🪴 Tipos de suelos: ¿cuál es el de mi jardín?
Tipos de suelos: ¿cómo saber cuál es el de mi jardín?

Tipos de suelos: ¿cómo saber cuál es el de mi jardín?

Última actualización 3 de Septiembre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Jessica González Arazo

¿Estás a punto de remodelar tu jardín o crear un huerto en casa?  ¿Te has preguntado qué tipos de suelos existen y si el tuyo es ideal para el plantado? En esta nota te lo contamos, ¡alista tus herramientas y pongámonos manos a la obra!

Tal vez te ha pasado que compras semillas para plantar, sigues todas las instrucciones, pero el resultado no es el esperado. Tranquilo, puede que no sea tu culpa, mantén la esperanza. Esto podría tener una respuesta: las características de tu suelo. 

Los tipos de suelos juegan un papel fundamental en el crecimiento y fortalecimiento de las plantas. De ellos, las plantas obtienen sus nutrientes para generar la cosecha, y dichos nutrientes luego son ingeridos por animales o por nosotros, ¿ahora ves porqué es tan importante una buena elección del suelo? 

 

Además de enseñarte a conocer el tipo de suelo de tu jardín, también nos gustaría dejarle unos tips para su cuidado y mantenimiento, recuerda que las plantas necesitan de mucho amor y compromiso por parte de su cuidador.  

Pero, si has llegado esta nota porque apenas estás pensando en crear tu propio jardín y no sabes cómo hacerlo, te dejamos esta nota que te dará una guía de cómo crear el nuevo ambiente favorito de tu casa: tu jardín. Y por si fuera poco, te ayudamos a que te inspires con estos 10 tipos de jardinería más utilizados en el mundo. 

¿Qué tipos de suelos existen?

Existen diferentes tipos de suelos y algunos de ellos no poseen las características necesarias para la producción de los nutrientes que una planta necesita. Por lo tanto, conocer las características de tu suelo te permitirá saber cómo compensar o solucionar los problemas relacionados al correcto crecimiento de tu planta. 

tipos de suelo

Fuente: Pexels

Algunos componentes y clasificaciones de suelos suelen ser complicados de distinguir a simple vista. Por esta razón, en esta nota ahondaremos en la clasificación de los suelos según su textura para que puedas identificar de manera fácil si tu suelo es ideal para el cultivo de tus plantas. 

Principalmente los suelos están compuestos de las siguientes materias primas:

  • Arena. 
  • Limo. 
  • Arcilla.

A estas alturas, seguramente te preguntes: ¿qué diferencia un tipo de suelo de otro? La cantidad de cada una de estas materias en el sustrato. Dependiendo el porcentaje de estos componentes, se pueden clasificar los suelos de la siguiente manera: 

Suelos arenosos

suelos arenosos

Fuente: Pexels

Los suelos arenosos contienen más de un 70% de arena, se caracterizan porque: 

  • Son suelos ligeros y porosos. 
  • Poseen un buen drenaje de agua. 
  • No tienen buena retención del agua y nutrientes.
  • Requieren de un riego continuo
  • En algunas partes, es utilizado para el cultivo de arroz, pimienta, pino, anacardo, coco, tubérculos y mandioca.

Suelos pedregosos

suelos pedregosos

Fuente: Pexels

Los sueños pedregosos contienen más de un 20 % de elementos gruesos de más de 2 mm y menos de un 18% de limo y arcilla, además se caracterizan porque: 

  • No son suelos aptos para el cultivo. 
  • No retienen el agua ni los nutrientes. 
  • Están formados con rocas de diversos tamaños.

Suelos limosos

 Fuente: Pexels

Los suelos limosos contienen más de un 60 % de limo, además se destacan porque: 

  • Retienen el agua y los nutrientes por más tiempo. 
  • Son muy fáciles de trabajar y cultivar.  
  • Facilitan la ventilación. 
  • Son el suelo agrícola por excelencia. 
  • Son muy fértiles por la rápida descomposición de su materia orgánica. 
  • Muy utilizados para el cultivo de las verduras y hortalizas.

Suelos arcillosos 

suelos arcillosos

Fuente: Pexels

Los suelos arcillosos contienen más de un 45% de arcilla, además se destacan porque: 

  • Suelen ser muy pesados y tener problemas de encharcamiento y falta de aireación.
  • Tienen alta capacidad de retención de agua y nutrientes.
  • No requieren de mucho abono
  • No requieren de un riego continuo. 

Suelos franco

Fuente: Pexels

La principal característica de estos suelos es que contienen porcentajes bastante equilibrados de arena, limo y arcilla. 

  • Son suelos ligeros, aireados, permeables y al mismo tiempo. 
  • Poseen gran capacidad de retención de agua y nutrientes. 
  • Son los mejores suelos para la jardinería.
 

