Las peores respuestas que puedes dar en una entrevista de trabajo

13 de Septiembre del 2020

user

Juliane Angeles

Las peores respuestas que puedes dar en una entrevista de trabajo Las peores respuestas que puedes dar en una entrevista de trabajo

Las entrevistas de trabajo pueden causar estrés, es un hecho. Pero estar nervioso y titubear al inicio no es lo mismo que dar las peores respuestas en una entrevista de trabajo. Sentir nervios durante una entrevista es muy común; dar una mala respuesta tras otra, no.

Estamos seguros que los analistas de talento podrían hacer una lista con las respuestas en una entrevista de trabajo más clichés que han recibido o contarnos por qué no está bien iniciar todas las respuestas con la primera persona singular: “yo creo que” o “yo pienso que”.

¿Vale la pena ser demasiado honesto/a en las entrevistas de trabajo? ¿Cómo responder las preguntas para una entrevista? Si hay algo que sabemos antes de que un profesional de RRHH nos entreviste, es que existen preguntas frecuentes en una entrevista de trabajo. 

Así que, además de preparar nuestras respuestas con anticipación, podemos aprender de los errores ajenos; es decir, de las peores respuestas para una entrevista de trabajo que dieron otros postulantes.

¿Tienes una próxima entrevista de trabajo? Estas son algunas de las preguntas para una entrevista de trabajo que te pueden tocar. Presta mucha atención a las respuestas y asegúrate de no repetirlas.

 

Accede a todos nuestros cursos con una Membresía Premium

 

Índice

  1. Háblame de ti”, entre los ejemplos de preguntas abiertas
  2. “¿Por qué quieres este puesto?”, una de las fijas en las entrevistas de trabajo
  3.  “¿Por qué quieres trabajar para esta empresa?”, entre las preguntas en una entrevista de trabajo definitivas
  4. “¿Dónde te ves en cinco años?”, la pregunta en una entrevista de trabajo que no puedes fallar
  5. “¿Cuál es tu mayor debilidad?”, la pregunta clave en una entrevista de trabajo
  6. “¿Tienes alguna pregunta?”, la que pocos responden en las entrevistas de trabajo

 

1. “Háblame de ti”, entre los ejemplos de preguntas abiertas

¿Buscas ejemplos de preguntas abiertas en una entrevista de trabajo? La frase “háblame de ti” es una de ellas. Los analistas de talento suelen empezar las entrevistas con esta “pregunta abierta” para conocer un poco más al postulante. Aunque en realidad esperan un buen pitch, es decir, un discurso o presentación que vaya más allá de repetir tu currículum.

El problema con esta pregunta abierta ocurre cuando el candidato empieza a divagar y hablar de su perfil profesional en términos generales. Algunos postulantes cometen el error de mencionar la misma información que está en su CV.

Si bien esta pregunta te da pie a hablar de ti en una entrevista de trabajo, no te da carta abierta para contar la historia de tu vida (eso lo podrías hacer con un amigo o amiga).

¿Cómo no responder esta pregunta de trabajo?

  • “Estos últimos meses he tratado de descubrir lo que realmente quiero hacer. El puesto me llamó la atención, así que postulé para ver cómo va”.
  • “No suelo ser muy puntual. No sé si pueda llegar todos los días a las 7:00 a.m., digamos que levantarme temprano no es mi fortaleza, pero...”.
  • “Estudié en el colegio Benito Pérez López, ahí hice todo primaria y secundaria. Luego fui a la academia un año. Ingresé a la universidad en 2010...”

 

La honestidad brutal no es una condición a favor en los dos primeros casos, sino todo lo contrario. En el tercer caso, el candidato empieza a narrar su vida, un inicio que no le sumará puntos a su entrevista de trabajo, a menos que se corrija a tiempo.

Mejora tu empleabilidad con nuestro curso Soft skills esenciales para el éxito profesional

 

2. “¿Por qué quieres este puesto?”, una de las fijas en las entrevistas de trabajo

Es una de las preguntas frecuentes en una entrevista de trabajo, también puede presentarse así: ¿qué es lo que más te llamó la atención de este puesto? Para responder correctamente esta pregunta en una entrevista de trabajo, es indispensable que revises muy bien el perfil del puesto con anticipación y te asegures que tu experiencia y conocimientos estén alineados con él.

¿Cómo no responder a esta pregunta de trabajo?

  • “¿Me podrías explicar de qué trata el puesto exactamente?”.

  • “Bueno, porque hasta ahora no he podido encontrar un trabajo”.

  • “Mis papás creen que ya es hora de que asiente cabeza y consiga un trabajo”.

