🖼 ¿Cómo funciona Google Imágenes y para qué sirve? [2021] | Crehana para empresas
Descubre cómo funciona Google Imágenes y emprende la búsqueda de la imagen perfecta

Descubre cómo funciona Google Imágenes y emprende la búsqueda de la imagen perfecta

Última actualización 19 de Agosto del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Jorge Iván Cubillos Aldana

Con seguridad has usado Google Imágenes. Necesitas una foto, un dibujo, una ilustración, algo que acompañe lo que estás escribiendo o diseñando, ingresas al buscador de Google, por supuesto, y tecleas la palabra sobre lo que buscas, por ejemplo “logo de Google Imágenes”. Aparecen miles de resultados, ¿no?

Sin embargo, ¿sabías que en Google Imágenes, además de teclear una palabra o frase para encontrar la foto o dibujo que estás buscando, puedes encontrar imágenes a partir de otros archivos de imagen? Sí, a partir de la foto de tu par de medias favoritos podrías encontrar unas iguales, o parecidas. Incluso una imagen relacionada al diseño de los calcetines que estás ubicando de referencia.

En cualquier caso, desde 2001 Google se encargó de que pudiéramos acceder casi a cualquier imagen relacionada con cualquier cosa que se  nos ocurra a través de Google Imágenes. ¿Quieres saber cómo lo hacen? ¿Te interesa entender por qué hay algunas imágenes que son más fáciles de encontrar que otras? A nosotros nos pareció súper interesante, y por eso te lo vamos a explicar a continuación.

¿Qué es Google Imágenes? 

Pareciera obvio, pero Google Imágenes es un buscador dentro del buscador. Google Imágenes es un producto de Google para buscar imágenes en línea que, si bien realiza las mismas funciones básicas de consulta y obtención de resultados que el motor de búsqueda insignia de Google, se entiende mejor como una rama especializada.

Aunque las búsquedas de Google suelen arrojarte páginas web con contenido basado en texto, Google Imágenes te mostrará archivos de imagen basados ​​en palabras clave ingresadas. El factor principal para determinar qué imágenes aparecen en su página de resultados es qué tanto coinciden los términos de búsqueda con los nombres de archivo de esas imágenes. Pero, si no es suficiente, Google Imágenes también tendrá en cuenta información contextual basada en textos de la misma página que contiene una imagen. 

Su algoritmo es tan poderoso que tiene una función de aprendizaje automático a través del cual Google Imágenes logra asociar ciertas imágenes entre sí para crear grupos, y de esa manera permitirte la búsqueda de imágenes inversas —quizá su funcionalidad más avanzada—, la cual consiste en buscar por imágenes en Google, es decir, sugerirte una imagen a partir de otra imágen.  

Una vez que haces una búsqueda el servicio te revela un conjunto de imágenes en miniatura que se correlacionan con la descripción de tu palabra clave y con el imagebuilding para posicionamiento SEO que han hecho los sitios que las alojan.

apariencia de buscador en Google Images

En este punto, Google Imágenes te permite acceder a las páginas web que contienen una imagen seleccionada, siempre y cuando el sitio web que aloja la imagen lo permita. Si un sitio web te permite ver la página con la imagen, también puede permitirte acceder directamente a la imagen y a abrir una página con sólo la imagen, presentando la URL específica de esa imagen, aunque no es algo que los sitios web te permitan hacer siempre —los sitios que venden fotografía profesional son un ejemplo—.

¿Cómo acceder a Google Imágenes?

Hay tres formas sencillas a través de las cuales puedes acceder a Google Imágenes:

  1. Dirigiéndote a la página oficial de Google, y seleccionando la pestaña “Imágenes” en la esquina superior derecha.
  2. Yendo a images.google.com, que es la forma más directa de acceder a Google Imágenes.
  3. Ingresando una búsqueda tradicional en Google y, en la página de resultados, seleccionando “Imágenes” . 