Además de los tipos de suelos mencionados anteriormente, pueden existir combinaciones como:

  • Suelos arenosos francos
  • Suelos franco arenosos
  • Suelos francos limosos
  • Suelos franco arcillosos arenosos
  • Suelos franco arcillosos
  • Suelos franco arcillo limosos
  • Suelos arcillo arenosos
  • Suelos arcillo limosos

Como tenemos fe en ti y sabemos que harás un excelente trabajo con tu jardín, nos adelantamos y te dejamos un manual con 10 recetas de ensaladas fáciles y rápidas de hacer, ¡te encantarán!

¿Por qué es importante conocer la composición de tu suelo?

Llénate de más razones para conocer el tipo de suelo de tu jardín:

  • Te permitirá conocer  la capacidad de retención de agua disponible para las plantas.
  • Podrás identificar con qué facilidad circulará el agua en el suelo.
  • Identificarás los riesgo que existen de formación de costra superficial, lo que dificultará la entrada de agua en el suelo.
  • Conocerás la capacidad de almacenamiento de nutrientes en el suelo.
  • Sabrás la facilidad o dificultad que existirá para el desarrollo radicular.
  • Te permitirá saber la frecuencia de riego que tu planta necesita. 

¿Cómo saber qué tipo de suelo tengo en mi jardín?

Para saber de forma precisa la textura de un suelo, es necesario realizar análisis físicos en laboratorios especializados. Sin embargo, también existen formas caseras de hacerlo y poder aproximarnos a conocer la composición de nuestro suelo. 

Para esto necesitaremos: 

  • Una muestra de tierra de nuestro jardín. (Preferiblemente de la superficie)
  • Agua.
  • Tamizador de luz de malla de 2mm.
  • Rodillo.  

Paso a paso para saber el tipo de suelo y las características:

  • Tomaremos la muestra de suelo y la dejaremos secar al aire libre durante 3 horas. 
  • Luego de que esté seca, pasaremos un rodillo sobre ella. 
  • Como necesitamos solo las partículas por debajo de 2mm, la pasaremos por un tamizador de luz de malla de 2mm. 

Una vez que tengas lista tu muestra, puedes seguir con el proceso de pruebas. 

Primera prueba: 

Humedecemos el suelo y hacemos una bola con nuestras manos. La lanzaremos al aire 50 cm aproximadamente y la dejamos caer en nuestras manos. 

Resultados: 

  • Si se desmorona: tenemos un suelo con mucha cantidad de arena. 
  • Si mantiene su cohesión: tenemos un suelo con gran porcentaje de arcilla. 

Segunda prueba: 

Tomaremos una muestra de nuestro suelo y la humedecemos un poco hasta que logre estar compacta, sin que esta se pegue en nuestras manos. 

Resultados:

  • Si se desmorona: tenemos un suelo con mucha cantidad de arena. 
  • Si la tierra toma la forma de la mano: tenemos un suelo con gran porcentaje de arcilla.

Tercera prueba: 

Tomaremos un recipiente y en él colocaremos 5 cm de nuestro suelo y agua hasta que quede rebosado. Lo agitamos y finalmente lo dejamos reposar durante dos horas. 

Resultados: 

Observaremos 3 capas en nuestra muestra. Deberás hacer una medición aproximada de la proporción de cada una de ellas y saber los componentes de tu suelo teniendo en cuenta el orden de las capas:

  • En el fondo: arena.
  • En el centro: limo.
  • En la parte superior: arcilla. 

Una vez calculados los porcentajes de cada uno, el método más utilizado para la clasificación de los suelos es el del triángulo textural, del departamento de agricultura de los EEUU (USDA).

Consiste en un triángulo equilátero en el que se representan, en cada uno de los lados, la cantidad de arena, limo y arcilla de nuestro suelo con una escala de 10 en 10.

triangulo textural

Para identificar los tipos de suelos deberás trazar 3 líneas perpendiculares a los 3 lados y, donde se unan los puntos, esa será su clasificación.  

Pongamos un par de ejemplo: 

Ejemplo 1:

  • 50% limo.
  • 20% arena.
  • 30% arcilla.

triangulo textural ejemplo

Ejemplo 2:

  • 30% limo.
  • 20% arena.
  • 50% arcilla.

triangulo textural ejemplo

Si deseas aprender más a fondo sobre los tipos de suelos según su textura, te recomendamos esta guía creada por Prosap que te brindará información detallada sobre las texturas, sus pesos y composición. 

Ahora que ya sabes cómo identificar el tipo de suelo de tu jardín, es hora de que vayas más allá. Toma nuestro curso online de Jardinería casera: Cultiva, decora y vive verde y sumérgete en este hermoso mundo.

Además de este, tenemos más de 40 cursos en nuestra categoría: estilo de vida, que te permitirán aprender nuevas habilidades para que pongas en práctica en tu vida personal y laboral. ¡Sabemos que le sacarás el máximo provecho!

También podría interesarte