💉Plan de trabajo de vacunación. Lo que debes saber [2021]
Plan de trabajo de vacunación: ¿deben las empresas exigir que sus empleados se vacunen?

Plan de trabajo de vacunación: ¿deben las empresas exigir que sus empleados se vacunen?

Última actualización 6 de Octubre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Lucas Fierro

Como todos sabemos, la pandemia del COVID-19 afectó de enorme manera al mundo laboral. Y sus coletazos aún no han terminado, puesto que las empresas deben discutir su plan de trabajo de vacunación, y definir cómo impulsar a sus empleados a vacunarse.  

En este momento, de a poco vamos volviendo a las escuelas, las oficinas, y los lugares de trabajo en general. El riesgo sanitario es cada vez más pequeño. Pero eso no significa que ya no exista, y las empresas han llevado a cabo diversos programas de trabajo de vacunación para fomentar que sus empleados se vacunen.

Pero aún quedan grandes porcentajes de la población que no quiere acceder a la vacuna, por lo tanto, algunos expertos del mundo se preguntan si el programa de trabajo sobre la vacunación por parte de las empresas puede llegar a la implementación de la obligatoriedad de la vacuna.

Por lo tanto, hoy te vamos a contar cuáles han sido algunas medidas del plan de trabajo de vacunación de grandes empresas, y te vamos a dar los elementos necesarios para pensar en la implementación de la obligatoriedad de la vacuna para asistir al trabajo.  

Nosotros no tenemos la respuesta, y el mundo empresarial tampoco la encuentra por el momento. Las aguas están divididas. Así que si quieres enterarte todo lo correspondiente a lo que vienen siendo los esquemas de vacunación en el trabajo, no te vayas de este artículo. Cuando lo termines, estarás mucho mejor preparado para discutir estos tópicos. 

¡Vamos a verlo!

¿Quieres mejorar la productividad de tu equipo pero no sabes qué habilidades necesitan? En Crehana for business te brindamos entrenamiento personalizado para ellos

Las empresas y la vacunación

El advenimiento del trabajo híbrido como respuesta a las necesidades del aislamiento social, marcó una transformación enorme en el mundo empresarial. Mientras el trabajo sobre las vacunas aún estaba siendo realizado, las empresas tuvieron que adaptarse a las nuevas necesidades para mantener su trabajo y su productividad en un contexto adverso y desconocido.

Luego, a medida que los laboratorios fueron entregando las vacunas y los países las distribuyeron en su población, el trabajo volvió de a poco a la presencialidad. Y si bien el modelo de trabajo flexible ya no dará marcha atrás, las empresas hicieron lo posible por implementar un plan de trabajo de vacunación para incentivar a que sus empleados se vacunen.

Es por esto que han aparecido actividades como las campañas de vacunación en empresas, que ofrecían sus instalaciones para la vacunación de sus trabajadores, o los permisos en el trabajo por vacunación contra el COVID, ofreciendo licencia el día que les tocase la vacuna. 

Según el portal de la consultora Willis Tower Watson, estos son algunos datos que sirven para pensar como los empleadores han encarado la construcción de un plan de trabajo de vacunación:

  • 8 de cada 10 empleadores consideran la comunicación de la importancia de la vacuna como elemento central de un programa de vacunación para empresas
  • Un 40% de estos empleadores implementan programas para impulsar la vacunación en los sectores poblacionales con mayor resistencia a vacunarse
  • 6 de cada 10 empleadores proporcionan, o consideran proporcionar, la paga correspondiente al día de vacunación sin ir al trabajo
  • Un 58% de los entrevistados consideran ofrecer licencia adicional por reacciones adversas 
  • Un 41% de los entrevistados realizan, o planear realizar, la vacunación en el trabajo, en las instalaciones de la empresa o cerca de las mismas
  • Un 37% cubre, o considera cubrir, el costo de la vacunas para no empleados que no accedan a ellas de manera pública
  • 1 de cada 5 entrevistas ofrece, o considera ofrecer, incentivos financieros para quienes se vacunen

Permiso de vacunación por el COVID en el trabajo

Fuente: pexels

Al día de hoy nos encontramos con una gran parte de la población ya vacunada, pero también con nuevas variantes del virus, como la Delta, que tensan una situación ya de por sí bastante frágil. Por lo tanto, los planes de trabajo para fomentar la vacunación se enfrentan a nuevos problemas.

