Consejos para desarrollar la resiliencia y vivir mejor

Consejos para desarrollar la resiliencia y vivir mejor

Última actualización 21 de Abril del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Fernando Machuca

Si estás pasando por un mal momento es probable que pienses que la situación te desborda, pero en realidad no es así. Para afrontar los problemas sólo hace falta desarrollar la resiliencia.

Es normal que a lo largo de una vida se presenten muchas situaciones en las cuáles se ponga a prueba nuestro carácter y nuestra capacidad de superar las dificultades. Sin embargo, ser resiliente y tener inteligencia emocional es indispensable para sobrepasar los obstáculos.

Si no sabes qué significa resiliencia, déjame decirte que te estás perdiendo de una de las formas más efectivas para enfrentar los problemas.

En este post te explicaremos cómo la resiliencia en la vida personal te puede ayudar a tener más estabilidad en cualquier aspecto.

¡Acompáñanos a descubrir cómo desarrollar la resiliencia y tomar el control de tu vida!

 

¿Qué es la resiliencia?

El concepto de resiliencia se ha hecho muy popular en los últimos años, y cada vez más personas están interesadas en descubrir cuáles son las herramientas adecuadas para afrontar los momentos difíciles y superar los traumas asociados a ello.

La resiliencia es una manera de afrontar la realidad en la que convergen una gran cantidad de herramientas como la autodisciplina, el cuidado personal, y la inteligencia emocional.

Para muchos también se trata de una manera de ver y vivir desde un enfoque centrado en la plenitud de conciencia o mindfulness. Asumiendo que los problemas no son tan imposibles de resolver como parecen, y que siempre existe una solución para avanzar a pesar de los obstáculos.

Aunque se relaciona un poco con la sabiduría oriental, desarrollar la resiliencia es una actividad que tiene que ver directamente con la psicología y sus herramientas para facilitar la vida.

A ninguna persona le gusta sufrir, eso es algo indiscutible, pero también es cierto que el sufrimiento es parte de la vida, y que nos afectará tanto como nosotros permitamos que nos afecte. Para los especialistas ser resiliente es aceptar el sufrimiento como una oportunidad para aprender y avanzar.

A lo largo de la historia la humanidad ha pasado por situaciones en las cuales la resiliencia ha sido una especie de salvavidas, un buen ejemplo de ello son los sobrevivientes de cualquiera de las guerras que te puedas imaginar.

 

Importancia de la resiliencia

Fuente: Unsplash

Todos en algún momento hemos sido testigos también de historias inspiradoras y de superación personal, de personas que pudieron desarrollar la resiliencia hasta un nivel en el cual los obstáculos casi que dejaron de existir.

Una persona resiliente tiene más probabilidades de encontrar un propósito y un significado a las situaciones negativas que pueda estar experimentando.

Como ya mencionamos, desarrollar la resiliencia tiene que ver también con la inteligencia emocional. Ser una persona resiliente ayuda a cualquiera a vivir con calma y fuerza para cumplir sus metas.

La resiliencia nos ayuda a conocernos mejor, a desarrollar nuestra autoestima y capacidad de superación.

Cómo ser una persona resiliente

Fuente: Unsplash

Aunque suene un poco contradictorio, la resiliencia nos puede hacer la vida más fácil cuando todo parece complicado.

Ahora ya entiendes la importancia de desarrollar la resiliencia, pero... ¿Cuáles son los tipos de resiliencia y para qué puede servir cada uno?

 

Tipos de resiliencia

La resiliencia la podemos aplicar en cualquier aspecto de la vida, incluso existen recomendaciones para desarrollar la resiliencia en el trabajo, en una comunidad, o en una relación de pareja.

Existen 5 tipos de resiliencia que puedes desarrollar para mejorar tu vida:

1. Resiliencia psicológica

2. Resiliencia emocional

3. Resiliencia corporal

4. Resiliencia colectiva

5. Resiliencia empresarial

Veamos de qué manera se diferencia cada una de ellas y cómo sacarles provecho.

