💡 8 ideas para exposiciones creativas [2021] | Crehana para empresas
Exposiciones creativas: 8 ideas para que no te olviden en 2021

Exposiciones creativas: 8 ideas para que no te olviden en 2021

Última actualización 6 de Agosto del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Eduardo Nuñez

Desarrollar exposiciones creativas es una habilidad que requiere tiempo de preparación, buenas ideas y mucha empatía con la audiencia.

De seguro, recuerdas alguna de estas experiencias: has necesitado convencer a tus jefes de un proyecto innovador, has ofrecido una charla en algún congreso profesional o has estado en alguna reunión de trabajo y te ha tocado presentar un reporte.

Estas y muchas otras situaciones se nos presentan en la universidad, en la carrera o en el trabajo, por lo que cada vez que toca, queremos mejorar nuestro rendimiento, no aburrir a nadie y saber cómo convencer al público.

Por eso, en este artículo, queremos describirte ideas para hacer exposiciones creativas que sorprendan a la audiencia y que te ayuden a alcanzar los objetivos de una presentación efectiva, convincente y entretenida. 

¿Cómo preparar exposiciones creativas?

Antes de pasar a las ideas para ofrecer exposiciones originales y dinámicas, es necesario que conozcas algunas pautas previas para que tu presentación se gane los aplausos de todos.

Piensa en el objetivo de tu exposición

No todas las presentaciones o charlas que ofreces tienen el mismo objetivo. 

Algunas están hechas para que muestres datos numéricos, describas el contexto de un problema o expliques el funcionamiento de un producto o servicio. Esto puede suceder cuando necesitas explicar los resultados económicos de una empresa o, tal vez, al momento de valorar compras de nuevas tecnologías que automatizarán procesos.

En este caso, tiene más sentido que elabores exposiciones creativas con diapositivas o con ayuda de otras plataformas digitales, que te permitirán diseñar presentaciones animadas increíbles.

En cambio, existen otras exposiciones en las que necesitas ser más emocional o profundo. Por ejemplo, cuando hay que solucionar un problema de recursos humanos entre los miembros de un equipo o cuando hay que explicar por qué la empresa u organización ha decidido pivotar y cambiar su propósito.

Si estos son tus objetivos, entonces debes valorar presentaciones creativas sin diapositivas o sin la necesidad de apoyarte en la tecnología. Aunque no lo creas, esa es otra manera de desarrollar exposiciones dinámicas y creativas, que sin duda tendrán un impacto alto en tu audiencia.

mujer sentada en sofá, pensando y con la mano en su laptop

Fuente: Unsplash

Conoce a tu audiencia

Luego de haber establecido el objetivo de la presentación, ten en cuenta las características de las personas que tendrás al frente. Estas son algunas de las preguntas que te pueden ayudar.

  • ¿Cuál es el rango de sus edades?
  • ¿Qué roles cumplen en la empresa, organización o institución?
  • ¿Son de culturas y nacionalidades diversas o no?
  • ¿Hay diferencias jerárquicas entre tú y las personas de tu audiencia?
  • ¿Están acostumbrados a las exposiciones o estas son poco habituales para ellos?
  • Si has tenido experiencia previa ante esta audiencia, ¿se han mostrado participativos o han necesitado motivadores?

Sabiendo las respuestas, puedes determinar cómo comenzar una exposición, el tipo de historias que ganarán su atención o, incluso, la clase de humor que puedes introducir en tu desarrollo.

Dedica tiempo a la preparación

El hecho de que quieras crear exposiciones que se perciban como originales y entretenidas, no quiere decir que debas determinarlas por espontaneidad e inspiración. Más bien, todo lo contrario.

Los discursos de grandes oradores o las mejores rutinas de los más reconocidos comediantes, siempre han tenido detrás muchas horas de planificación y ensayo. Es decir, no han permitido que su mensaje se base en la improvisación.

El tiempo dedicado a la preparación, sin duda, vale la pena, pues te permitirá valorar, de antemano, quiénes formarán parte de tu audiencia, elegir contenidos para una presentación, seleccionar los recursos tecnológicos más convenientes y animarte a plantear dinámicas para romper el hielo, atraer la atención y enganchar al auditorio.

