Cuatro años de crecer en Crehana: algunos testimonios

Comunidad Crehana, 01 de Abril del 2019

Cuatro años de crecer en Crehana: algunos testimonios Cuatro años de crecer en Crehana: algunos testimonios

Cuatro años pueden contarse fácil, pero para todos los que formamos parte de una experiencia como Crehana, sabemos que hay miles de historias detrás capaces de inspirar a cualquiera que haya luchado por alcanzar una meta.

Este es el momento de conocer más a fondo algunas de las historias: el otro lado de la moneda. ¿Cómo ha sido crecer y alcanzar los sueños para quienes viven y respiran en Crehana? Dejemos que sean los propios miembros del staff, tanto en Lima como en Ciudad de México, los que nos lo cuenten.

Nayha Shache Carrillo, Education Content Analyst (Lima)

Comencé dentro del equipo de Customer Happiness, el primer día tenía muchas preguntas, había procesos que no entendía y momentos de tensión con los alumnos. Una de mis compañeras me miraba preocupada, ese día era mi cumpleaños, ya eran las 9 pm y continuaba dando respuesta a las preguntas de los alumnos. Además no tenía muy claro cómo usar cada herramienta. Sentía que cuando llegara al día siguiente tendría 200 solicitudes nuevas ¡Auxilio!

Con el pasar de los días todo comenzó a ser más sencillo, tomé mucha más confianza y empecé a disfrutarlo, sobre todo porque me apasiona conocer al consumidor, en este caso los alumnos. Entender desde su lugar los deseos, ambiciones, molestias, ganas de salir adelante, pasión por aprender; así como sus miedos, frustraciones y dudas. Tenía un aprendizaje constante por parte de cada uno de ellos. Además de que me hacían recordarme a mí cuando era estudiante y compartía con ellos sus anhelos y las ganas de ser inspirada.

Ponerme en los zapatos de los alumnos era un primer paso para solucionar conflictos. Entender al otro, significa sentir empatía por esa persona, herramienta muy importante para mí trabajo. Ser parte de Crehana me ha permitido ver desde dentro la sinergía que hay en el equipo, valorar que esto puede significar ser disruptivo para la sociedad por estar a favor de la educación. Esto permite que le demos armas a miles de chicos para mejorar su situación económica en toda Latinoamérica. Esto es algo que no debemos olvidar jamás.

En determinado momento yo cambié de área dentro de Crehana ¿cuál fue la razón? Bueno, yo al igual que todos también tengo sueños. Estos se van transformando o los vamos descubriendo en el camino. Lo que sucedió fue que aunque el marketing siempre me ha apasionado y seguirá siendo así, encontré mi camino en el área de Educación, generando contenidos. El proceso fue largo y la dinámica retadora. Por lo que les sugiero que si están motivados en desarrollar sus habilidades para los sueños que quieran alcanzar no dejen de hacerlo. Finalmente los invito a quedarse con la palabra “soñar”, pero soñar con los pies en la tierra, conscientes de nuestros objetivos y del trabajo que hay que hacer para conseguirlo.

José Alfredo Pérez, Content Manager Marketing (CDMX)

Tuvimos la oportunidad de platicar con nuestro Manager en contenido quien también nos compartió su experiencia respecto a lo que significa para él ser parte de Crehana y como vive el día a día.

Hace diez años, en una clase metódica, mi profesora de Columna y Editorial, de la carrera de Comunicación en la UNAM, hacía una de sus correcciones a mi texto con la siguiente línea “No se comienzan los textos de manera negativa”. Tal vez, en lo estricto de su porqué tenía una razón absoluta, y sin embargo, ha sido justo ese no, lo que hasta hoy me ha permitido seguir, aprender, dar vuelta y recorrer mi camino profesional.

No a las indicaciones seguras, al camino indicado por los métodos de siempre y las formas aprendidas, no, a quedarse ahí en dónde las cosas no transforman, no crecen, y entonces, en este montón de no, la posibilidad a lo abierto, y pienso aquí en Cortázar mirando una escalera y preguntándose si subirla de espaldas modifica la historia.

