Primerísimo primer plano: la magia de transmitir emociones con los rostros

Primerísimo primer plano: la magia de transmitir emociones con los rostros

Última actualización 20 de Abril del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Lucas Martinez

¿Sabes para qué se utiliza el primerísimo primer plano en la fotografía? ¿Te interesa saber cómo fotografiar los rostros de las personas de manera apropiada? ¿Sabes cómo componer un plano para transmitir emociones? Si eres de los que queda boquiabierto cuando ve un retrato de un rostro, en este artículo encontrarás las explicaciones de dicha reacción 🤩.

Acompáñame durante esta nota que te explicaré en qué consiste el primerísimo primer plano en la fotografía, cuáles son sus características y qué factores deberás tener en cuenta a la hora de utilizarlo. 

¿Estás preparado? Pues empezamos 📸.

 

Los planos en la fotografía

Antes de introducirnos en qué es el primerísimo primer plano en la fotografía, debemos mencionar qué es un plano fotográfico y para qué sirven los tipos de planos en la fotografía.

Entonces, ¿qué es un plano en la fotografía? Pues podríamos decir que es la proporción de un conjunto de elementos dentro de un encuadre, a través de los cuales podemos tener certeza sobre las secciones más relevantes que aparecerán en nuestra fotografía.

Dicho esto, nos queda mencionar para qué sirven los planos fotográficos, ya que resultan ser una herramienta fundamental para la planeación, composición y resultado de tus fotografías. Esto se debe a que, mediante su aplicación, las fotografías tendrán una jerarquía de elementos que permitirá darle un mayor valor de composición.

Para concluir, podríamos decir que, a través de la aplicación de los distintos tipos de planos en la fotografía, no solo obtendrás mejores resultados para capturar imágenes, sino que sabrás cómo determinar el tipo de encuadre que debes utilizar para la foto que vayas a tomar.

Ahora que ya conoces qué es un plano en la fotografía y cuál es su utilidad, pasemos a ver qué es un primerísimo primer plano.

 

primerísimo primer plano harley quinn
Fuente: Medium

 

¿Qué es el primerísimo primer plano en la fotografía?

Como vimos en el título anterior, pueden haber varias maneras de limitar el encuadre a la hora de tomar una foto. Los encuadres básicos son los que conocemos como los distintos tipos de plano en la fotografía. Uno de ellos es el primerísimo primer plano, también conocido como PPP.

Podríamos decir que el primerísimo primer plano es una ampliación del primer plano en la fotografía. Este último es un plano fotográfico que se acerca más al protagonista para capturar detalles o expresiones en el rostro de una persona. Su composición abarca desde la cabeza hasta los hombros.

Dado que, como dijimos, es una ampliación del primer plano, la definición del primerísimo primer plano, en la fotografía o en la producción audiovisual, se basa en que en el retrato vaya desde la frente del sujeto hasta la barbilla aproximadamente. 

De este modo, podríamos decir que el primerísimo primer plano sirve para mostrar un rostro sumamente emocional y expresivo, ya que busca centrarse en los detalles faciales. Con él, se puede ganar cierto grado de intimidad y dramatismo, ya que se está muy próximo a la mirada del retratado, lo cual genera mayor proximidad y cercanía.

El centro de atención en el primerísimo primer plano está en los ojos. Por este motivo, es clave que la persona a la que vayas a fotografiar pueda lograr interpretar con la mirada aquello que buscas representar. 

Debemos aclarar que tanto este como los distintos tipos de planos en la fotografía no solo pueden aplicarse a la temática de retrato, aunque resulta más sencillo utilizar el ejemplo del retrato de una persona para explicarlos. Para extenderlo a otras temáticas, deberás prestar atención a la relación que hay entre el tamaño del sujeto u objeto respecto al marco de la fotografía.

En cuanto a su encuadre, el primerísimo primer plano puede ser tomado tanto de forma horizontal como vertical. Solo varía, en pequeña medida, la parte del rostro que debes capturar 

  • Formato vertical: el plano se tomará, aproximadamente, desde la frente hasta la mitad del cuello.
  • Formato horizontal: el plano se tomará desde la mitad de la frente hasta la mitad de la barbilla aproximadamente.

