✨ Principios activos y medicamentos: diferencias [2021] | Crehana para empresas
Principios activos y medicamentos: ¿Cuáles son sus diferencias en la salud de tu piel?

Principios activos y medicamentos: ¿Cuáles son sus diferencias en la salud de tu piel?

Última actualización 29 de Agosto del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Lorena Paez

Si te interesa el cuidado de la piel, seguro has oído sobre los principios activos. Lee la composición de los productos que usas para tu rutina de skincare y te aseguramos que te encontrarás con varios de estos ingredientes. 

Pero antes, ¿qué son los principios activos? Según el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo de España, estos son todas aquellas sustancias o mezclas de origen humano, animal, vegetal o sintético, que se convierten en el componente encargado de ejercer una acción farmacológica, inmunológica o metabólica con la finalidad de restaurar, corregir o modificar las funciones fisiológicas, o de establecer un diagnóstico.

Esto suena muy similar a los medicamentos, ¿verdad? En realidad, muchas personas suelen confundir los principios activos con las medicinas, pero lo que no saben es que un medicamento está compuesto por principios activos. 

Según explica la misma institución, los medicamentos son las sustancias o la combinación de sustancias con propiedades de tratamiento o prevención de condiciones que se pueden administrar en seres humanos.

En otras palabras, los principios activos son los ingredientes principales de un producto (que puede ser un medicamento) con una función específica sobre el organismo. En este caso, haremos una distinción entre los principios activos medicinales y cosmetológicos. Además, en el artículo de hoy, te explicaremos cuáles son las diferencias entre los principios activos y excipientes. 

¿Quieres aprender más de la ciencia del cuidado de la piel? ¡Continúa leyendo!

¿Cuáles son las diferencias entre los principios activos cosméticos y medicinales? 

Principios activos en cosmetología

La experta cosmetóloga y profesora del curso online de Skincare: Rutinas de cuidado para tu piel, Kathy Pimpa, nos da la definición de principios activos cosméticos:

“Los principios activos son los ingredientes o componentes que tienen una función específica sobre la piel. Además, son los encargados de que un cosmético cumpla con la función para la que está elaborado. Por lo tanto, podríamos decir que se trata de los ingredientes más importantes en el mundo de la cosmética, ya que sus usos definen la calidad y el estado de cualquier producto cosmético”. 

Los principios activos en los cosméticos cumplen una serie de funciones en concreto, pero eso no quiere decir que lleven a cabo un solo fin. Estos se pueden mezclar en un solo producto cosmético, así como cumplir con distintas funciones sobre la salud y el estado de la piel. Al mismo tiempo, se deben seleccionar tomando en cuenta el biotipo cutáneo, es decir, el tipo de piel y los objetivos del tratamiento. 

Además, cabe mencionar que los principios activos cosméticos son solo de uso tópico; lo cual significa que solo se pueden aplicar sobre la piel, más no ingerir ni colocar sobre heridas abiertas. 

Hoy en día, la mayoría de los cosméticos que se comercializan contienen principios activos que buscan la renovación de tejidos conjuntivos, reforzar la hidratación y combatir el proceso de envejecimiento. 

Principios activos en cosméticos

Imagen: Pexels

A pesar de que existen una increíble gama de principios activos que se pueden encontrar en los productos cosméticos, te mostraremos cuáles son los principios activos más comunes, así como sus beneficios y las funciones en la piel:

  • Principios activos despigmentantes. Estos son los encargados de inhibir la formación de la melanina por diversos mecanismos. La melanina es el pigmento natural que produce el color de la piel y del cabello y que funciona como una defensa ante la radiación del sol. Sin embargo, la sobreexposición a los rayos del sol, específicamente UVA, puede causar signos de envejecimiento prematuro de la piel, pérdida de elasticidad y manchas oscuras. Algunos ejemplos de principios activos despigmentantes son el ácido salicílico y el ácido glicólico. 
  • Principios activos antioxidantes. Las vitaminas y antioxidantes son aquellas que nutren y protegen la piel de agresiones externas. Los principios activos antioxidantes se suelen utilizar en productos cosméticos para pieles maduras. Algunos de los principios activos más comunes de este tipo son las vitaminas A, B, C y E. También, hay algunos derivados como el retinol, que proviene de la vitamina A. Este principio activo cosmético tiene un peso molecular muy bajo, entonces puede penetrar en la capas más profundas de la piel con sus propiedades antiinflamatorias e hidratantes. 
  • Hidrácidos. Estos principios activos tienen efectos antienvejecimiento y, a su vez, tratan múltiples patologías sobre la piel, como el acné y sus secuelas, así como dermatitis. Por ejemplo, ácido cítrico, ácido glicólico y ácido láctico. Estos son principios activos para pieles maduras, pero hay que tener cuidado al usar estos productos cosméticos en pieles muy sensibles. 
  • Renovadores celulares. Son células madre con principios activos de origen vegetal . Estos se encargan de tener una acción antioxidante, protectora de la piel y despigmentante. ¡Es muy efectivo para manchas solares! Se puede extraer de múltiples ingredientes naturales, como el café, la frambuesa y la Flor de Loto. 
  • Ácido hialurónico. Este es uno de los principios activos más usados y está presente en el propio cuerpo humano. Es el responsable de mantener los tejidos de la piel hidratados gracias a su capacidad de retención de agua. Sin embargo, la producción de estos principios activos hidratantes disminuye con el paso del tiempo, generando pérdida de volumen y arrugas en la piel. Mientras más hidratada se mantenga la piel, mejor será la absorción de otros activos que le podemos aplicar a través de productos de Skincare. 
  • Extractos vegetales. Son principios activos naturales que aumentan el colágeno y la elastina ejerciendo un efecto tensor flash. Por ejemplo, centella asiática, extracto de semilla de uva, aceite de rosa mosqueta, aceite de argán y Ginkgo Biloba. Si quieres conocer más sobre este tema, te recomendamos revisar todo sobre los principios activos de las plantas
  • Aminoácidos y péptidos. Estimula las células, como los fibroblastos, para aumentar la síntesis de colágeno y elastina, reafirmando y tensando la piel. Asimismo, se puede decir que tiene un efecto rellenador, como el botox. Estos principios activos rejuvenecedores son perfectos para productos cosméticos para pieles maduras. 

Todos estos principios activos cosméticos dermatológicos para cuidar y nutrir tu piel, están probados científicamente por especialistas. Es importante conocer un poco más sobre ellos, ya que al comprar productos de dermocosmética, podrás identificar cuáles son los mejores principios activos para las necesidades de tu piel. 

principios activos en el cuidado de la piel

Imagen: Pexels

Sin embargo, cabe mencionar que existen algunos medicamentos que contienen estos principios activos, como en el caso de los hidrácidos. La diferencia recae en cómo se comercializa el producto y la función del mismo o la combinación con otros principios activos. A continuación, te hablaremos de qué son los principios activos medicinales. 

 

Principios activos en medicamentos

Los medicamentos están compuestos por tres características: los principios activos, los excipientes y la forma galénica. En este caso, nos enfocaremos en el primero, ya que explicaremos a profundidad los otros dos más adelante. 

Los principios activos en los medicamentos son aquellos ingredientes que se encargan de tener el efecto terapéutico sobre una zona del cuerpo específica o ayudan a aliviar o eliminar síntomas de una enfermedad o condición. A través de estos, se elaboran los fármacos. Un fármaco puede contener uno o más principios activos, además de los excipientes. 

Por el contrario de los principios activos en cosméticos, los fármacos sí pueden ser ingeridos en forma de cápsulas, granulados, jarabes o comprimidos, o aplicados sobre la piel, como por ejemplo, en formato de ungüentos, pomadas, geles o aerosoles. 

Asimismo, en el caso de los medicamentos, estos se encargan de tratar síntomas patológicos; es decir, de enfermedades. Pero, como mencionamos, hay principios activos que pueden actuar como cosméticos, mejorando el estado de la piel y, al mismo tiempo, tratar condiciones tópicas, como dermatitis y acné. 

Por otro lado, existen principios activos en medicamentos que tienen efectos sobre la salud de la piel. Por ejemplo, la Isotretinoína es un principio activo medicinal en cápsulas o comprimidos para tratar el acné grave. Entonces, a pesar de que es un medicamento que se ingiere, también tiene un efecto en la apariencia de tu piel. Sin embargo, usualmente, la medicación para tratamientos dermatológicos se complementa con productos de uso tópico que mejoran la condición de la dermis. 

OJO: no te recomendamos ingerir ningún medicamento, ya que para seguir cualquier tratamiento, primero, debes consultar a un médico especialista. 

