😱 Usa los tipos de terror y crea historias espeluznantes | Crehana
¡Bu! Conoce los tipos de terror que harán saltar de miedo a tus espectadores

¡Bu! Conoce los tipos de terror que harán saltar de miedo a tus espectadores

Última actualización 7 de Septiembre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Alexandra Carranza

Existen muchos tipos de terror que pueden congelarte de miedo hasta el punto de no querer soltar tu cobija nunca más, y si tu propósito es conocerlos para cautivar a tu público con un gran susto, en este blog post encontrarás una buena dosis de estilos de terror.

Por eso, haremos un escalofriante recorrido por los tipos de terror en películas que también puedes usarlos en libros, videojuegos y YouTube, ya que en esta plataforma y en otros espacios de Internet se han generado formas innovadoras de provocar miedo.

Además, te contaremos cómo escribir una historia de terror que atrape de inicio a fin y qué tipos de personajes hay en las historias de terror para que los puedas aprovechar al máximo, pues es a través de ellos que el espectador puede sentir la magnitud del peligro.

Así que, no temas echar un ojo a los contenidos de nuestro índice. Eso sí, te recomendamos tener una linterna a la mano para sumergirte en este viaje terrorífico.

Tipos de terror en el cine y en otros medios

Una primera forma de aproximarse a los tipos de terror es a través del cine, que bebe mucho de la tradición literaria y de las novelas de terror clásicas. 

De acuerdo a estas primeras manifestaciones de las historias de terror, existe una clasificación que abarca casi todos los miedos y formatos existentes. ¡Descubre a profundidad cada uno de ellos!

1. Gore

Dentro de los tipos de películas de terror, este es el más gráfico, pues expone escenas sangrientas, hay planos detalle de partes desmembradas del cuerpo humano y presenta el momento exacto de la mutilación con sonidos que te ponen bajo la piel de la víctima.

Dado su gran nivel de detalle respecto a otros tipos de terror, este género está hecho para formatos audiovisuales. Por ello, si tu vena cinematográfica va por ese lado, pruébalo. Quizás hasta ya tienes una trama en mente, así que ponla por escrito utilizando nuestra plantilla de storyline y sinopsis gratis.

Aunque muchas veces el gore es un género de terror que es considerado morboso, puede llegar a ser muy interesante, en la medida de que te habla de la fragilidad del cuerpo humano y, en algunos casos, de la mente. 

El ejemplo más famoso de este tipo de terror es el Holocausto caníbal, que llegó a ser censurado en su momento, y también está la saga de Saw, que al menos al principio hablaba sobre la culpa y el deseo de sobrevivir. Y no menos famoso es El ciempiés humano, que no es apto para personas de estómago débil. Sin embargo, otros tipos de terror no llegan a causar tanta repulsión.  

película de tipo de terror gore SawFuente: Pinterest

2. Slasher

Muchas veces, se le suele confundir con el gore por mostrar escenas explícitas, pero el slasher destaca como un subgénero de terror independiente al presentar características propias, como un asesino que generalmente está motivado por la venganza y es, prácticamente, una fuerza imparable de la naturaleza.  

Durante los 80 y parte de los 90, otros tipos de terror no fueron tan populares como este y, por ende, es un producto de su tiempo. De hecho, las víctimas eran en su mayoría adolescentes con un alma rebelde, de manera que hay un mensaje moralizador.

Esto fue evidente en cintas como Pesadilla en Elm Street y Viernes 13, que trajeron a los icónicos personajes que seguramente te han asustado en tus pesadillas, Freddy Krueger y Jason Voorhees. Aquí, el villano es quien tiene más peso narrativo, pero eso lo verás más a fondo en la siguiente sección sobre qué tipos de personajes hay en las historias de terror.

Pesadilla en Elm Street Fuente: Pinterest

3. Horror

Este es el subgénero de terror más común, pues trata de presencias o manifestaciones paranormales. Podría decirse también que es el más antiguo si te remontas a las leyendas de civilizaciones arcaicas con seres sobrenaturales de los que había que cuidarse. 

Por lo tanto, su diferencia con tipos de terror como el slasher está en que la amenaza no necesariamente es un ser como tal, puede tratarse de un lugar o una presencia inexplicable. Por eso, siempre se deja en claro que las cosas que están ocurriendo no encajan dentro de lo normal, ya que desafían las reglas dentro del mundo creado en la historia.

Aquí encajan cintas como El exorcista y, recientemente, la saga El conjuro, que creó a la muñeca Annabelle y el demonio Valak, mejor conocido como La Monja.

