🧠 ¿Qué es el control mental y para qué sirve? [2021] | Crehana para empresas
Control mental: el método de meditación profunda para dominar tus pensamientos

Control mental: el método de meditación profunda para dominar tus pensamientos

Última actualización 5 de Septiembre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Lorena Paez

Si alguna vez has escuchado el término control mental, quizá te haya sonado a brujería o magia, pero, en realidad, no es necesario tener habilidades sobrenaturales ni superpoderes para dominar esta técnica propuesta por el Dr. José Silva en 1944 y que, posteriormente, fue utilizada para desarrollar terapias usadas por psicólogos en la actualidad.

A pesar que el control mental sea un concepto que hayamos oído previamente al lado de connotaciones negativas, como el control mental destructivo, famoso por su uso en sectas; sin embargo, en este caso, te presentaremos qué es el control mental para tener autocontrol de tus emociones y dominar tus pensamientos. 

En el artículo de hoy, aprenderás cómo controlar la mente. Conoce todo sobre el método del control mental y su historia. Además, te contaremos cuál es la importancia del control mental y cómo se ha utilizado para desarrollar nuevas técnicas en la psicología actual.

¿Te animas a iniciar este viaje? ¡Quizá transforme tu vida por completo! 

¿Qué es control mental?

Así como se explica en la plataforma especializada en salud mental, Psicología y Mente, “el control mental hace referencia a nuestra capacidad de ser conscientes de nuestros pensamientos y nuestras emociones para que éstos no dominen nuestra conducta”.

Además, el control mental se conoce como una metodología para educar la mente y desarrollar beneficios psicológicos y físicos. En esta, se estimula el cerebro para entrar en un estado de meditación y lograr una respuesta de relajación. 

Entonces, ¿para qué sirve el control mental? A través del método del control mental, podrás conocer mejor tus emociones para autorregular tu conducta. Esto se aprende por medio de un estado de meditación profunda, que no solo te dará capacidad de autocontrol, sino de explotar todo tu potencial. 

Siguiendo este concepto de control mental, según lo que proponen distintos autores, el control mental implica entrar a nivel meditativo profundo para que una persona pueda hacerse cargo y optimizar el potencial de tu propia mente, a través de imágenes reforzadas por palabras (manifestaciones) para así, alcanzar los mejores resultados. 

¿Qué es control mental?

Imagen: Pexels

Fundamentalmente, el objetivo del control mental es mejorar procesos como la concentración y la creatividad, así como potenciar la imaginación, aumentar el autoestima y aliviar el estrés de las personas, lo que ayudará al desarrollo integral del sujeto y un estado de bienestar emocional. 

De la misma forma, la práctica constante de técnicas de control mental te ayudará a atenuar síntomas de trastornos psicológicos, como la depresión, la ansiedad generalizada y el estrés crónico. También, te será útil para controlar funciones fisiológicas involuntarias, como el ritmo cardiaco, la digestión y ciertas emociones negativas. 

Además, tener estrategias de control mental te permite afrontar situaciones difíciles, ya que tendrás mayor autocontrol, así como una actitud más optimista y pausada. No es posible cambiar los hechos negativos, pero sí la forma en la que los percibimos. 

Meditación con control mental

Imagen: Pexels

Ahora que ya sabes qué es el control mental y para qué sirve, te hablaremos brevemente cómo funciona el control mental.

 

¿En qué consiste el control mental?

El control mental se basa en el entrenamiento constante de ejercicios especializados para la meditación y relajación. Mediante este proceso, tendrás una comprensión de los cuatro estados de la consciencia de la mente humana, que se miden a través de las ondas cerebrales. 

¿Qué son las ondas cerebrales? Esta es la energía eléctrica que emiten los órganos que son susceptibles a ser medidos y registrados. En el caso del cerebro, las ondas son registradas por el encefalograma. 

La energía que produce el cerebro dependerá de la actividad cerebral; es decir, mientras más actividad cerebral haya, se obtendrán mayores ciclos por segundo. Por ejemplo, en un estado de vigilancia normal, el cerebro alcanza 28 hasta 35 ciclos por segundo, mientras que en un sueño profundo, puede llegar hasta 2 a 3 ciclos por segundo. 

