Conoce cómo impulsar el autodesarrollo y la autonomía de los colaboradores

Conoce cómo impulsar el autodesarrollo y la autonomía de los colaboradores

Última actualización 11 de Junio del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Hugo Rodríguez

¿Has escuchado hablar sobre los beneficios de la autonomía de los colaboradores? En un mundo corporativo que se encuentra cambiando constantemente, reforzar la relación entre tus empleados y tú puede significar el impulso decisivo que lleve a tu compañía al éxito.

La autonomía laboral no significa dejar que los empleados hagan lo que quieran. Se trata de concederles la confianza suficiente para que se sientan valorados por la empresa y desarrollen todo su potencial. Lo cual será tan beneficioso para ellos como para la compañía.

En este post de Crehana para empresas, te enseñaremos todo lo que debes saber sobre la autonomía de los colaboradores y te daremos las herramientas para aplicar correctamente esta iniciativa en tu empresa. ¡Acompáñanos!

¿Quieres mejorar la productividad de tu equipo pero no sabes qué habilidades necesitan? En Crehana para empresas te brindamos capacitación corporativa personalizada a tus necesidades

crehana-empresas

¿Qué es la autonomía en el trabajo?

Veamos primero lo que es la autonomía. En el marco de la Teoría de la Autodeterminación, la autonomía es la necesidad de estar a cargo de nuestras acciones y experiencias. 

Aunque debes tener cuidado: la autonomía (y menos la autonomía laboral) no es sinónimo de independencia. Hay una sutil diferencia entre ambos conceptos:

  • La autonomía involucra la libertad para participar en actividades que estén alineadas con nuestros intereses y habilidades individuales. Esencialmente, es la capacidad de los seres humanos para actuar de forma libre y elegir nuestras opciones.

  • La independencia abarca más el aspecto de hacer las cosas por ti mismo, evitando la dependencia de algún ente externo (persona, institución u objeto).

En el marco del contexto laboral, la autonomía en el trabajo abarca la concesión de libertad hacia un empleado para que desarrolle plenamente sus capacidades en el ámbito de una tarea que requiera de sus habilidades. 

Una mayor autonomía en el ámbito laboral tendrá una incidencia positiva en tus empleados e impulsará los niveles de motivación. Más adelante abordaremos realmente la importancia de la autonomía de los colaboradores, pero no nos adelantemos. 

Si quieres saber más al respecto, necesitas leer nuestro post sobre la autonomía en el trabajo.

toma de decisiones

Fuente: Pixabay

¿Quieres saber qué no es la autonomía laboral?

La autonomía en el ámbito de trabajo cuenta con muchas actividades favorables para el empleado. Sin embargo, autonomía no es sinónimo de:

  • Trabajar de forma aislada: la autonomía de los colaboradores no incluye el derecho de realizar tus labores sin supervisión.

  • Hacer lo que quieras, cuando quieras: deben existir límites (¡recuerda que estás en un entorno laboral!), por lo que es importante que se definan las condiciones de la autonomía de los colaboradores, antes de la toma de decisiones.

  • Funcionar sin orientación: los empleados deben ejercer sus funciones con una orientación clara y precisa, con procesos establecidos y siguiendo las normativas determinadas.

Se trata de que el trabajador se sienta libre de tomar decisiones, para garantizar un mayor compromiso con su trabajo. No de trabajar en una empresa anárquica, sin dirección ni objetivos claros.

Con esto en mente, es momento de considerar la importancia real de impulsar la autonomía de los colaboradores.

toma de decisiones de los empleados

Fuente: Pixabay

¿Por qué es importante impulsar la autonomía de los colaboradores?

La autonomía de los colaboradores puede convertirse en una consecuencia favorable (y hasta saludable), tanto para la empresa como para los trabajadores.

Por medio de ella, el empleado puede mejorar ese equilibrio entre la vida privada y el trabajo. Según un estudio realizado por la Corporate Executive Board, las personas que se sentían con mayor libertad laboral, mantenían un buen equilibrio entre su trabajo y su vida personal, por lo que eran un 21% más productivas en sus labores.

