¿Qué es el efecto Kuleshov y por qué revolucionó el cine? | Crehana para empresas
El Efecto Kuleshov: el secreto detrás de la emoción del cine

El Efecto Kuleshov: el secreto detrás de la emoción del cine

Última actualización 9 de Febrero del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Valeria Maceiras

Ir al cine es sin duda una de las actividades que más extrañamos durante la pandemia por COVID-19. Te has preguntado, ¿cómo le hacen los directores para que los espectadores sientan miedo, alegría, nostalgia o hasta derramen una que otra lágrima mientras disfrutan de una película? Descubriendo qué es el efecto Kuleshov sin duda responderemos esta pregunta y comprenderás cómo llegó a revolucionar la manera de entender el cine. 

Índice

  1. ¿Qué es el efecto Kuleshov?
  2. Historia del efecto Kuleshov
  3. Técnica cinematográfica detrás del efecto Kuleshov
  4. Lo que dicen otros expertos del efecto Kuleshov
  5. Legado e influencias del efecto Kuleshov

 

Lev Kuleshov fue uno de los pioneros del cine soviético que tuvo la incesante curiosidad de descubrir precisamente cómo despertar las emociones más auténticas de los espectadores de una película en una sala de cine. 

Los elementos cinematográficos centrales en los que se basó Kuleshov fueron el montaje y la edición. Al día de hoy, este enfoque es uno de los elementos claves en el montaje del cine y es estudiado y referido por los estudiosos de esta industria que mueve millones, (tanto de dólares como de sentimientos). 

Kuleshov demostró cómo a través de la edición se puede causar emoción en la audiencia, crear elementos inexistentes y hacer la producción más práctica. Enseñó la importancia y el papel activo que tiene el espectador en la creación y el impacto del cine. 

¿Qué es el efecto Kuleshov?

Existe una explicación del teórico de cine David Bordwell, que resume lo que Kuleshov teorizó de manera fácil y concreta, “lo que sucede entre cada toma, sucede entre tus orejas". Con esto quiere decir que la audiencia entiende que una toma tiene algo que ver con la que sigue y hace un esfuerzo que involucra la creatividad para encontrar una relación entre las tomas, aunque esta relación no exista por sí sola.

Este fenómeno explica la conexión que existe en el estudio de este enfoque del montaje con el área de la psicología. El elemento central que presenta el argumento de Kuleshov es precisamente la mente de la persona que ve la película. Cada miembro de la audiencia imagina situaciones e ideas distintas al ver imágenes que no se relacionan entre sí y pasan en una secuencia determinada.

Este hecho demuestra que los cineastas no tienen una tarea fácil al crear una obra cinematográfica. Para poder comunicar el sentimiento o mensaje deseado, los profesionales del cine deben escoger las imágenes correctas y estar seguro de que los actores hagan las expresiones precisas para transmitir lo que buscan

Los descubrimientos de Kuleshov mostraron por qué el cine tiene el digno lugar como el séptimo arte. Da un gran espacio para la interpretación de la audiencia y deja que el subconsciente de cada persona contribuya a la creación y desarrollo de la cinta. 

Este efecto muestra el papel tan importante que tiene el público en el cine y cómo tiene una participación activa en cuanto al desarrollo de películas y al impacto que éstas puedan lograr. Los creadores del cine se concentran en la progresión de tomas y en acomodarlas basándose en el efecto deseado. 

emociones

Fuente: Pexels 

Historia del efecto Kuleshov

Lev Kuleshov fue el primero en analizar este fenómeno, de ahí que su apellido se volviera referencia al efecto. A pesar de haberlo analizado primero, este enfoque para crear una escena ya había sido consolidado en Estados Unidos terminando la primera década del siglo XX y hoy en día sigue siendo parte fundamental de la narrativa del cine clásico. 

A principios del siglo XX, el cineasta soviético Kuleshov y uno de sus estudiantes, Sergei Eisenstein, estaban interesados en la manera en la que el cine estadounidense lograba manipular las emociones de la audiencia. Estudiaron a fondo el trabajo de D.W. Griffith para aprender y adentrarse en las posibilidades del montaje cinematográfico. Más tarde, tomaron los conceptos del cine capitalista y burgués adaptandolos para apoyar a la causa soviética.

