos imaginamos a un Tony Stark, un rockstar con traje que arrasa en cualquier lugar que llega. Sin embargo, el perfil y habilidades del gestor de proyectos son más como las de Nick Fury, una persona que motiva y coordina a los miembros de un equipo para conseguir un objetivo común.

Si el objetivo de la iniciativa Avengers era proteger al mundo, el objetivo de un proyecto puede ser abrir un nuevo negocio, lanzar una campaña por redes sociales o crear el próximo gran producto que revolucione el mercado. Conseguirlo requiere la competencia de un director de proyectos.

A continuación, conocerás las 15 competencias desarrolladas en un proyecto que necesitas para ser como un project manager exitoso. Al final, sabrás cómo mover tus fichas para conseguir tus objetivos empresariales. ¡Vamos allá!

¿Qué es un project manager?

Si te has preguntado para qué sirve un gestor de proyectos, un project manager —también conocido como director o líder de proyectos— es una persona que se encarga de integrar los esfuerzos internos y externos de una organización para dirigirlos hacia la ejecución exitosa de un proyecto.

De acuerdo con el sitio web TIC Portal, la gestión de proyectos es un conjunto de metodologías que sirven para planificar y dirigir los procesos de un proyecto con un alcance, recursos, inicio y final establecido. 

Para culminar un proyecto exitosamente, un project manager tiene en su arsenal conocimiento, habilidades, herramientas, técnicas y, por supuesto, las competencias desarrolladas en un proyecto.

En resumen, las principales funciones de un project manager son:

  • Planificar y organizar las tareas necesarias en cada una de las áreas de un proyecto.

  • Coordinar a todas las partes interesadas del proyecto como un mediador y guía.

  • Controlar el uso y rendimiento de los recursos, tanto económicos como humanos.

Ahora bien, si eres o aspiras ser un project manager, debes saber todo acerca de cómo hacer un proyecto, dentro del tiempo y recursos planeados para ello. Tranquilo, que para eso te sirven las competencias desarrolladas en un proyecto. ¡Conoce a tus nuevas best friends!

gestor de proyectos

Fuente: Freepik

¿Qué son las competencias desarrolladas?

Las competencias desarrolladas son todas aquellas características únicas que poseen cada una de las personas, las cuales les ofrecen la posibilidad de ejecutar sus labores dentro de una empresa, de forma óptima y con un rendimiento adecuado.

Es decir, simple y llanamente, las competencias desarrolladas vienen a ser las capacidades demostradas durante la realización de alguna actividad en específico, dentro del entorno laboral. En otras palabras, son esas habilidades que te hacen destacar por encima del resto y te permiten cumplir a cabalidad tu función dentro de la organización.

La esencia de lo que son las competencias desarrolladas vienen en forma de 3 elementos, que debemos tomar en cuenta:

  • Capacidad: viene a ser el potencial que tienen todos los individuos para el aprendizaje de alguna tarea en específico.

  • Habilidad: es la capacidad de desarrollar cualquier tipo de actividad con soltura y destreza, en el menor tiempo posible y garantizando un alto desempeño.

  • Competencias: son las capacidades para desarrollar la experiencia.

¿Y cómo se descubren las competencias desarrolladas en un proyecto? Pues, si se quieren definir las mismas en algún trabajador en específico, se debe revisar y medir la contribución del colaborador, dentro de su puesto de trabajo. 

Sin embargo, la clave para conseguir las competencias desarrolladas de un trabajador son los factores diferenciadores del éxito, lo que ayuda a determinar cuáles empleados son mejores que otros (o tienen un desempeño superior dentro del ámbito laboral).

 

¿Por qué son importantes las competencias desarrolladas para las empresas?

Aunque no se le han dado la relevancia que merecen, las competencias desarrolladas en un proyecto (o en general) se han convertido en un tema muy importante para las empresas. Pero, ¿por qué realizamos esta afirmación?

