🏹 El Arte de la Guerra aplicado a los negocios [2022] | Crehana
Aplica las 20 mejores estrategias de El Arte de la Guerra en los negocios y derrota a tu competencia

Aplica las 20 mejores estrategias de El Arte de la Guerra en los negocios y derrota a tu competencia

Última actualización 26 de Noviembre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Josefina Castelan

¿Alguna vez has escuchado hablar de cómo aplicar El Arte de la Guerra en los negocios? ¿No? Ok, empecemos desde cero. 

Hace más de 2,500 años, en la antigua China, un general de la milicia creó una de las obras más trascendentales de estrategia militar: El Arte de la Guerra. Este manual de tácticas bélicas, no sólo ofrece conocimientos aplicables a la milicia; por el contrario, vemos que la influencia de El Arte de la Guerra también ha beneficiado mucho al mundo empresarial y a sus estrategias para resolver conflictos. 

El libro El Arte de la Guerra se analiza como una obra que busca comprender la naturaleza de los conflictos y cómo construir estrategias adecuadas para enfrentarlos. Además, nos abre los ojos a alternativas nuevas e innovadoras para resolver problemas complejos

Por eso, hoy veremos El Arte de la Guerra para ejecutivos. En este artículo, aprenderás las lecciones del Arte de la Guerra en los negocios más importantes que, hasta el día de hoy, se mantienen vigentes y relevantes. Además, conocerás las frases de El Arte de la Guerra y su significado aplicado a la cultura organizacional. 

No demoremos más esta batalla y comencemos a repasar las lecciones más importantes de El Arte de la Guerra aplicadas a la empresa

Utiliza el código CREH20 para obtener un 20% de descuento en tu membresía

cupones de descuento para aprender con crehana

1. Tomar los errores como aprendizaje

En el libro El Arte de la Guerra, Sun Tzu expresa que “en medio del caos también existe la oportunidad”. Esto aplicado al mundo empresarial, significa que se debe crear una cultura en la que los errores se conviertan en oportunidades de aprendizaje colaborativo.  

En El Arte de la Guerra y los negocios, para ser exitoso hay que saber reconocer los errores propios (y ajenos) para tomarlos como una oportunidad de mejora. Mia Mazar nos cuenta en el curso online de Herramientas para el aprendizaje social y colaborativo que para generar un espacio de aprendizaje colaborativo se debe establecer que se puede aprender del error. 

Si se castiga el error, las personas no se van a sentir cómodas de experimentar por miedo a equivocarse, y así las organizaciones no pueden innovar. Sin embargo, cabe mencionar que, a pesar de que no se debe penalizar el error, es importante analizarlo y dar feedback constructivo al equipo de trabajo (o a los soldados). 

Bill Gates, en su libro Business at the Speed of Thought, expresa algo similar a la cita de El Arte de la Guerra: “tus clientes más infelices son tu mayor fuente de aprendizaje.” 

En conclusión, reconocer y analizar qué hicimos mal y aprender desde el fracaso es una oportunidad perfecta para construir mejores tácticas empresariales. Inclusive, muchos expertos plantean que las mejores ideas surgen en épocas de crisis, pues la urgencia impulsa a las personas a utilizar su creatividad para diseñar estrategias efectivas e innovadoras.  

frases del arte de la guerra

Imagen: Freepik

2. Quién no arriesga, no gana

¡Hablando de innovación! “Sin aventurarte, nunca ganarás”: la frase de El Arte de la Guerra refleja la necesidad de tomar riesgos si quieres tener una empresa exitosa. Solo los valientes se atreven a crear cosas nuevas y toman el miedo como parte del proceso de aprendizaje. 

En realidad, esta lección de El Arte de la Guerra es bastante autoexplicativa. En todo proyecto, sobre todo si quieres producir algo totalmente innovador, los riesgos son parte inherente de construir un negocio rentable. ¡Los empresarios más exitosos del mundo se aventuraron a desarrollar nuevos productos innovadores! Y tú, ¿te atreves? 

