🤔 ¿Qué es una competencia educativa? Definición y tipos | Crehana
Aprende qué es una competencia educativa y cómo preparar tu carrera para los próximos años

Aprende qué es una competencia educativa y cómo preparar tu carrera para los próximos años

Última actualización 27 de Noviembre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Hans Baumann

Es común escuchar que el mundo está cambiando y que esto nos exige ciertas competencias educativas y habilidades para enfrentar el mundo profesional. ¿Pero qué significa esto?

Pues bien, tiene que ver con construir, desde la escuela, los conocimientos, habilidades, actitudes y valores para asumir los retos actuales. Para desarrollarlos primero vale la pena entender qué es una competencia educativa y luego, verás por qué será determinante para tu vida profesional.

Te adelantamos que más que girar en torno al cambio tecnológico, tiene que ver con nuestra mentalidad y cómo logramos adaptarnos al entorno. ¡Tampoco se trata de ser una persona de otro mundo!, sino de saber cómo desarrollar una competencia educativa. ¿Quieres saber más? Lee este artículo hasta el final.

Utiliza el código CREH20 para obtener un 20% de descuento en tu membresía

Descuento del 20 por ciento

Definición de competencia educativa

Comencemos por el principio. Hablar de la definición de una competencia educativa es referirse al “desempeño que resulta de conocimientos, habilidades, actitudes y valores de un individuo, en un contexto específico, para resolver problemas que se presenten en diversos ámbitos de su vida”, explica la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación de México.

Como ves, al buscar qué es una competencia, te encontrarás con que esta tiene que ver con la educación que recibimos a lo largo de la vida y la formación que deberíamos procurar tener para adquirir las habilidades blandas y duras que hoy exigen las industrias para destacarse.

De acuerdo con Forbes, para 2030, la demanda de habilidades humanas (competencias básicas sociales y emocionales) crecerá en todas las industrias. Y por eso debemos estar cada vez más alineados con lo que exige el mercado.

Pues, según ManpowerGroup, para el 31% de las organizaciones en el mundo es difícil capacitar en habilidades técnicas por demanda y para el 60% resulta aún más difícil enseñar las habilidades profesionales necesarias, como el pensamiento analítico y la comunicación. ¿Vas entendiendo a qué nos referimos cuando hablamos de qué es una competencia educativa?

Habilidades blandas y habilidades durasFuente: Freepik

Se trata de encontrar la manera de fortalecer las competencias en educación pensando siempre en el futuro, pues poco a poco vamos migrando de los modelos tradicionales de formación de profesionales a la especialización en aspectos como el comercio electrónico, las plataformas digitales, la cultura organizacional, entre otros.

Saber qué es una competencia educativa también es comprender que “un individuo se define y mide en términos de desempeño en un determinado contexto laboral”, explica el documento Competencias profesionales de la Universidad de la Sabana de Colombia.

 

Las competencias y habilidades educativas o las hard y soft skills

Anteriormente, solíamos llamar a los conocimientos y habilidades técnicas como competencias, sin embargo, al igual que estas capacidades, los términos también han evolucionado. Ahora nos referimos a habilidades duras y blandas o a las hard skills y soft skills.

Un artículo de LinkedIn sobre “las habilidades duras y blandas más demandadas” define a las habilidades duras (hard skills)  como la capacidad que posee una persona para llevar a cabo tareas técnicas y que incluyen conocimientos especializados. Por ejemplo, auditoría, contabilidad fiscal, desarrollo de software, entre otros. Puedes consultar este artículo sobre cuáles serán las hard skills más demandadas.

Mientras que a las habilidades blandas (soft skills) las relaciona con el comportamiento, rasgos personales y habilidades cognitivas que tienen que ver con la forma de ser de cada persona, su experiencia y su actitud.

Crear un ‘match’ entre ambas podría asegurarte un futuro exitoso como profesional, por eso, te recomendamos actualizarte constantemente. En Crehana puedes encontrar un curso gratis al día para comenzar a fortalecer y a aprender nuevas habilidades, así asegurarás tu desarrollo de competencias en la educación.

¿Por qué son importantes las competencias educativas?

Estamos en la cuarta revolución industrial, según The World Economic Forum, por lo que los cambios son cada vez más rápidos. De ahí que sea tan común preguntarse qué es una competencia educativa en esta época, pues las organizaciones están buscando profesionales que se adapten rápidamente al cambio en el mercado.