En esencia, la importancia de las competencias desarrolladas radica en que son una fuente de información importante para sacar el máximo rendimiento de un colaborador. Veámoslo con el siguiente cuadro de situación:

Si un empleado se encuentra en un puesto de trabajo en el que se desenvuelve como pez en el agua, pues tiene los conocimientos y el control de su área y, además desarrolla sus actividades con confianza, destreza y seguridad, verás que se convertirá en un miembro productivo de tu equipo de trabajo.

Ok, pero ¿en qué influye lo que acabamos de decir con las competencias desarrolladas en un proyecto? Simple: si la compañía conoce de antemano aquellas habilidades y competencias de un empleado, estará en disponibilidad suficiente para sacar el máximo rendimiento del mismo. 

En el sentido estricto de la importancia de las competencias desarrolladas en un proyecto, la corporación identifica lo que le gusta hacer al personal, lo que sabe hacer, en cuál posición puede rendir mejor y hasta su disposición para capacitarse y superarse laboralmente.

Este es el motivo por el cual las empresas determinan el perfil de un cargo determinado, con la intención de poder identificar aquellas competencias desarrolladas que debe tener el aspirante que desee ocupar esa vacante en cuestión. 

Dichas competencias desarrolladas, por supuesto, dependen del cargo a desempeñar, ya que no todos los puestos necesitan de las mismas habilidades (no es lo mismo comparar a un gerente con un colaborador de menor cargo).

¿Y las empresas cómo determinan las competencias desarrolladas de un trabajador? Hay varias maneras, pero una de las más comunes es utilizar las pruebas laborales. Con este método, el HR Manager o el equipo de psicólogos organizacionales pueden determinar los conocimientos de los distintos miembros del personal.

competencias desarrolladas proyectos

Fuente: Freepik

¿Cuáles son las competencias desarrolladas en un proyecto por un project manager?

¿Sabías que, según el portal Saaslist, el 41% de las empresas con una alta tasa de fracaso de proyectos culpan a la falta de participación de los superiores en la gestión de proyectos? Esto evidencia una cosa: las competencias que debe tener un director de proyectos debe estar en la combinación correcta para ser más efectivos.

El arte de la gestión de proyectos y, por tanto, las acciones de un gestor de proyectos se fundamentan en las hard skills y soft skills:

  1. Las habilidades duras o hard skills: son aquellas competencias desarrolladas en un proyecto relativas a la parte técnica del mismo. Por ejemplo, si trabajas en desarrollo de software, tendrías que saber lo básico sobre programación. 

  2. Las habilidades blandas o soft skills: son las competencias adquiridas en un proyecto que tienen que ver con las personas; son las que te ayudarán a lograr resultados efectivos con los miembros de un equipo de trabajo. Sirven como una guía —no como una regla estricta— que te indica cómo desenvolverte en distintos contextos.

Ahora, hacer un listado con las competencias desarrolladas en un proyecto requiere de atención. Y es que según un estudio de PMI, estas pueden cambiar de acuerdo con las características del proyecto que se está trabajando. PMI identificó tres escenarios y 5 habilidades clave para cada uno:

Las habilidades de un gestor para proyectos con un alcance amplio son las siguientes:

  • Liderazgo

  • Experiencia previa relevante

  • Planeación

  • People Skills —habilidades interpersonales—

  • Comunicación verbal / Capacidad de construir equipos

El perfil de un director de proyectos con alto nivel de incertidumbre es algo parecido a:

  • Gestión del riesgo

  • Manejo de expectativas

  • Liderazgo

  • People Skills

  • Planeación

Las habilidades de un director de proyectos con altos requerimientos de innovación son:

  • Liderazgo

  • People Skills

  • Visión, propósito y orientación a objetivos

  • Autoconfianza

  • Manejo de expectativas / Escucha activa

Competencias adquiridas proyectos

Fuente: Freepik

Listado de competencias desarrolladas en un proyecto

Como ves, tenemos un montón de competencias desarrolladas en un proyecto. Sin embargo, para simplificar el asunto y profundizar un poco más, preparamos este listado con las 20 habilidades más importantes para un project manager. ¡Toma nota!

