Consejos para que un CEO brinde feedback constructivo a su equipo

Última actualización 04 de Noviembre del 2020

user

Paula Cordero

Consejos para que un CEO brinde feedback constructivo a su equipo Consejos para que un CEO brinde feedback constructivo a su equipo

El feedback es una herramienta increíblemente poderosa. Si se ofrece de la manera correcta, permite que los profesionales puedan mejorar su rendimiento en la empresa y el nivel de confianza que tienen con sus demás compañeros.

¿Qué es un feedback?

La retroalimentación o feedback es una respuesta hacia algún estímulo con la finalidad de evaluarlo. En el mundo empresarial, este término se utilizar para referirse a las evaluaciones realizadas entre un equipo de trabajo para mejorar el desempeño del área.

Como CEO de la organización es fundamental entender que, el feedback es algo positivo para la empresa. Si el trabajador es informado de manera recurrente acerca de su desempeño, podrá perfeccionar la ejecución de sus tareas y comprender a detalle cuál es su papel dentro de la compañía.

¿Por qué es importante dar feedback?

Como líder de la organización, es imperativo que un CEO tenga reuniones de feedback con sus pares para mejorar la comunicación y tener una visión sobre cómo está progresando su equipo. Pero, para algunos profesionales, el feedback genera ansiedad e inseguridad. Harvard Business Review acota que el 69% intenta eludir la comunicación de información negativa, y el 37% no da ningún comentario crítico.

Un CEO debe ser capaz de recibir y dar feedback de manera asertiva para hacer crecer su negocio. Si no se identifican los errores o puntos débiles de los colaboradores, será difícil que los empleados puedan mejorar su desempeño en el trabajo. Muchas veces no nos damos cuenta nuestras fallas, y que mejor que una persona que trabaja con nosotros y conoce nuestras funciones para darnos recomendaciones.

crehana para empresas

¿Alguna vez has sentido que un trabajador se ha ofendido luego de algún feedback? Si esto en algún momento ha ocurrido, esta nota de blog te ayudará a notar si has realizado sesiones de feedback efectivas y te has comportado de manera empática.

Te resumimos algunos pasos para dar un feedback eficaz:

✔️Dar valor al trabajo del empleado: Al iniciar la conversación, es preferible puntualizar las maneras en las que este trabajador aporta al equipo y a la organización. Este paso ayuda a romper el hielo con el profesional.

Jack Stahl, director ejecutivo de Revlon y ex presidente de Coca-Cola, menciona que cuando la retroalimentación se enmarca en términos de lo que el empleado ya hizo bien, es más fácil que la recepción del mensaje sea efectiva. El colaborador recibe el feedback como una posibilidad de éxito, en vez de algo que se interpone en su camino.

feedback

Imagen: Freepik

✔️Sé específico: La retroalimentación debe causar un deseo inmediato de cambiar la forma de hacer las cosas. Para que esto suceda, es importante ser claro y conciso. Decirle al empleado que debe “mejorar su forma de realizar reportes” o “perfeccionar la manera de escribir los correos” no lo ayudará porque son comentarios muy generales.

Lo mejor es ser directo y dar un feedback que detalle acciones puntuales como administrar el manejo del tiempo para no llegar tarde a reuniones de trabajo, implementar carpetas para ordenar la información de manera más eficiente, etc. Ofrecer de tres a cuatro ejemplos específicos que revelen el patrón de comportamiento que deseas que cambie tu colega lo ayudará en gran medida.

✔️Mantener en privado la conversación: Una mala práctica al dar feedback es hacerlo en frente de otras personas. A algunas personas les parece incómodo ser el centro de atención o consideran que es ofensivo hacer pública su retroalimentación. Si esta conversación es privada será más llevadera y dará espacio a intercambiar más ideas.

✔️No des sesiones de feedback de ‘sorpresa’: El portal 15Five aclara que solo un tercio de las personas cree que los comentarios que reciben son útiles. ¿Por qué sucede esto? Porque la mayoría de veces esta retroalimentación no es solicitada, lo que causa en el trabajador estrés y ansiedad al recibirla.

Lo recomendable es que dentro de la empresa se concientice a todos sobre la importancia de recibir feedback. Es imposible mejorar si no se tiene claro cuáles son los puntos débiles del equipo. Lo mejor es que los propios empleados agenden reuniones para recibir comentarios que los ayuden a mejorar su desempeño, de esta manera se sentirán más seguros y cómodos.

crehana para empresas

✔️Sé empático: Para iniciar esta conversación necesitarás ser muy empático. Al ponerte en el zapato del receptor podrás pensar: ¿cómo quisieras que te den un feedback? Trata de ser cordial y sincero, sin necesidad de ofender con palabras despectivas o desagradables. El propósito del feedback es crear un ambiente de confianza donde el empleado se sienta cómodo y agradecido por los comentarios brindados.

Deja que la otra persona responda a tus comentarios y permítele hacer preguntas de seguimiento. Una vez que el problema esté claro, se podrá discutir en conjunto una solución efectiva y los próximos pasos a seguir.

feedback

Imagen: Freepik

✔️Seguimiento: La finalidad del feedback es cambiar algunos hábitos de trabajo que no están favoreciendo al desempeño del colaborador. Por esta razón, necesitas asegurarte que luego de conversar los puntos a mejorar realmente se pongan en práctica. Luego de dos semanas es un buen momento para conversar y darte cuenta que tan efectivo fue tu feedback.

✔️No utilices el método del ‘sandwich’: Es una buena iniciativa mencionar aspectos positivos de tu colega, pero no mencionarlo repetidas veces porque el verdadero feedback tendrá menos valor. Intercalar el feedback correctivo entre dos mensajes positivos no suavizará la comunicación. El empleado se sentirá confundido y no entenderá con claridad cuáles son sus puntos a mejorar. Asegúrate de tener una conversación auténtica siendo sincero y directo.

✔️Enfócate en el desempeño, no en la personalidad: Concéntrate en el comportamiento de tu colega (lo que hace en el trabajo) en lugar de su personalidad (cómo es).

Por ejemplo:

Feedback 1: “Tu egoísmo está causando problemas en el equipo”

Feedback 2: “Cuándo no dejas que tus compañeros compartan sus ideas, causa un mal clima laboral”

En este caso, lo correcto sería seguir el segundo ejemplo porque hace referencia al comportamiento de la persona. Asegúrate de no mencionar a otros trabajadores en tus comentarios. No digas cosas como “todos en el equipo estamos cansados de tu comportamiento”, porque crea una idea errónea acerca de lo que piensa el equipo. La retroalimentación debe darse solo desde tu perspectiva.

En suma, estos consejos te ayudarán a mejorar la forma en la que brindas feedback en la empresa. ¿Alguna vez habías seguido estas sugerencias? Siempre ten en consideración que el objetivo de estas reuniones es mejorar la comunicación entre el equipo y generar confianza para apoyarse mutuamente a mejorar sus skills.

Recomendados para ti