Por otro lado, es importante mencionar que no se trata simplemente de saltar al vacío sin analizar las posibilidades. También, se necesitan anticipar los diferentes escenarios, plantear distintas estrategias y desplegar distintos planes; lo cual nos lleva a la siguiente enseñanza de El Arte de la Guerra de Sun Tzu. 

Lecciones del arte de la guerra

Imagen: Freepik

3. La importancia de la planificación

“Reflexiona deliberadamente antes de hacer un movimiento”. Como mencionamos, no se trata de sólo lanzarse del avión con los ojos vendados. Según el libro El Arte de la Guerra, la planificación de estrategias es esencial para llegar al éxito en batalla.

En el Arte de la Guerra y los negocios necesitas tomar decisiones informadas y ejecutarlas tomando en cuenta todas las variables que pueden influir, así como proyectar todos los escenarios posibles para analizar los pros y contras, de forma que puedas valorar los riesgos. A su vez, la planificación efectiva te permitirá adaptarte a las circunstancias que puedan surgir en el camino. 

Asimismo, en el mundo empresarial, habilidades blandas como el manejo del tiempo y la organización y priorización de tareas cobrarán un rol fundamental para monitorear el proceso y presentar los resultados. 

la importancia de la planificación según El Arte de la Guerra

Imagen: Freepik

Por otra parte, Sun Tzu plantea en El Arte de la Guerra que “los que anticipan, se preparan y llegan primero al campo de batalla y esperan al adversario en posición descansada.” 

Al analizar esta frase de El Arte de la Guerra desde una perspectiva de negocios, se puede interpretar que los que anticipen las necesidades de los consumidores en productos innovadores, automáticamente, tendrán una ventaja sobre sus competidores, porque serán los primeros en llenar las expectativas del mercado y posicionarse como referentes. Esto, por ejemplo, se logra a partir de una buena investigación de mercado.
 

 

4. La información es poder

“A no ser que te mantengas informado de la situación del enemigo y estés listo para atacar en cualquier momento, una guerra puede alargarse durante años”. A lo largo de la obra El Arte de la Guerra, el autor expresa que en una batalla, antes de atacar, necesitas tener toda la información posible de tu “enemigo”, o en el caso de los negocios, de tu competencia. 

Asimismo, en el libro se menciona que "el que ignora los planes de los estados vecinos no puede pactar sus alianzas oportunamente". A partir de estas dos frases de El Arte de la Guerra, podemos ver un correlato entre la necesidad de informarse sobre la competencia para lanzarse en el mercado y de pactar alianzas estratégicas.

A pesar de que una de las estrategias principales de El Arte de la Guerra es la importancia de agentes de inteligencia y espionaje para conseguir la información que necesites y ganar la batalla, en los negocios esto puede sonar extremo y hasta poco ético. Por esto, se resalta la creación de alianzas a partir de intereses comunes que beneficien a ambas organizaciones. 

En cuanto a la dinámica interna, esta lección de El Arte de la Guerra también aplica para construir un clima laboral agradable. Generando conversaciones con tus colegas y estableciendo redes de apoyo y confianza, tendrás tanto información que te pueda ser útil en un futuro como posibles aliados en caso de un conflicto.  

La información es poder

Imagen: Freepik

5. Trabajo en equipo

El trabajo en equipo es un factor muy importante en El Arte de la Guerra y los negocios. A pesar de que el rol del líder (del cuál hablaremos más adelante) es esencial, el autor recalca que no es necesario que la cabeza sepa cómo hacerlo todo; por eso acude a los miembros de su tropa para ganar la batalla y conquistar el éxito. 

En una organización, empleamos esta lección de El Arte de la Guerra al asignar roles en el equipo de trabajo según sus expertises. Asimismo, cuando acudimos a terceros como consultoras de Recursos Humanos, agencias de publicidad y otros especialistas externos para alcanzar los objetivos de la empresa.

