Postulo a muchos trabajos y no me llaman, ¿qué hago mal?

Última actualización 14 de Septiembre del 2020

user

Emilio Jimenez

Postulo a muchos trabajos y no me llaman, ¿qué hago mal? Postulo a muchos trabajos y no me llaman, ¿qué hago mal?

Hoy en día nos encontramos en una época de cambios constantes y en la que nuestra capacidad de adaptabilidad se ha visto más exigida que nunca.

La realidad que estamos viviendo no se encontraba en los planes de nadie, pues el 2020 traía muchas ilusiones y expectativas. Dentro de esta transformación en la que nos encontramos, uno de los aspectos que no paró, pero sí tuvo cambios significativos, fue el de los procesos de selección.

Por eso, aquí te compartiremos algunas recomendaciones para que puedas abordar de la mejor manera esta búsqueda por una nueva oportunidad laboral, dentro de una coyuntura complicada como la que estamos pasando. 

Obtén una Membresía Premium y lleva tu educación a otro nivel

Como bien sabemos, el trabajo remoto es una realidad en muchos rubros y organizaciones, y sabemos que está aquí para quedarse por un buen tiempo. Esta modalidad de trabajo ha llevado a muchas áreas a adaptar sus procesos al entorno virtual.

Es así que una gran cantidad de empresas han tenido que realizar su reclutamiento de forma 100% digital, cambiando entrevistas presenciales y dinámicas grupales por charlas en Google Meet, Zoom o alguna otra herramienta de comunicación remota. ¿Es lo mismo que un proceso regular o deberíamos tomar algunas medidas adicionales?

¿Cómo encontrar trabajo?

 

Estos son los principales tips que te damos para aplicar dentro del marco de los procesos de selección de la “nueva normalidad”: 

1. El research inicial es clave

La situación actual de muchas empresas ha llevado a que extraordinarios profesionales se hayan tenido que desvincular de sus puestos de trabajo. Por ello, muchas veces los procesos se definen por pequeños detalles. Es aquí que aspectos como el cultural fit o el conocimiento de los valores/propósito de la empresa hacen que la balanza se incline por una u otra persona.

Una vez que hayas aplicado o recibas la confirmación de que inicias el proceso, date un tiempo para investigar más a fondo sobre la organización a la que has postulado.

Revisa todas las fuentes de información posibles: LinkedIn, redes sociales, página web, entre otras. Cuanto más “nutrido” de datos llegues a ese primer contacto, mucho mejor para demostrar que no solo eres el profesional que técnicamente están buscando, sino que también puedes acoplarte bien a su cultura organizacional.

Mejora tu empleabilidad con nuestro curso Soft skills para el éxito profesional

2. Alinea tu perfil a las expectativas laborales y personales que tengas

Estar en una búsqueda activa de trabajo puede ser muy estresante. Las necesidades económicas apremian y el deseo por volver al campo laboral también. Sin embargo, uno de los errores más comunes dentro de esta coyuntura es aplicar a cualquier puesto en el que consideramos que podríamos quedar seleccionados.

Tratemos de tener la cabeza fría para revisar bien la descripción del perfil y, en caso consideremos que nuestra experiencia y conocimientos no están del todo alineados, es mejor dejar pasar esa vacante.

Asimismo, si parte de nuestra experiencia, pero no toda, está en línea con lo que se solicita para esa posición, no temamos adaptar nuestro CV para resaltar aquello que le aporte más valor a nuestra postulación.

Para complementar esta iniciativa, manteniendo nuestro perfil de LinkedIn actualizado y dejando el link en la Hoja de Vida, el reclutador o reclutadora podrá conocer nuestra experiencia laboral completa. 

3. Realiza un doble check de tus herramientas tecnológicas

Muchas de las etapas de los procesos de selección de estos tiempos de pandemia se están realizando de forma virtual. Por ello, aunque pueda parecer algo obvio, antes de tener un call o videollamada, tómate unos minutos para revisar tu conexión a internet, la batería de tu laptop, PC o teléfono móvil.

Asimismo, de ser posible, pídele a las personas con las que convives que traten de no utilizar la red de internet que compartan en casa durante el tiempo que estarás en la entrevista o dinámica.

Por último, si algo empieza a fallar durante la conversación o prueba que estés rindiendo, comunícaselo al reclutador o reclutadora y sugiere una solución alternativa. No pierdas la oportunidad de demostrar que eres la mejor persona para el puesto por alguna falla técnica que escapa de tus manos.    

Descarga gratis este handbook y crea tu marca personal en LinkedIn

Crea tu marca personal en LinkedIn

4. No te guardes nada, aprovecha el momento

Hoy en día, la mayoría de personas se encuentra realizando sus actividades a mil por hora. La vida personal y laboral son una sola, por lo que encontrar espacios libres es algo realmente complicado.

En cuanto tengas la oportunidad de conversar o demostrar tus habilidades en una etapa del proceso de selección, asegúrate de dar el 100%. A veces, la mente nos puede jugar una mala pasada y creemos que “ya llegará el momento” de demostrar lo que puedo darle a la empresa en una próxima etapa.

Estos tiempos donde la velocidad es una constante, nos exigen dar el todo por el todo siempre. Así que desde el primer contacto, demuestra porque eres la persona correcta para cubrir la vacante a la que has aplicado. 

5. Respuestas precisas para ser eficiente

No todos los procesos de selección que se dan en un contexto remoto permiten tener mucho tiempo para explayarnos. Por ello, lo mejor es ser lo más precisos posibles y responder lo que se nos está consultando.

Recuerda, hablar más no significa saber más. Así que haz lo posible por no “irte por las ramas” o narrar situaciones que no vienen al caso. Si te piden mayor detalle sobre una respuesta, ejemplificar mediante alguna situación vivida en el pasado siempre será la mejor manera de dejar claro un punto que se quiere transmitir.

Asimismo, siempre apela a la sinceridad. Si hay algo que no sabes o no has hecho, lo mejor es decirlo, pero dejar en claro que todo se puede aprender. En resumen, la precisión y honestidad al momento de responder serán la mejor manera de elaborar respuestas eficientes en este tipo de procesos. 

6. Mantén tus conocimientos actualizados y siempre sigue aprendiendo

En la actualidad, contamos con más tiempo del que hubiéramos imaginado en el pasado. Además de buscar tu próximo lugar de trabajo, podemos aprovechar estos momentos para seguir adquiriendo conocimientos y refrescar esas cosas que aprendimos años atrás.

Plataformas como Crehana te permiten acceder a cursos gratuitos e invertir muy bien este tiempo que pasamos en casa. Haz un research por la web y encuentra ese contenido que te permitirá seguir nutriéndote como profesional y llegar mejor preparado a tu próxima entrevista. 

 

Por último y no menos importante, ¡no te rindas! Sabemos que esta coyuntura y la búsqueda constante de una entrevista laboral es agobiante. Sin embargo, esa próxima aventura laboral te está esperando allá afuera. Esperamos que los tips que te hemos dejado aquí te permitan alcanzarla lo más pronto posible. 

Bonus Track: Crehana Podcast ¿Se puede encontrar trabajo en esta época?

 

     

Recomendados para ti