Búsqueda básica en Google Imágenes

Al igual que sucede con las búsquedas predeterminadas de Google, puedes usar Google Imágenes ingresando términos de búsqueda en texto que describen una imagen —para lo cual quizá te sea útil este kit de herramientas SEO—. Lo que verás a continuación es una página de resultados con una cuadrícula de miniaturas, organizadas en orden de coincidencia con lo que escribiste —según su nombre—, de izquierda a derecha y de arriba a abajo. En adelante puedes encontrar distintas funcionalidades:

 

apariencia de la búsqueda en Google Imágenes

Visualizar una versión más grande de una imágen

En Google Imágenes, si haces click en una miniatura, podrás ver una versión más grande junto a una breve lista de información sobre su orígen.

Visitar la página web de origen que contiene la imágen completa

Si haces click en las imágenes sugeridas por Google Imágenes, lo más probable es que te dirijas a la página fuente donde está alojada esa imágen. 

Seleccionar una miniatura en "Imágenes relacionadas" 

A partir de una imagen sugerida por Google Imágenes puedes ingresar a una nueva lista de resultados de búsqueda. 

Si al seleccionar “Visitar” en Google Imágenes te diriges a la página web que contiene la imagen que seleccionaste, es posible que puedas hacer alguna de estas cosas:  

Abrir imagen en una pestaña nueva : 

Te cargará una página aparte con solo esa imagen y podrás copiar la URL si es que necesitas regresar únicamente a ella, ahorrandote la ruta de buscar en Google Imágenes.

Guardar imágen como: 

Podrás descargar el archivo a tu computador, y hasta ponerle el nombre que quieras, pero cuidado: dependiendo del uso que quieras darle podrías estar infringiendo derechos de autor.

Copiar dirección de imagen: 

Si eliges esta opción la URL directa que te lleva a la imagen se copiará en tu portapapeles.

Copiar imagen : 

Una de las opciones más prácticas desde Google Imágenes: tu imagen podrá ser copiada en en el portapapeles para que puedas pegarla casi en cualquier documento, como sucede con los programas de procesamiento de texto, tipo Word u Open Office.

 

imagen ampliada de Crehana en Google Imagenes

Herramientas y filtros de Google Imágenes

En Google Imágenes, debajo de la barra de búsqueda, encontrarás un cuadro desplegable llamado "Herramientas", el cual ofrece una serie de opciones de filtrado adicionales que son:

Tamaño

Que en Google Imágenes te permitirá limitar los resultados a imágenes con determinadas dimensiones de píxeles. Esto puede ser un rango de tamaño general —grande, mediano o pequeño— e incluso una dimensión de píxel exacta —aunque para el ejemplo que queríamos ilustrarte Google Imágenes no nos permitió hacerlo—.

 

Color

Otra opción de filtrado en Google Imágenes que te permitirá, literalmente, hacer búsquedas de imágenes según su color. Cuando haces click en esa opción se desplegará un menú que te dará la opción de buscar imágenes de cualquier color, en blanco y negro o de un color específico. Muy útil si piensas crear una paleta de colores, o si te estás guiando por una. 

 

Tipo

Si tus imágenes encontradas a través de Google Imágenes están en un formato específico o son de cualquier tipo.

IMAGEN

Fecha

¿Cuándo fueron publicadas las imágenes que estás buscando en Google Imágenes? Allí podrás especificar el periodo de tiempo en el que te gustaría que hubieran sido subidas las imágenes que te aparecen como resultado, por lo cual podrás indicar si las imágenes que buscas fueron publicadas recientemente, o si por el contrario lo fueron hace mucho. 

Derechos de uso

Este es, quizá, el filtro más delicado e importante de las herramientas de Google Imágenes. "Derechos de uso" te explicará si las imágenes que buscas pueden ser utilizadas libremente, o si por el contrario están protegidas por derechos de autor —lo cual sucede la mayoría de las veces— y por eso merece el tema una mención aparte.

IMAGEN

Si encontraste la “imagen perfecta” en Google Imágenes

Google Imágenes es, como ya lo describimos, una herramienta eficaz para localizar la “imagen perfecta” para usar en presentaciones, documentos y redes sociales, pero, por muy tentador que sea copiar y pegar esa imagen o fotografía en tu sitio web, en tu libro electrónico o en cualquier otro lugar, primero debes considerar la ley de derechos de autor.

