5 ejercicios básicos para pintar fácil con acuarela

Última actualización 14 de Mayo del 2020

user

Juliane Angeles

5 ejercicios básicos para pintar fácil con acuarela 5 ejercicios básicos para pintar fácil con acuarela

Si eres de los que siempre ha querido aprender a pintar con acuarela y hasta ahora no se ha animado a hacerlo, porque piensa que es “muy difícil”, en esta nota te proponemos cinco ejercicios para que tu primer acercamiento a la acuarela sea sencillo, amigable y enriquecedor.

¿Qué aprenderás con estos ejercicios básicos para pintar acuarela fácil? Te ayudaremos a que tu relación con la acuarela vaya paso a paso, sin apuros. Descubrirás las técnicas del baño uniforme, baño degradado, resplandor y baño de tintas. Además, experimentarás la diferencia entre pintar en húmedo y en seco.

Obtén una Membresía Premium y sigue aprendiendo desde casa

Y te darás cuenta de algunas cosas más: aprender a pintar con acuarela no se logra de un día para el otro, hace falta mucha práctica y paciencia. Si quieres llegar a pintar algo tan elaborado como un paisaje o retrato, deberás empezar realizando pequeños ejercicios.

Al inicio, quizás sentirás que avanzas a paso de hormiga, pero créeme esta es la mejor forma de dominar esta técnica de pintura. Solo así aprenderás a calcular la cantidad de agua que debes utilizar cada vez que pintes, a medir el tiempo para evitar que la cartulina se seque (si estás pintando en húmedo) y a usar el pincel con más soltura.

Así que, si te estás preguntando algo como…

¿Qué materiales necesito?

- 1 caja de acuarelas de 18 colores

- 1 paleta mediana

- Papel adecuado para acuarela. Para hacer estos ejercicios, te recomiendo usar cartulina Canson grain de 180 gramos. Si usas hojas bond o cualquier papel común, no podrás experimentar ni apreciar correctamente los resultados.

- 1 tablero delgado (o triplay) de 40x50 cm.

- 1 masking tape o cinta adhesiva (no la transparente). También es conocida como cinta de enmascarar.

- 1 pincel de pelo redondo número 8. Si buscas una marca en especial, te recomiendo los pinceles Cotman de Winsor & Newton.

- 1 regla

- 1 lápiz 2B

- 1 recipiente pequeño para el agua

¿Masking tape? Así es...

A partir de hoy, el masking tape se convertirá en tu mejor aliado. Antes de empezar algún ejercicio o proyecto en acuarela, pega la cartulina al tablero con masking tape. Hazlo por sus cuatro bordes y con mucho cuidado. Asegúrate que la cartulina quede bien fijada y templada. ¿Por qué es tan importante hacerlo? Si no lo haces, ocurrirá lo siguiente:

- No podrás pintar correctamente. Será cómo tratar de domar a una pequeña fiera. Al no estar fijada, la cartulina se moverá debido a los movimientos que hagas con el pincel. ¿Pintar acuarela fácil? Así no será posible.

- La cartulina se doblará o curvará, provocando derrames en la parte inferior y superior de la misma.

- Accidentes: pinceladas involuntarias, salpicaduras o derrames. Los ejercicios se echarán a perder.

Canal: AhmadArt / el vlog de lau

Una vez que hayas fijado tu cartulina en el tablero, es momento de empezar con los ejercicios para pintar acuarela fácil

Baño uniforme

Este ejercicio es el más básico de todos. La clave para que te salga bien es no presionar el pincel a la hora de pintar. En otras palabras, pinta como si estuvieras “acariciando” la cartulina.

1. Dibuja un rectángulo de 14 x 28 cm. 

2. Coloca una porción regular de acuarela en tu paleta (el color que quieras) y añade agua con tu pincel. Procura que la mezcla esté muy aguada.

3. Desliza el pincel de izquierda a derecha y de derecha a izquierda, tomando la gota de la pincelada anterior. Así hasta al final.

4. Al pintar, inclina levemente el tablero.

5. Si notas que tu pincel ya no tiene acuarela, procura cárgalo rápidamente y sigue pintando. Ten en cuenta que este ejercicio es en seco. Así que no te demores en hacer las pinceladas.

Deja secar. El resultado debe ser, como su nombre lo dice, uniforme. Procura repetir este ejercicio unas cinco veces. Si quieres que el color tenga más intensidad, agrega menos agua a la acuarela.