 

Primerísimo primer plano
Fuente: Chaman Experience

 

Características del primerísimo primer plano

Como dijimos anteriormente, el primerísimo primer plano en la fotografía está cargado de emociones y es muy expresivo. Por este motivo, al utilizarlo, podemos nombrar algunas características junto con algunas implicancias emocionales que posee. 

  • El rostro es el protagonista de la foto, su expresión facial será el punto clave del plano. La emoción que expresa es lo que va a resaltar, mientras que la pose del cuerpo no influirá demasiado en la toma.
  • La cercanía al rostro puede generar tensión y dramatismo.
  • El primerísimo primer plano puede introducir al espectador en las emociones de la persona fotografiada. 
  • Las fotos del primerísimo primer plano son muy delimitadas, esto permite dirigir la mirada de un espectador de un modo más sencillo.
  • Su proximidad permite una mejor vista de las expresiones, detalles faciales y peculiaridades del rostro de la persona. Por eso en cine, el primerísimo primer plano, es muy utilizado, ya que permite adentrarse en la mente del personaje.

 

Ahora que conoces las características del primerísimo primer plano en la fotografía, veamos qué elementos debes tener en consideración a la hora de tomar fotos haciendo uso del mismo.

 

Primerísimo primer plano
Fuente: GoConqr

 

Primerísimo primer plano de dos mujeres de perfil
Fuente: Photo Tour Barcelona

 

¿Cómo hacer un primerísimo primer plano?

Ahora que ya sabes qué es un primerísimo primer plano en la fotografía y sus características, veamos los factores que deberás tener en cuenta para capturar una foto con este plano de manera correcta. 

Ten en cuenta que no es lo mismo fotografiar un plano con una escala muy amplia, como un plano general, que un primerísimo primer plano. A cada uno de ellos deberás componerlos de maneras distintas con el fin de obtener la imagen deseada. 


1. El objetivo a utilizar

Deberás pensar en el tipo de lente que vas a utilizar para tomar la foto además de la distancia focal que posea. 

Puede resultar de utilidad usar un teleobjetivo, ya que son ideales para acercarse a la acción o al sujeto sin necesidad de estar físicamente cerca. Aunque también puedes realizar un primerísimo primer plano con un objetivo más angular y acercándote físicamente a él.

Respecto a acercarse al objetivo que quieres fotografiar, hay una frase de fotografía de Robert Capa, que en realidad era el nombre bajo el que trabajaban Endre Ernő Friedmann y Gerda Taro, una pareja de fotógrafos de guerra y fotoperiodistas durante el siglo XX, que dice lo siguiente: “Si tus fotografías no son lo suficientemente buenas es porque no estás lo suficientemente cerca”.

Retomando la idea de captar un primerísimo primer plano con un objetivo angular, podrás ver que será más efectivo a la hora de capturar imágenes en las que buscas que la persona salga con una sensación de temor. Pero, por otro lado, puedes usar lentes focales más largos o fijos para retratos en los que quieras mostrar el lado tierno de un personaje.

En resumen, puedes acercarte tú físicamente o usar lentes que te permitan una aproximación; sin embargo, lo importante es que puedas adentrarte en el mundo del propio sujeto u objeto al que le vayas a hacer el primerísimo primer plano.

Si tú puedes verlo, el espectador también lo hará.


2. Profundidad de campo

Cuando hablamos de retratos, podemos decir que la gran mayoría prefiere usar las focales fijas, con las cuales se usan lentes luminosos para reducir la profundidad de campo. De este modo, lograrás darle protagonismo al rostro de la persona y dirigir la mirada de quien ve la fotografía.

