🥳 Síndrome de Peter Pan dentro del entorno laboral [2021]
¿Qué es el síndrome de Peter Pan y cómo afecta al entorno laboral?

¿Qué es el síndrome de Peter Pan y cómo afecta al entorno laboral?

Última actualización 10 de Septiembre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Flor Medina

¿Sabías que algunas personas le tienen miedo a crecer? El síndrome de Peter Pan es más frecuente de lo que te imaginas y es probable que en algún momento de tu vida te cruces con personas que lo padezcan. 

Seguramente, a lo largo de tu experiencia profesional, te ha tocado trabajar con personas que consideres inmaduras o un poco infantiles. Estos son los principales rasgos de una persona con el síndrome de Peter Pan. Si bien estos comportamientos son complejos de tratar, es importante conocerlos bien para saber cómo gestionarlos correctamente.  

En el siguiente artículo te explicaremos de qué trata el síndrome de Peter Pan, qué características tiene y cómo puede afectar al entorno de trabajo. 

¿Qué es el síndrome de Peter Pan? 

Imagina que te encuentras en una reunión de trabajo y, de pronto, uno de los asistentes empieza a llorar porque nadie hace caso de lo que está diciendo. ¿Increíble, verdad? Pues es este es un ejemplo que Adriana González, docente del curso online de Gestión y trabajo con personas difíciles, ofrece para retratar el comportamiento de una persona con síndrome de Peter Pan.

¿El nombre te suena familiar? Es porque se basa en el personaje ficticio de la literatura infantil, Peter Pan. Fue en 1904 cuando James Matthew Barrie creó este personaje caracterizado por ser un niño que odia el mundo de los adultos y que, por lo tanto, se niega a crecer. Por lo que, al pasar el tiempo, Peter Pan sigue manteniendo su apariencia y comportamiento infantil.

Dentro de la rama de la psicología, el síndrome de Peter Pan se utiliza para referirse a las personas que, a pesar de ser adultas, aún conservan su infancia psicológica. De manera que suelen evitar los desafíos que se presentan en la vida. Además, no les gusta asumir responsabilidades, comprometerse, tomar decisiones y planificar su vida o cualquier proyecto en general. 

Es evidente que el síndrome de Peter Pan puede perjudicar, en gran medida, el desarrollo profesional de cualquier individuo. Además, también se pueden ver afectadas las relaciones de pareja, con la familia o las amistades en general. 

Qué es el síndrome de Peter PanFuente: Pexels

¿Cuáles son las características de una persona con el Síndrome de Peter Pan?

Si bien algunos individuos pueden tener rasgos inmaduros de vez en cuando, hay que tener mucho cuidado al momento de señalar que una persona tiene el síndrome de Peter Pan. 

Es por eso que el portal Power of Positivity, que se especializa en temas de salud y estilos de vida, señala 10 rasgos de las personas con síndrome de Peter Pan que te ayudarán a identificarlas con precisión.  

1. Evaden los conflictos a toda costa

Las personas con miedo a crecer no tienen la capacidad de lidiar con los diferentes tipos de conflictos. Es por eso que prefieren evitar los problemas, creer que el mundo que les rodea es perfecto y no hablar de nada negativo. 

2. Son muy irresponsables

Las personas con el síndrome de Peter Pan prefieren llevar un estilo de vida sin preocupaciones. No pueden manejar las responsabilidades de ninguna magnitud. Necesitan que alguien les lleve de la mano para que puedan hacer las cosas. Es similar a cuando tienes que elogiar a un niño para que pueda realizar sus tareas. 

3. Son poco confiables

Debido a su inmadurez, quienes tienen el síndrome de Peter Pan son personas que no se les puede encomendar una tarea importante debido a que no pueden asumir la responsabilidad de algo o de alguien. Es por eso que tienden a depender de otras personas para ser eficientes. 

4. Tienden a culpar a los demás

Quienes tienen este síndrome, son poco probables de sentir culpabilidad en algún momento. De hecho, la mayoría de las veces, pueden culparte a ti, a sus padres, sus amigos, sus jefes o cualquier otra persona externa. Ellos prefieren colocarse en la posición de víctima. 

 

5. No sienten necesidad de cambiar

No importa cuántas veces les expliques que están actuando mal o que deben corregir algo, un rasgo de las personas con síndrome de Peter Pan es que no se van a considerar a sí mismos como parte del problema, por lo que nunca contemplarán la necesidad de cambiar su conducta. 

6. La adultez les resulta muy estresante

El crecimiento puede ser duro para cualquier persona. Sin embargo, para alguien con síndrome de Peter Pan, puede resultar catastrófico. Administrar las cuentas, pagar impuestos y ganar el dinero suficiente para vivir, son tareas muy complejas para ellos y que los llevan al límite. Es por eso que se quejan todo el tiempo de las responsabilidades cotidianas. 

7. No pueden conservar su empleo

Una característica de las personas con el síndrome de Peter Pan es que, por lo general, no pueden mantener su trabajo por un periodo de tiempo prolongado. Suelen cambiar de empleo constantemente debido a que interfiere con su vida social o con sus pasatiempos. 

8. Buscan a alguien que se haga cargo de ellos

Otro rasgo que te ayuda a identificar a una persona con síndrome de Peter Pan, es su manera de relacionarse con el resto. Este tipo de personas, en lugar de buscar a un amigo o una pareja, quieren una figura materna que pueda cuidarlos y hacer todo por ellos. 

9. Tienen problemas para el compromiso

Algo habitual en las personas con miedo a crecer es que, en el plano afectivo, les cuesta colocar una etiqueta a su relación y es posible que se limite a permanecer en la zona de amigos. No es que no deseen algo más, sino que son tan inmaduros que no se atreven a dar ese paso. 

