Home Blog/ Gestión de Talento/
Gestión de Talento

¿Cómo gestionar la baja por accidente laboral eficazmente en grandes entornos laborales?

Milagros García - 17 Oct 23

Articulo

7 min.

La baja por accidente laboral es uno de los conceptos clave dentro de Recursos Humanos. Gestionarla de forma correcta es esencial para evitar la sobrecarga del resto de equipo y para tomar medidas preventivas que ayuden a reducir al máximo el índice de incidencia. Esta tasa además de indicar que las medidas de seguridad en el trabajo no son las correctas, también indica costos asociados elevados.

De acuerdo con investigaciones de la OIT, cada año alrededor de 317 millones de personas son víctimas de accidentes del trabajo en todo el mundo y 2,34 millones de personas mueren debido a accidentes o a enfermedades profesionales. Por eso, aquí te compartimos los puntos claves sobre este tema.

¿Qué es la baja por accidente laboral?

La baja por accidente laboral hace referencia a una situación, en la que un empleado se ve obligado a ausentarse del trabajo debido a una lesión o enfermedad adquirida mientras realizaba sus tareas laborales. Es decir, este tipo de baja se produce como resultado directo de una actividad laboral o condiciones relacionadas con el entorno de trabajo.

Por consiguiente, se vuelve esencial entender en detalle y resolver las circunstancias que generan problemas para evitar  las ausencias por accidente laboral, y garantizar la recuperación y reintegración adecuadas de los empleados afectados.

 

¿Cuáles son las características de la baja por accidente laboral?

Estas son las principales características de la baja por accidente en el trabajo:

  • El accidente ocurre durante la ejecución de tareas que requiere el puesto.
  • Existe una relación directa y comprobada entre la lesión sufrida y la actividad laboral en el momento del accidente.
  • Contempla desde lesiones físicas como fracturas, cortes o contusiones hasta trastornos psicológicos, por ejemplo.
  • Impacta en la capacidad laboral ya que limita la capacidad del empleado para realizar sus funciones habituales.
  • Requiere certificación médica.
  • Implica prestaciones económicas y asistencia médica específica para el empleado que sufrió el accidente; generalmente, esta asistencia la garantiza la seguridad social o el seguro de accidentes laborales.

¿Cuándo ocurre la baja por accidente laboral?

La baja por accidente laboral tiene lugar cuando un empleado sufre una lesión o incidente traumático durante el desarrollo de sus funciones. Ahora bien, estos accidentes pueden variar en naturaleza y gravedad, pero comparten la característica de haber ocurrido en el entorno de trabajo. A continuación, algunas circunstancias comunes:

  • Caídas.
  • Tropiezos.
  • Golpes por objetos.
  • Lesiones por maquinarias.
  • Durante el desplazamiento hacia el trabajo.
  • Incendio o explosión.
  • Exposición a sustancias peligrosas, como gases, vapores y diversos productos químicos.
  • Trabajos en altura o de electricidad.
  • Agresiones.

Si bien es importante diferenciar el accidente laboral de una enfermedad derivada por el trabajo, hay que considerar que síndromes como el burnout pueden traducirse en una incapacidad total y hasta causar graves accidentes laborales si no se diseñan estrategias cuanto antes. Por eso, la prevención y las medidas de seguridad en el trabajo van de la mano con políticas que apuestan por el bienestar laboral.

A propósito, charlamos sobre estos temas en uno de nuestros episodios de Amazing People Podcast junto a Verónica Barrera, Directora de Recursos Humanos de P&G Colombia, en tanto incluir estrategias de bienestar integral en tu empresa es fundamental para alcanzar una vida plena y saludable. Entérate más:

¿Cómo gestionar la baja por accidente laboral?

Aquí los pasos que debes seguir:

1. Comunica y brinda apoyo al empleado

¿Te has preguntado cómo se siente tu empleado cuando sufre un accidente laboral y necesita ausentarse del trabajo? ¿Ofreces muestras de apoyo al respecto? El primer paso para una oportuna gestión de la baja por accidente de trabajo es establecer una comunicación cercana con el empleado afectado, brindarle apoyo y aclarar sus dudas sobre el proceso de baja. Por ejemplo, imagina que un empleado sufre una lesión en la fábrica durante su turno, y se siente preocupado y desconcertado sobre qué pasos debe seguir. ¿Qué podrías hacer? Demuestra empatía y disponibilidad para escuchar al empleado en cuestión y proporciona información detallada sobre los beneficios y servicios disponibles para su recuperación.