“Uno puede saber cómo conquistar sin ser capaz de hacerlo”. En El Arte de la Guerra aplicado a los negocios, el papel del líder es ser el guía, pero no es nada en el campo de batalla sin su equipo. 

Personas trabajando en equipo

Imagen: Fauxels en Pexels

6. Dominar tus herramientas

El Arte de la Guerra de Sun Tzu nos dice que “no hay más de 3 colores primarios, pero en combinación producen más matices que las que viste”. Esta cita aplicada al mundo empresarial, se refiere a aprovechar los recursos que tenemos disponibles, conocerlos a fondo y dominarlos para saber cómo combinarlos y utilizarlos para lograr los objetivos.

Según El Arte de la Guerra en los negocios, no se trata de tener muchísimas herramientas, solo hacen falta unas cuantas especializadas para poder alcanzar el éxito en tu negocio. La clave es saber en qué elementos invertir. Esto dependerá de la industria en la que te desenvuelvas, de tu tipo de negocio, de tus proyectos y objetivos actuales. 

Dominar software para negocios

Imagen: Serpstat en Pexels

7. Necesidad de innovación continua

¡Innovar una sola vez no es suficiente! El cambio continuo es un elemento clave entre el Arte de la Guerra y su relación con las empresas. Sun Tzu, a lo largo de toda su obra, hace hincapié en la necesidad de sorprender al enemigo o, en este caso, a la competencia. Necesitas ser un ninja de la innovación para que tus competidores no te vean venir.

Aprender sobre cómo diseñar una estrategia de innovación es esencial para mantener a tus competidores y, sobre todo, a tus clientes pendientes de nuevas mejoras y cambios en tus productos y servicios. 

Innovación continua como una estrategia de negocios

Imagen: Freepik

8. La “guerra” como última instancia

En El Arte de la Guerra de Sun Tzu, una de las ideas principales del texto es vencer al enemigo sin luchar. ¿A qué se refiere con eso? Un verdadero maestro de batalla no necesita utilizar la fuerza para ganar una guerra, sino lo hace a través de una estrategia para desarticular los planes del enemigo antes de la pelea.

El autor de El Arte de la Guerra expresa que solo se debe ir al campo de batalla cuando se vuelve totalmente necesario y cuando se tiene seguridad de que se puede salir victorioso. 

En este caso, esta estrategia de El Arte de la guerra aplicada a la empresa se puede usar en el área de Recursos Humanos; particularmente, en el manejo de conflictos. Por ejemplo, es mucho mejor negociar con un trabajo o un sindicato frente a un conflicto de intereses antes de tomar acciones mayores o que haya una huelga. A pesar de que la organización deba ceder en ciertos aspectos, las consecuencias de un enfrentamiento pueden ser más perjudiciales. 

Negociación de conflictos en la oficina

Imagen: Freepik

9. Nadie se beneficia con un conflicto prolongado

“No hay ejemplo de alguna nación que se haya beneficiado con una guerra prolongada.” En el Arte de la Guerra, el autor expresa que no hay nada peor que un conflicto largo, ya que ambos bandos se debilitan y, finalmente, todos pierden. La estrategia debe ser capaz de hacer que la batalla sea lo más breve posible.

Un ejemplo claro para ilustrar la importancia de esta lección de El Arte de la Guerra aplicada a los negocios es una guerra de precios. Economipedia, portal especializado en economía, define este concepto como “la situación en la que compañías rivales establecen precios significativamente inferiores a los que generalmente se cobran en la industria por cierto período de tiempo”.

Cuando las ventas caen, es muy común que las empresas hagan rebajas para atraer clientes y que los competidores imiten la acción, de forma que se genere una guerra de precios. Mientras más larga sea, la compañía tendrá más pérdidas y les tomará más tiempo recuperar sus precios y márgenes. Las ofertas pueden tener éxito; sin embargo, la clave es determinar cómo hacer promociones de manera estratégica para que estas representen una ventaja competitiva y no la pérdida de ganancias. 