Sin embargo, para entender el carácter metafísico de este concepto de películas de terror, puedes ver El resplandor o Cementerio de mascotas, ambas adaptaciones de libros de Stephen King donde el mal no tiene presencia física y se manifiesta a través de terceros.

película de terror en el cine AnnabelleFuente: Fotogramas

4. Thriller 

Este es otro de los géneros de terror en el que su componente principal es el suspenso, ya que el público se queda enganchado ante la expectativa de qué va a pasar a continuación. A diferencia de este, otros tipos de terror no exigen tanto al escritor o guionista a la hora de hilar los sucesos de la trama, pues cada uno debe abrir nuevos misterios y cerrar otros, y al final todo debe conectarse de forma lógica.

Por esa razón, también se le conoce como “terror inteligente”. Algo que tiene el thriller y no otros tipos de películas de terror es la idea de estar en una búsqueda, ya sea el detective tratando de averiguar quién es el asesino o un ser cercano a la víctima tratando de hallar su paradero.

Una película más o menos reciente con estos elementos es Línea de emergencia (The Call, en inglés), con la actriz estadounidense Halle Berry, pero como mayores exponentes del género de terror están El silencio de los inocentes, de Jonathan Demme, y Psicosis, de Alfred Hitchcock, considerado el padre del suspenso. 

película thriller The CallFuente: Sensacine

5. Terror psicológico

La mayoría del público suele identificar con facilidad los tipos de terror antes descritos, pero no al terror psicológico. Y es que, en este caso, el miedo puede adoptar muchas formas, y todas ellas tienden a atacar la mente del protagonista en vez de su cuerpo.

Básicamente, la historia se desarrolla por completo desde la perspectiva del protagonista, por lo que sus alucinaciones o delirios se confunden con la realidad. Es común en este concepto de peliculas de terror que al final resulte que el personaje con el que empatizas en un principio era una persona trastornada y el causante de todos los males.

Cintas que manejan este argumento magistralmente son La isla siniestra, con Leonardo DiCaprio, y Fractura, que fue estrenada en Netflix en el 2019. Pero, hablando de clásicos, este género de terror tiene como gran exponente a la cinta El bebé de Rosemary. Tampoco pierdas de vista a Babadook, cuyo final es poco común para este tipo de historias de terror.

película de terror psicológico FracturaFuente: Netflix

6. Creepypastas

En principio, los creepypastas pueden encajar dentro de cualquiera de los tipos de terror que has visto hasta ahora. Lo único que los diferencia es que son historias recogidas y compartidas en Internet, en foros, en blogs o incluso en YouTube.

Por esa razón, este es uno de los estilos de terror que tiene bastante acogida entre el público joven, pues es muy parecido a las leyendas urbanas, las cuales dan la sensación de que lo que se relata podría ser cierto.

Aunque no lo creas, los creepypastas nacieron en foros que tienen personajes icónicos, como Slenderman o Jeff the Killer. A continuación, te explicaremos un poco más sobre este subgénero de terror y cuál es su clasificación. 

1. Imágenes encantadas

Estos tipos de terror vienen acompañados de imágenes que perturban con solo verlas. Generalmente, se trata de una foto retocada, aunque algunas tienen un nivel de detalle sorprendente, hecho con Photoshop o alguno de los programas para editar fotos gratis que hay disponibles.

2. Episodios perdidos

Como su nombre lo indica, son supuestos episodios de algún programa de televisión, mayormente una caricatura, que no salieron por su contenido perturbador. Hay muchos tipos de cuento de terror de este estilo y uno de los más famosos tiene que ver con un episodio ficticio de Bob Esponja llamado El suicidio de Calamardo.

3. Invocaciones

Es aquí donde puedes comprobar que no hay tipos de terror que fomenten tanto la creación colectiva como los creepypastas. Lo que se trata es de contar historias de terror que impliquen un ritual para llamar a un ser paranormal.

Además de las historias en sí, aparecen videos o relatos de personas que juran haber puesto en práctica todos los pasos y muestran el aparente resultado. Esto enriqueció tipos de historias de terror como el Reto de Momo o el Ayuwoki.  

Cabe señalar que estos tipos de terror no son indiferentes entre sí, sino que se suelen cruzar. Ninguna historia es solamente gore o thriller, más bien toma elementos de cada uno y los pone en contextos que dan lugar a subcategorías, como menciona la página Miedo y Terror.