Mano de persona anotando en post-it y al lado de laptop

Fuente: Unsplash

Estructura la exposición en tres partes

Todo gran relato consta de tres partes muy claras que sirven para evitar confusiones y cerrar el círculo de un mensaje. Las personas estamos habituadas a esta estructura clásica de un texto o discurso.

Por eso, piensa tus exposiciones creativas desde la estructura del storytelling. Es necesario que haya un inicio, un nudo y un desenlace. 

Esto contribuirá con el orden de tu presentación y con el buen entendimiento que la audiencia tenga de tu mensaje. No solo los mantendrás cautivados, sino que también los podrás convencer.

 

8 ideas para exposiciones creativas 

Más allá de la tecnología, la vestimenta y la actitud que muestres durante tu presentación, aquí te traemos recomendaciones que pueden marcar la diferencia entre un público adormecido y otro que te llene de aplausos.

Pon en práctica las siguientes ocho ideas y de seguro aprenderás cómo capturar la atención de la audiencia hasta el final de tu exposición original.

1.Elige un comienzo que enganche

Según un artículo publicado por Kevin Macspaden en la prestigiosa revista Time, en un estudio de Microsoft Corp., se determinó que el rango de atención que mantiene una persona es de solo ocho segundos.

Por eso, es fundamental que sepas cómo abrir una exposición con algún dato inesperado y que quiebre el esquema mental que suelen tener muchas personas sobre presentaciones laborales, académicas o profesionales: tediosas, con información fría, predecibles.

Piensa en las siguientes opciones:

  • Un dato numérico que revele algo sobre los clientes que tus compañeros no conocían.
  • Una anécdota que cuente cómo cambió la vida de una persona y deje una metáfora conectada con la misión de la empresa.
  • Una imagen o video para estimular la curiosidad de la audiencia y disparar sus preguntas.

Personas con mirada atenta sentados en un auditorio

Fuente: Unsplash

2.Haz preguntas que importen

Una de las mejores técnicas para involucrar a la audiencia en la exposición es hacerle preguntas. Sin embargo, muchos oradores caen en la misma rutina aburrida: hacer preguntas retóricas que los participantes ya han escuchado en reuniones previas.

¡Grave error! Aquí es cuando puedes aprovechar la oportunidad para seguir sorprendiéndolos con preguntas que despierten interés y los lleven a participar. 

Estas preguntas no solo tienen que enlazarse con estadísticas o datos fríos, sino que deben conectarse con la parte humana del público. Estas son algunas ideas de preguntas para atraer la atención del público:

  • La noticia del día y cómo se relaciona con los clientes de la empresa.
  • La historia de un problema entre compañeros de equipo y cómo llegaron a una solución.
  • El recuerdo del primer día de trabajo y cuáles fueron sus sensaciones en ese comienzo.

Hombre ponente en una audiencia con la mano levantada

Fuente: Unsplash

3.Cuenta una historia reveladora

No hay mejor forma de ganarse la atención de una persona que con una historia. Las historias conectan y ayudan a identificarse con personajes y experiencias, tal como lo explican los investigadores de Standford y Harvard, los hermanos Heath, en su libro Made to stick.

Debes usar los recursos del storytelling para relatar una historia que empiece por un problema, tenga un viaje del héroe, con sus respectivos obstáculos y momentos de descubrimiento, y termine en una conclusión sobrecogedora.

Es importante que la historia revele conexiones con experiencias de la audiencia, el trabajo de la marca, el estado de la empresa o el objetivo final de la exposición. 

Así, estarás reforzando la empatía con el público, despertando sus emociones y avivando sus deseos por conocer cuál es el resultado del relato.

4.Habla con pausas

Aunque parezca una recomendación secundaria, tiene una importancia en la relación que establezcas con tu audiencia. Es bastante incómodo seguir a un orador o speaker cuando habla rápido y sin pronunciar correctamente las palabras.

Esto tiene un impacto en la legibilidad del mensaje y, por lo mismo, en la atención que el público esté dispuesto a brindarte.

Por eso, esfuérzate por vocalizar adecuadamente todo lo que pronuncies, agrega alguna pausa estratégica en secciones de tu presentación, y usa la entonación para subir el volumen cuando quieras enfatizar una idea.