Principios activos en medicamentos

Imagen: Pexels

¿Alguna vez habías escuchado el dilema de los medicamentos de marca y medicamentos genéricos? NEWS FLASH: esencialmente, son lo mismo. ¡¿Puedes creerlo?! 

Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), un medicamento genérico es un medicamento creado para ser igual a un medicamento de marca ya comercializado en cuanto a su dosificación, seguridad, potencia, vía de administración, calidad, características de rendimiento y uso previsto”. 

Los medicamentos genéricos siguen el principio de bioequivalencia. ¿Qué significa esto? Que tienen la misma composición, en cuanto a principios activos y excipientes; por lo tanto, funcionan exactamente igual que el medicamento de marca, pero suelen tener un menor precio de comercialización, porque no requieren del uso de la patente original. 

Cada país debe tener una entidad reguladora que realice rigurosas examinaciones para asegurar que los fabricantes de los medicamentos genéricos cumplan con las normas establecidas para que sean aprobados y lanzados al mercado. 

Medicamentos de marca y genéricos

Imagen: Pexels

Ahora que ya conoces las diferencias entre los principios activos en productos cosméticos y medicamentos, te vamos a contar todo sobre los excipientes y por qué son importantes en la elaboración de cosméticos y fármacos.  

 

¿Cuáles son las diferencias entre los principios activos y excipientes?

Como mencionamos anteriormente, los medicamentos, así como los productos cosméticos, están compuestos por dos sustancias: principios activos y excipientes. Los primeros son aquellos que tienen un efecto preventivo o terapéutico sobre el organismo, mientras que los segundos son los componentes necesarios que se mezclan con el o los principios activos para que estos cumplan con su función. 

¿Sabías que los principios activos solo representan un pequeño porcentaje de la composición de tus productos del cuidado de la piel? Los excipientes pueden constituir hasta el 90% del total de la fórmula del medicamento o cosmético. 

Pero, ¿para qué sirven los excipientes? Estos se encargarán de que el principio activo tenga una forma determinada, se pueda conservar y se facilite su ingesta o aplicación. En otras palabras, le proporciona la forma galénica al producto; es decir, los diferentes formatos en que te tomas el medicamento o aplicas el producto cosmetológico. Estos influyen en la presentación, olor, sabor, entre otras características del fármaco o cosmético. 

Las formas galénicas se dividen en cuatro categorías según su estado físico: 

  • Formas sólidas. Usualmente, son principios activos y excipientes que se prestan para la ingesta por vía oral. Por ejemplo, se ven en comprimidos, polvos, granulados, cápsulas y grageas.
  • Formas semisólidas. Se caracterizan por ser fórmulas que se adaptan a uso tópico, es decir, aplicar sobre la capa superficial de la piel. Además, muchas son capaces de disolverse en agua. Por ejemplo, tenemos las cremas, las pomadas, los ungüentos y los geles.
  • Formas líquidas. El formato de esta formulación de principios activos y excipientes es una de las más versátiles, ya que pueden ser administradas vía oral, tópica, inhalatoria u ocular. En este caso, como ejemplo tenemos los jarabes, soluciones, suspensiones, lociones y emulsiones. Algunos productos en esta forma galénica son las gotas de ojos y los serums para el rostro. 
  • Soluciones gaseosas. Estos incluyen los aerosoles, los gases y los líquidos volátiles. Dependiendo de los ingredientes y el formato, estos pueden ser ingeridos, inhalados o aplicados en la piel. Los ejemplos más característicos dentro de esta categoría son el oxígeno y los anestésicos.

Cuáles son las diferencias entre los principios activos y excipientes

Imagen: Pexels

¡El mundo del cuidado de la piel es increíble! Esperamos haber sido de ayuda para resolver tus dudas sobre los principios activos cosméticos y medicinales. Ahora sabes más de los beneficios de los principios activos, además tienes una idea sobre qué debes revisar para comprar los productos para tu rutina de skincare y proteger tu piel. 

Continúa aprendiendo con nosotros y dale un vistazo a estos cursos online de Cuidado personal. También, te sugerimos revisar estos tips del cuidado de la piel para tener un cutis radiante. ¿Te animas?

Recuerda que si presentas alguna patología de la piel, es muy importante que acudas a un dermatólogo para que te dé un diagnóstico y te recete las medicinas, así como los productos cosméticos con los principios activos que necesitas.

¡Muchas gracias por leernos! Nos vemos en el siguiente artículo.

 

También podría interesarte