2. Documenta y verifica el certificado médico por accidente

¿Sabes cómo garantizar que la baja por accidente laboral esté debidamente respaldada con documentación médica precisa? La documentación médica completa es imprescindible como respaldo de la baja por accidente laboral. Así, cuando uno de tus empleados sufre una lesión fruto de su labor, el informe médico específico es crucial para demostrar la relación entre la lesión y su trabajo. Por eso, asegúrate de que el informe médico sea detallado y claro acerca de lo acontecido. Pero, ¿qué debe contemplar el certificado médico para que sea considerado como “completo”? Veamos algunos puntos:

  • Diagnóstico específico: debe indicar claramente la lesión o enfermedad que el empleado ha sufrido como resultado del accidente laboral. riesgos para mantener un entorno seguro.
  • Relación con el trabajo: debe existir una clara conexión entre la lesión o enfermedad y las funciones laborales.
  • Fecha y hora del accidente: debe especificar la fecha y hora exacta.
  • Tratamiento y recomendaciones: debe detallar los tratamientos médicos proporcionados hasta la fecha del certificado y proporcionar recomendaciones para la recuperación y rehabilitación del empleado.
  • Duración de la incapacidad: debe señalar una estimación prevista de incapacidad y la necesidad de reposo o tratamiento.
  • Información del médico: debe incluir la firma y sello del médico, así como también cualquier información de contacto como el número de licencia médica y detalles de la clínica u hospital.

3. Asegura el cumplimiento

A la hora de gestionar la baja por accidente en el trabajo, como responsable de Recursos Humanos debes cumplir con todas las leyes y regulaciones, ya que esto protege tanto al empleado como a la empresa de posibles problemas legales. Por consiguiente, al enfrentar un accidente laboral, es esencial seguir los procedimientos legales establecidos para informar a las autoridades correspondientes.

  • Mantente informado sobre las leyes laborales y de seguridad aplicables en tu área.
  • Asesórate con profesionales legales para garantizar el cumplimiento adecuado.

4. Coordina con entidades externas

¿Cómo asegurar que el empleado reciba el apoyo económico y médico adecuado durante su baja? Aquí entra en juego la coordinación con la aseguradora o la seguridad social en aras de garantizar que el empleado reciba las prestaciones y la atención necesaria. Así, al notificar a la aseguradora sobre el accidente, se inicia el proceso para que el empleado reciba los pagos correspondientes.

5. Revisa y haz ajustes

Cuando uno o más empleados sufren un accidente laboral que requiere la baja inmediata, es normal que surja el interrogante sobre cómo mantener la productividad y eficiencia del equipo. El hecho de redistribuir las tareas y ajustar las funciones para garantizar la continuidad operativa es clave para no perder posicionamiento en el mercado y que el personal no se desmotive. Entonces, imagina que un empleado de ventas sufre un accidente. Reasignar sus cuentas temporalmente a otros miembros del equipo ayuda a mantener la actividad comercial. Ahora bien, procura que la distribución de tareas sea equitativa y no olvides cerciorarte de que el equipo esté al tanto de los cambios para evitar sobrecargas y garantizar una transición fluida.

Es aquí cuando el feedback debe estar “más aceitado” que nunca, pues la comunicación efectiva resulta fundamental para que el equipo funcione con resultados positivos en el desempeño. Solo así podrás tomar las decisiones correctas para el desarrollo de tu talento.

feedback plataforma de desempeño crehana

Plataforma de Desempeño de Crehana

6. Planifica la reincorporación

La reintegración gradual y bien planificada debe formar parte de tu manual de procedimiento ante las bajas por accidente laboral, para que el empleado se adapte de manera efectiva a su rutina laboral. Una buena práctica consiste en diseñar y desarrollar un programa de reintegración que incluya capacitación para poner al día al empleado sobre los cambios en los procedimientos y tecnologías.

7. Analiza y aplica medidas para prevenir futuros incidentes

Pero eso no es todo. Los pasos a seguir ante la baja por accidente laboral no culminan en la reincorporación del personal afectado, también debes analizar lo acontecido y tomar medidas para prevenir posibles escenarios como ese en un futuro cercano. Por lo tanto, debes analizar las circunstancias del accidente permite identificar áreas de mejora. A continuación, algunos consejos que puedes poner en práctica:

  • Promueve una cultura de seguridad en el trabajo y alienta a los empleados a reportar cualquier situación de riesgo.
  • Realiza evaluaciones periódicas de factores de riesgo para mantener un entorno seguro.
  • Aplica las mejores normas de trabajo.