Por ello, es vital desarrollar una competencia educativa y resaltar para crecer junto a la organización en la que trabajes e incluso con tu propio emprendimiento. Para entenderlo mejor solo pregúntate ¿crees que por ejemplo, para un profesor es importante tener competencias en la educación virtual

Ese es tan solo un ejemplo de una competencia educativa, ahora imagínate la cantidad de retos que existen en otras industrias.

Por lo que la importancia de saber qué es una competencia educativa, desarrollarla y aplicarla a la vida profesional tiene que ver con lo innovador que puedes llegar a ser en el ambiente laboral y cómo es posible aportar en la transformación de procesos con lo que ya sabemos.

Te compartimos dos datos útiles que menciona Raquel Roca en su curso de Soft skills esenciales para el éxito profesional con los que no habrá duda de para qué sirve una competencia educativa:

  • El 92% de los reclutadores dicen que los candidatos que tienen bien desarrollados su soft skills son los que están siendo más requeridos a la hora de contratar.

  • El 89% de las malas contrataciones se debe a que los candidatos de personas no han desarrollado bien sus habilidades blandas.

¿Cuáles son los tipos de competencias educativas?

Los tipos de competencia educativa son muy amplios, pues como ya lo viste las habilidades que requerimos para desempeñarnos en las industrias de hoy nos exigen ser muy integrales.

Sin embargo, desde el colegio se insiste en trabajar en algunas competencias en la educación. Algunas de ellas, de acuerdo con el Centro Educativo mexicano ECA, son:

  • Competencia en comunicación lingüística.

  • Competencia matemática.

  • Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico.

  • Tratamiento de la información y competencia digital.

  • Competencia social y ciudadana.

  • Competencia cultural y artística.

  • Competencia para aprender a aprender.

  • Autonomía e iniciativa personal.

Fuente: Giphy

Como ves las competencias mezclan el ser y el hacer, por lo que es importante trabajar emocionalmente, pero también técnicamente. Seguramente, te estarás preguntando, ¿si ya viví esa etapa del colegio cómo puedo seguir desarrollando los componentes de una competencia educativa?

La respuesta es formándote y estando al tanto de lo que pasa a tu alrededor, así no solo entenderás que conocer qué es una competencia educativa es importante para tu vida laboral, sino que serás mucho más consciente de lo que necesitas para avanzar cada día.

Sin embargo, te adelantamos algunas de esas habilidades, que aquí hemos definido como lo que es una competencia educativa, para que vayas haciendo tu propio check list. ¡Comienza a marcar lo que ya tienes y aprovecha para trabajar en lo que aún crees te hace falta!

Un último recordatorio. “Las mal llamadas habilidades blandas no tienen nada de débiles. Al contrario, se vuelven más necesarias que nunca y todos los cazadores de talento corporativo tienen sus radares activos en busca de profesionales que las desarrollen de forma natural en su día a día”, asegura Forbes.

¿Qué competencias educativas se necesitan en el entorno laboral?

En cuanto a habilidades blandas o soft skills, algunas de las competencias educativas más destacadas y demandadas en el campo laboral son la creatividad, la persuasión, la colaboración, la adaptabilidad y la inteligencia emocional.

La empatía, la resiliencia, la tolerancia y la orientación a los resultados son otras de las competencias educativas que se han popularizado, puesto que permiten tomar decisiones a corto plazo de forma estratégica y ubicando en el centro a las personas.

Además de las soft skills ya mencionadas, otras de las habilidades que te permitirán entender qué es una competencia educativa y continuar fortaleciendo tus actitudes en el entorno académico, laboral y personal son:

  • Pensamiento crítico e innovación.

  • Aprendizaje activo y aprendizaje estratégico.

  • Resolución de problemas.

  • Pensamiento crítico y análisis.

  • Creatividad, originalidad e iniciativa.

  • Liderazgo e influencia social.

  • Uso, control y monitoreo tecnológico.

  • Programación y diseño tecnológico.

  • Resiliencia, tolerancia al estrés y flexibilidad.

  • Razonamiento, solución de problemas e ideación.