A pesar de todos los incentivos que los empleadores llevaron adelante, los cálculos muestran que una tercera parte de la población trabajadora sigue sin vacunarse y no tiene planes de hacerlo. Lo cual se vuelve un riesgo ya no sólo para sí mismos, sino para quienes los rodean. Por eso es que el plan de trabajo de vacunación se pregunta si corresponde implementar un mandato de vacunación que garantice el bienestar del personal.

 

Plan de trabajo de vacunación: obligatoriedad de la vacuna

Un estudio de Harvard muestra que un número creciente de organizaciones ya ha exigido a sus trabajadores que se vacunen, lo correspondiente a un 21% de sus entrevistas. Otro 31% espera imponerlo antes de fin de año. Por lo tanto, el mandato de vacunación ya es una realidad en algunos los planes de trabajo de vacunación de las empresas.

Mientras tanto, la encuesta de Tower Willis Watson, que entrega un número diferente, a saber, un 72% de empleadores que no planean implementarla, contra el 48% de Harvard. Esto nos muestra no la negación, sino la especificación del  plan de trabajo de vacunación.

Porque en este plan de trabajo, la vacunación, sí se considera un requisito para ciertos subconjuntos de la población laboral. Entre las áreas apuntadas, se encuentran las que tengan mayor riesgo de infección y los empleados que tengan contacto directo con el cliente. Así y todo, un 90% de los encuestados por Willis consideran que más de la mitad de sus empleados estarán vacunados a finales de 2021.

Esta situación es importante porque el mandato de obligatoriedad de la vacuna como parte de un plan de trabajo de vacunación, podría tener un impacto significativo en la productividad y ganancias a corto plazo, como en la capacidad para atraer y retener el talento.

Por lo tanto, ahora veremos algunas consideraciones que serán clave a la hora de definir, en este momento de vinculación entre la vacunación y las empresas, si tu negocio debe o no implementar un mandato de vacunación para sus empleados.

Programa de trabajo de vacunación

Fuente: pexels

Evaluar el riesgo de infección en el lugar de trabajo

Los focos de contagio pueden aparecer en cualquier lado: restaurantes, escuelas, gimnasios, instalaciones religiosas, oficinas, fábricas, prisiones y hogares de ancianos. Todo espacio en el que se reúna gente, debe ser atendido según sus necesidades. Un plan de trabajo de vacunación, debe estar acompañado con la responsabilidad de los empleadores de proporcionar un entorno de trabajo seguro para la vida y salud tanto de sus trabajadores como sus clientes.

Es más probable que los empleados acepten el mandato de la vacuna cuando hay pruebas sólidas de la protección que generará en el lugar de trabajo. Un plan de trabajo de vacunación puede implementar el mandato sobre los empleados de mayor riesgo, basándose en un estudio que triangule comorbilidades con exposición al contagio.

Por lo tanto, un plan de trabajo de vacunación que imponga su obligatoriedad a trabajadores remotos que no tienen contacto con el cliente, o empleados de mano de obra cuya tasa de vacunación ya es alta, no parece ser tan convincente.

 

Medir el impacto que el mandato podría tener sobre el talento

Uno de los grandes temores sobre el mandato de la vacunación, es que los empleados que se opongan se trasladen a la competencia. Pero esto no parece estar sustentando en hechos, es poco probable que un plan de trabajo que exija vacunación para volver al trabajo haga que los trabajadores renuncien a sus puestos.

Al contrario, varias encuestas muestran que un plan de trabajo de vacunación se puede volver un factor positivo a la hora de competir en el mercado laboral, ya que la mayoría de los empleados están a favor de la obligatoriedad de la vacuna, en pos de mejorar las condiciones sanitarias del lugar de trabajo.

Calcular el impacto económico del mandato

Las empresas con mayores tasas de vacunación tendrán menos casos de internación grave y verán descender sus costos médicos. Aún así, eso debe compararse con los costos administrativos del seguimiento del estado de los vacunados, y demás consideraciones. Un plan de trabajo de vacunación debe hacer una previsión de gastos que contemple la obligatoriedad y compararlo con una previsión sin mandato, para definir cuál es la mejor decisión a tomar.

Desarrollar políticas que faciliten la implementación del mandato

Un plan de trabajo de vacunación que impone como obligatoria la vacuna, debe tener políticas de implementación claras que se comuniquen de manera eficaz, para dejar bien en claro qué vacunas son aceptables, cuál será la prueba de la vacunación, quiénes están sujetos al mandato, cuáles son los criterios para exenciones y cómo lograrlos, etc.