De acuerdo a la cantidad de ciclos por segundo, se clasifican las ondas cerebrales:

  • Ondas Beta: 15 a 28 ciclos por segundo (o más). 
  • Ondas Alfa: 8 a 14 ciclos por segundo.
  • Ondas Theta: 5 a 7 ciclos por segundo.
  • Ondas Delta: 0.5 a 4 ciclos por segundo.

ondas cerebrales

Imagen: Hipertextual

En un estado de relajación profunda, con una actividad cerebral moderada, aparecerán las ondas de nivel Alfa, que demuestran un estado receptivo y calmado para aprender, crecer y explorar la conciencia propia. Asimismo, consecuentemente, implica un estado de relajación física. 

Hay investigaciones que demuestran que las ondas Alfa se suelen observar durante la práctica de meditación y yoga. Inclusive, hay algunos casos en los que se ha podido llegar a las ondas Theta. Por otro lado, también se observó que durante el sueño y la meditación, disminuye el ritmo del sistema metabólico de las personas. 

Entonces, a partir de lo estudiado, se demostró que existe un mecanismo del sistema nervioso autónomo que, a pesar de ser involuntario, se puede controlar voluntariamente. Esto llevó a los científicos a investigar y desarrollar nuevos tipos de meditación

cómo funciona el control mental en tu cuerpo

Imagen: Pexels

Pero, ¿cómo funciona el control mental en tu cuerpo? A través de las técnicas de control mental, las personas estimularán voluntariamente el hipotálamo. Esta es una sección muy pequeña que está ubicada en la base del cerebro, encargada de controlar el sistema límbico y el cerebro emocional. 

Por ejemplo, las estrategias de control mental suelen acompañarse de un proceso de respiración profunda, que trae más oxígeno al cerebro. De esta manera, disminuye la adrenalina en el cuerpo, así como se ejerce un control sobre la ansiedad. Lo cual demuestra que, a partir de la estimulación del hipotálamo con técnicas de relajación, se pueden controlar y condicionar ciertas funciones fisiológicas. 

¿Quieres conocer un poco de la historia del control mental? ¡Te la contamos a continuación!

 

Historia del control mental: Método Silva, terapias y meditación

Como hemos mencionado previamente, el Método Silva de control mental se propuso por primera vez por el Dr. José Silva en 1944. Sin embargo, no fue hasta 1966 que nació este movimiento new age que se continuó perfeccionando hasta fundar el Instituto de Psicorientología en Estados Unidos, el cual continúa sus labores en la actualidad. 

La disciplina dice haber desarrollado métodos experimentales. El Dr. José Silva aplicó sus técnicas de control mental en más de 6 millones de graduados entre los años 70 y 90 en más de 110 países. A pesar de esto, muchos critican el Método Silva y lo clasifican como una pseudociencia, ya que no hay evidencias científicas, estudios ni pruebas concretas de los resultados. 

La metodología de control mental diseñada por Silva se basó en la teoría del cerebro dividido de Sperry, en el que propuso que, a grandes rasgos, el hemisferio derecho se especializada en lo emocional y lo artístico, mientras que el hemisferio izquierdo se encarga de las tareas verbales y de análisis. 

Aunque la teoría de Sperry se creó en los 70, no fue hasta después que Silva escribió sus libros sobre el método de control mental. Más adelante, se consideró que esta teoría era muy reduccionista, porque, al estimular el cerebro, independientemente de la tarea, se registra actividad en ambos hemisferios.

terapia con mindfulness

Imagen: Pexels

Después, a finales de la década de los 80, se comenzaron investigaciones relacionadas a la psicología que tomaron el concepto de control mental para desarrollar nuevas terapias de corte cognitivo-conductual, también conocidas como terapias de la conducta de tercera generación. 

Durante esta época, se empezaron a cuestionar las técnicas de intervención tradicionales para presentar nuevas que ayudarán con la presencia de pensamientos intrusivos, creencias irracionales, recuerdos dolorosos y/o discursos mentales depresivos. 

A partir de esto, se propusieron nuevas terapias basadas en mindfulness y aceptación como alternativas a los métodos tradicionales. Por ejemplo, tenemos la Activación Conductual (BA), Terapia Dialéctica Comportamental (DBT) y la Terapia Cognitiva con base a la atención plena o el Mindfulness (MBCT). 

