¿Cómo ser un líder empático? Te contamos cómo lograrlo

Última actualización 03 de Diciembre del 2020

user

Paula Cordero

¿Cómo ser un líder empático? Te contamos cómo lograrlo ¿Cómo ser un líder empático? Te contamos cómo lograrlo

Seguramente has escuchado hasta el cansancio la palabra ‘empatía’ y ya no quieres seguir leyendo sobre eso, pero ¿te has puesto a pensar si realmente tienes esta soft skill? Como líder, es necesario que de vez en cuando cuestiones tu manera de accionar en el trabajo. Esto te ayudará a mejorar tu relación con tus empleados y crecer profesionalmente.

Sin empatía, es imposible formar un equipo de líderes. Ser un líder empático te ayuda a inspirar a las personas con las que trabajas y tener éxito en las ventas. En este blog te contaremos la importancia de esta habilidad blanda y cómo te ayudará a ser un mejor líder en tu centro de trabajo. ¡Empecemos!

líder empático

Imagen: Freepik

¿Qué es la empatía?

La empatía es la capacidad de sentir las emociones de otras personas e imaginar lo que otra persona podría estar pensando o sintiendo. Como comúnmente se dice, ‘ponerse en los zapatos del otro’.

Tipos de empatía

Cognitiva: Daniel Goleman, reconocido psicólogo y autor del libro Emotional Intelligence, explica que este tipo de empatía es tener la misma perspectiva de la otra persona y entender cómo se siente. La empatía cognitiva responde a un problema con la capacidad intelectual. Es decir, ser consciente del estado emocional de otra persona.

Emocional: Implica sentir directamente las emociones que siente otra persona. Este tipo de empatía está desconectada del cerebro y pensamiento. Por ejemplo, cuando vemos llegar a un familiar llorando o angustiado, solemos sentirnos de la misma manera, porque nos importa.

Compasiva: Se refiere a cuando no solo entendemos la situación que atraviesa una persona, sino que tenemos la necesidad de ayudar lo antes posible.

Existen momentos en los que vemos a una persona sufriendo y queremos entender por qué se siente así, brindarle nuestro apoyo y ayudarla. Hacer estas tres cosas al mismo tiempo puede ser abrumador, por eso, la empatía compasiva permite usar la inteligencia emocional para responder a este tipo de situaciones.

Empatía en el trabajo

La empatía no es un concepto nuevo en el mundo empresarial, sin embargo, existen muchos líderes que todavía no entienden su importancia y cómo aplicarla en el trabajo. Esto es probable que ocurra porque sienten que mostrar sus emociones en el trabajo es un rasgo de debilidad. Todo lo contrario, esto permite generar una relación de confianza con todos los trabajadores.

Al ser empático, un líder puede comprender las necesidades de sus empleados y brindarles el apoyo que necesitan. Por ejemplo, si un trabajador llama para avisar que no podrá llegar al trabajo a tiempo porque tiene una emergencia familiar; lo correcto sería que su líder le pregunte si todo anda bien o necesita ayuda extra, en vez de reaccionar de manera negativa y reclamarle por no ‘cumplir con sus obligaciones’.

crehana para empresas

Suele pasar que los líderes de área priorizan los resultados, frente al proceso. Esto ocasiona que los trabajadores sientan que no se toma en cuenta el empeño que le ponen a su trabajo. Al poner en práctica la empatía, los líderes pueden comprender la causa fundamental de un mal desempeño. En el ambiente de trabajo, existen diferentes factores por los cuales un empleado no tiene el rendimiento de antes como problemas personales, de salud, económicos, de aprendizaje, etc. Si un líder no se detiene a pensar por qué su empleado podría tener un bajo rendimiento y cómo podría ayudarlo, será difícil que pueda guiar a los demás.

Demostrar empatía suele ser difícil, ya que se necesita tiempo y esfuerzo para demostrar conciencia y comprensión. No siempre es fácil entender por qué las personas piensan o sienten de determinada manera sobre una situación.

Consejos para ser un líder empático

Para que logres ser un líder empático y comprometido con tu team, te damos los siguientes consejos:

Practica la escucha activa: Si un empleado quiere conversar contigo, préstale la atención necesaria para comprender qué necesita. Es posible que escuches las palabras que dice, pero ¿realmente entiendes el mensaje? Toma un momento para procesar la información y asegurarte que hayas entendido lo que tu colaborador te quiere compartir.

líder empático

Imagen: Freepik

No interrumpas: Si estás escuchando a alguien, pon tus cinco sentidos en ese momento. No mires tu celular o te pongas a revisar papeles mientras alguien te está hablando, es una falta de respeto. Si te distraes, lo más probable es que te impacientes e interrumpas para acelerar la conversación. Si debes priorizar otras tareas o ingresar a una reunión, lo mejor es comunicarlo y pedir disculpas por no poder atender a la persona en ese momento.

Maneja tu lenguaje corporal: La comunicación no verbal puede expresar mucho más que las palabras. Debes ser consciente de tu lenguaje corporal al tratar con los demás, demuestra que estas realmente interesado en lo que te están diciendo. Considera cómo te gustaría que se comportaran contigo mientras estas hablando.

Deja los prejuicios: Sé una persona abierta a diferentes posibilidades. No tengas una mente cerrada o juzgues antes de tiempo. En el trabajo es común encontrarnos con personas que no piensan igual que nosotros, debes ser tolerante y tratar de entender su punto de vista. Haz preguntas de seguimiento o pide ejemplos para comprender mejor lo que tu equipo te comparte.

Piensa en ‘nosotros’ en lugar de ‘yo’: La mejor manera de tomar decisiones que sean beneficiosas para tus empleados es siempre pensar en un ‘nosotros’. ¿Qué es mejor para el team? ¿Cómo reaccionarán los demás ante un cambio? Ser un líder empático también significa involucrar a tu equipo en las decisiones que tomes porque de igual manera afectarán a todos.

crehana para empresas

No tengas miedo de tus errores: Todos somos humanos y nos equivocamos. No sientas que eres débil porque frente a los demás aceptas que te equivocaste. Al contrario, servirás de ejemplo para que ellos hagan lo mismo en un futuro y no teman admitir que cometieron un error. Enséñales a asumir cuando existe alguna equivocación y a proponer soluciones inmediatamente.

Asumir un cargo de líder es una gran responsabilidad, pero cuando priorizas las opiniones y sentimientos de tu equipo, es fácil guiarlos para que sean futuros líderes. Recuerda que la comunicación es lo primero, actúa con sinceridad e integridad. En Crehana para empresas, brindamos capacitación a reconocidos líderes de la industria para que mejoren sus habilidades blandas. ¿Te animas a ser parte de esta experiencia? Si quieres ser un mejor líder, da clic aquí.

Recomendados para ti