Y así, este humilde Content Manager, cuenta una historia:

Crehana es un poco esa escalera de Cortázar, una puerta a la educación para todos, al no, como siempre, porque, también como siempre, termina en lo mismo. Es el principio de una transformación de los días en reuniones de risas, de ideas, repeticiones y frases que van disolviendo los símbolos de una oficina de jóvenes creativos, para traerlos de vuelta en una familia que respira el –no a lo mismo–.

Y se podría pensar que lo anterior es cuestión de una marca que se coloca en el pecho o un adicto al trabajo detrás de estas líneas. Parecería también una especie de branding cargado de sentimentalismo, lo cierto es que dentro de esta oficina, se crece y transforma, cada persona da vuelta a su angustia y la hace una oportunidad para las ideas.

No me pongo camiseta alguna, no aprendo mis lecciones como lo dictaba mi profesora en la escuela. Pero sí, creo, confío y observo cada día a las jóvenes y chicos que me rodean, que generan ese Ebook, esa nota de Blog, ese Live, ese copy de Facebook, esa manera de comunicar un Curso Nuevo, ese video espectacular de un evento. Creo en la materia prima de las ideas, en la educación desde la inteligencia, en transformar desde compartir el talento.

Crehana transforma desde su materia prima, yo me transformo en cada reunión con los chicos, en cada call entre Lima con conexión de internet deficiente. Crecer resulta tarea de todos los días, y las escaleras, a la manera de Cortázar, permiten llegar a una cima y entender que hay cosas que merecen ser vistas desde ese ascenso que transforma vidas.

Jennifer Cárdenas, Post Productor (Lima)

Finalmente, charlamos con Jennifer Cárdenas quien nos compartió su experiencia y una divertida anécdota.

Creo que luego de la Universidad y mi familia, Crehana es el lugar con más anécdotas que tengo. Ha sido difícil elegir entre tantas historias que puedo contar, pero elegiré dos: mi ingreso y el día de cumpleaños. Fue un gran reto personal entrar a Crehana pero fue un propósito que me había planteado y les voy a contar porqué.

Me integré al equipo de postproducción para edición de videos pero ¿qué creen? naturalmente me fijaba en los detalles de las grabaciones. Como es normal en todo producto audiovisual, había detalles como sonido contaminado o video desenfocado, por decir. Yo me dediqué a reportarlo con Rodolfo, mi líder de equipo y Cofundador de Crehana. Él detectó mis habilidades en detectar detalles que decidió hacerme QA. Sin pensarlo, acepté el nuevo cargo y hoy en día si ves un curso de buena calidad es porque antes yo me aseguraba de que no tuviera detalle alguno. Si ves un detalle, ¡no dudes en avisarnos!

Quiero compartirles que generalmente, los días de mi cumpleaños, no sé bien cómo sentirme porque es un poco raro que todos te saluden, pero igual intento mantenerme tranquila.  En mi primer cumpleaños, me levanté, me alisté lento y fui hacia la oficina. Cuando llegué no esperaba un millón de cartelitos que iban desde la puerta de entrada hasta mi computadora con mensajes demasiado lindos y sobre todo, no me esperaba regalos de diferentes personas del team.

Fue un cumple muy especial, me hizo sentir que estaba con la gente correcta en el lugar correcto y me sentí muy agradecida con la vida por haberme llevado hasta ahí.

Crehana ha sido parte de mi vida y los seguirá siendo. He crecido con ellos y es un reflejo de que es un startup que crece velozmente. Felices 4 años, Crehana.

¿Qué te parecieron las historias? ¿Te imaginabas el trabajo y la pasión de los integrantes de esta familia? Tú también puedes alcanzar tus sueños con trabajo y dedicación. En Crehana queremos que crazcas y hagas tus sueños realidad.

Posteado por

user

Jessica Rodríguez

Artículos relacionados