Hasta antes de Kuleshov, el cine ruso era muy lento. Las películas consistían en tomas largas que ocasionalmente eran interrumpidas para insertar una toma cercana de los actores. Kuleshov se dio cuenta de que las películas de Hollywood que llegaban a la Unión Soviética atrapaban más el interés de la audiencia y le atribuyó este resultado al mejor aprovechamiento de la edición de los cineastas americanos usando varias tomas. 

cine ruso antiguo

Fuente: Pexels 

Las escenas hechas en Estados Unidos se componían de una serie de tomas con distintos acercamientos, haciéndolas mucho más concretas y de paso más baratas porque no se necesitaba tener un set completo. Casi todos los cineastas de Hollywood creaban sus películas utilizando el montaje analítico, en el que los cortes orientan la visión del espectador hacia los detalles importantes.  

Menos común, pero igualmente usada por algunos creadores de cine americanos, estaba la edición constructiva. En esta técnica, los directores creaban una escena de espacios totalmente diferentes sin mostrar nunca un encuadramiento maestro. Hoy en día, sigue siendo utilizada frecuentemente en escenas de acción. 

¡Accede a nuestros cursos en la modalidad Premium hoy!

banner

Técnica cinematográfica detrás del efecto Kuleshov 

Aunque Kuleshov admiraba mucho la edición analitica, la edición constructiva le llamó la atención particularmente. Este método de edición y montaje mostró que el cine puede hacer uso del entendimiento tácito del espectador para que logre asimilar tomas separadas. Permite construir un sentido del espacio de la escena y la acción desde distintas tomas sin la necesidad de una toma de plano de situación.  

El análisis profundo y el estudio que llevó a cabo Kuleshov acerca de la edición constructiva trajo evidente eficiencia a la producción de películas. Se podían filmar a dos actores por separado, en momentos distintos, y luego editarlos para que aparecieran juntos. La edición podía crear eventos que existían solamente en la pantalla, con una ayudada de la mente del espectador.  

película en la calle

Fuente: Pexels

Experimento Kuleshov 

Junto con un equipo de varios colegas, Kuleshov hizo un estudio sistemático de las reacciones de la audiencia dentro de distintos cines en Moscú. Lo que encontraron fue que la clase burguesa era muy reservada y no expresaba sus emociones abierta y confiadamente, por lo que pasaron más tiempo en los cines frecuentados por la clase trabajadora con mucho más emociones en las salas. 

El equipo de investigadores notó que las audiencias reaccionaban de manera distinta dependiendo del lugar en el que la película se produjera. Fue así como Kuleshov concluyó que la esencia del cine es el montaje; que la mejor manera de contar la historia de una película es a través de diferentes cortes entre las escenas o partes que la conforman

Para ahondar en el concepto de montaje en el cine, Kuleshov creó un experimento en el que intercaló la misma expresión de ambigüedad del actor Ivan Mozzhukhin con un plato de sopa, un bebé sobre un ataúd y una mujer atractiva recostada en un sillón. Lo que quiso mostrar fue cómo aunque exista la misma expresión facial, el significado de la escena depende de las tomas que le preceden

En este vídeo te mostramos el experimento original 👇🏼

Fuente: YouTube

Si lo tuyo es el cine y eres redactor literario, productor, director de cine o publicista, ¡no te pierdas la oportunidad de crear tu propio guión de cortometraje junto a una de las más talentosas guionistas y montajistas de Crehana! 

Lo que dicen otros expertos del cine sobre el efecto Kuleshov

En su obra Sobre Dirigir Cine, David Mamet, dramaturgo, director y guionista cinematográfico, hace referencia al fenómeno estudiado y demostrado a través del efecto Kuleshov. Plantea el ejemplo de los documentales y cómo toman básicamente imágenes que no tienen nada que ver entre sí y las yuxtaponen para comunicar al espectador la idea que el cineasta quiere transmitir. 

