¿Filosofía clásica?: Lecciones del estoicismo para lidiar con la ansiedad

Trabajo Remoto 31 de Marzo del 2020

user

Marina Helguera

¿Filosofía clásica?:  Lecciones del estoicismo para lidiar con la ansiedad ¿Filosofía clásica?:  Lecciones del estoicismo para lidiar con la ansiedad

El estoicismo es una de las doctrinas más influyentes de la historia. Fue fundada por Zenón de Citio en el siglo 300 antes de Cristo, pero encontró su verdadero auge al alcanzar el imperio romano, con las enseñanzas de filósofos como Marco Aurelio, Séneca y Epicteto. 

La razón y la moral deben ser las guías de nuestra vida

Los estoicos creían que la libertad se alcanzaba al aceptar nuestro destino, cualquiera que este sea, a pesar de la incertidumbre y los disgustos.

Algunas enseñanzas de los estoicos siguen siendo relevantes en nuestros días y resultan muy útiles para atravesar momentos difíciles o de incertidumbre. Te compartimos 10 de ellas, que pueden ayudarte a reducir la ansiedad.

Descarga gratis nuestro handbook de pausas activas para tu home office

1. Enfócate solamente en lo que puedes cambiar

A veces nos angustiamos de más cuando no tenemos el control sobre una situación. Por ejemplo: cuando se toma una decisión política con la que no estamos de acuerdo, cuando ocurre un desastre natural o hasta cuando viajamos en avión.

Pero ¿por qué gastar tiempo y energía en algo ineludible que no depende de ti? En realidad hay muy pocas cosas que podemos controlar y que dependen de nuestra voluntad. Epicteto decía que solamente hay un camino hacia la felicidad: dejar de preocuparte por lo que está fuera de tu alcance.

2. Hacer el bien sin esperar algo a cambio

Seguramente lo has escuchado hasta el cansancio, pero realmente es una de las lecciones más difíciles de poner en práctica. De acuerdo con Marco Aurelio, “la única riqueza que mantendrás para siempre es la que has regalado”. Todo lo demás es accesorio.

3. Excelencia

Los estoicos decían: “haz cada acto de tu vida como si fuera el último”. Si tienes esto presente no querrás perder tu tiempo pensando en cosas negativas o teniendo una discusión absurda con alguien. Y podrás disfrutar hasta las cosas más insignificantes. Piensa: ¿qué habrías hecho distinto hoy si fuera tu última vez? Ahora hazlo.

4. Invierte en las verdaderas amistades

Los estoicos dividían a los amigos en tres grupos: amistades de utilidad (relación en la que uno necesita del otro), amistades de placer (aquellas con las que te gusta pasar el tiempo, pero tampoco hay nada más profundo) y las amistades del bien (los amigos que están siempre para apoyarnos y con los que podemos tener una conexión más profunda). Trata de pasar más tiempo con el último grupo.

5. Utiliza la adversidad

El amor al destino es un concepto estoico. Ellos aceptaban los obstáculos e intentaban convertirlos en un aprendizaje, ponían los problemas a su favor, en lugar de angustiarse por ellos.

Invierte en una Membresía Premium y lleva tu educación a otro nivel

6. Ponte en los zapatos de la otra persona

Tómate un momento antes de reaccionar por algo que te molesta, mira la situación desde fuera, como si le estuviera ocurriendo a alguien más. Eso te ayudará a apartar las emociones y a darte cuenta de si realmente es grave.

7. Ignora la acción externa

El tiempo que empleamos en pensar o hablar sobre lo que hacen los demás es tiempo perdido de producción y concentración nuestra. El tiempo es un recurso limitado y hay que invertirlo en lo que nos haga crecer.

8. Concéntrate en lo esencial

Intenta preguntarte en todo momento: “¿es esto necesario?”, para no dedicarle a las cosas secundarias más tiempo del que merecen. Dedicar toda tu atención a cada cosa que haces te ayudará a dominarla mucho antes que si te divides en varias.

9. Reconcíliate con el fracaso

El ser humano lo experimentará una y otra vez a lo largo de su vida, por eso los estoicos creían que el fracaso es nuestro mejor maestro, pues uno sólo aprende a partir de los errores.

10. Percepción de la realidad

Lo importante no es lo que nos sucede, sino la interpretación que cada uno le concede a las experiencias. Los acontecimientos nos afectan en la medida en que nosotros permitimos que lo hagan. Somos nosotros quienes le adjudicamos el valor emocional a las cosas; si aprendemos a percibir el mundo con cierta distancia podremos valorar todo en su justa medida y aminorar el sufrimiento.

 

Ejercítate en cuarentena. Descarga gratis el handbook de Aplicaciones para hacer deporte

Estas antiguas enseñanzas fueron diseñadas para guiar la vida de personas que vivieron en una época y en una sociedad muy distinta a la nuestra; sin embargo, algo de ellas toca profundamente el alma humana y es por eso que pueden resultar de utilidad especialmente en momentos como este, en los que sentimos que nuestras certezas y la manera en la que concebimos y vivimos nuestra vida se ven afectadas de manera abrupta.

El estoicismo es una filosofía para asumir nuestro destino con calma y responsabilidad, haciéndonos cargo de lo que podemos y dejando ir todo aquello que está más allá de nuestras posibilidades.

Quizá vale la pena poner en práctica algunas de estas lecciones hoy. Incluso la palabra “crisis”, también significa un cambio profundo. Tal vez podamos tomar esta para mejorar algunos aspectos de nuestra vida, ¿qué dices?

 

Recomendados para ti