Baño degradado

Con este ejercicio aprenderás a controlar la intensidad de la acuarela con ayuda del agua. El baño degradado te servirá más adelante para hacer fondos.

1, Dibuja un rectángulo de 14 x 28 cm.

2. Coloca una porción regular de acuarela en tu paleta. Esta vez elige un tono fuerte: rojo o azul. Humedece tu pincel y cárgalo de acuarela.

3. Desliza el pincel de izquierda a derecha y de derecha a izquierda, tomando la gota de la pincelada anterior. A medida que vas avanzando, carga el pincel solo con agua. 

5. Notarás que el color irá degradándose.

Repite este ejercicio varias veces y con otros colores intensos, como el ultramarine o viridian.

Resplandor con un solo color

Este efecto es perfecto para fondos de paisajes luminosos.

1. Dibuja un rectángulo de 14 x 28 cm.

2. Humedece toda la zona del rectángulo con tu pincel.

3. Para este ejercicio, elige un color fuerte. Por ejemplo, azul. No le agregues mucha agua. La mezcla debe ser consistente.

4. Aplica el color. Haz dos líneas horizontales en la parte inferior y superior del rectángulo y un arco en el centro.

5. Mueve el tablero, hasta conseguir el efecto de resplandor. Retira el exceso de acuarela con el pincel.

Recuerda que este es un ejercicio en húmedo, por lo que deberás ser lo más rápido posible. Si no te sale a la primera, no te desanimes, sigue practicando.

Resplandor con dos colores

Este ejercicio es similar al anterior, solo que aquí deberás usar un color claro y uno oscuro.

1. Dibuja un rectángulo de 14x28 cm.

2. Humedece toda la zona del rectángulo con un color. Por ejemplo, amarillo. La mezcla debe ser consistente.

3. El segundo color debe ser oscuro. Por ejemplo, azul.

4. Cuando hayas humedecido la cartulina con el color amarillo, aplica inmediatamente el color el azul (previamente mezclado con agua), haciendo dos líneas horizontales en la parte inferior y superior del rectángulo y un gran arco en el centro.

5. Para conseguir el efecto, mueve el tablero.

Baño de tintas en húmedo y seco

Este ejercicio te permitirá hacer fondos de nubes, amaneceres o atardeceres. Para realizarlo, deberás usar más de dos colores.

En húmedo:

1. Dibuja un cuadrado de 14x15 cm.

2. Humedece el recuadro con agua por completo y aplica el primer color (asegúrate de que la acuarela esté muy aguada).

3. Aplica los otros colores en formas abstractas. Es importante que la cartulina se mantenga húmeda.

4. No te olvides de inclinar el tablero para lograr el efecto.

En seco:

1. En otro recuadro de 14x15 cm, aplica el primer color directamente a la cartulina (sin una forma en concreto). La mezcla debe estar muy aguada.

2. Agrega el segundo color (también aguado) en la gota del anterior. 

3. Añade los demás colores de la misma manera, hasta completar el recuadro.

¿Y qué hago después?

- Sigue aprendiendo, hasta que seas capaz de pintar tu primer paisaje o personaje en acuarela. Empieza a pintar objetos pequeños. Ve de lo sencillo a lo complejo. ¿Qué tal un cactus o una planta tropical?

Imagen: Image Team

- Consigue una libreta para pintar acuarela y una caja de acuarela de bolsillo. Así podrás practicar de una manera más sencilla y constante.

Foto: @julianeangeles

- Descubre otras técnicas. Aprende a realizar bocetos y conceptualizaciones no solo con acuarelas, también con lápices de colores y tinta china. El curso introductorio de Ilustración tradicional: Exprésate a través del color te enseñará a hacer eso y más. Luego, podrías explorar la acuarela para composiciones botánicas. En realidad, todo dependerá del camino que quieras tomar. ¿Ilustración tradicional, realista o digital?

 

 

Y bien, estos son los ejercicios que cualquier persona que quiera aprender a pintar con acuarela debe practicar antes de todo. Recuerda que en los ejercicios en húmedo debes procurar aplicar la acuarela con mayor rapidez. De lo contrario, la cartulina se secará y tendrás que empezar de nuevo. ¿Dominar la acuarela es posible? Sí, pero solo si te propones dos cosas: practicar y ser paciente. 

 

 

Recomendados para ti