Por ejemplo, hay muchas personas que no se vacunan por motivos religiosos. ¿Entonces qué hay que hacer en esos casos? No se puede obligar a vacunar a alguien que no quiere, pero tampoco se puede poner en riesgo la salud de la planta. Son dificultades que tiene que enfrentar un plan de trabajo de vacunación, y avanzar hacia el mejor resultado en cada situación particular.

Con respecto a esas personas se pueden implementar testeos frecuentes, con una frecuencia de una o dos veces por semana, para asistir al lugar de trabajo. Revisar constantemente las políticas que acompañan a un mandato de vacunación es importante porque la situación es compleja, cambiante  y necesita de nuestros mejores esfuerzos.

También podemos pensar en beneficios para quienes sí se vacunen, como otorgar un permiso de vacunación por COVID en el trabajo que se extienda más allá del día en el que la vacuna se aplica, seguimientos, revisiones y consultas médicas en el trabajo, etc.

Programa de vacunación para empresas

Fuente: pexels

Implementar un plan de comunicación integral

Ningún plan de trabajo de vacunación y ningún mandato de obligatoriedad de la vacuna, va a funcionar sin un plan de comunicación integral que deje a todas las partes correctamente informadas. Aquí debemos fundamentar la implementación del mandato y explicar los beneficios que genera tanto para los empleados y su familia, como para la sociedad y la empresa. Las organizaciones deben poner todos sus medios y recursos al servicio de esta comunicación.

Los empleados deben confiar en sus líderes y los líderes en sus empleados. Pero confiar no es lo mismo a estar siempre de acuerdo, sino entender que quien toma las decisiones, lo hace porque cree que es lo correcto. Revisa nuestro curso de Trust Building para empresas y aprende por qué es tan importante la confianza para el éxito de un proyecto, y cómo construirla al interior de tu equipo.

Abordar las preocupaciones sobre responsabilidad

Algunas empresas muestran preocupación por el hecho que un mandato de vacunación puede dar lugar a demandas si la vacuna tiene efecto adverso en alguno de los empleados. Esto no debe interferir en el plan de trabajo de vacunación, puesto que por lo general, los Estados Nacionales tienen sus programas y medidas de compensación y cuidado ante efectos adversos de la vacunación 

Evaluar la eficacia del mandato

Y como ya sabemos, ningún trabajo está completo hasta que se mide su eficacia y se contemplan los resultados. La obligatoriedad de la vacuna es una opción del plan de trabajo de vacunación ante las tasas bajas de vacunados. Si no aumenta de manera significativa el número, veremos que la iniciativa fue incorrecta y puede ser mejorada. 

De manera anexa, el plan de trabajo para fomentar la vacunación, puede medir las exenciones, la rotación de empleados y los recursos administrativos gastados. También se puede analizar el impacto en la moral y la satisfacción de los empleados. Así se pueden revisar los programas llevados a cabo e idear nuevas maneras para impulsar el crecimiento de las tasas de vacunación y bienestar de los empleados

Recuerda que para hacer encuestas sobre el nivel de satisfacción de tus medidas, puedes ayudarte con nuestra plantilla de la Escala de Likert.

Vacunación en el trabajo

Fuente: pexels

¡Hasta aquí hemos llegado! 

Ahora ya estás preparado para tomar esta decisión con más herramientas y razones. Así que, ¿qué piensas? ¿El mandato de vacunación obligatoria es positivo o negativo para una empresa? Yo considero que nada a priori está bien o mal, y que todo depende de qué tanto esfuerzo se le dedique, así que para mí, cualquier plan de trabajo de vacunación va a ser positivo, mientras se lo trabaje con argumentos y dedicación.

El mundo se encuentra en constante transformación y el futuro va a necesitar líderes capaces de tomar decisiones complejas en contextos difíciles. Revisa nuestros cursos de Liderazgo para convertirte en un trabajador imprescindible al que toda empresa le gustaría contratar. 

Sabemos que no te quieres perder nada de lo que sucede en el mundo empresarial, y nosotros queremos ayudarte a lograr tus deseos.

¡Hasta la próxima

Conoce más de Crehana para empresas

Al solicitar la demo acepto los términos y condiciones de Crehana

También podría interesarte