🤖 Test de Turing | ¿Qué es y cómo usarlo? | Crehana
Conoce qué es el test de Turing para que no te tome por sorpresa la inteligencia artificial

Conoce qué es el test de Turing para que no te tome por sorpresa la inteligencia artificial

Última actualización 13 de Octubre del 2021Tiempo de lectura: 8 min.

Santiago Pardo

Es probable que hayas escuchado acerca del test de Turing. ¿Recuerdas la película The Imitation Game (2014)  protagonizada por Benedict Cumberbatch? En ella, se menciona que esta prueba, nombrada por el científico Alan Turing, es un tipo de prueba enfocada a determinar si una computadora es capaz de pensar y reaccionar como un ser humano.

La inteligencia artificial es un concepto que cada día cobra más importancia en la tecnología y nuestras vidas cotidianas. Desde el autorelleno de una frase o palabra en tus mensajes, hasta ordenar un producto a través de Alexa u otro software, la IA está aquí para quedarse. 

Y continuará creciendo. De hecho, de acuerdo a un reporte de Semrush, se espera que el valor de mercado de la inteligencia artificial llegue a cerca de 200 billones de dólares para el año 2025. Este número es tan solo una prueba de lo grande e importante que está siendo este concepto. 

Dicho esto, con el crecimiento y desarrollo de la IA, pueden surgir muchas inquietudes e incertidumbres acerca de su poder computacional . Nos imaginamos escenarios donde las máquinas y robots nos controlarán,  pero probablemente no lleguemos a esos extremos. Para poder monitorear y medir esto, Alan Turing creó el test de Turing que, como dijimos, ayuda a determinar si una inteligencia artificial puede actuar como un ser humano.

Adelante te presentaremos más a detalle qué es el test de Turing y cómo, cuándo y dónde utilizarla.

¿Qué es la prueba Turing?

El test de Turing, también conocido como la prueba Turing, es un método de investigación de la inteligencia artificial (AI) para determinar si una computadora es capaz de pensar, actuar y reaccionar como un ser humano. 

Como mencionamos, el test de Turing está nombrado por su creador, Alan Turing, un científico británico, criptoanalista, matemático y biólogo teórico. En las décadas de los 40 y 50, Alan Turing fue el pionero del concepto “machine learning” y presentó la prueba de Turing en 1950 mediante  un documento titulado “Maquinaria de Computación e Inteligencia”, mientras estaba en la Universidad de Manchester 

Machine Learning es un tipo de inteligencia artificial que, a través de algoritmos, las máquinas usan estadísticas para encontrar patrones en datos y poder predecir nuevos valores y comportamientos.

En este documento, Alan Turing presentó una variación del “Juego de la Imitación”. El experimento originall del Imitation Game consiste detres participantes en tres habitaciones separadas. Cada cuarto está conectado mediante una pantalla y teclado, una con un hombre, otra con una mujer y una con un juez. En esta prueba, la mujer intenta convencer al juez que ella es el hombre y viceversa. Para que la prueba sea considerada como exitosa, el juez determina que la mujer es el hombre o el hombre es la mujer.

Por otro lado, en el test de Turing, la diferencia es que se agrega un elemento de inteligencia artificial. El experimento consiste de una persona, una inteligencia artificial o programa y un cuestionador o juez humano. El trabajo del cuestionador es determinar quién es el ser humano y quién es la inteligencia artificial de acuerdo a la conversación que tengan. 

Turing test diagramaFuente: Facebook

¿Cómo funciona el test de Turing hoy en día?

A pesar de tener sus detractores, el test de Turing continúa siendo una prueba exitosa para medir el éxito de proyectos de inteligencia artificial

Actualmente, una prueba de Turing normalmente tiene más de un juez interactuando con ambos sujetos. Se considera que el proyecto de IA es exitoso siempre y cuando más del 30% de los jueces, luego de cinco minutos de conversación, llegan a la conclusión de que la computadora es humana. 

De hecho, existe un premio llamado el Premio Loebner, que desde 1991, premia a los proyectos de inteligencia artificial que supuestamente aprueban el test de Turing. Cabe mencionar que en este premio la duración de la interrogación es de 25 minutos con cuatro jueces diferentes. 

En 2014, como motivo del 60 aniversario luctuoso de Alan Turing, un chatbot llamado Eugene Goostman, que simula la personalidad de un niño de 13 años, aprobó la prueba Turing, con el 33% de los jueces concluyendo que se comportaba como  un ser humano. 

Un ejemplo de un test de Turing más reciente sucedió en 2018 cuando el software de Google, Google Duplex, una tecnología que soporta al Google Assistant, hizo una cita para la peluquería frente a una audiencia de 7 mil personas, donde la recepcionista no se dio cuenta alguna de que no estaba conversando con un ser humano. A pesar de que no cumple con el setup tradicional de una prueba Turing, el experimento fue considerado un éxito.

Esto no quiere decir que una inteligencia artificial haya aprobado por completo una prueba Turing. La prueba sigue sin ser del todo validada, se le critica su duración de cinco minutos, así como los idiomas utilizados. Además, se puede engañar a la máquina haciéndole preguntas capciosas y sin sentido con el fin de que batalle con las condiciones estándar de un test de Turing. 

 

Usos de test de Turing

Con el paso de los años y la evolución de la inteligencia artificial, el test de Turing ha sido un tema controversial y lleno de debate. Esto ya que, históricamente, la forma y modo de la conversación tenía que ser estructurada de forma limitada para que una computadora mostrara un  comportamiento parecido al de un ser humano. 