Competencias educación virtualFuente: Unsplash

Pensamiento crítico e innovación

Una de las claves para entender qué son las competencias educativas en un entorno laboral, es la integración del pensamiento crítico y la innovación. 

Según la definición del Consejo Nacional para la Excelencia en el Pensamiento Crítico (National Council for Excellence in Critical Thinking), “el pensamiento crítico se refiere al proceso intelectualmente disciplinado de conceptualizar, aplicar, analizar, sintetizar y/o evaluar activa y hábilmente la información obtenida o generada por la observación, la experiencia, la reflexión, el razonamiento o la comunicación, como guía para la creencia y a acción”.

Entre los tipos de competencias educativas, estarás de acuerdo con que la capacidad de resolver problemas puede depender en gran medida de la creatividad de un innovador. Por lo tanto, ¡los innovadores de éxito piensan de forma crítica y actúan de forma estratégica! 

A continuación, te damos un buen punto de partida en cinco pasos que te ayudará a desarrollar esta competencia educativa en los servicios o productos de tu empresa:

  1. Identifica con precisión el problema que hay que resolver.
  2. Haz una lluvia de ideas sobre todas las soluciones posibles.
  3. Selecciona tres o cuatro soluciones y realiza una investigación sobre cada una de ellas para determinar la mejor solución.
  4. Prueba la mejor opción utilizando un plan de implementación con prototipos "suficientemente buenos".
  5. Pon en marcha tu prototipo, mide su rendimiento mediante los comentarios de los posibles clientes y/o usuarios. Luego, realiza cambios graduales conforme a las opiniones recibidas y mejora tu plan incorporando mejoras graduales.

Aprendizaje activo y estratégico 

Otro de los tipos de competencias educativas que debes considerar en un entorno laboral es el aprendizaje activo y estratégico. Este enfoque sirve para diseñar una experiencia de aprendizaje caracterizada por la aplicación, la retroalimentación y la reflexión.

El aprendizaje activo es una competencia educativa que da lugar a que los empleados desarrollen sus habilidades de una manera que es retenible, transferible y, en última instancia, transformadora para tu empresa u organización.

Así que debes preguntarte, ¿se requiere la participación del empleado o se limita a ver o escuchar el contenido? Mientras que las tácticas de aprendizaje pasivo dan lugar a una comprensión superficial de un tema, el aprendizaje activo da lugar a una competencia educativa mucho más profunda.

El loop de aprendizaje como competencia educativaImagen: business.edx.org

Resolución de problemas

No podríamos tratar un artículo sobre qué es una competencia educativa sin hablar de la capacidad de resolución de problemas. ¿A qué se refiere esto exactamente?

La resolución de problemas es una competencia fundamental que te ayuda tanto en tu vida laboral como en tu vida privada. No importa si se trata de clientes insatisfechos, retrasos en las entregas o discusiones con los vecinos.

Si posees esta competencia educativa, eres capaz de eliminar los obstáculos existentes y alcanzar tu objetivo dando pasos inteligentes. A continuación, te mostramos los cuatro sencillos pasos que puedes dar para resolver problemas:

  1. Definir el problema. Lógicamente, el primer paso que debes dar es siempre definir el problema real. ¿Qué salió mal? ¿Qué es lo que no corresponde con el resultado esperado? Si haces una comparación entre el objetivo y el estado real, podrá ayudarte a encontrar una solución adecuada.
  2. Generar alternativas. Para una solución exitosa del problema, analizar las causas es esencial. ¿Cómo se produjo el asunto? ¿Qué factores llevaron a que se produjera? Si descubres las posibles causas, podrás trabajar en ellas y generar alternativas.
  3. Evaluar y seleccionar las alternativas. Aquí debes determinar qué propuestas se acercan más a una solución ideal. Para ello, conviene definir los criterios que debe cumplir la solución. 
  4. Implementar las soluciones. Haz un plan detallado para aplicar la solución. Una vez tengas las aprobaciones necesarias, ¡ponlo en marcha!

Resolución de problemasImagen: Pixabay

Pensamiento crítico y análisis

Como vimos en primer punto sobre el pensamiento crítico e innovación, esta competencia en educación requiere del uso de la lógica y el razonamiento para identificar los puntos fuertes y débiles de los enfoques de los problemas, y luego evaluar la eficacia de las soluciones.

