¿Qué es una meta financiera? La fórmula con la que dejarás de postergar tus propósitos

¿Qué es una meta financiera? La fórmula con la que dejarás de postergar tus propósitos

Última actualización 11 de Junio del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Angela Palacios

¿Qué es una meta financiera? Esta es una pregunta fácil de responder, pero no de cumplir, pues, al igual que las promesas de año nuevo, todos, en algún momento de nuestra vida hemos repetido frases como “el próximo mes sí voy a ahorrar” o “dejaré de ser tan impulsivo con mis gastos”. ¿Y qué sucede? Conocemos el desenlace de esta historia y, probablemente, eso te haya traído hasta aquí.

Pero, no te preocupes, ni te avergüences, también hemos pasado por lo mismo y, por esa razón, hicimos este artículo para ayudarte a escribir un final diferente, entendiendo cómo hacer un buen uso de las finanzas personales y la importancia de la inteligencia financiera para trazarnos metas financieras tangibles y realizables.

Estamos seguros de que, además de cumplir tus sueños, entender qué significa una meta financiera mejorará tu relación con el dinero y te ayudará a aumentar la confianza en ti, ya que pasarás de las frases a la planeación y a la acción. ¿Listo para lograrlo? ¡Empecemos!

 ➤¡Si ya manejas bien el dinero, pero aún no sabes qué es una meta financiera y cómo trazarte una, avanza al punto tres

¿Cuál es tu relación con el dinero?

Cuando hablamos de una relación, solemos pensar en la pareja, los amigos, la familia, e incluso, el trabajo. Y aunque, todas estas áreas de tu vida son importantes para tu desarrollo personal, también es relevante evaluar tu relación con el dinero, pues de este vínculo partirás para saber cómo establecer tus metas financieras.

Así que pregúntate ¿qué tan bien manejas el dinero? ¿Como pez en el agua, gracias a la inteligencia financiera, o, más bien, tienes una “relación tóxica” con éste? No te preocupes por la respuesta, ¡vamos con calma!

Por eso, lo primero que queremos recomendarte es que, a pesar de existir un vínculo entre el dinero y tú, es necesario verlo como una herramienta y nada más que eso. Partiendo de allí, entenderás mucho mejor cómo usarlo y, más adelante, aprenderás qué es una meta financiera y cómo plantearte una.

De acuerdo con Karem Suarez, profesora del curso Aumenta tu inteligencia financiera, “si eres emprendedor, colaborador de una empresa o independiente, sabes que el dinero puede ayudarte a crecer tanto a ti, como a tu equipo, y que, además, es un instrumento válido para alcanzar objetivos si aprendes a manejarlo para mejorar la calidad de vida”.

Entonces, más que comprender cuáles son los perfiles financieros que podrían caracterizarte según tu relación con el dinero, vale la pena que, antes de aprender cómo hacer una meta financiera, organices tu mente y tus gastos y logres un balance en tu vida. Así que, vamos por ello.

relación con el dinero

Fuente: Pexels

 

 

¿Cómo tener un balance entre el dinero, el tiempo y el estilo de vida?

Estás cerca de aprender qué es una meta financiera, pero, primero, es necesario que tu bolsillo y tú estén preparados para dar ese paso. Y esto se logra por medio de los hábitos y la organización financiera.

Según Karem Suárez, “si hiciéramos un promedio de 40 horas trabajadas a la semana por 45 años, esto nos da un aproximado de 12 años trabajando, es decir, mucho tiempo. Por eso, es prioritario tomar acciones para optimizar las actividades a las que nos dedicamos y simplificar la manera en la que hacemos dinero. A esto lo llamamos smart working: trabajar por objetivos y no por horas”.

Probablemente pensarás que estamos siendo muy utópicos, pues, en ocasiones, no tenemos opción a la hora de elegir un trabajo para generar ingresos. No obstante, hay maneras de lograr el balance que requieres para plantear una meta financiera a corto, mediano o a largo plazo. Muy atento a los siguientes tips:

Convierte el tiempo en calidad

¿Conoces la ley del pareto o la ley del 80/20? En el caso del tiempo y las finanzas personales, consiste en obtener el 80% de las ganancias representado por el 20% del esfuerzo, y, aunque muchas veces la fórmula es al revés, estamos seguros de que puedes contribuir a mejorarla.

¿Cómo? Comienza por eliminar las tareas que no te generan valor. Recuerda tener en cuenta que estas deben representar pérdidas mínimas. 