Los resultados que te arroja Google Imágenes no pertenecen a una colección certificada de obras de dominio público, es decir, la mayoría de las veces no están libres de derechos de autor. Una vez que encuentres esa imagen o foto perfecta, debes tratarla —desde la perspectiva de esos derechos— como a cualquier otro contenido que encuentres en línea. Esto significa que analizar sus derechos de autor antes de usar la imágen te podría ahorrar más de un dolor de cabeza.  

Si eres un diseñador, por ejemplo, aunque es posible que te resulte difícil convencer a otras personas en tu entorno de trabajo que encontrar una imagen a través de una búsqueda en Google Imágenes no significa necesariamente que su uso sea gratuito, en cualquier circunstancia, sin obtener el permiso de derechos de autor, puedes empezar por compartirles estas recomendaciones: 

  1. Que averigüen siempre, a través de la función “Derechos de uso” de Google Imágenes, o de cualquier medio que permita verificarlo, si la imagen a la que se piensa darle uso está protegida por derechos de autor.
  2. Que si la imagen que pretenden usar está protegida por derechos de autor y no se tiene ninguna licencia adjunta, hay que obtener un permiso para usarla.

Y la recomendación va para ti también, claro está, así seas un experto, o apenas estés tomando un curso de Adobe Photoshop desde cero. Si tienes suerte, el nombre del propietario de los derechos de autor aparecerá en la imagen que te recomiende Google Imágenes con un enlace para contactarlo y pedirle permiso —es de esperar que te responda a la brevedad—, pero este mejor escenario no siempre será tu escenario.

Como es posible que tu investigación requiera tiempo, esfuerzo y creatividad para determinar e investigar el estado de los derechos de autor de una obra, también será recomendable que, si el uso que pretendes darle a esa imagen no es imperativo, será mejor que busques imágenes libres de derecho o con derechos de uso condicionado que se acomoden a tus necesidades.

Imágenes de Google Imágenes con Creative Commons

Seguramente has visto que algunas imágenes en Google Imágenes, y en general en la herramienta de “Derechos de uso” hay algunas con una licencia Creative Commons (CC) adjunta a la imagen o fotografía que deseas utilizar. Si es así, ten en cuenta que:

  • Existen varias licencias CC que te permiten usar una imagen o fotografía —u otro contenido en línea— encontrada en Google Imágenes sin obtener primero un permiso.
  • Necesitas leer la licencia CC de la imágen para ver hasta dónde tienes permitido usarla. Es posible que solo puedas usar la imagen tal  como está, que tal vez puedas modificarla o que puedas usarla pero sin fines comerciales. Y en cualquier caso todas las licencias CC requieren que reconozcas al propietario de la imagen.

Otra cosa que deberás buscar son los términos de uso específicos escritos en el sitio donde encuentres tu imágen. Estos podrían ser específicos y deberías seguirlos. Por ejemplo, los términos pueden indicar que puedes utilizar una imagen con fines educativos, pero no comerciales, aunque, en un sentido contradictorio, desafortunadamente los términos de uso de las imágenes con licencias CC no son muy específicos la mayoría de las veces y deberás tomar esa decisión. Nuestra recomendación siempre será que actúes como si la imagen tuviera todas las restricciones posibles.

ELEMENTO PREMIUM

Entonces, un repaso necesario...

Cuando uses imágenes que encuentres en Google Imágenes —o en otro lugar—, recuerda los siguientes puntos para usar Google Imágenes legalmente:

  • Determina si una imagen, fotografía u otro contenido que te haya aparecido tras hacer una búsqueda en Google Imágenes, está protegido por derechos de autor. Realiza tu investigación lo antes posible, tan pronto como decidas que deseas utilizar una determinada imagen.
  • Actúa sobre la base de los hechos. No te limites a pensar que una foto "antigua" es gratuita para tomarla, o que una imagen sin un símbolo o aviso de derechos de autor es siempre de uso gratuito.
  • Si no ves el permiso claramente indicado en una imagen o fotografía, debes investigar su estado de derechos de autor —guiño—.