10. Están tratando de escapar constantemente 

Debido a que no pueden lidiar con los problemas de la realidad que les rodea, las personas con este síndrome siempre hallarán una manera de escapar de su entorno. Puede que sus viajes sean más mentales que físicos, pero lo importante es que puedan lograr alejarse de sus responsabilidades. En ocasiones extremas, este escape puede darse a través del consumo de sustancias como las drogas y el alcohol. 

características de una persona con el Síndrome de Peter PanFuente: Pexels

¿Cuáles son las causas del Síndrome de Peter Pan?

Es difícil poder explicar el origen del síndrome de Peter Pan, ya que puede ser consecuencia de diferentes factores. Por ejemplo, puede deberse al rasgo dependiente o evitativo de la personalidad. También pueden estar involucrados aspectos de la crianza del individuo. 

No obstante, de acuerdo a los estudios, las causas del síndrome de Peter Pan están fuertemente ligadas a las experiencias de la infancia: 

Crianza permisiva

Una persona con el síndrome de Peter Pan pudo haber tenido padres permisivos que no hayan sabido poner los límites necesarios. Así, cada vez que el hijo hacía algo mal, ellos eran quienes asumían las consecuencias y lo protegían del sentimiento de culpabilidad. Como resultado, este individuo crece creyendo que es correcto hacer todo lo que desee sin medir las consecuencias de sus actos. 

Crianza protectora

Por otro lado, el síndrome de Peter Pan puede deberse a una crianza con padres sobreprotectores que le hayan hecho sentir a su hijo que el mundo adulto es aterrador y lleno de dificultades. 

A veces, los padres tratan de prolongar la juventud de sus hijos, por lo que terminan olvidándose de conversar sobre los aspectos importantes que implica ser adulto. Es así como los hijos terminan desarrollando un miedo a crecer. 

Abuso infantil

Una persona que de niño haya sufrido abusos físicos y emocionales, puede sentir la necesidad de “ponerse al día” con su infancia y es por eso que desarrolla comportamientos infantiles en la adultez. En este caso, el síndrome de Peter Pan surge porque la persona se siente segura de regresar a ser niño, ahora que su abusador se encuentra lejos 

Cuáles son las causas del Síndrome de Peter PanFuente: Pexels

¿Cómo afecta el síndrome de Peter Pan al entorno laboral?

Las personas con el síndrome de Peter Pan pueden afectar las relaciones dentro del entorno laboral. A continuación, te explicaremos cómo es que puede influir este tipo de personalidad dentro del espacio de trabajo: 

1. Problemas de comunicación

Debido a que el síndrome de Peter Pan implica tener un comportamiento inmaduro e infantil, es habitual ver que este tipo de personas tengan dificultad para expresarse correctamente. Por el contrario, tienden a actuar sin pensar y tener actitudes poco racionales que pueden terminar afectando al resto. 

 

2. Dificultad para trabajar en equipo

El síndrome de Peter Pan en el trabajo puede afectar significativamente las relaciones dentro de un equipo. Debido a que no se identifican con los adultos, estas personas no forman vínculos con sus compañeros de trabajo y tampoco interactúan con ellos. Esto dificulta que los planes del grupo puedan llevarse a cabo y, por lo tanto, no se lleguen a cumplir los objetivos. 

3. Afecta el crecimiento profesional

A una persona con miedo a crecer le cuesta asumir responsabilidades, tomar decisiones y establecer metas bien definidas. Sumado a esto, tienen una personalidad muy impulsiva y les gusta ser el centro de atención. Es por ello que no se encuentran interesados en desarrollarse profesionalmente, por lo que no consiguen ascensos y tampoco les resulta fácil cambiar de empleo. 

síndrome de Peter Pan en el trabajoFuente: Pexels

¿Cómo superar el síndrome de Peter Pan? 

Relacionarse con una persona inmadura y que evade las responsabilidades de la adultez puede ser un poco complicado. Sin embargo, existen tratamientos para el síndrome de Peter Pan que los especialistas aplican para ayudar a que puedan integrarse a la vida adulta. 

De acuerdo con el portal ITAE Psicología, que aborda temas sobre salud mental, el tratamiento del síndrome de Peter Pan consta de tres fases:

  1. Asumir que no se puede vivir sin asumir responsabilidades: se debe aceptar que éstas son inevitables ya que, de lo contrario, se puede generar un malestar a su persona y al entorno.
  2. Aprender a adquirir responsabilidades cotidianas y a vivir como adulto: se pueden aplicar diferentes estrategias para aprender a cómo tomar decisiones difíciles y resolver problemas. Así, poco a poco, se podrá ir superando el miedo a crecer. 
  3. Enseñar el manejo de sus pensamientos: así se podrá cambiar la forma que tienen de interpretar la realidad y lograr que puedan resolver los problemas o dificultades que les causen malestar. Esto les ayudará a ser responsables de sus propios actos y superar el síndrome de Peter Pan. 

Cómo superar el síndrome de Peter PanFuente: Pexels

Esperamos que este artículo te haya ayudado a comprender de qué trata el síndrome de Peter Pan y cuáles son los rasgos que se manifiestan en este tipo de personas. Recuerda que para superar este problema, lo mejor es buscar ayuda profesional y brindar el apoyo necesario a la persona afectada. 

Si estás interesado en adquirir más conocimientos sobre la gestión de personas y solución de conflictos, entonces te recomendamos darle un vistazo a nuestro catálogo de cursos online sobre Emprendimiento y Negocios. ¡Te ayudarán a alcanzar el éxito profesional! 

También podría interesarte