Creatividad, originalidad e iniciativa

Como competencia en educación, la creatividad se menciona muy a menudo, ya que está relacionada con la capacidad de formular buenas preguntas y, como vimos en la anterior competencia, de resolver problemas. 

Especialmente en los últimos tiempos, los empresarios buscan cada vez más en los empleados soluciones creativas e innovadoras a los problemas que ya existen. Pues ha quedado claro que la creatividad e innovación y la fuerza económica de una empresa están íntimamente relacionadas.

Liderazgo e influencia social

Esta es, sin duda, una de las competencias educativas más preciadas en el ámbito laboral. En un mundo totalmente conectado, los grandes líderes de hoy deben pensar y actuar de forma global. Por lo tanto, deberán acoger los conocimientos que provienen de nuevas fuentes y considerar las alianzas que amplíen sus fronteras.

Sin embargo, deben recordar al mismo tiempo que sus empleados y clientes son individuos que viven en comunidades locales, por lo que deben ser capaces de entender y responder a estas necesidades.

En este sentido, la influencia social actúa como una competencia educativa importante, ya que los líderes deben tener la capacidad para transformar y moldear las opiniones de los demás. En el lugar de trabajo, por lo tanto, es un proceso de transformación de los comportamientos de los empleados.

Por ejemplo, un jefe de equipo puede influir en sus subordinados a través de la comunicación, sus políticas y sus acciones. Por eso, es de las soft skills más importantes que necesita todo individuo, independientemente de su posición jerárquica en la empresa. 

Compañeros de oficina trabajando en equipo - liderazgo e influencia Imagen: Pixabay

Uso, control y monitoreo tecnológico

Muchos estudiantes y empleados actuales se han venido acostumbrando cada vez más a trabajar en línea. El software de videoconferencia ha experimentado un aumento de popularidad, con productos como Zoom que han registrado un incremento significativo en usuarios activos diarios. ¿Quién no ha tenido que desarrollar esta competencia en educación?

Según la plataforma BackLinko, durante todo el año 2020, Zoom se descargó más de 485 millones de veces (en Android y Google Play). Esto supone un aumento de 30 veces más con respecto a 2019, cuando se registraron 16 millones de descargas. Zoom alcanzó su máximo histórico de descargas diarias en abril de 2020, cuando la aplicación se instaló 3,5 millones de veces en un solo día.

Aunque descargar y utilizar estos productos puede ser algo natural para algunos, la seguridad y el control son también un factor importante. ¿Has examinado tu configuración de seguridad en línea? ¿Quién puede ver tu información personal? ¿Qué seguridad tienen tus contraseñas? ¿Utilizas la autenticación de dos factores?

Aún cuando tu carrera profesional se encuentre en el sector tecnológico o no, demostrar un enfoque inteligente acerca de la tecnología es una competencia educativa importante para el futuro. Ahora es el momento de familiarizarte aún más con la tecnología. Esto significa que deberás ir más allá de saber dónde está el botón de silencio en una videoconferencia.

Uso, control y monitoreo tecnológicoImagen: Pixabay

Resiliencia, tolerancia al estrés y flexibilidad

Para saber qué es una competencia educativa, llegamos a una habilidad indispensable en estos tiempos, la resiliencia, la tolerancia y la flexibilidad. Ser maleable significa que eres capaz o estás dispuesto o dispuesta a cambiar para adaptarte a diferentes condiciones. Asimismo, ser flexible significa que puedes hacerlo con facilidad. 

Si eres resiliente, serás capaz de tolerar el estrés y recuperarte rápidamente de condiciones inesperadas o difíciles, adaptándote al cambio y hasta disfrutándolo de manera regular. Indudablemente, una de las competencias educativas de las que se habla a menudo en la actualidad. 

Resiliencia, tolerancia y flexibilidadImagen: Pixabay

Razonamiento, solución de problemas e ideación

Generar ideas y manipular información para solucionar problemas son competencias educativas que deberías estar aprendiendo en este momento, así como tener habilidades cuantitativas. 

Si desarrollas tu capacidad de razonamiento lógico y de resolución de problemas, estarás participando en un aprendizaje activo y estratégico que vimos en el segundo punto. 

Participa en debates, desarrolla tu capacidad de escucha y piensa de forma crítica sobre los materiales y herramientas a los que te expones, tanto académicos como de tu propia experiencia.

