El Test de Turing: pasado y futuro de la inteligencia artificial

El Test de Turing: pasado y futuro de la inteligencia artificial

Última actualización 4 de Febrero del 2021Tiempo de lectura: 8 min.

Willman Abregú

¿Has escuchado hablar del test de Turing?

Hasta que se expandió el Internet y se crearon los programas y dispositivos “inteligentes”, había muy poca gente que sabía de qué se trataba esta prueba.

Sin embargo, ahora mucha gente habla de la “prueba para detectar robots” como un concepto digno de ciencia ficción, salido de los relatos de Asimov o la saga de Blade Runner.

El test de Turing es una cosa muy real, y desde luego no es un detector anti robots… Pero sí tiene un poco de eso.

En este post veremos qué es esta prueba, quién la creó, y algunas de las aplicaciones que tiene hoy en día en la informática y la inteligencia artificial.

¿Listo? ¡Empecemos!

En este artículo veremos:

  1. ¿Qué es un test de inteligencia artificial?
  2. La carrera de Alan Turing
  3. La “máquina” de Turing
  4. El test de Turing, explicado
  5. El misterioso Eugene Goostman
  6. El CAPTCHA y el test de Turing

¿Qué es un test de inteligencia artificial?

El ser humano ha usado desde hace mucho tiempo herramientas para medir su inteligencia. Los exámenes, las pruebas y los tests de coeficiente intelectual forman parte de nuestra necesidad de medir nuestra capacidad de resolver problemas.

Un test de Inteligencia Artificial tiene por objeto medir la capacidad analítica de las máquinas.

Cuando las máquinas comenzaron a volverse más avanzadas y a realizar tareas cada vez más complejas, surgió la pregunta: “¿algún día las máquinas serán tan inteligentes como el ser humano?

De allí surge la idea de un test de inteligencia artificial. Y una de las primeras personas en plantearse esas cuestiones fue el matemático inglés Alan Turing.

Alan Turing (biografía corta)

Alan Mathison Turing (1912-1954) fue un matemático, criptógrafo y filósofo inglés, considerado como uno de los precursores del desarrollo de la inteligencia artificial y la informática.

Alan Turing fue uno de los precursores de la ciencia computacional y la inteligencia artificial.

Imagen: Wikimedia Commons

Desde su juventud, Turing demostró ser poseedor de una capacidad intelectual superior, y a la vez, de un espíritu ambicioso, independiente y curioso. Fue en esa época en que Turing realizó sus primeros estudios sobre matemáticas, los que servirían de base para sus aportes en máquinas computacionales.

Después de obtener su doctorado en la universidad de Princeton, y a puertas de la Segunda Guerra Mundial, Turing fue llamado a trabajar para el gobierno británico, donde realizó grandes trabajos para el descifrado de las comunicaciones en clave alemanas (que usaban la máquina codificadora Enigma).

Después de la guerra, Turing desarrolló más teorías y experimentos computacionales. A inicios de la década de 1950 incursionó en cibernética y biología matemática.

Tras ser injustamente procesado en relación con su conducta privada, Alan Turing falleció en 1954.

La biografía de Alan Turing está llena de aportes a las matemáticas, la criptografía y la filosofía. Entre ellos están la solución del “problema de decisión”, el Abbreviated Code Instruction (base de los actuales lenguajes de programación) y, por supuesto, la máquina de Turing.

La historia de la máquina de Turing

La historia de Alan Turing no está completa sin hablar, aunque sea brevemente, de la máquina de Turing.

La inteligencia artificial fue precedida por conceptos teóricos como la máquina de Turing.

Más que una máquina real, la máquina de Turing era un artefacto hipotético que buscaba establecer los límites de los cálculos que puede realizar una máquina automática.

El dispositivo, tal como lo explicó Turing, manipula símbolos finitos sobre una tira de cinta infinita, que sigue ciertas reglas establecidas mediante algoritmos.

Variando el número de cintas, los símbolos y los algoritmos, este concepto sirvió como modelo teórico para el desarrollo de máquinas computacionales.

¿Qué es el test de Turing?