Si ves que un empleado se siente abrumado por factores externos, puedes organizar una reunión con él (o quizás pueda tomar la iniciativa el empleado) y abordar juntos posibles soluciones a la situación. Además, podrías concederle una mayor autonomía laboral: quizá descubras un alto potencial escondido en un empleado que no esperabas.

Elementos esenciales en la autonomía laboral

En el marco de la mencionada Teoría de la Autodeterminación, encontramos que el proceso de autonomía laboral se descompone en dos vertientes fundamentales:

  • Apoyo a la autonomía.

  • Cumplimiento de la autonomía.

Existe una diferencia sutil, pero importante, entre ambas. Y la comprensión de estas es imprescindible para conceder la autonomía de los colaboradores.

1. Apoyo a la autonomía

El apoyo a la autonomía laboral se basa en el sentimiento, por parte del empleado, de sentirse respaldado al momento de realizar su trabajo. Es la sensación del trabajador de tener, bajo su control, la elección de realizar aquellas actividades en las que mejor se puede desenvolver.

En este punto, es fundamental la labor de la persona a cargo ya que tienen las herramientas para defender u oponer esta conducta laboral. Desde Crehana para empresas, te recomendamos avalar la autonomía de los colaboradores; evita que los empleados se sientan frustrados o presionados y dótalos de las herramientas necesarias para que puedan explotar todo su potencial.

¿Cómo puedes apoyar la autonomía laboral? Aplicando estos métodos:

  • Ponte en el lugar del trabajador: empatizar es fundamental para apoyar la autonomía de los colaboradores. Estamos seguro que no te gustaría que nadie limite tu capacidad de actuar en el entorno laboral, ¿por qué hacerlo tú con los demás?

  • Exhorta a tus colaboradores a que compartan sus pensamientos sobre temas laborales: en un mundo corporativo que busca humanizarse cada vez más, es muy importante que el empleado se sienta parte de un entorno laboral en el que puede expresar sus ideas, sin sentirse juzgado o criticado por dar su opinión.

  • Demuestra que eres paciente y no te desesperes: si ves que una tarea se complica para algún empleado, tranquilo. Tienes que dar tiempo para que se fomente el autoaprendizaje y ser una guía para el trabajador. Explica las cosas lo más claro y conciso que puedas y verás que la actividad pasará a ser casi un proceso automático para el colaborador.

2. Cumplimiento de la autonomía

Al igual que el punto anterior, el cumplimiento de la autonomía de los colaboradores representa el sentimiento de un empleado cuando está comprometido con la labor que está haciendo dentro de la empresa, en lugar de sentirse obligado o presionado a culminar con sus tareas. Esta sensación también pasa por el hecho de sentirse valorado por los supervisores y superiores.

Ambas concepciones son necesarias para hacer sentir satisfechos a los empleados con su rol dentro de la compañía. Y el cumplimiento de la autonomía en el ámbito del trabajo es un punto clave para impulsar la labor de los trabajadores.

Veamos ahora cuáles son los métodos necesarios para lograr el cumplimiento de la autonomía de los colaboradores.

autonomia laboral

Fuente: Pixabay

¿Cómo impulsar la autonomía y autodesarrollo de los colaboradores?

Llegamos al momento crucial de este artículo: saber cómo promover la autonomía de los colaboradores e impulsar su satisfacción personal.

Veamos algunos procesos que pueden ayudarte a alcanzar este objetivo en tu entorno laboral:

1. Reconocer los sentimientos negativos con relación a los proyectos

Debemos estar conscientes de un aspecto fundamental: hay proyectos que nos encantan más que otros. No todas las tareas laborales se abordan de la misma manera y, siendo unas más tediosas o complejas que otras, pueden generar un sentimiento de frustración.