1. People Skills o habilidades interpersonales

People Skills reúne todas las competencias laborales que te sirven para comunicarte con las personas de manera amigable y, por lo tanto, tratarlas de manera efectiva para lograr buenos resultados. Es un concepto que se aplica especialmente en los negocios.

En este sentido, entre las competencias desarrolladas en un proyecto relacionadas con habilidades interpersonales encontramos:

  • Influencia

  • Negociación

  • Orientación

  • Motivación

2. Capacidad de liderazgo

A medida que el entorno empresarial experimenta un mayor cambio, incertidumbre y volatilidad, el liderazgo se hace cada vez más necesario en el perfil de un director de proyectos. 

Según José L. Pinheiro, filósofo y profesor del curso online Introducción al Liderazgo y Management, el liderazgo se define como “la capacidad que tenemos todos de impactar e influir en los demás”.

Un director de proyectos es inherentemente un buen líder: sabe cómo motivar a su equipo, orientar sus acciones hacia un mismo objetivo, delegar y tomar la batuta para encargarse de determinadas tareas. Esas son las competencias que debe tener un director de proyectos.

Las funciones de un líder de proyectos implican lidiar con el cambio y, en ese contexto, comunicar la dirección que los miembros del equipo deben seguir. Para eso, un buen líder necesita:

  • Adaptabilidad: capacidad de superar la adversidad y volverse más fuerte.

  • Involucrar a otros: motivar a los miembros del equipo para construir juntos y crear un significado compartido.

  • Una voz convincente: comunicación asertiva de la visión compartida.

  • Integridad: presencia de autenticidad y valores fuertes.

3. Conocimiento en metodologías de gestión de proyectos

Existen numerosas metodologías de gestión de proyectos: Agile, SCRUM, Waterfall, PERT, Kanban, etc. Dependiendo de la metodología aplicada, también se pueden conseguir distintas competencias desarrolladas en un proyecto.

Por ejemplo, ¿qué habilidades debe tener un director de proyectos que trabaja con la metodología Waterfall? Capacidad de planificación y seguimiento lineal de tareas. Mientras que con las metodologías ágiles, debes aprender a iterar, innovar y ajustar el rumbo de un proyecto sobre la marcha.

Independientemente de la metodología que trabajes, las competencias de un gestor de proyectos incluyen aplicar los marcos según las necesidades del equipo, el alcance y objetivo del proyecto. 

4. Accountability

El Accountability es una de las competencias desarrolladas en un proyecto, pues se refiere a la responsabilidad y la actitud óptima que una persona tiene dentro del ambiente laboral. En otras palabras, implica una predisposición absoluta para asumir la responsabilidad individual.

El Accountability se basa en tres factores:

  • El compromiso individual.

  • La iniciativa basada en la proactividad.

  • La responsabilidad personal.

¿Quieres ser un líder "accountable"? Martín Arenas, profesor del curso online de Gestión de proyectos y tareas, nos enseña 5 tips para lograrlo:

  1. Elimina la procrastinación.

  2. Asume tu posición y escucha.

  3. Deja de quejarte y pensar como víctima.

  4. Sé proactivo y piensa en qué puedes ayudar.

  5. Recuerda que eres responsable de ti mismo.

Capacidad de liderazgo

Fuente: Freepik

5. Manejo de herramientas de gestión de proyectos

Aunque la clásica libreta y papel funcionan, la gestión de proyectos puede ser mucho más eficiente si conoces cómo utilizar las herramientas de gestión de proyectos tecnológicas, pues estas pueden aumentar la productividad de tu equipo y su capacidad para hacer las cosas de manera eficaz.

Aprender a manejar estas plataformas es, definitivamente, una competencia desarrollada en un proyecto.

Martín Arenas, profe de Crehana, nos comparte algunas de sus herramientas de gestión de proyectos favoritas que complementan las habilidades de un gestor:

  • Outlook: no solo es un repositorio de correo electrónico, también te permite gestionar tareas y agendar eventos.

