Cómo evitar el estrés en tu trabajo

Negocios 06 de Septiembre del 2019

user

Jessica Rodríguez

Cómo evitar el estrés en tu trabajo Cómo evitar el estrés en tu trabajo

¿Qué es lo primero que se te viene a la mente cuándo escuchas “estrés en el trabajo”? ¿te sientes identificado? ¿quieres salir corriendo y esconderte bajo tu escritorio? Te entendemos muy bien. Por eso, en esta ocasión queremos tratar los puntos más comunes por los cuales las personas sufren estrés en el trabajo y lo más importante: cómo puedes erradicarlo e incluso prevenirlo. ¡Comenzamos!

Lo primero que debemos tener en cuenta es que no importa cuánto ames lo que haces, eso no significa que no puedan ocurrir eventos estresantes y eso de ningún modo debería hacerte sentir culpable. Es posible, por ejemplo, que en el corto plazo te estrese saber que hay una fecha de entrega próxima. Lo negativo de esto es que cuando se vuelve crónico puede afectar tanto tu salud física como emocional.

Según la APA (American Psychological Association) el estrés permanente es muy común en los colaboradores de las empresas. Aunque es verdad que no se pueden controlar todas las situaciones que ocurren y que provocan estrés, si es posible tomar algunas medidas.

estrés labroal

¿Por qué los colaboradores se estresan en el trabajo? 

Algunas razones comunes para sufrir de estrés permanente, son las siguientes:

– Salarios bajos

– Mucha carga de trabajo

– Pocas oportunidades de crecimiento

– Trabajo con el cual es difícil desafiarse o comprometerse

– No tener suficiente control sobre las decisiones a tomar

– Expectativas de desempeño poco claras

 

¿Quieres dar a tus colaboradores herramientas para crecer en sus puestos de trabajo?

Los efectos del estrés en el cuerpo

Ya mencionamos con anterioridad el estrés crónico o permanente pero ¿sabes qué causa en el cuerpo? Tal vez una serie de síntomas que le atribuimos a otros factores, realmente se relacionan con el estrés. Estamos hablando de dolor de cabeza y de estómago, insomnio, presión alta, sistema inmune débil. Además puede contribuir a otros problemas como: depresión, obesidad o enfermedades del corazón. Lo anterior se debe a que el estrés promueve conductas poco saludables como comer demasiado o malos hábitos de comida, fumar o abusar de drogas y alcohol.

Tomando acciones contra el estrés

Seguramente después de todo lo dicho estarás de acuerdo con que es necesario tomar las riendas del estrés para ponerle un alto. Si bien esto puede parecer una tarea sencilla muchas veces no sabemos cómo hacerlo. Aquí te damos una guía:

Identifica lo que te estresa

Haz un diario por una o dos semanas que te permita identificar qué situaciones te estresan más y cómo responder ante ellas. Trata de recordar cuáles son tus pensamientos y sentimientos respecto al ambiente que incluyan tanto a la gente como a las circunstancias involucradas y, por supuesto, cuál es tu reacción. ¿Hiciste escuchar tu voz?¿Fuiste por un snack? ¿saliste a caminar? Tomar notas puede permitirte identificar patrones entre lo que te estresa y las reacciones que tienes.

Desarrolla respuestas más saludables

Sabemos que lo más sencillo es recurrir a los hábitos usuales que son poco saludables, pero te aseguramos que si optas por algo más saludable a largo plazo tú mismo lo agradecerás. El ejercicio es un gran aliado en estos casos, prácticas como el yoga ayudan a focalizar la energía y si no, cualquier actividad física será benéfica.

límites

Establece límites

En el mundo tecnológico actual donde todo se mueve a mil por hora es fácil caer en la trampa de estar disponible 24/7. Detenerse un momento será suficiente para notar que esto puede traer inconvenientes, es mejor establecer algunos límites como no checar el correo una vez que llegaste a casa o no responder el teléfono después de las 6 pm. Establecer límites precisos puede ayudar a poner una línea clara entre momentos de trabajo y vida personal.

Toma tiempo para ti mismo

Sabemos que muchas veces los colaboradores se exigen mucho para estar a la altura de las expectativas, si bien esto puede traerte grandes logros como profesional, es importante saber que no es a costa tuya. Es decir, precisas de días de vacaciones y momentos de esparcimiento, no dejes que se arruinen con una cita o llamada de último minuto. Recuerda que la integridad y salud vienen antes que cualquier meta. Si te sientes abrumado o que has ido demasiado lejos ¡tómate un respiro!

yoga en el trabajo

Aprende a relajarte

Parte de controlar el estrés tiene que ver también con el autoconocimiento. ¿Qué me estresa? ¿cuál es mi respuesta? y ¿cómo hago para verlo de otra forma? ahí es donde entran técnicas milenarias como la meditación. Sabemos que para muchos puede parecer una medida un poco extraña, pero suele ayudar mucho en estos casos. Los ejercicios de respiración, salir a caminar o disfrutar una comida y en general no concentrarse en aquello que causa estrés, son también buenas medidas.

Concentrarse en una sola actividad sin tener ninguna distracción, sin duda puede ser duro. pero la buena noticia es que esto también ayudará en el manejo del estrés, ya que podrás decidir en qué enfocar tu atención.

Habla con tu supervisor

Muchas veces sucede que existe temor de ir con una autoridad y hablar honestamente de la manera en la que se percibe el trabajo por miedo a que exista alguna represalia o un recordatorio de que estás ahí para hacer tu trabajo. Lo cierto es que los colaboradores no son máquinas y un líder que valore a las personas estará de acuerdo con esto. Así que acércate, habla de cómo te sientes y de algunas acciones que puedan emprender juntos para terminar con las preocupaciones o las conductas que te están afectando. Al final estarás mucho más aliviado de saber que cuentas con el respaldo y la confianza de alguien que estará pendiente de ti.

Recomendados para ti