Aquí se hace mención al survival horror; las películas de zombies, vampiros u otros monstruos; las de payasos y muñecos; posesiones y demonios; el metraje encontrado, el falso documental, etcétera. Pero estos son tipos de historias de terror que derivan de los anteriores. 

 

¿Cómo escribir una historia de terror?

En lo que casi se ha convertido en un rito de iniciación para los aspirantes a cineastas, el "salgamos al bosque, alquilemos una cabaña y filmemos una película de terror" probablemente suceda cientos de veces cada fin de semana en todo el mundo. Pero esto no es suficiente para captar la atención de tu público.

Según Delfina Jaureguialzo, profesora del curso online de guion y dirección para cine, desde siempre las personas están rodeadas de historias que ayudan a entretenerlas y a encontrar un lugar en el mundo, ya sea en una película o en cualquier relato que consuman. 

En ese sentido, si te estás preguntando qué debe tener una historia de terror para generar miedo en los espectadores, a continuación, te daremos algunos tips para empezar con pie derecho. 

1. Haz que tu público conozca a profundidad a tus personajes

La mejor manera de involucrar emocionalmente a tu audiencia en el destino de tus personajes es darles tiempo para que los conozcan a nivel personal. Ya sea cualquiera de los tipos de terror que elijas, sin esta empatía, los terribles eventos que los personajes experimentan más adelante en la historia no serán tan desgarradores de presenciar.

2. Establece lo familiar

La variedad de tipos de terror existentes tienen que contrastar entre la comodidad y lo desconocido. La mejor manera de crear esto es comenzar tu historia con el personaje principal en un lugar familiar. 

Y es que cuando tu personaje se enfrenta de repente a lo desconocido, despierta la simpatía de los espectadores. Esto sucede porque alguna vez han estado ahí y entienden los sentimientos asociados con salir de una situación cómoda y pasar a una muy incómoda. 

“La ciudad ficticia” de Stephen King es un gran ejemplo al momento de saber cómo escribir una historia de terror. ¿Qué es mejor que una pequeña ciudad inspirada en Norman Rockwell llena de vallas blancas y tiendas familiares?

3. Utiliza un presagio sutil

Muchas veces, agregar presagios a tu narrativa audiovisual puede ser una excelente manera de crear tensión en tus espectadores. De hecho, esta técnica es utilizada por guionistas en los distintos tipos de terror mencionados anteriormente.

Puede ser tan simple como un escalofrío que recorre la columna vertebral de tu personaje cuando pasa por una puerta cerrada, o una sensación de pavor al caminar por un pasillo oscuro.

De esta manera, tu audiencia sabrá que hay algo importante detrás de esa puerta cerrada o dentro de ese pasillo, lo que los mantendrá atentos para descubrir qué es.

4. Usa el recurso de los espacios reducidos

El miedo primordial a los espacios cerrados es común a la condición humana, ya que desencadena un impulso por escapar y hace que la respiración sea menos profunda. 

En el mismo sentido en que puedes usar el ritmo para afectar la frecuencia cardíaca de tu espectador, también puedes usar espacios reducidos en cualquiera de los tipos de terror para hacer que tu personaje (y tu audiencia) tengan miedo.

Las historias de casas embrujadas usan esta técnica a menudo, al igual que el género de terror slasher. Piensa en el sentimiento que resulta cuando las víctimas se esconden frenéticamente en los armarios para escapar de la muerte.

5. Piensa como los niños 

No es casualidad que algunas de las mejores películas de terror involucren a niños. El famoso director de cine Wes Craven los incluyó en varias de sus historias de terror.

Muchos de los miedos básicos provienen de experiencias que quizá hayas tenido cuando eras niño. Piensa en la caída de Batman en un pozo lleno de murciélagos y cómo lo atormentó lo suficiente como para inspirar su icónico disfraz. Básicamente, esto induce un sentido de empatía por el personaje, haciéndolo aún más poderoso.

 

¿Qué tipos de personajes hay en las historias de terror?

Habiendo tantos tipos de personajes en un cuento de terror, novela, película o videojuego, ¿cómo se pueden clasificar? Según el portal web Características.co hay tres categorías: convencionales, siniestros o misteriosos y monstruosos. 

Nosotros iremos un poco más allá, ofreciendo una tipología basada en los roles de protagonista, antagonista y personaje secundario que puedes apreciar en los distintos tipos de terror que existen.   

1. El vengador

Empezamos con el antagonista y, en específico, aquel cuya motivación es la venganza. Si eres fan del subgénero de terror en el cine, habrás notado que así fue como comenzaron Freddy Krueger y Jason Voorhees. 

