13 Razones para ser Freelancer: la historia jamás contada

Inicio Blog Guías 13 Razones para ser Freelancer: la historia jamás contada

user

Posteado por Miguel Angel

25 Mayo,2018 Léelo en 10 min.

Hay 13 razones por las que todo creativo debe considerar alguna vez hacerse Freelance. Pero no creas que es algo fácil, ya que en tu camino emprendedor conocerás a los personajes que formarán parte de esta historia.

 

Aprovechando que es la Semana del Freelancer en Crehana, queremos darte los motivos, ventajas (y de paso las desventajas) del por qué, el camino del freelance, es un paso necesario en el crecimiento personal de todo creativo.

 

Conoce la guía gratis para el freelancer que tenemos para ti

 

1) Ser Freelance te da alas

¡Y sin tomar bebidas energéticas! Cuando decides ser un freelancer a tiempo completo ganas algo muy valioso llamado tiempo, lo cual puede ser muy difícil de conseguir si te pasas todo el día en la oficina.

 

Al momento en que decides llevar las riendas de los proyectos en los que trabajar, ya obtienes la capacidad de administrar mejor tus horarios, siempre y cuando no corras con un deadline ajustado.

 

2) Tu oficina es el mundo... y tu casa

Como freelancer puedes trabajar desde cualquier parte del mundo, para cualquier cliente en todo el globo. Tu sala de reuniones puede estar cómodamente amoblada en Skype y cuando te sientas cansado no te costará nada echar un pequeño descando sobre tu cama.

 

3) La ropa es lo de menos

¿Te quedaste sin pantalones para ir al trabajo? Pero recuerda ¡Eres freelance! Trabaja desde tu laptop o PC sin sentirte avergonzado. Si no eres freelance todavía, o lo eres pero solo en tus ratos libres, ponte pantalones, los de la oficina se lo pueden tomar a mal  laugh

 

4) Puedes llevar a tu perro, gato, tortuga o paloma al trabajo

Nada más satisfactorio que trabajar al lado de tus mascotas, y como tu trabajo queda -por lo general- en tu casa, los puedes tener a tu lado mientras redactas, diseñas, programas, dibujas, etc. 

 

5) Tú eliges en qué proyecto trabajar

Esta es una afirmación a medias, ya que dependiendo de las necesidades que haya, podrías elegir tomar o no un trabajo. En algunos casos puedes negarte amablemente, pues el proyecto puede que no te atraiga lo suficiente.

 

Si te sientes obligado a hacerlo, busca otras opciones. Es mejor trabajar feliz que "a la mala". Si no es posible hacerlo, entonces es hora de ver el vaso medio lleno y tomarlo como ejercicio de aprendizaje para futuros proyectos. Siempre se aprende algo ;)

 

6) Te pagan por hacer lo que amas

Si eres de los que puede darse el gusto de decirle que no a los proyectos poco interesantes, entonces puede que te encuentres en esta etapa de la lista. A muchos freelancers les pagan por hacer lo que verdaderamente les apasiona, ya que dejaron de lado sus trabajos cotidianos para enfocarse en su verdadera pasión.

 

Si eres un escultor te pagarán por esculpir, si dibujas de manera genial, te pagarán por seguir dibujando así. Claro que el cliente siempre tendrá sus instrucciones, pero eso no quita el hecho de que te estén pagando por hacer algo que te apasiona.

 

7) La fama es el límite

Si haces bien tu trabajo, tus clientes no solo te amarán, sino que te recomendarán y así sucesivamente, hasta que logres convertirte en un rockstar de los clientes y del campo al que te dedicas.

 

8) Tus proyectos personales serán tu pasaporte a la gloria

Esta razón va ligada a la número 7. Si haces bien tu trabajo, destacas en lo que haces, y encima puedes permitirte unas horas para dedicárselas a tus proyectos personales, tendrás un muy buen portafolio y referencias, las cuales te ayudarán a ganar seguidores en todos lados -no solo para trabajos. 

 

Alista tu Instagram y Facebook, que comenzarás a llenarte de me gusta y me encorazona por cada trabajo compartido con la comunidad creativa.