  • Microsoft Teams: no solo te sirve como chat, pues también incorpora un planner laboral de proyectos.

  • Mural: es una herramienta de pizarra que incentiva la creatividad dentro de los equipos.

6. Orientación a objetivos

Si no consigues lo que quieres, se cambia el plan, no el objetivo. Como project manager, una de las competencias desarrolladas en un proyecto que más te servirá es la orientación a objetivos.

Como director tienes la visión global del proyecto, sabes cuál es el objetivo y qué es lo que se quiere conseguir. ¡Pero eso no basta! Debes hacer que tu equipo tampoco pierda de vista la meta con las distracciones del día a día. Mantenerse enfocado es una de las habilidades de un gestor.

Pensamiento crítico

Fuente: Freepik

7. Pensamiento crítico y resolución de problemas

El pensamiento crítico es otra de las competencias que debe tener un director de proyectos. Se trata de la capacidad de evaluar datos y posibles líneas de acción frente a un problema para tomar una decisión fundamentada de forma imparcial y razonada. 

Estamos hablando de una de las competencias desarrolladas en un proyecto más importantes, puesto que te permite identificar un problema, reconocer la información relevante sobre él, detectar las posibles causas del mismo y usar todo eso para determinar la mejor solución.

8. Gestión de equipos y comunicación

La comunicación es una de las competencias adquiridas en un proyecto más valorada en el entorno empresarial actual. Y es que una buena comunicación escrita, verbal y corporal facilita la gestión de equipos. ¿Por qué? Porque tendrás el poder de transmitir mensajes a los clientes y otros miembros del equipo de forma asertiva.

Además, tus soft skills de comunicación te sirven para compartir la visión, metas, ideas y problemas; coordinar tareas y mover los equipos para que transiten la hoja de ruta que has definido para completar exitosamente el proyecto.

Además de una buena comunicación, las competencias laborales en la gestión de equipos involucran:

  • La capacidad de delegar responsabilidades de manera efectiva.

  • El manejo y la resolución de conflictos.

  • La evaluación del desempeño.

  • La capacitación y el entrenamiento de los equipos.

Habilidad de presentación de informes

Fuente: Freepik

9. Habilidad de presentación de informes

Durante todo el ciclo de vida del proyecto necesitas rendir cuentas a los patrocinadores del proyecto y los ejecutivos de la empresa. ¡Nada de nervios, que una de las competencias desarrolladas en un proyecto es la habilidad de presentar informes!

El perfil de un director de proyectos tiene acceso a la información clave. Solo tienes que aprender a recopilarla, consolidarla y transmitirla. ¡Si los resultados son buenos, incluso puedes echarte algunas flores!

Ten en cuenta que entre las funciones de un project manager está la presentación quincenal o mensual de informes. Esto ayuda a establecer expectativas, objetivos y transmitir información sobre los entregables a todas las partes interesadas en el proyecto. 

10. Gestión de riesgos

Ahora, un director de proyectos tiene ojos en todas partes y sabe identificar los problemas que podrían afectar la ejecución del proyecto. Sin embargo, la competencia de un director de proyectos para planear acciones de prevención no es suficiente.

Y es que los errores y riesgos son inevitables en un proyecto. En este sentido, la gestión de riesgos es una de las competencias desarrolladas en un proyecto más importantes porque solo tu visión y experiencia puede sacar a tu equipo de allí.

Lo importante no es no fallar, sino crear una estrategia de mitigación de riesgos que reduzca los efectos negativos cuando los problemas se presenten. ¡Aprender esto hará tu perfil de director de proyectos mucho más atractivo!

 

11. Manejo del tiempo y organización de tareas

Tener organización del proyecto que vas a liderar es esencial para orientarlo hacia donde quieres. Sin importar el sector, el objetivo o la metodología del proyecto, las habilidades de un gestor incluyen saber cómo establecer prioridades, planificar las acciones futuras y documentar todo el proceso para referencia posterior.