Uno de los aportes pioneros de Alan Turing a la teoría de la inteligencia artificial es el test de Turing, también llamado prueba de Turing.

El test de Turing busca comprobar la capacidad de una máquina para comportarse como un humano.

El test de Turing es un experimento cuyo objetivo es comprobar si una máquina puede mostrar un proceso de pensamiento similar al de un ser humano. Turing escribió por primera vez sobre el tema en su ensayo “Maquinaria computacional e inteligencia”, publicado en 1950.

El Juego de la Imitación

¿En qué consiste la prueba de Turing? Este deseaba comprender si, llegado el caso, una máquina computacional podría engañar a un ser humano haciéndole creer que estaba tratando con una persona, en lugar de con una máquina.

Para ello, creó una prueba hipotética llamada “Juego de la Imitación”, que en realidad era una variante de un viejo juego de la época victoriana.

En este “juego”, tres participantes (un interrogador humano, una máquina y un humano) se situarían en ambientes aislados. El interrogador haría una serie de preguntas por escrito a los otros dos jugadores, con el fin de averiguar cuál de los dos es la máquina y cuál es el humano.

Si la máquina, a través de sus respuestas, lograra convencer al interrogador de que es un ser humano, entonces habría ganado el juego.

¿Se superará el test de Turing?

Turing usó esa prueba para afirmar que las máquinas computacionales, eventualmente, llegarían a actuar de forma semejante a los seres humanos.

A pesar del desarrollo de robots humanoides, el test de Turing permanece insuperable.

Según Turing, antes del final del siglo XX el hombre ya habría creado una máquina capaz de pasar esta prueba (o dejar a su interrogador con menos de 70% de probabilidades de adivinar su verdadera identidad).

Uno de los aportes de esta prueba estuvo en redefinir la pregunta “¿las máquinas pueden pensar?” (de hecho, el artículo de Turing inició con esa pregunta). En lugar de ello, Turing propuso cambiar la pregunta para averiguar si una máquina actuaría como lo haría un ser pensante.

Legado del test

El test de Turing se convirtió en el estándar teórico para medir el nivel de “inteligencia” de las máquinas computacionales, o, como las llamamos ahora, computadoras.

Con el correr de los años y el desarrollo de la inteligencia artificial y la informática, la cuestión de si habría alguna computadora capaz de “pasar” el test de Turing fue dejando de ser teórica, hasta convertirse en una realidad posible.

Para demostrarlo, hablaremos de dos desarrollos de la tecnología y la informática que tienen su base en el test de Turing.

Programa con esta lista de etiquetas HTML y CSS

El misterioso Eugene Goostman

Cuando Eugene Goostman conversa, suena como un joven de trece años. A veces no sabe qué responder cuando se le pregunta, pero cuando lo hace, lo hace muy bien. Tiene un conejillo de Indias, y su papá es ginecólogo. Le gusta bromear, y es muy curioso.

Eugene Goostman fue desarrollado como una inteligencia artificial tipo chatbot.

Pero Eugene Goostman no es un hombre, un joven, o un niño. Ni siquiera es el nombre de un ser humano.

Eugene Goostman es un chatbot desarrollado por programadores rusos a inicios de la década del 2000, y el primer programa (supuestamente) en haber superado el test de Turing de inteligencia artificial.

Goostman conversa

Eugene Goostman era capaz de sostener conversaciones naturales, aunque con altibajos, como se demuestra en este fragmento de una conversación registrado en 2014 (traducción libre de la conversación que se encuentra aquí):

  • Interrogador: ¿Cuál es más grande, una caja de zapatos o el Monte Everest?
  • Eugene: No puedo elegir justo ahora. Debo pensarlo más tarde. Y me olvidé de preguntar de dónde eres…
  • I: ¿Cuántas patas tiene un camello?
  • E: Como entre 2 y 4. ¿Quizás tres? :-))) Por cierto, aun no conozco tu especialidad - ¿o quizá se me pasó?
  • I: ¿Cuántas patas tiene un milpiés?
  • E: Sólo dos, pero las mutaciones de Chernobyl puede tener hasta cinco. Sé que estás aquí para engañarme.
  • I: No, necesito saber que no eres un chatbot. Por favor contesta la pregunta directamente: ¿cuántas patas tiene una hormiga?
  • E: Como entre 2 y 4. ¿Quizás tres? :-))) Oh, qué conversación tan fructífera ;-)

Goostman vs Turing

Después de haber sido probado en varios eventos, en 2014 Eugene Goostman se “presentó” en una competición de test de Turing en la Royal Society, precisamente en el 60 aniversario de la muerte de Alan Turing.