Sin embargo, deberás tener cuidado de no dejar desenfocada alguna parte que quieras que salga nítida. Dzoom recomienda que: 

“... para realizar un primerísimo primer plano, por normal general, pondremos el foco en los ojos del sujeto (concretamente lo situaremos en el iris), ya que a través de ellos conseguiremos expresar diferentes estados emocionales (…) Para comprobar que el foco es correcto, siempre puedes utilizar un enfoque puntal, el live view de tu cámara y hacer zoom sobre los ojos”.


3. Varía en tus retratos 

Si bien es verdad que la gran mayoría de cuadros que vemos de ejemplo en primerísimo primer plano son frontales, este no es un impedimento para probar con otros ángulos. 

Una imagen de un primerísimo primer plano puede capturar un perfil, el cual puede estar sin mirar a la cámara o, incluso, dirigiendo la mirada hacia fuera del encuadre.

 

Primerísimo primer plano de perfil
Fuente: Aprende Cine


4. La iluminación

Las técnicas de iluminación son de vital importancia a la hora de tomar imágenes del primerísimo primer plano. Dependiendo de la iluminación podremos transmitir, con mayor fuerza, la emoción que queremos representar. Entonces, teniendo en cuenta que se trata de un plano que contiene mucha carga emocional, si utilizas la iluminación correcta, puedes generar retratos muy potentes. 

Nuestro profesor Matías Posti, en su curso online “Técnicas de iluminación fotográfica”, reflexiona sobre la importancia de la luz para percibir objetos.

"El mundo está lleno de formas, colores y texturas. Todas las cosas que vemos es producto de la luz, que rebota en los objetos y así es como llega a nuestros ojos".

Ahora que ya sabes qué factores debes tener en cuenta a la hora de hacer un primerísimo primer plano, veamos cuál es la diferencia con otro tipo de plano en la fotografía: el plano detalle.

 

primerísimo primer plano con variaciones de luz
Fuente: dZoom

 

¿Quieres comenzar a tomar fotos? ¡Descarga esta guía gratuita para armar tu estudio fotográfico casero!

Banner de recurso Crehana

 

El primerísimo primer plano vs. el plano detalle

El primerísimo primer plano y el plano detalle son dos tipos de plano que, en ocasiones, suelen ser confundidos o erróneamente identificados en la fotografía. 

La diferencia entre el plano detalle y el primerísimo primer plano en la fotografía está en la cercanía con la que se captura la imagen. Es decir, si nos centramos en el rostro, el primerísimo primer plano tomará desde la altura de la frente hasta por debajo de la barbilla, mientras que, el plano detalle, se centrará en una parte específica, por ejemplo, un ojo.

El plano detalle en la fotografía es el que más se acerca al elemento principal que se pretende fotografiar, con el fin de contemplarlo en su totalidad. Se centra en una pequeña fracción del cuerpo o se encarga de mostrar todos los atributos de un accesorio.

Al ser un plano muy cerrado, deberás prestar atención a que los bordes de tu fotografía no corten algún detalle de la imagen que pueda afectar al resultado. Este plano es muy utilizado en la publicidad y en la fotografía de producto.

En resumen, el plano detalle en la fotografía recoge una pequeña parte del cuerpo, que no necesariamente tiene que corresponderse con el rostro. Aquí se concentra la máxima capacidad expresiva, y los gestos se intensifican por la distancia mínima que existe entre la cámara y el protagonista, permitiendo enfatizar el detalle que se desea resaltar.

 

Plano detalle
Fuente: Silienzine

 

Si llegaste hasta aquí, ya debes tener en claro qué función cumple el primerísimo primer plano en la fotografía. Tú qué me dices, ¿lo comenzarás a aplicar en tus retratos? Recuerda que con él puedes resaltar de mejor manera las expresiones de las personas y, al ser un plano con mucha carga emocional, puedes aprovecharlo para empatizar y llegar afectivamente a las personas.

Si te interesó el artículo y quieres profundizar tus conocimientos en el tema, recuerda que Crehana tiene a disposición una gran variedad de cursos de fotografía online para que te conviertas en un experto 🤩.

Te deseo suerte en tus futuras producciones 📸.

 

También podría interesarte

Subcategorías

Softwares