Además de adquirir esta competencia desarrollada en un proyecto, puedes apoyarte en cronogramas, listas de tareas o, incluso, apps de organización que te ayuden a manejar el tiempo y organizar los pendientes para cumplir los plazos durante todo el ciclo de vida del proyecto.

12. Productividad y eficacia

Trabajar con eficacia y productividad es una de las competencias que debe tener un director de proyectos para asegurar el éxito. 

Cristian Situ, manager de Educación en Crehana y profesor del curso online Manejo de Tiempo y Productividad, nos enseña cómo aprovechar nuestro tiempo al máximo con los 4 cuadrantes de Covey.

cuadrantes covey

Fuente: Lecasabe

Según Situ, normalmente las personas poco eficientes se encuentran en los cuadrantes 1 y 3. Es ahí donde las competencias desarrolladas en un proyecto deben ayudarte a poner la mayor cantidad de tus tareas en el cuadrante 2.

Sin embargo, el cuadrante 1 —donde están las tareas urgentes e importantes— también requiere de tu atención. Así pues, Situ explica que el perfil de un director de proyectos está en capacidad de dedicar cada vez más de su tiempo al cuadrante 2, mientras optimiza su tiempo y esfuerzo para afrontar exitosamente el 1.

13. Gestión presupuestaria

Una de las competencias desarrolladas en un proyecto es la capacidad de crear un presupuesto viable para todas las actividades y áreas clave, y controlarlo durante todo el ciclo de vida del proyecto. Esto es no sobrepasarlo, pero tampoco dejar de invertir en herramientas o procesos que incrementen su posibilidad de éxito.

La gestión presupuestaria incluye otras habilidades de un director de proyectos como:

  • La decisión sobre las áreas que necesitan más o menos presupuesto

  • La capacidad de realizar un seguimiento de costos

  • La experiencia para identificar dónde hay sobrecostos

  • La decisión sobre qué cambios se deben hacer para controlar los gastos y mantenerse dentro del presupuesto

14. Habilidades de investigación

Puede ocurrir que durante la planificación de un proyecto queden vacíos que dificulten su ejecución. Nada que una buena investigación no pueda solucionar. Una de las funciones de un líder de proyecto es, precisamente, utilizar las competencias desarrolladas en un proyecto para encontrar la información que falta.

Esto significa saber cómo consultar en fuentes internas, cuándo investigar en fuentes externas, qué tipo de fuentes externas usar, qué metodología seguir para recopilar información y cómo interpretar dicha información para completar el rompecabezas que ayude a concluir el proyecto de manera eficiente.

condiciones desarrolladas investigacion

Fuente: Pexels

15. Conocimiento sobre políticas

Por último, otra de las competencias desarrolladas en un proyecto que debes conocer se refiere a cómo trabajar siguiendo las políticas y el marco regulatorio de tu empresa, sector económico o país —y es que incluso los Avengers tuvieron que someterse a la legislación de los Acuerdos de Sokovia—.

Este conocimiento sobre las políticas vigentes incluye la legislación y las mejores prácticas en términos comerciales, ambientales y de seguridad.

16. Tolerancia al estrés

Aunque esta competencia desarrollada parezca obvia, no todo el mundo tiene la misma capacidad para soportar situaciones estresantes. Y, al tratarse de proyectos importantes, es fundamental dominar un rasgo como este.

Ojo, al momento de hablar acerca de la tolerancia al estrés, no nos referimos a que el empleado debe soportar cualquier carga, en cualquier horario y con fechas de entregas sin sentido. Se trata de que el trabajador pueda realizar sus tareas de forma eficaz y demostrar su compromiso en situaciones extraordinarias y comprometidas.

Esta es una de las competencias desarrolladas que debe dominar un project manager, dado que se trata de un puesto de trabajo en el que estará expuesto a factores como las exigencias de los clientes o los cambios y las presiones de los supervisores.

condiciones desarrolladas estres

Fuente: Pexels

17. Empatía

Así como en la vida misma, la empatía es una de las competencias desarrolladas que mejor deben dominar los empleados que aspiren a trabajar o mantenerse dentro de un equipo de trabajo.