 

1. Resiliencia psicológica

La magnitud de los problemas depende mucho de nuestra percepción, así que tener fortaleza mental para afrontar las situaciones que se presenten, nos ayuda a conseguir soluciones efectivas.

La resiliencia psicológica se centra en desarrollar habilidades para responder a cualquier situación con serenidad.

 

Tipos de resiliencia

Fuente: Unsplash

2. Resiliencia emocional

Desarrollar la resiliencia emocional nos sirve para lidiar con el miedo, angustia, o ansiedad que generan las situaciones difíciles.

Ser una persona resiliente es usar las emociones a nuestro favor, no dejar que la desesperación nos bloquee o nos condicione al momento de tomar decisiones.

Regular las emociones puede ser algo complicado, pero eso no quiere decir que sea imposible. Recuerda que no se trata de evadir o reprimir las emociones, sino de saber qué hacer con ellas.

 

3. Resiliencia corporal

Este tipo de resiliencia también es conocido como resiliencia física, y se trata de la habilidad que tiene el cuerpo para recuperarse de los efectos causados por el estrés, alguna enfermedad, o cualquier tipo de situación en el que se haya generado una herida.

 

Métodos para desarrollar la resiliencia

Fuente: Unsplash

4. Resiliencia colectiva

Desarrollar la resiliencia colectiva es algo que trasciende a las personas y los hace pensar cómo superar situaciones como familia o como comunidad.


5. Resiliencia empresarial

Las épocas de crisis no sólo afectan a las personas, las empresas también se pueden ver afectadas por una situación que pone en riesgo su capacidad de mantenerse operativa.

Las empresas también pueden desarrollar la resiliencia para afrontar los momentos difíciles. Lo cual dependerá totalmente de los encargados de la organización y de su capacidad para adaptarse a los cambios y desarrollar ideas para asegurar la continuidad de la empresa.

 

Consejos para desarrollar la resiliencia

Tal vez te has preguntado cómo ser una persona resiliente y de qué manera obtener todas las habilidades que se necesitan para afrontar una enfermedad, la pérdida de un ser querido, o una ruptura amorosa.

Cultivar y desarrollar la resiliencia es todo un reto. Aunque escribir sobre ella es muy fácil, llevar una vida en la cual podemos mantener la calma y la serenidad en las situaciones difíciles no es tan sencillo.

 

Tips para desarrollar la resiliencia

Fuente: Unsplash

Las características de una persona resiliente están muy cerca de la inteligencia emocional, después de todo, se trata de aprender a manejar las emociones y la respuesta que se tiene ante un determinado tipo de situaciones.

La resiliencia te ayudará a resolver y superar los problemas de una manera inteligente.

 

1. Desarrolla un buen sistema de soporte con tus seres queridos

Contar con una red de personas que te pueda ofrecer apoyo para superar tus problemas es fundamental para tener confianza y seguridad al momento de atravesar por cualquier adversidad.

Tus seres queridos son las personas en las que más puedes confiar, son aquellos que están tanto en las buenas como en las malas.

Es importante dejar el orgullo de lado y pedir ayuda cuando la necesitamos, desarrollar la resiliencia depende también de tu relación con los demás.

 

2. No te dejes llevar por los malos hábitos

La resiliencia personal depende totalmente de la manera que tenemos para vivir, así que lo mejor que puedes hacer es evitar cualquier tipo de hábito o conducta que te genere malestar.

Recurrir a los malos hábitos para tratar de solucionar un problema no sólo es una mala idea, sino que puede terminar generando más complicaciones.

Debes estar consciente de tus capacidades y poner en práctica todo lo que hemos mencionado sobre qué es ser resiliente. Los problemas se solucionan enfrentándose a ellos desde una actitud asertiva, no evadiendolos.

 

3. Cultiva una visión positiva sobre ti mismo

Tener una actitud resiliente es actuar desde la confianza y la seguridad que te brinda el tener una buena autoestima, así que la visión que tienes de ti mismo va a determinar mucho sobre tu capacidad de enfrentar la realidad.