Si como supervisor percibes esta situación, tómate el tiempo suficiente para reconocer tus sensaciones (así mantendrás la autonomía laboral) y busca establecer las mejores soluciones con tus empleados para lidiar con la situación.

2. Conceder a tus empleados la organización de su tiempo y sus tareas

Es poco probable que los empleados elijan las tareas que les asignan. Una buena manera de mantener la autonomía de los colaboradores es dejar que controlen su flujo de trabajo y estructuren su tiempo a su manera.

Deja que desarrollen sus responsabilidades y programen sus tareas laborales para ejecutarlas en función de su disponibilidad. Eso sí, asegúrate de que se cumplan los objetivos estipulados durante la semana, por lo que una buena idea es programar reuniones para actualizar objetivos y comentar acerca de su estrategia para completar sus proyectos.

3. No es buena idea la crítica destructiva

En todo proceso de trabajo suelen haber equivocaciones. Algunas inofensivas, otras más graves; pero eso no es excusa para criticar, de forma destructiva, la opinión o conducta de un empleado en el entorno laboral.

Esta conducta limita la iniciativa de tus trabajadores, al sentirse agobiados por sentimientos negativos como la furia o el miedo. Tu misión es mantener unos empleados comprometidos y con iniciativa propia, por lo que señala los fallos en privado y asegúrate de mantener la moral alta, para que no decaiga el compromiso en el entorno laboral.

confianza de los empleados

Fuente: Pixabay

4. Apostar por la construcción de la confianza

No puede haber autonomía de los colaboradores si no hay confianza. Aunque este es una especie de tema contractual, en el que existen dos partes involucradas.

Si eres empleado, debes confiar en tu jefe y viceversa. Te aseguramos que si confías en tus trabajadores, estos sentirán ese respaldo, pero nunca debes aprovecharte de eso.

5. Apelar al sentimiento de propiedad

El sentimiento de propiedad va de la mano con la pertenencia de cada trabajador a la empresa. La misión del supervisor/gerente/jefe es otorgar un sentimiento de autonomía de los colaboradores, que les demuestre que cuentan con la total confianza de la compañía.

Básicamente, es buscar que el empleado sienta los proyectos como propios, en lugar de hacer "una tarea de la empresa". Por ejemplo, aprovechar las aptitudes de un nuevo empleado y presentarle la asignación como una oportunidad para que utilice sus habilidades en beneficio de cientos o miles de empleados.

Además, busca ofrecerle a tus empleados la oportunidad de alcanzar sus metas, en el entorno laboral, con todos los recursos disponibles. Bríndales la formación y la tecnología necesaria para que sienta que la empresa "invierte" en ellos y apuesta por su capacidad.

7. Una vez concedida la autonomía, ¡no hay vuelta atrás!

Hay un punto crucial en el tema de la autonomía de los colaboradores. Si ya le has concedido la libertad para que desarrolle su toma de decisiones dentro de la compañía, no retires ese privilegio.

Si te arrepientes de tu conducta, estarás aniquilando el compromiso de tus empleados. Así que ten cuidado y apuesta por seguir adelante, si ya tomaste la decisión de conceder la autonomía laboral.

libertad laboral

Fuente: Pixabay

La autonomía de los colaboradores garantiza un mayor compromiso de los trabajadores y un incremento en la productividad de la empresa. Evalúa bien tu equipo de trabajo y te aseguramos que, si están dadas las condiciones, esta autonomía laboral puede ser un paso adelante para tu compañía.

¡Y este ha sido nuestro post! ¿Estás de acuerdo con la autonomía de los colaboradores? Desde Crehana para empresas queremos mantenerte siempre informado con el tema de tu compañía, por lo que te presentamos este curso online de Transformación digital: Acelera tu empresa, para que le des el impulso tecnológico que tu compañía necesita. ¡Aprovecha los recursos para llevar a tu empresa al éxito!

Conoce más de Crehana para empresas

Al solicitar la demo acepto los términos y condiciones de Crehana

También podría interesarte

Subcategorías

Softwares