 

9) Puedes colaborar con personas y empresas interesantes

Como freelancer destacado serás muy buscado por empresas y personas para la realización de algún proyecto increíble. Esta es otra de las razones por las que ser freelancer es genial, pues conoces gente nueva e interesante, además de que puedes aprender de otras profesiones, culturas y maneras de pensar.

 

10) El cliente es tu amigo... ok no, pero sigue leyendo

Existe una gran variedad de tipos de cliente. Están los que te pueden enamorar con su buena disposición y voluntad, los que cumplen pero no te hacen sentir emoción de nada y aquellos que acabarán con tu paciencia y pondrán a prueba tu fuerza de voluntad para llevar a buen término algún trabajo.

 

Solo recuerda esto, son personas como tú o como yo, con sus defectos y virtudes. No lo tomes personal, si algo no va bien intenta terminar la relación laboral de la mejor manera. Es parte de la vida, del camino del freelancer. No hay por qué desanimarse, recuerda que tienes a tus tortugas y gatitos al lado.

 

11) Procrastinar es la clave... para no dormir 2 días

Aceptémoslo, a la mayoría nos gusta dejar todo para el final (o quizá lo que más nos gusta es el tiempo libre). Cuando realizas un proyecto con un deadline generoso, harás lo posible por realizarlo, pero puede ser que te gane el "dejarlo para mañana".

 

Basado en tu propia experiencia, sabes qué tanto te puedes exigir para cumplir con un proyecto en la recta final. Prepárate para las amanecidas, pero también prepárate para ir avanzando de a pocos, así no tendrás mil cosas para hacer al último minuto.

 

12) El pago tarda, pero llega

No serás ni el primero ni el último al que le harán esperar por el pago final (yo aún sigo esperando crying ) pero si has sido cuidadoso al cerrar el trato de un "freelo", podrás dormir tranquilo porque tu pago llegará, tarde o temprano. Las maneras en las que te puedes proteger frente a estas eventualidades son: conociendo a tus clientes, firmando un contrato o simplemente solicitar la mitad del pago al comenzar y la otra al terminar.

 

Por otro lado, si empezaste a trabajar con un cliente nuevo y desconfías un poco, intenta averiguar su historial de cliente con las personas que lo rodean. Observa su entorno, fórmate una idea de su perfil antes de pasar por situaciones incómodas. Si ves que no puedes confiar en él, desiste de concretar el proyecto. Te servirá la experiencia para prepararte frente a otros clientes en el futuro.

 

13)  Lo que callamos los Freelancers

Y por último, algo que es un dolor de cabeza común es no poder cumplir con todas las solicitudes de trabajo. Por temporadas podrías tener una sequía de pedidos, pero habrá momentos en los que no te quedará de otra más que perder un proyecto para poder terminar otro.

 

Pero tranquilo, tómalo como una oportunidad para recomendar a otro amigo freelancer. Así ese cliente podría volver a contactarte y tu amigo freelance no dudará en recomendarte cuando no pueda con un trabajo. Recuerda que debes esforzarte por cumplir y hacer bien tus entregas, aunque el cliente sea bueno, malo o interfiera mucho con tu visión de lo que debe ser el proyecto.

 

Da lo mejor de ti y verás que por cada cliente quisquilloso hay una persona que dejará volar tu creatividad cuando pongas tus manos en su marca, producto o servicio. Si quieres estar mejor preparado para afrontar la vida de un freelancer, te comparto el curso de Laura López, con el que aprenderás de su experiencia para conseguir clientes (de los buenos  wink ).

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Estas son algunas publicaciones relacionadas que puede disfrutar a continuación.

Con estas apps dominarás el UX

user

Posteado por Miguel Angel

25 Mayo,2018 Léelo en 10 min.

Las apps de Instagram Stories que debes tener instaladas en tu celular

user

Posteado por Miguel Angel

25 Mayo,2018 Léelo en 10 min.

Conoce los bancos de imágenes gratuitos

user

Posteado por Miguel Angel

25 Mayo,2018 Léelo en 10 min.