 

No es recomendable aplicar a un puesto solo por aplicar. Si la descripción del trabajo no te agrada o no te interesa, es mejor que dejes pasar esa vacante.

Las preguntas fijas en una entrevista de trabajo y cómo responderlas

 

3.  “¿Por qué quieres trabajar para esta empresa?”, entre las preguntas en una entrevista de trabajo definitivas

Es otra de las típicas preguntas en una entrevista de trabajo. Aquí es cuando debes demostrar cuánto sabes sobre la empresa a la que estás postulando. No nos referimos necesariamente a que sepas la historia de la compañía o la fecha exacta de su fundación, sino cuál es su rubro, a qué se dedica, cómo es su cultura organizacional, etc. 

Una buena forma de conocer estos datos es revisando su página web y sus redes sociales.

¿Cómo no responder a esta pregunta de trabajo?

  • “He escuchado que tienen buen prestigio y pagan bien”.

  • “No sé, dime tú, ¿por qué crees que debería trabajar para esta empresa?”.

  • “Sé que tienen un patio de juegos y puedes traer a tu mascota los viernes”.

 

Los analistas de talento esperan mejores respuestas en una entrevista de trabajo. Respuestas que solo aluden al prestigio, los beneficios y a los sueldos de la empresa no te harán ver como el mejor candidato/a.

¿Estás seguro/a que no hay nada más que motive tu interés por trabajar en esa empresa? ¿Te has preguntado si podrás adaptarte a su cultura organizacional? ¿O si te motiva trabajar en ese rubro? Piénsalo dos veces.

4. “¿Dónde te ves en cinco años?”, la pregunta en una entrevista de trabajo que no puedes fallar

Esta es una de las preguntas para entrevista de trabajo que los reclutadores hacen para conocer tus proyecciones como profesional. ¿Qué es lo peor que puedes contestar? Decir que no lo has pensado o que no tienes idea al respecto.

¿Cómo no responder a esta pregunta?

  • “Sinceramente no he pensado en tantos años”.

  • “Dirigiendo mi propia empresa”.

 

Y si te preguntan dónde te ves en tres años, ¿tampoco lo sabrás? Para poder responder esta pregunta, puedes hacer (previamente) una lista de metas profesionales que te gustaría alcanzar.

Otra de las respuestas que genera dudas es la de “dirigiendo mi propia empresa”. Esto puede hacer pensar al entrevistador que te piensas ir de la empresa después de dos años o más.

Refuerza tus habilidades blandas con esta guía gratuita

guía de soft skills

 

5. “¿Cuál es tu mayor debilidad?”, la pregunta clave en una entrevista de trabajo

Todos tenemos áreas en las que podemos mejorar. Para responder bien esta pregunta, lo más recomendable es ser transparente. Si tienes problemas de ira o eres muy temperamental, lo mejor que puedes hacer es trabajar en ello, pues se trata de debilidades que pueden preocupar a muchos reclutadores.

Sin embargo, las peores respuestas respecto a esta pregunta tienen que ver con los candidatos que disfrazan sus debilidades como fortalezas.

¿Cómo no responder a esta pregunta de trabajo?

  • “Soy muy perfeccionista”

  • “Trabajo demasiado”

  • "Mi mayor debilidad es que tengo demasiadas fortalezas"

  • “No creo que tenga alguna debilidad”

 

Por ejemplo, decir en una entrevista de trabajo que te cuesta gestionar tus tiempos y señalar que estás trabajando en ello es mucho mejor que decir que no tienes ninguna debilidad o que eres muy perfeccionista. No ocultes tus debilidades. Recuerda que nadie es perfecto.

Descarga gratis este handbook y crea tu marca personal en LinkedIn

handbook marca personal en LinkedIn

 

6. “¿Tienes alguna pregunta?”, la que pocos responden en las entrevista de trabajo

Hay tipos de entrevistas en las que el entrevistador pregunta al final si todo está claro o hay alguna duda. Algunos postulantes suelen responder que no tienen preguntas, lo que para muchos gerentes de RRHH califica como uno de los errores más grandes en una entrevista de trabajo.

¿La razón? Puede interpretarse como falta de interés por el puesto que están solicitando. Por ello, es recomendable tener dos o tres preguntas para el entrevistador.

 


Estas son algunas preguntas y respuestas para una entrevista de trabajo que te ayudarán a tener una mejor performance en tu próxima postulación. Ya sabes, no repitas frases clichés ni disfraces tus debilidades como fortalezas. Por último, recuerda que en tu presentación no solo debes hablar de tus logros, también de tus obstáculos. Así será un pitch más auténtico.

Recomendados para ti