Así como se explica en El Arte de la Guerra, no es sostenible estar en un conflicto empresarial por mucho tiempo. Además, hay que saber cuándo luchar y cuándo no, para utilizar una estrategia diferente.

negociación de conflictos entre recursos humanos y trabajadores

Imagen: Freepik

10. El rol del líder

También, debemos destacar la relación entre El Arte de la Guerra y el liderazgo empresarial. El coronel del ejército y el líder de un equipo de trabajo tienen un rol esencial en el éxito. 

Gracias a la pandemia, actualmente todas las industrias se han visto en la obligación de reinventarse y, al mismo tiempo, los consumidores y los colaboradores han generado necesidades y demandas diferentes. A partir de esto, las enseñanzas de El Arte de la Guerra se vuelven aún más vigentes y relevantes. 

Según Veronica Marseillan, profesora de Crehana, los nuevos líderes deben ser flexibles, adaptables e innovadores. Asimismo, se busca la transformación afectiva del propio líder, es decir, debe poner la humanidad del equipo al mismo nivel que la productividad. De la misma forma, en la obra El Arte de la Guerra, se resalta la importancia de tener líderes justos y que cuiden de las personas; de lo contrario, existirá rebeldía y desconfianza. 

Asimismo, según El Arte de la Guerra aplicado a los negocios, se debe poner énfasis en cuidar de los recursos humanos, no sólo proveyendo un ambiente de trabajo con los requisitos mínimos, sino que también se debe establecer una compensación justa y coherente con la labor que realizan, además de brindar recompensas y reconocimientos particulares para mantener a los colaboradores (y soldados) motivados.

Por último, en El Arte de la Guerra resaltan la firmeza que requiere un líder: “Se refiere a lograr una percepción de fuerza y poder en la oposición.” Esto aplicado en el mundo empresarial, se traduce a que tu imagen como líder debe transmitir lo que quieres lograr y lo que puedes aportar a la organización.

La importancia del líder en los ambientes de trabajo

Imagen: Fauxels en Pexels

11. Defender el negocio

Como menciona Sun Tzu, “el ataque es el secreto de la defensa, la defensa es la planificación de un ataque”.

Si vinculamos esta frase de El Arte de la Guerra y los negocios, se obtiene una reflexión que dice que la mejor forma de defenderse es estar siempre alerta y “atacando”.

Se entiende que al hablar de “defensa”, Sun Tzu hace referencia a ese momento en el que llega el enemigo, y uno puede defenderse de sus ataques. Sin embargo, el secreto está en evitar que el enemigo (o mejor dicho, la competencia) se acerque a tu negocio.

Esta frase de El Arte de la Guerra incentiva a los emprendedores a estar siempre mejorando e innovando el negocio, en lugar de esperar que algún día aparezca un competidor a poner en riesgo la empresa propia. En ese sentido, es mejor estar siempre “al ataque”.

Frases de El Arte de la Guerra

Imagen: Pexels

12. Saber elegir las batallas

“Ganará quien sepa cuándo luchar y cuándo no. Ganará quien sepa manejar tanto a fuerzas superiores como inferiores”, dice Sun Tzu en El Arte de la Guerra. 

Esto se traduce en que hay momentos en los que se hace necesario combatir, y hay otros en los que es mejor mantener la calma, abogar por la paz y no luchar.

La aplicación de esta frase de El Arte de la Guerra en los negocios es que hay que saber combatir, pero también es importante saber cuándo no luchar para planificar y recuperar energías, para sorprender a la competencia con un nuevo plan de negocios sorpresa.

momento de negociación en las empresas

Imagen: Pexels

13. Pensar antes de actuar 

Otra cita famosa de El Arte de la Guerra que puede aplicarse a los negocios es la siguiente: 

“La ira puede convertirse en alegría, el enojo puede ser contenido, pero un reino que ha sido destruido nunca puede volver a su existencia, como no se puede traer a los muertos a la vida”.

En resumen: hay que pensar las cosas dos veces antes de actuar. Lo habrás escuchado un montón de veces, ¿no?