Ahora bien, seguro te estás preguntando qué es la competencia educativa que tiene que ver con la ideación. ¡Es muy simple! La ideación es el proceso de desarrollar y poner a prueba nuevas ideas. ¿Cómo así? 

Las grandes ideas no proceden de una sola fuente. Si quieres que una idea funcione verdaderamente, utiliza los puntos fuertes y las experiencias de los que te rodean para ayudar a resolver los problemas. 

Busca activamente nuevas perspectivas y utiliza tus competencias educativas y habilidades como el pensamiento crítico para aplicarlas a la situación única de tu empresa. Aunque puede que se te ocurra una solución o una idea por ti mismo, ¡colaborar con tus compañeros de clase o de trabajo es el camino para dar con la mejor idea!

Razonamiento, solución de problemas e ideaciónImagen: Pixabay

Competencia educativa en el entorno escolar

Todas las habilidades se trabajan desde una temprana edad, por eso la formación hoy le enseña a los niños desde pequeños qué es una competencia educativa en el entorno escolar, para luego ponerlas en práctica en la vida adulta.

Raquel Roca, nuestra docente Crehana explicó en una entrevista para Forbes que la educación por competencias hoy le ayuda a los niños a aprender, pues es algo que van a necesitar de por vida. 

De ahí que, sin importar la etapa trabajemos siempre por vivir qué es una competencia educativa. ¿Cómo? “Actualizándonos, siendo exploradores de la vida y desarrollando actitudes y aptitudes emprendedoras”, asegura Roca.

Vale la pena contarte que aunque todos quisiéramos cumplir con las habilidades blandas que existen, probablemente no sea tan fácil lograrlo, pues no somos robots, además, porque esto depende de nuestras aptitudes.

Es decir, de las habilidades innatas que nos permiten desenvolvernos mejor en ciertas actividades. Por lo tanto, establecer la diferencia entre las aptitudes y habilidades te ayudará a comprender mejor qué son las competencias educativas y aplicarlo a tus propios objetivos. Para ello, te recomendamos hacer un FODA personal. Así podrás identificar y analizar tus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. Descarga gratis la Plantilla FODA personal.

¿Qué es una competencia educativa digital?

Cuando comenzamos esta nota dijimos que las competencias de hoy en día no tienen que ver exactamente con la tecnología, pero debemos aceptar que la digitalización es una realidad, por lo que sí quieres tener un perfil aún más atractivo para los reclutadores laborales, vale la pena conocer qué es una competencia educativa digital.

Habilidades digitalesFuente: Freepik

De acuerdo con el Grupo Planeta, las competencias digitales son “las piedras angulares de la educación del siglo XXI, imprescindibles en sociedades interconectadas como las nuestras. Una formación más que necesaria dada la omnipresencia de las TIC en nuestras vidas”.

Entonces, ¿qué es una competencia educativa para el entorno digital? Se refiere a la formación y la capacidad que tengamos de manejar los recursos digitales para navegar y crear nuevas soluciones.

Teniendo en cuenta lo anterior, te compartimos algunas de las habilidades duras o hard skills que valoran las empresas este 2021, según LinkedIn.

  • Blockchain.

  • Cloud Computing.

  • Razonamiento Analítico.

  • Inteligencia Artificial.

  • UX Design.

  • Analista de Negocios.

  • Marketing de Afiliación.

  • Ventas.

  • Computación científica.

  • Producción de video.

 

Al igual que la digitalización, las habilidades de innovación constituyen otra competencia en la educación y en cualquier otra industria, necesaria para “pensar fuera de la caja”.

Recuerda que siempre tenemos oportunidad de seguir aprendiendo, así que dentro del check list que realizaste aún faltan algunas habilidades blandas y duras por trabajar, no te preocupes. Por eso son competencias educativas, porque hay muchas opciones para aprenderlas y trabajarlas.

Puedes hacerlo en la academia asistiendo a la universidad, pero también puedes fortalecerlas de manera independiente. Podrías comenzar con cursos de Negocios y Emprendimiento, por ejemplo, donde aprendas de comunicación asertiva, inteligencia emocional, entre otros.

¡Sabemos que lo lograrás, así que mucha suerte! Hasta pronto.

También podría interesarte