En cuanto a las técnicas de control mental que propone la psicología a través de estas terapias, el objetivo es manejar los pensamientos intrusos negativos. La idea es centrarse en el presente, tener apertura a la experiencia y a los hechos, aceptación de las experiencias sin valoraciones y, por último, renuncia al control directo de las emociones, reacciones y pensamientos.

Pero antes, creemos que es importante definir qué es el mindfulness. Este es considerado un procedimiento que se basa en la meditación de tradición budista Zen. Además, según explica Martin Reynoso, psicólogo y profesor del curso online de Mindfulness y bienestar: Revoluciona tu empresa, el mindfulness es:

“Entrenar la mente para cambiar el cerebro… A donde vayas, debes tener disponible la atención plena y un camino de amabilidad y de conexión sin juicio”. Asimismo, Reynoso plantea que con el mindfulness tendrás un enfoque mejor definido, un mejor balance y una mirada más clara. Además, estarás más consciente de tus pensamientos, emociones y conductas. Finalmente, podrás desarrollar mejores conexiones y vínculos a través de la empatía.

¿Quieres aplicar el mindfulness para traer beneficios al clima de tu empresa? ¡Te invitamos a conocer nuestro curso en línea junto a Martín!

 

Importancia del control mental

Ahora que ya sabes qué es y cómo funciona el control mental, debemos hablar de cuáles son los aprendizajes más importantes al momento de aplicar estas técnicas. Vishen Lakhiani, el fundador de Mindvalley, plataforma especializada en transformación humana, nos explica cuáles son los beneficios del control mental. 

  • Conoce el poder de la manifestación. Así como explicamos previamente, las técnicas de control mental se basan en expresar a través de palabras cuáles son tus metas. A partir de la manifestación, podrás alinear tus pensamientos y tus acciones con tus objetivos para diseñar estrategias que te permitan alcanzarlos sin problemas.  
  • Crecimiento profesional. Muchos líderes empresariales han aplicado estrategias de control mental para desarrollar su inteligencia emocional como mentores. Tener mayor control de tus emociones, no solo te permitirá tomar mejores decisiones, sino que también te ayudará con tus habilidades de resolución de conflictos en el trabajo y, por medio de la creatividad, hacer que los proyectos estancados “fluyan” al instante. 
  • Toma decisiones inteligentes. Conéctate contigo mismo y crea respuestas en lugar de reacciones. Aplicar ejercicios de control mental en tu día a día te ayudará a mejorar la concentración y la creatividad para inspirarte a alejarte de las malas decisiones. 
  • Sé más optimista. Las técnicas de control mental te ayudarán a canalizar tu confianza y mejorar tu autoestima, ya que verás que tú mismo tienes el poder de darle forma a tu realidad y ser resiliente ante los obstáculos. 
  • Alcanza tu paz interior. De la mano con los beneficios del control mental anteriores, creemos que uno de los más importantes es el siguiente. Estas técnicas terapéuticas te ayudarán a alcanzar el equilibrio y la seguridad que necesitas para estar presente en cada momento y conectar con tus propósitos cada segundo del día. Además, esto te traerá sanación emocional y complementará tus prácticas de bienestar.

beneficios del control mental

Imagen: Pexels

¡Esperamos haberte ayudado a entender qué es control mental y por qué es importante dominarlo! Ahora, podrás implementar estas estrategias en tu día a día para estar en un estado de bienestar pleno y desarrollar tu potencial al máximo. Por ejemplo, ¿te animarías a aprender a meditar?

Si quieres seguir aprendiendo con nosotros, te recomendamos darle un vistazo a nuestros cursos online de Liderazgo. Aquí obtendrás los conocimientos que necesitas para convertirte en un líder exitoso de la mano de los mejores profesionales de la industria. Desarrolla tus habilidades blandas y las mejores estrategias de resolución de conflictos. ¡Te esperamos!

Finalmente, se puede decir que las técnicas de control mental no son particularmente difíciles y pueden ser aplicadas por cualquier persona, sin la necesidad de tener algún profesional especializado. 

¿Te gustaría conocer más de esta metodología? Te invitamos a revisar estas técnicas de control mental. ¡Sal de tu zona de confort, vive el presente e inténtalas tú mismo! 

 

También podría interesarte