En esta reflexión de El Arte de la Guerra aplicada a los negocios se habla de que hay decisiones que se toman en una empresa que realmente pueden ser contraproducentes. Muchas acciones que se llevan a cabo sin tomar ciertas consideraciones previamente llevan consigo muchas consecuencias malas para el negocio. 

En el ámbito empresarial hay muchísimos casos de empresas exitosas que tras una situación de tensión tomaron una decisión con apuro y eso les ocasionó el cierre.

Planificación de negocios

Imagen: Pexels

14. Planificar para arrasar

“Que tus planes sean oscuros e impenetrables como la noche, muévete como un rayo por la noche”. ¿Cómo se aplica esta frase de El Arte de la Guerra en los negocios?

En primera medida, es importante aclarar que esta frase se refiere a planificar una acción de una forma tan precisa, que al momento de ejecutarla nadie pueda alcanzarnos.

En el ámbito de los negocios, es habitual ver pequeños emprendedores con fabulosas ideas, agencias con gran creatividad o empresas multinacionales con una buena estrategia de innovación, que por no planificar correctamente una acción, la misma no terminó con los resultados esperados. 

Claramente, esta es otra gran moraleja de El Arte de la Guerra: planifica bien tus estrategias y logra acciones precisas y efectivas. En resumen, muévete “como un rayo por la noche”.

Planificación para ejecutar acciones

Imagen: Pexels

15. Aprender a ver las oportunidades

Otra de las grandes enseñanzas de Sun Tzu, que nos motivan a relacionar El Arte de la Guerra con el ámbito empresarial es la que habla sobre aprender a detectar las oportunidades a medida que llegan.

“No te muevas al menos que veas una ventaja, no uses tus tropas al menos que haya algo que ganar, no luchar al menos que la posición sea crítica”, dice Sun Tzu. 

Básicamente, si relacionamos esta frase de El Arte de la Guerra y los negocios, estaríamos haciendo referencia a que una empresa debe aprovechar las oportunidades de todo tipo. Desde posibles ideas o innovaciones para aplicar en procesos actuales, hasta oportunidades de nuevos negocios a gran escala.

En conclusión, para hacer negocios de forma efectiva hay que saber moverse cuando realmente aparezca una oportunidad. A la larga, los negocios exitosos son aquellos que saben ver esas oportunidades y toman provecho de ellas.

oportunidades en los negocios

Imagen: Pexels

16. La unión hace la fuerza

El autor del libro expresa lo siguiente: “Si envías refuerzos a todas partes, en todas partes serás débil”. 

En otras palabras, la unión hace la fuerza. Según esta frase de El Arte de la Guerra, se puede interpretar que al diversificar demasiado, podemos generar debilidad con la división. Lo mejor es especializarse en lo que se hace bien y perfeccionarlo con el tiempo. 

Esta enseñanza de El Arte de la Guerra también aplica a los equipos de trabajo, pues sus resultados dependen de la especificidad de su objetivo y hacia dónde se dirigen los esfuerzos para lograrlo. Además, para ello, es muy importante desarrollar habilidades de trabajo en equipo

Seguro que muchos escucharon la famosa frase “el que mucho abarca poco aprieta”, que se refiere a que el que quiere hacer muchas cosas, termina sin hacer nada. Sobre algo similar también habla esta enseñanza de El Arte de la Guerra aplicado a los negocios. 

trabajo en equipo

Imagen: Pexels

17. Conocer a la competencia y al mercado

Hasta aquí, hemos encontrado un montón de referencias que hablan de cómo aplicar las enseñanzas de El Arte de la Guerra en los negocios. ¡Pero aún no terminamos! Otra cita famosa del libro es la siguiente: 

“Si conoces al enemigo y te conoces a ti mismo, no tienes que temer al resultado de 100 batallas. Si conoces al enemigo y no te conoces a ti mismo, por cada victoria que ganes tendrás también una derrota. Si no conoces al enemigo ni a ti mismo, vas a sucumbir en cada batalla”.