Por ejemplo, si tienes un emprendimiento, automatiza labores: añade un bot a tu página web que lleve al cliente hacia el proceso de compra, programa envíos, delega las tareas no esenciales, elige cierta hora del día para atender situaciones específicas, entre otros. Esta es una muestra de cómo se puede adquirir la inteligencia financiera.

Lo importante es ser conscientes de que la frase “el tiempo es oro” es real y, por eso, debes aprovechar para ahorrar tu tiempo lo más que puedas para dedicarte a otras tareas importantes, como, quizás, establecer las metas financieras de tu empresa y lograr así una visión más estratégica y competitiva.

La clave está en “usar el tiempo con sabiduría, pues es más valioso que el dinero”, explica Suárez. Recuerda también evitar palabras como “no tengo tiempo” o “tengo mucho que hacer”. Así vas forjando la mentalidad que necesitas para crear una meta de administración financiera.

“Sácale el jugo” al dinero

Este artículo trata sobre qué es una meta financiera, de ahí que manejar adecuadamente el tema económico sea fundamental para tu inteligencia financiera.

Por esa razón, te recomendamos, aprovechar tus recursos para optimizar tus labores. En caso de tener un emprendimiento, invierte el dinero de manera positiva para ampliar un equipo de trabajo con el que te sueñas atrayendo más clientes. Así comenzarás a tener en cuenta una de las características de una meta financiera: aumentar las ventas un 30% en los próximos 10 meses, por ejemplo.

Logra un balance en tu vida

En este punto te recomendamos la concentración. Deja de lado las redes sociales y aprovecha el tiempo libre para dedicarte a ti. Esto será muy útil para cuando trabajes en lo que es una meta financiera.

Sabemos que esto no tiene que ver precisamente con dinero, pero estamos seguros que te hará una persona más exitosa y productiva, porque has logrado tener tiempo de calidad. Aunque si el tiempo de calidad tiene que ver con disfrutar tus vacaciones en la playa gracias a una meta financiera que alcanzaste, mucho mejor. ¿No crees?

¿Qué es una meta financiera?

Luego de tener mayor claridad sobre el uso del dinero y cómo puedes comenzar a organizarte con éste, llegó el momento de soñar. Te explicaremos qué es una meta financiera y por qué es tan importante establecer una meta financiera para lograr tu plan de vida.

Comencemos desde lo básico: ¿qué es una meta financiera? De acuerdo con la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia, Asobancaria, esta se refiere al “propósito que se plantea para el cumplimiento de metas personales, familiares, profesionales y patrimoniales, que involucran una buena administración y planeación del dinero”.

Algunos tipos de metas financieras son las que tiene que ver con el estudio, el ahorro, la inversión y un futuro tranquilo. Seguro has escuchado esto muchas veces, y dices: “el próximo mes lo reviso” o “tal vez lo haga en un par de años”.

Así que, para que no crees falsas promesas, te daremos algunos ejemplos de metas financieras que puedes tener como punto de partida para aplicar a tu vida. ¡Haz el ejercicio de modificarlas con los lugares y propósitos que tienes en mente!

  • Pagar una maestría.

  • Ahorrar para la cuota inicial de una casa.

  • Saldar la deuda que tienes con un banco.

  • Crear un fondo de emergencias para contar con un dinero de respaldo en caso de crisis.

  • Pagar el viaje a Europa que tanto has soñado.

La lista podría continuar, pero lo importante aquí es ayudarte a entender qué es una meta financiera, y cómo ves, se trata del objetivo en el que incluyas una planeación de dinero para hacerlo realidad.

Finanzas personales

Fuente: Pexels

¿Por qué es importante tener una meta financiera?

Según el blog de inversiones Genera Más “tanto en la vida, como en las finanzas personales, el tener metas financieras claras y objetivos alcanzables es elemental. La vida está hecha de pequeños momentos que, al sumarse, conforman grandes experiencias. La idea es lograr un equilibrio, una vida basada en la moderación y un balance de las cosas triviales y las cosas realmente importantes”.

En ese sentido, te recomendamos que ahora que sabes qué es una meta financiera, comprendas que este es un concepto valioso porque te plantea un norte, te brinda mayor libertad financiera y así no dependes únicamente de una sola fuente de ingresos, te permite tener un respaldo en momentos de crisis y, por supuesto, contribuye al logro de tus metas personales. 