2. El carismático

Hay antagonistas que, pese a ser malvados, causan simpatía. En estos tipos de películas de terror puedes encontrar a Freddy Krueger, quien podía llegar a ser gracioso sin romper el tono de la cinta, y Hannibal Lecter, que pese a ser un caníbal es tan sofisticado que provoca sentarse a charlar con él.    

3. La fuerza imparable

Este es el antagonista que no se detiene ante nada, así le disparen, lo golpeen o hagan todo lo humanamente posible. No necesariamente es un ser extraordinario, como Pennywise, también puede tratarse de un ser humano como Ghostface, de la saga Scream

Hay muchos tipos de terror, pero ninguno tiene personajes tan amenazantes como este, que tiene como máximo representante al xenomorfo de la primera película de Alien. Y también podemos hacer una mención especial al T-800 de la cinta que dio origen a la saga Terminator.

4. El ente sobrenatural

Aquí, la maldad se expresa como una entidad paranormal, que no necesariamente es una criatura. ¿Qué tipos de personajes hay en las historias de terror de este estilo? Pues están Annabelle y Valak, a quienes ya mencionamos antes, o todo el Hotel Overlook, de El resplandor, que da la sensación de tener voluntad propia.

5. La amenaza exterior

Se trata de un ser venido de otro lado, no necesariamente el espacio, sino de un lugar muy lejano con el cual no se debería tener contacto. A diferencia de otros tipos de terror, aquí hay la sensación de que el mal debe ser destruido o pondrá en riesgo no solo a los protagonistas, sino también a todo su hogar y sus habitantes.

Si se trata de tipos de personajes en un cuento de terror o película de este estilo, por lo general se piensa en extraterrestres, como en la cinta La cosa, pero también vale la pena mencionar al tiburón de la película homónima de Steven Spielberg. Es un gran depredador marino que llega a un lugar donde no debería estar: una playa repleta de bañistas.   

6. El trastornado

Es aquel que ha perdido contacto con la realidad e imagina cosas que lo llevan a cometer atrocidades. Parece ser la víctima en un principio, lo que es típico en el subgénero de terror psicológico, como en la ya mencionada La isla siniestra, o puede poner en evidencia sus intenciones desde el principio, tal como lo hace Norman Bates en Psicosis.

7. El héroe

Por el lado del héroe de la historia, sin importar qué tipos de terror quieras hacer, solo hay dos posibilidades. Está aquel que es fuerte desde el comienzo y puede lidiar con el mal, y aquel que va adquiriendo fortaleza y decisión a medida que transcurren los hechos.

En las cintas de zombies o postapocalípticas es común ver que el protagonista desde el arranque tiene experiencia en el uso de armas. Distinto es el caso del subgénero de terror al que pertenece Alien, donde Ellen Ripley no es capaz de encarar al xenomorfo sino hasta el final.

8. Aliados y adversarios

Los aliados, como el propio nombre lo indica, son quienes ayudan al héroe a cumplir su propósito, a veces jugando un papel discreto, otra veces luchando codo a codo con él o jugando el papel de mentores. 

Por su parte, los adversarios son quienes le ponen trabas en su camino, no necesariamente porque sean malos. En tipos de historias de terror como los slasher, podría tratarse del policía que no cree en la versión de las víctimas y hasta los toma por sospechosos, impidiéndoles huir o enfrentar a la auténtica amenaza.

9. Carne de cañón

Esta frase hace referencia a los soldados que combaten en primera línea y caen más rápido ante los cañones enemigos. En ese sentido, aquí sirve para denominar a los personajes que en el género de terror están ahí, prácticamente, para morir.

No tienen mucho desarrollo como personajes, no los llegas a conocer ni a empatizar con ellos, de modo que no sientes su pérdida. Su propósito es que te hagas una mejor idea del poder y el alcance del mal que está acechando. 

Si ya tienes en mente una historia basada en los tipos de terror que te presentamos, no olvides revisar los mejores tips sobre cómo crear personajes grandiosos. O, también puedes echarle un ojo a estos podcasts de terror que pueden inspirarte a crear tu propia película terrorífica.

Bien, has explorado los tipos de terror que existen y a una clasificación de personajes para que definas cuál se ajusta más a la historia que quieres contar. Así que, toma esta información como una guía, y si no sabes cómo escribir una historia de terror que traspase las páginas o pantalla, puedes hacerlo realidad con nuestros cursos online de narrativa audiovisual. A lo único que hay que temer es a no haberlo intentado. 

¡Nos vemos!

También podría interesarte