El amor propio es una de las cosas más valiosas que puede tener alguien para desarrollarse en cualquier ámbito, y la capacidad de resiliencia de cualquier persona está condicionada por qué tan alto es su nivel de autoestima.

Algunas prácticas que sirven para desarrollar la resiliencia y el autoestima son la meditación y el mindfulness. Puedes revisar nuestro Curso online de Mindfulness y bienestar para que aprendas más respecto al tema.

 

4. Invierte en tu cuidado personal

El cuidado personal es indispensable para muchos aspectos de la vida, no sólo para desarrollar la resiliencia.

La mente y el cuerpo tienen una conexión que la mayoría de las personas quiere pasar por alto, sin embargo, es indiscutible la importancia que tiene el autocuidado para generar un estado mental a partir del cual asumir los problemas con más tranquilidad.

 

actividad física desarrollar la resiliencia

Fuente: Unsplash

Una de las maneras más efectivas de desarrollar la resiliencia y concentrarse en el cuidado personal es realizar ejercicios de meditación, tener hábitos de alimentación saludables, contar con una rutina de actividad física, además de darle un descanso apropiado al cuerpo.

 

5. Pase lo que pase no te detengas

Otra de las características de la resiliencia es la perseverancia. Sin importar cuantas veces te caigas, debes levantarte y aprender de la experiencia.

Algunas veces las personas se bloquean porque creen que sus pensamientos son una verdad indiscutible. Aunque la verdad es que siempre que estamos pasando por una situación adversa solemos sobredimensionar las cosas.

Para tener capacidades y actitudes para lograr la resiliencia es necesario ver los problemas desde una perspectiva en la cual no se presenten como el fin del mundo.

 

¡Reduce tus preocupaciones, descarga nuestra guía para aliviar la ansiedad en casa!

https://www.crehana.com/recursos/herramientas/alivia-el-estres-y-la-ansiedad-en-casa/

 

3 Libros sobre resiliencia y mindfulness

Si te gusta leer, es buena idea que amplíes tu panorama respecto a cómo desarrollar la resiliencia para afrontar los momentos difíciles.

 

1. Opción b: Afrontar la adversidad, desarrollar la resiliencia y alcanzar la felicidad

Este libro te puede servir de inspiración en cualquier momento, además, es una muy buena fuente si quieres profundizar y saber todo sobre la resiliencia.

Su autor, el psicólogo Adam Grant, desarrolla a lo largo del libro 10 consejos para enfrentarse a los momentos difíciles que se pueden presentar en la vida.

 

2. El obstáculo es el camino: El arte inmemorial de convertir las pruebas en triunfo

Este libro de Ryan Holiday es ideal para profundizar en la idea de sacar aprendizaje incluso de las situaciones que nos causan dolor.

Está pensado principalmente para quienes desean desarrollar sus capacidades de liderazgo.

 

3. ¿Por qué la resiliencia?: Lo que nos permite reanudar la vida

Aunque este libro aborda el tema de la resiliencia desde una óptica más especializada, leerlo nos permite descubrir cuál es la importancia que tiene la resiliencia para las personas que han vivido alguna experiencia dolorosa.

 

Ahora que ya sabes para qué sirve la resiliencia es probable que puedas empezar a desarrollarla para estar preparado ante cualquier situación que se presente.

Desarrollar la resiliencia puede ser un trabajo en el que además de tiempo se necesite el aprendizaje que sólo nos da el cometer errores o pasar situaciones complicadas. Así que no te angusties cuando te encuentres ante un momento doloroso. De todo en la vida podemos aprender algo, incluso del sufrimiento.

En los momentos difíciles parece que el tiempo se detiene, pero ten presente que todo termina pasando y la vida continúa.

Esperamos que este post te sea de utilidad para desarrollar la resiliencia y la capacidad de enfrentarte a las adversidades.

¡Sigamos aprendiendo juntos!

 

También podría interesarte

Subcategorías

Softwares