¿Ahora, entiendes mejor la importancia de tener metas financieras a mediano y largo plazo? 

crear metas financieras

Fuente: Pexels

Crea tus metas financieras

Si llegaste hasta aquí es porque estás comprometido con entender qué es una meta financiera y conocer qué se debe hacer para alcanzar una meta financiera. Así que tenemos un regalo para ti. En nuestro curso Finanzas personales para freelancers, la profesora Elaine King, plantea un ejercicio que te ayudará con algunas ideas para crear propósitos a través de las características de la inteligencia financiera.

  1. Enamórate de la meta para concretarla: cierra los ojos e imagina que ya realizaste esa meta.

  2. Ahora que estás concentrado, planea reducir tus deudas negativas, es decir, las que tienen que ver con el consumo. Puedes conservar o plantear deudas positivas, que son aquellas que crecen en el tiempo, como una casa o un negocio. 

  3. Maximiza tu fondo de retiro, pensando en tu independencia financiera.

  4. Crea otras fuentes de dinero. “Imagina cómo puedes tener más activos / pasivos. No necesitas más tiempo, solo más ideas, más alianzas o mejor educación para que sepas dónde invertir y hacer que el dinero trabaje por ti”.

 

Concreta cuáles son tus metas financieras

Sabemos que “soñar no cuesta nada” y que, a veces, las ideas se pueden perder en nuestra cabeza. Así que haz que tu meta financiera sea realista. ¿Cómo? Basta con un lápiz y un papel; también es válido usar una tabla de ahorro en excel.

“Categoriza todo lo que es fijo (lo que tienes que pagar sí o sí, como la comida o el alquiler) o variable (lo que es opcional, como ir al cine o al gimnasio). Luego, pregúntate: ¿lo quiero o lo necesito? Quiero el nuevo iphone, ¡todos lo soñamos!, pero, ¿lo necesitas? ¡No! Por último, sistematiza eso en tu libreta, excel o app de finanzas”, recomienda Elaine King.

Recuerda que conocer qué es una meta financiera nos deja claro que todo lo que nos propongamos debe ser medible. Así que te recomendamos basarte en el modelo METAS, es decir, plantearse propósitos Mejorables, Específicos, Tangibles, Alcanzables y Superables.

Mejorables: entender qué es una meta financiera de este tipo es cambiar el discurso. “Pasar de decir voy a aumentar mi meta de ahorro cada año, a cada año voy a ahorrar 10% más que el año anterior”, explica Accion Opportunity Fund.

Específicos: indica lo que quieres lograr, cómo y cuándo lo harás. Así que más allá de decir “quiero mejorar mis finanzas”, di “pagaré la deuda del banco en un año, renegociando la cuota”. Aplica la inteligencia financiera de la que te hemos hablado antes.

Tangibles: una meta debe poder medirse para saber cuándo se ha logrado. En lugar de “pagar la mayor parte de mi deuda de tarjeta de crédito lo más pronto posible”, plantea “pagar tres de las cinco facturas de tarjeta de crédito en su totalidad, en los próximos 6 meses”.

Alcanzables: una meta financiera alcanzable se refiere al tiempo en el que lograrás cumplir tu objetivo. Es decir, ya no dirás “el otro año voy a pagar millones en deudas”, sino: “Manejando bien mi dinero, el próximo año no tendré deudas, y abriré un fondo de emergencia correspondiente a tres meses de gastos”.

Superables: ¿cumples lo que prometes? Apostamos que sí, sin embargo, sé realista con lo que te planteas, así que no te quedes solamente con decir que ahorrarás; determina cuánto ahorras en total y cuánto debes destinar mensualmente para lograr tu meta financiera, siempre y cuando no haya nada que pueda interrumpir ese objetivo.

Metas financieras

Fuente: Freepik

Ya sabes qué es una meta financiera y que crear una dependerá de la organización con la que asumas el desarrollo de tus proyectos personales. Recuerda que no es imposible lograr una meta financiera si la planteas bajo la metodología de las 'METAS'. De esta manera, aterrizas tus sueños y te das cuenta que puedes alcanzarlos, incluso, antes de lo que imaginabas.

Así que, te recomendamos seguir dándole rienda suelta a tus ideas convirtiéndolas en negocios. Estamos seguros de que aprenderás cómo hacer un modelo de negocio y transformar tu idea en un plan de negocios concreto para emprender. ¿Listo para comenzar? ¡Mucha suerte!

También podría interesarte