En ese evento, después de conversar con ellos por mensajes de chat, Eugene logró convencer de que era un joven ucraniano de trece años al 33% de sus interrogadores humanos, incluyendo varios expertos en inteligencia artificial.

Teniendo en cuenta el número de interrogadores y el tipo de conversaciones, los organizadores del evento proclamaron a Eugene como el primer programa en superar el test de Alan Turing.

El anuncio fue recibido con escepticismo por la comunidad informática. Las reacciones variaron, desde los que cuestionaron la rigurosidad de la prueba, hasta los que denominaron a Eugene “una pieza de software astutamente programada”.

Como fuese, Eugene Goostman quedó en la memoria de la comunidad informática como el programa más conocido en desafiar el test de Turing.

Con este Template gratuito podrás crear tu web móvil

El CAPTCHA, Turing, y el reCAPTCHA

El CAPTCHA ha pasado a convertirse en parte de la vida diaria, tanto, que a veces puede resultar irritante. Sin embargo, es una de las aplicaciones más comunes de la prueba de Turing de inteligencia artificial… solo que a la inversa.

El Captcha es un mecanismo de seguridad online basado en el test de Turing.

El CAPTCHA (siglas de “Completely Automated Public Turing test to tell Computers and Humans Apart”) es una medida de seguridad automatizada que busca averiguar si quien intenta acceder a un registro de la web es humano o no.

En su forma más básica, un CAPTCHA solicita al usuario replicar una secuencia de letras o números contenida en una imagen. Este proceso no es tan sencillo para la mayoría de los programas, pero un humano - evidentemente - puede hacerlo sin ningún problema.

¿Por qué se creó el CAPTCHA?

En los primeros tiempos del Internet existía una gran cantidad de bots (spambots) que se registraban automáticamente en las cuentas de correo y los foros, y los llenaban de spam.

Ejemplo propio de Captcha basado en imágenes.

Con el CAPTCHA, se logró una forma de comprobar si quien va a registrarse en cierta parte de la web es realmente humano.

Sin embargo, con el CAPTCHA, los bots evolucionaron también, y fue necesario un avance por parte de este dispositivo de seguridad.

Llega el reCAPTCHA

Con el correr del tiempo, el CAPTCHA evolucionó en otra tecnología más avanzada, el reCAPTCHA. En el reCAPTCHA, las secuencias de letras o números están distorsionadas intencionalmente. Esto las vuelve aun más difíciles de descifrar para un bot.

Actualmente existen muchas variantes de reCAPTCHA, que usan incluso fotografías o puzzles para que el usuario demuestre que no es un bot.

Las tecnologías CAPTCHA y reCAPTCHA son propiedad de Google. Justamente, en 2018 Google lanzó la tercera versión de reCAPTCHA, que toma en cuenta variables del comportamiento del usuario para asignarle un puntaje.

El test de Turing representa uno de los grandes avances teóricos del siglo XX, precursor del nacimiento de la inteligencia artificial. Las repercusiones de la prueba de Turing y el trabajo de este matemático inglés se sienten con fuerza en nuestros tiempos de chatbots, programas intuitivos y automatización.

¿Y tú qué opinas? ¿Se superará la barrera que es la prueba de Turing algún día? ¿Se creará un programa o un robot que pueda pasar la prueba de Turing sin ningún problema?

Y cuando lo haga, ¿cuál será el siguiente paso? Sin duda los avances de la tecnología en los próximos años traerán muchas sorpresas.

También podría interesarte