¿Cuánto cobra el trabajador por baja por accidente laboral?

El cálculo de la nómina por baja por accidente de trabajo varía de un país a otro. Por ejemplo, en el caso de España, la cuantía de la prestación por accidente laboral es del 75% de la base reguladora desde el día siguiente al de la baja.

¿Puede haber despido tras la baja por accidente laboral?

La baja por accidente laboral no puede ser motivo para despedir al empleado afectado, dado que las leyes de trabajo generalmente protegen el derecho a la salud del capital humano. Para que no queden dudas, puedes aclarar los motivos de despido en el manual de políticas de despido de tu empresa.

ejemplo de política de despido personalizable en Word por Crehana

Vista previa del ejemplo de política de despido personalizable en Word por Crehana

Ejemplos de bajas por accidente laboral

Para terminar, revisemos algunos ejemplos de bajas por accidentes en el trabajo remoto:

Inhalación de humo

Carlos, un empleado que trabaja en un equipo de desarrollo de software de forma remota, sufrió un accidente mientras realizaba mantenimiento en su equipo de cómputo en casa. Durante la tarea, una sobrecarga eléctrica causó un pequeño incendio en su área de trabajo. Afortunadamente, logró controlar la situación, pero sufrió inhalación de humo que requirió atención médica. Su certificado médico estableció claramente la relación entre la lesión y su actividad laboral en remoto, mencionando la fecha y hora del accidente. Recomendó tratamiento y reposo, estimando una incapacidad de dos semanas. Gracias al respaldo de la certificación, Carlos recibió la baja por accidente laboral y accedió a las prestaciones necesarias para cubrir sus gastos médicos y apoyar su recuperación mientras continuaba trabajando de forma remota.

Para garantizar que el equipo de desarrollo de software pudiera mantener su ritmo de trabajo y cumplir con los plazos de entrega, el departamento de Recursos Humanos llevó a cabo una redistribución equitativa de tareas entre los miembros del equipo existente. Asignaron responsabilidades adicionales a algunos integrantes del equipo, sin descuidar el hecho de que la carga de trabajo fuera equitativa y no sobrecargara a ningún empleado en particular. Se comunicaron claramente los ajustes en las tareas y se brindó el apoyo necesario para garantizar una transición sin contratiempos.

Lesión en la espalda

Ana, una empleada de una empresa de tecnología que trabaja de forma remota desde casa, sufrió un accidente mientras ajustaba su área de trabajo. Durante el proceso, tropezó con un cable y cayó, causándose una lesión en la espalda. Inmediatamente buscó atención médica y fue diagnosticada con una hernia discal. El certificado médico detalló cómo la lesión se relacionaba con su entorno de trabajo en casa, mencionando la fecha y hora del accidente. También proporcionó recomendaciones de tratamiento, incluyendo terapia física, y estimó una duración de incapacidad de tres meses. Gracias al respaldo de la certificación médica, Ana pudo recibir la baja por accidente laboral y acceder a las prestaciones correspondientes, garantizando su apoyo financiero durante su proceso de recuperación.

Para asegurar la continuidad del equipo de trabajo y cubrir las necesidades del proyecto en curso, el departamento de Recursos Humanos adoptó medidas inmediatas. Contrataron a dos freelancers especializados en el área de Ana para cubrir sus responsabilidades durante su baja. Estos profesionales temporales se integraron rápidamente al equipo, recibiendo orientación y entrenamiento virtual para garantizar una transición fluida. Además, se estableció una comunicación clara con todo el equipo para informar sobre la situación de Ana y asegurar una colaboración efectiva con los freelancers.

 

Hasta aquí, hemos visto los elementos y los aspectos más relevantes sobre cómo gestionar la baja por accidente laboral, como la definición de este concepto, cómo llevarlo a cabo, ejemplos que ilustran situaciones que podrían ocurrir en tu empresa remota y mucho más. Pon en práctica los consejos que te recomendamos y toma medidas preventivas para asegurar el bienestar de tu talento y los resultados para tu empresa.