Por ejemplo, una computadora mostraba un alto índice de aprobación si las preguntas del test de Turing estaban estructuradas en un formato de “sí” o “no”. Y por otro lado, cuando las preguntas eran  abiertas y requerían  una conservación más fluida y natural, la inteligencia artificial era menos probable a engañar al entrevistador. 

Para muchos miembros de la comunidad científica, el propósito del test de Turing no debe estar enfocado en convencer al cuestionador de que está charlando con un ser humano, si no, el verdadero enfoque debe ser en cómo hacer más intuitiva y natural una conversación entre un humano y una inteligencia artificial. Por ejemplo, a través de un chatbot. 

Como mencionamos en el ejemplo de Google Duplex, hoy en día el formato y variaciones del test de Turing se presentan de formas diferentes, algunos ejemplos son:

Test de Turing inverso

En este ejercicio, el humano intenta convencer a una computadora de que él, el humano, no es una computadora. Un ejemplo de este tipo de prueba Turing es un captcha. En un captcha (Completely Automated Public Turing Test to tell Computers and Humans Apart), se presentan una serie de imágenes o textos donde el usuario debe replicar o identificar la información mostrada en pantalla. 

 

Test de Turing completo

En este tipo de test de Turing, se incluyen habilidades perceptuales y de manipulación de objetos en las preguntas. Por ejemplo, se le puede preguntar a la inteligencia artificial qué opina o cuál es su percepción de un tema, o incluso que explique cómo utilizar ciertos objetos. 

Test de inteligencia mínima

En este tipo de prueba Turing simplemente se busca demostrar que la inteligencia artificial tiene cierto grado de inteligencia mínima. En este tipo de encuesta se hacen preguntas de verdadero o falso y sí o no. 

Prueba Marcus

En este experimento, un software de IA “ve” un programa o contenido audiovisual y es cuestionado acerca de él. Se le hacen preguntas significativas acerca del contenido. Es un tipo de Turing test que aplica en este 2021. 

Test de Turing Lovelace 2.0

En esta prueba se mide la habilidad de un programa IA de crear arte. Se le describe un escenario o se le plantea una idea a un programa de inteligencia artificial y éste debe recrear lo planteado. Es una forma de medir lo cualitativo. 

Reto Winograd Schema

Este tipo de prueba Turing está estructurada en secciones y preguntas de opción múltiple, lo que hace menos subjetiva la interpretación de los resultados. Sin embargo, se debe ser cuidadoso al redactar las preguntas para que las respuestas no parecen muy “robóticas”. 

servidores machine learningFuente: Unsplash

Chatbots

Actualmente, no existe un formato definido para hacer una prueba de Turing. Como vimos, los tests de Turing deben ser tropicalizados y adaptados al siglo XXI. Cinco minutos y una aprobación mayor a 30% por parte de los jueces no es suficiente. 

Dicho esto, una “prueba” de Turing que puedes empezar a implementar en tus negocios son los chatbots. Tener un chatbot puede ser una gran alternativa y/o complemento a la experiencia de compra y servicio con tus clientes. 

Un chatbot permite la interacción entre un programa automatizado con un usuario con el fin de auxiliarlo en algún proceso o consulta. Por lo general, las conversaciones entre chatbots y usuarios están estructuradas en un formato Winograd Schema como el que describimos arriba, donde las preguntas y cuestionarios están estructurados de forma clara y concisa, con menos preguntas abiertas y con preguntas de opción múltiple. 

De acuerdo a un reporte de Small Biz Genius, cerca del 40% de las personas utilizan un chatbot para obtener una respuesta rápida en una emergencia. 

Un chatbot tiene múltiples beneficios, pues ayuda a reducir tus costos de mano de obra al  automatizar procesos como atención al cliente o el alta de nuevos usuarios. Si cuentas con una página de Facebook pero no sabes cómo crear un chatbot en Facebook, te sugerimos hacerlo para brindarle una experiencia más práctica a tus usuarios y optimizar los procesos. 

Aunque el objetivo de un chatbot no es convencer al internauta de que eres un humano, son una excelente opción para resolver dudas e inquietudes de tus usuarios rápidamente. Un ejemplo sería un test de Turing en 2021 y más adelante. 

calculos matemáticos turingFuente: Unsplash

Entonces, estás sentado frente a tu computadora con múltiples programas y algoritmos funcionando, y con la IA cada día cobrando más relevancia. Probablemente no lleguemos a extremos como un Judgment Day de Terminator, pero la inteligencia artificial sí es algo que todos los negocios deberían de considerar e implementar actualmente.

El test de Turing es un concepto dedicado a determinar si un programa o proyecto puede ser clasificado como un ser humano. A pesar de que no es perfecto, existen muchas variaciones de la prueba Turing en nuestro día a día, como lo son los chatbots y los captchas. 

La inteligencia artificial solamente continuará aumentando por lo que estar familiarizado con los conceptos detrás es muy importante hoy en día. Por ejemplo, tener un chatbot para tu negocio es una excelente estrategia para tu funnel de marketing. Puede ayudarte a reclutar a nuevos usuarios, así como medir la satisfacción de los clientes. 

Pero tener un chatbot es tan solo una herramienta que puedes utilizar en tu estrategia de marketing digital. Si quieres complementar tu software y tu negocio con una estrategia completa, te invitamos a suscribirte a nuestros cursos de desarrollo web. 

Por ahora, esperamos que hayas aprendido un poco acerca del Test de Turing y cómo está presente en nuestro día a día.

También podría interesarte