Son muchas las personas que dan por sentado que todos somos capaces de desarrollar la empatía. Pero ese es el tema: saber ponerse en el lugar emocional de otra persona requiere una gran sensibilidad y un alto desarrollo de inteligencia emocional.

Y, en el caso de un project manager, esta competencia desarrollada es muy importante, ya que le puede ser útil para resolver cualquier tipo de conflicto que pueda surgir durante el desarrollo de un proyecto determinado.

18. Dotes de negociación

Las competencias desarrolladas en un proyecto pueden incluir contacto con otros equipos de trabajo (de otras empresas o internos), por lo que la habilidad para negociar es una capacidad que debe formar parte de tu repertorio.

Si bien no siempre es necesaria la negociación, es un plus dominar esta habilidad. No todas las personas son capaces de ver en qué momento y bajo qué circunstancias se debe ceder y cuándo se debe proponer.

Si eres un buen negociador, tendrás la capacidad, no sólo de localizar los puntos claves en los cuales debes enfocarte, sino de ponerte en el lugar del otro (sí, volvemos a mencionar a la empatía en la lista. ¿Ves que es importante?). De esta manera, sabrás encontrar una meta común, que sirva para la obtención de los tan deseados acuerdos.

Un project manager sabrá la mejor forma para que una negociación no se estanque. Su experiencia negociadora le permitirá abordar cualquier proceso negociador y obtener resultados adecuados para todas las partes involucradas en el acuerdo.

condiciones desarrolladas negociacion

Fuente: Pexels

19. Conocimiento técnico

Una de las competencias desarrolladas en un proyecto que se dan por hecho es el conocimiento y la experiencia. La experiencia es una de las virtudes que más pueden favorecer al rumbo de un proyecto, pero también hay que darle valor al conocimiento técnico que se tenga de las áreas asociadas con la investigación.

En resumen, hablamos de la importancia de la formación especializada que debe tener todo project manager. Esta figura debe conocer aspectos como los siguientes:

  • El mercado en el que se desempeña.

  • La organización para la cual trabaja.

  • El proyecto en el cual deberá enfocar todas sus habilidades.

Está bien saber delegar, pero si el líder de un proyecto no tiene el conocimiento suficiente para saber lo que están haciendo sus subordinados, es poco probable desarrollar el máximo potencial de ese trabajo.

20. Competencias desarrolladas para el autoconocimiento

Si bien los conocimientos técnicos y la experiencia forman parte de las competencias desarrolladas en un proyecto que debe tener todo profesional capacitado, la parte emocional también es esencial.

No sólo cuando hablamos del tema de la empatía. También debe saber manejar competencias desarrolladas para el autoconocimiento y, así, ser capaz de manejar eficazmente sus emociones y de intervenir o mediar entre sus compañeros de trabajo.

Algunas de las competencias desarrolladas para el autoconocimiento son:

  • La conciencia emocional: la cual se refiere a esa capacidad del project manager para ser consciente de sus emociones y sentimientos, pero también siendo capaz de percibir los ajenos.

  • La regulación emocional: estas habilidades permiten canalizar, de forma saludable, las emociones. De esta manera, se pueden superar baches emocionales y transitorios.

  • La autonomía personal: en esta competencia desarrollada encontramos que la persona puede ser dueña y responsable de sus sentimientos, sensaciones y comportamientos. Aquí encontramos capacidades más específicas, como la autoestima, la automotivación y la autoeficacia emocional.

Hasta aquí llegamos. Podríamos seguir listando más competencias desarrolladas en un proyecto, pero con las 15 habilidades de un gestor que repasamos aquí ya tienes lo necesario para liderar tus planes y llevar a cabo tus ideas.

Las competencias adquiridas en un proyecto te ayudarán a convertirte en el mejor project manager y a inspirar a tu equipo a trabajar con la mira puesta en el objetivo. Al igual que inscribirte en nuestros cursos de emprendimiento y negocios online, con los que aprenderás a potenciar tus proyectos. ¡Muchos éxitos!

También podría interesarte