Cierra los ojos e imagina la foto de un pájaro rompiendo una rama de un árbol. Luego una de un ciervo alzando su cabeza. Las dos imágenes no tienen nada que ver una con la otra y fueron tomadas con días o años de diferencia en lugares completamente opuestos. El cineasta ocupa la yuxtaposición de ambas para dar a la audiencia el sentimiento de alerta

Lo interesante es que ambas imágenes no tienen que ver con los protagonistas en lo absoluto ni con la manera en la que el ciervo reaccionó a la acción del pájaro. Aun así, logran transmitir el sentimiento de alerta a las personas que las están viendo cuando están yuxtapuesta. Y eso, en palabras de Mamet, es hacer buen cine.

¡No esperes más y prueba Premium!

premium banner 3

Legado e influencias del efecto Kuleshov

Sergei Eisenstein 

Aunque el efecto Kuleshov se asocia principalmente con el impacto de las expresiones faciales, no solo llega hasta ahí. Eisenstein realizó estudios más a profundidad acerca de la relación que hacen los espectadores entre las tomas progresivas de una película, y creó toda una teoría cinematográfica del montaje dialéctico, basada en ese planteamiento.

Eisenstein consideraba que el cine se tenía que comunicar con el público a través del choque de dos tomas, la tésis y la antítesis, que teniendo sentidos separados, crearían una nueva idea en la mente del espectador. A través de la muestra de diferentes imágenes guía a la audiencia hacia una conclusión de un tema en específico.  

En su obra El Sentido del Cine, Eisenstein explica que las personas estamos acostumbradas a hacer, casi de manera automática, una generalización definitiva y deductiva cuando cualquier serie de objetos separados se nos presentan enfrente y son situados uno junto a otro. 

emociones efecto kuleshov

Fuente: WordPress 

En el siguiente video podemos ver fragmentos de la película El Acorazado de Potemkin, en la que Eisenstein se encargó del montaje, poniendo en práctica sus teorías y técnicas cinematográficas. 

Fuente: YouTube

Pudovkin

Otro de los alumnos de Kuleshov, Vsevolod I. Pudovkin, se convirtió en un gran director de cine. Él tuvo una interpretación diferente del experimento con el actor Ivan Mozzhukhin, que mencionamos anteriormente. Concluyó que las personas atribuían emociones a la expresión neutral de la cara de Mozzhukhin, admirando la espléndida actuación del actor con cada una de las escenas que le precedían. 

Junto con Kuleshov, Pudovkin se clasificó dentro de la perspectiva constructiva y psicológica. Se concentró en sistematizar los descubrimientos hechos por Griffith, plasmando sus conocimientos en su libro Film Tecnique (1929). 

Las direcciones que tomaron estos dos estudiantes de Kuleshov argumentaron la importancia del montaje como el componente esencial en el cine. Pudovkin enfatizó más en la psicología detrás del efecto Kuleshov y buscaba contar la historia de forma fluida. Por otro lado, Eisenstein buscaba ir más allá del simple hecho de contar una historia y quería usar el medio cinematográfico para exponer sus ideas. 

¡Pon en práctica las ideas del efecto Kuleshov aprovechando nuestra Plantilla de Plan de Producción y demuestra tu potencial en como cineasta!

 

Así hablemos del cine clásico de Hollywood o bien del cine soviético, el experimento de Kuleshov demuestra una idea que ha sido reforzada por muchos pensadores y expertos del cine: el rol fundamental y activo que tiene la audiencia en la construcción de cualquier película. 

Después del prolongado estudio de las técnicas usadas en el cine americano, Kuleshov logró introducir un montaje diferente para las películas rusas y causar la sensación que tanto buscaba que sintieran los espectadores. Sus experimentos y descubrimientos son clave para el estudio del cine hoy en día, y los expertos siguen sorprendidos por su éxito. 

La disposición de la audiencia a hacer conexiones significativas entre imágenes que no están relacionadas, otorga al creador de una película gran poder de expresión. La edición en el cine ha permitido la creación no solamente de espacios geográficos o de cuerpos inexistentes, sino de emociones reales.  

Un viejo refrán dice que una obra de arte solo termina de completarse en la mente del espectador. Kuleshov nos lo comprobó.


 

También podría interesarte