Hombre haciendo una presentación frente audiencia

Fuente: Unsplash

5.Introduce cuotas de humor

El hecho de que estés en el ambiente formal de tu trabajo, frente a tus compañeros de equipo o ante tus jefes, no quiere decir que la presentación deba ceñirse a la seriedad de ese ambiente.

Usando un criterio adecuado y basándote en el conocimiento de la audiencia, puedes introducir bromas, comentarios en doble sentido, metáforas, frases curiosas y otros elementos que mantengan la atención del público y que les permitan seguir el hilo de tu exposición.

Estos momentos de humor tienen que ser planificados de antemano. También, piensa que, para que ocurran, puedes promover la participación de personas en la audiencia.

tres mujeres sentadas sonriendo en una reunión

Fuente: Unsplash

6.Usa recursos interactivos y audiovisuales

Si bien tu exposición creativa no tiene que basarse únicamente en el uso de la tecnología, sí que puede sacar provecho de sus ventajas para hacer más dinámica una presentación y capturar aún más la atención.

Hay muchos elementos que puedes usar: diapositivas con diseño atractivo, plataformas de repertorio audiovisual, videos e imágenes que acompañen tus palabras, etc. Todas estas funcionalidades están en las aplicaciones para exposiciones creativas que encuentras en distintas plataformas.

Además de ello, en la siguiente lista, añadimos algunas herramientas para exposiciones en Power Point, que podrás descargar completamente gratis. ¡Anímate!

7.Convierte tus ejemplos en algo personal

Una de las claves para sacar adelante exposiciones creativas y convencer a alguien de un mensaje es hacerlo concreto. En este caso, cuando uses ejemplos no divagues sobre generalidades. No hables en plural, sin mencionar nombres o solo mostrando datos y números.

Al contrario, haz que tus ejemplos tengan rostro de persona, color, nacionalidad, fecha determinada y todas aquellas características que dan referencia. De hecho, trata de ser el protagonista de tu propia historia.

Puedes ponerte en el centro del ejemplo contando de primera mano un problema que enfrentaste, una pregunta que te hicieron, un debate en el que participaste, alguna experiencia conmovedora de la que fuiste testigo.

Así también, podrás lograr que la audiencia se identifique con tu historia y habrás aprendido cómo convencer con argumentos y ejemplos.

8.Sal de la caja y compromete a tu audiencia

Tanto si ofreces exposiciones creativas por Zoom como si las das presencialmente, no todo muere en la pantalla de la laptop o en el proyector que la audiencia tiene en frente.

Usa tu imaginación y piensa en elementos adicionales que puedas incorporar al escenario o que puedas trasladar a un espacio virtual. Aquí te dejamos algunos ejemplos:

  • Acomoda los asientos de un modo no convencional.
  • Elige el lugar de los participantes.
  • Ofrece premios ante algunos retos.
  • Coloca una música al inicio y al final.
  • Diseña el espacio físico con adornos que reflejen las ideas de tu exposición.
  • Invita a alguna persona de la audiencia a unirse al estrado principal o a abrir micro y pantalla.
 

Un resumen para planificar exposiciones creativas

Según Angélica Coronel, profesora del curso Diseña presentaciones efectivas en Crehana, "la importancia de diseñar presentaciones efectivas radica en que las exposiciones son uno de los medios de comunicación más utilizados en el mundo de los negocios y las ventas. De su efectividad depende que las ideas calen, que se cierren contratos, y que se construyan marcas."

Por eso mismo, cuando se trata de ponerte al frente de una audiencia y brindar exposiciones creativas, viene bien que no dejes nada al azar.

Ya sabes que primero necesitas conocer a tu audiencia, y valorar sus experiencias previas y expectativas. También, es clave que estructures el contenido de tu exposición como un relato y que le dediques el tiempo que merece a la preparación.

Además de ello, hemos presentado una lista con ideas a tener en cuenta: el humor, las historias, los recursos interactivos y las preguntas, no deben faltar durante esa exposición que probablemente aumentará tu reconocimiento entre los compañeros de trabajo, jefes de la empresa o equipo de la organización.

Ahora que ya conoces cómo preparar exposiciones orales y creativas, no te olvides de seguir aprendiendo y reforzar tus habilidades con los cursos de negociación online de Crehana. Pásate por nuestro catálogo y continúa tu crecimiento profesional.

También podría interesarte