Dicho lo anterior nos compete, para que puedas hacer un uso correcto y legal de Google Imágenes, recomendarte las siguientes buenas prácticas:  

1. Asume siempre que una imágen está protegida

Ya te lo dijimos. No supongas. Averigua. 

2. Usa vínculos

Siempre es menos riesgoso —desde la perspectiva legal— vincular una foto u otra imagen, que te haya aparecido tras hacer una búsqueda en Google Imágenes, que copiarla y pegarla en tu sitio web o plataforma de redes sociales. Y es mejor no incrustar ese enlace, sino establecer una URL.

3. Utiliza tus propias fotos e imágenes

Cuando te sea posible, usa fotos y otras imágenes que hayas tomado o creado tú. Pero ten en cuenta los siguiente:

  • A menos que hayas tomado las fotos como parte de tu trabajo en calidad de empleado, posees los derechos de autor de tus propias fotos.
  • No olvides obtener una autorización de salir en tus fotos por parte de cualquier persona que aparezca en ellas. Este ya no sería un problema de derechos de autor, sino un problema de privacidad o uso de imagen, y no quieres meterte en líos adicionales innecesarios.
  • Ten en cuenta que si le has otorgado una licencia de tus imágenes a otra persona, es posible que te hayas limitado el uso de ellas. Así las hayas tomado tú. 

4. Utiliza imágenes con licencia de Creative Commons (CC)

En la herramienta “Derechos de uso” Google Imágenes te permite filtrar la búsqueda de tus imágenes indicando que deseas encontrar fotografías, gráficos e ilustraciones con licencia CC. Normalmente este tipo de imágenes te darán mayor libertad de uso, pero, como te lo dijimos anteriormente, deberás leer los términos y condiciones para conocer con exactitud qué te está permitido hacer y qué no con la imagen que elijas. Después de todo una licencia CC es solo eso: una licencia. Aunque recuerda. Siempre deberás reconocer al propietario de los derechos de autor.

5. Utiliza imágenes de agencias de fotografías de archivo

Comprar imágenes de archivo, o por lo menos una licencia para usarlas, ya no es una rareza. De hecho es una práctica común, y lo es tanto porque el mismo Google Imágenes te sugiere dentro de sus resultados las imágenes que pertenecen a estas empresas. Te corresponderá a ti seguir y aceptar los términos y condiciones de las licencias. Por ejemplo, es posible que puedas publicar una imagen en tu blog, pero quizá necesites un permiso adicional para usarla en la portada de tu libro electrónico.

6. Confirma quién es el propietario de los derechos de autor de la imagen

Verifica que el creador de la imagen que encontraste en Google Imágenes tenga los derechos para permitirte usarla. Es posible que haya cedido sus derechos a otra persona y ya no los posea, lo que implicará que no pueda autorizarte para que la uses. También puede que haya creado una imagen como parte de sus obligaciones laborales, y su empleador sea el propietario de los derechos de autor de ese material. En cualquier caso, pídele al creador que te brinde una garantía sobre la titularidad que él posee sobre los derechos de autor de la imagen que sientes será definitiva en tu próxima presentación de negocios.

Ahora bien, solo no olvides que en los últimos años Google Imágenes ha incorporado sus propias herramientas para buscar información sobre el crédito, el creador y los derechos de autor, así como la identificación de imágenes con licencia en sus búsquedas de imágenes. Dicha información está disponible cuando el editor o creador la proporciona en los metadatos de la imagen, es decir, en atributos como el nombre, dimensiones y texto alternativo. 

 

Y pensar que todo lo anterior existe solo porque una vez, por allá en 2001, Jennifer López lució un vestido que inspiró la creación de Google Imágenes. Googlea la historia para que tu camino en la búsqueda de la” imagen perfecta” sea más que divertido.

También podría interesarte