En resumen, Sun Tzu habla de que hay que conocer a la competencia, como así también a la propia empresa y sus capacidades. Llevar a cabo alguna acción, de cualquier tipo, sin haber realizado antes algún proceso de investigación, análisis o estrategia podría terminar en un grave error para el negocio. 

Sigue esta recomendación de El Arte de la Guerra y recuerda estudiar a tu competencia y tu contexto antes de dar cualquier paso o avanzar con alguna estrategia.

reunión de investigación

Imagen: Pexels

18. Ganar mentalmente

“Los guerreros victoriosos ganan primero y luego van a la guerra, mientras que los guerreros derrotados van a la guerra y tratan de ganar”. ¿Cuál es la relación entre esta frase de El Arte de la Guerra y el ámbito laboral?

Podríamos decir que mucha gente fracasa antes de intentar algo nuevo, porque no se siente segura ni capaz de lo que va a hacer. Sin embargo, el verdadero empresario, o persona de negocios, saborea la victoria incluso antes de encarar un nuevo proyecto. 

En resumen, basándonos en esta frase de Sun Tzu, si vas a ir a la “guerra” de los negocios, primero debes ganar la batalla en tu mente. ¿Estás listo?

tips de El Arte de la Guerra para ser exitoso

Imagen: Pexels

19. Aceptar las debilidades y reconocer fortalezas

"Triunfa el que elabora una táctica para conseguirlo, aprovecha su oportunidad, acepta sus debilidades y reconoce sus fortalezas", dice Sun Tzu en El Arte de la Guerra. 

Dicho de otro modo: cuando hay un fracaso, hay una oportunidad. Aplicado al ámbito de los negocios: cuando hay un error de ejecución, hay una oportunidad de ver qué se hizo mal, de ser creativos y mejorar, de salir a flote y llevar el aprendizaje de una gran lección.

En conclusión, aprender a ver las cosas positivas y las lecciones que deja una equivocación. Sin dudas, todas las empresas del mundo que hoy gozan de éxito, en algún momento pasaron por momentos de caos e incertidumbre. Esto es parte de la arriesgar para lograr resultados. ¡Una gran reflexión de El Arte de la Guerra que se puede aplicar a los negocios!

reconocer debilidades en el plan de negocios

Imagen: Pexels

20. No atacar directamente al enemigo

La última reflexión de El Arte de la Guerra que veremos tiene que ver con, nuevamente, el contrincante. Dice Sun Tzu: “No presiones a un enemigo desesperado, un animal agotado seguirá luchando, pues está en su naturaleza”

En los negocios y en la vida en general, llevar una estrategia sin la suficiente planificación es una ingenua manera de perder dinero. En ese sentido, de acuerdo a El Arte de la Guerra, debes permitir a tus competidores un “camino de huida”, y de esta forma se rendirán mucho antes.

Recordemos que, según Sun Tzu, se debe generar un engaño constante hacia el enemigo, para que este nunca sepa lo que realmente está sucediendo. Aplicando este concepto de El Arte de la Guerra en los negocios, se puede decir que debes mantener el factor sorpresa en todo momento frente a tu competencia.  

 

Ahora sí, ¡llegamos al final de este análisis sobre la aplicación de El Arte de la Guerra en los negocios! 

Sabemos que estas enseñanzas de El Arte de la Guerra aplicadas a los negocios te serán muy útiles para construir una cultura organizacional enfocada en la innovación y diseñar estrategias de negocios efectivas para tu empresa. 

Si te gustó este artículo de El Arte de la Guerra, te recomendamos reforzar tus conocimientos y aprender cosas nuevas para potenciar tu empresa, con los cursos online de negocios que Crehana tiene para ti.  Recuerda que puedes acceder a estos y a más de 800 cursos en el catálogo de la plataforma adquiriendo la membresía premium

Ahora que ya conoces cómo se aplica el Arte de la Guerra en los negocios, esperamos ver pronto estas lecciones reflejadas en tus resultados. 

¡Muchas gracias por leernos! Nos vemos en la siguiente nota. 

También podría interesarte