🗣️ ¿Qué responder cuando te dicen qué tal? +5 respuestas | Crehana para empresas
Aprende qué responder cuando te dicen: “¿Qué tal?” ¡No te quedes sin palabras!

Aprende qué responder cuando te dicen: “¿Qué tal?” ¡No te quedes sin palabras!

Última actualización 21 de Octubre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Alexandra Carranza

Todos en algún momento de nuestras vidas nos hemos preguntado: “¿Qué responder cuándo te dicen qué tal?” Seguramente te ha pasado encontrarte casualmente con alguien por la calle y no poder evitar hacer o recibir siempre la misma pregunta: "¿Cómo estás?" Pero las respuestas son variadas y en muchos casos sorpresivas.

Al parecer es solo una expresión muy común con la que inicias una comunicación pasajera con alguien, que puede ser con un desconocido en un ascensor o con tu compañero de asiento en un vuelo de avión. Pero qué pasa si la persona en cuestión es alguien que conoces, y que hace tiempo que no ves. La pregunta, muy temida por muchos, de cómo estás o cómo va tu vida en general, te puede dejar sin palabras.

¡No desesperes más!, en este blog post te compartiremos las mejores formas de responder cuando te preguntan: "¿Cómo estás?" y algunos consejos infalibles para evitar el silencio incómodo. ¡Apúntalas y supera ese bloqueo social!

Formas de responder cuando te preguntan: "¿Cómo estás?"

Es una pregunta que se hace todos los días, millones de veces, en todo el mundo, pero ¿has notado que la respuesta a esta pregunta suele ser la misma de siempre? La respuesta universal más común a la pregunta: "¿Cómo estás?" es la clásica "Estoy bien”.

Ahora, si prestas mucha atención a la forma en que las personas responden a esta pregunta, esto es lo que notarás: la mayoría de las respuestas son neutrales o, en algunos casos, negativas o pesimistas. Cuando se trata de saber qué responder cuando te dicen: “¿Qué tal?”, debes hacerlo de un modo que genere nuevas oportunidades, nuevos pensamientos y nuevas ideas.

Así que, cuando no sepas qué responder cuando te dicen: “¿Qué tal tu día?”, no te preocupes, a continuación, te mostraremos algunas formas de responder cuando te preguntan: “¿Cómo estás?” y, así, tener temas de conversación divertidos e interesantes.

1. “Absolutamente bien”

Esta es una manera simple, pero muy efectiva de darle vida a una respuesta tan monótona como "Estoy bien". Simplemente, inyecta un poco de energía positiva en tu respuesta cuando alguien te pregunte: "¿Cómo estás?" De esta manera, marcarás el tono para cualquier conversación que tengas con alguien.

Y es que, cuando se trata de saber qué responder cuando te dicen: “¿Qué tal?”, debes saber que el entusiasmo en una respuesta siempre te hará destacar como persona.

2. “Mejor que bien”

Cuando respondes que estás "Mejor que bien", lo que estás diciendo, en pocas palabras, es que las cosas van bien y que te esfuerzas por mejorar cada día más.

Es más, esta respuesta muestra a las personas que tienes una perspectiva positiva y que estás [email protected] para aprovechar cualquier oportunidad que se te presente. Así que esta es una gran respuesta de cómo responder a un “¿Qué tal?”. 

3. “Ando de maravillas, te cuento que aprendí recientemente...”

¿Qué pasa si algo malo está sucediendo en tu vida? ¿Qué dices? En primer lugar, evita hablar en un tono negativo y abre tu mente para pensar en posibles soluciones en las que puedes crecer a partir de tus desafíos.

Una excelente manera sobre cómo responder a un “¿Cómo estás?” en este caso es diciendo: "Aprendí recientemente" y, luego, puedes compartir tu historia. Este enfoque es muy poderoso, porque cambias tu mentalidad de "¿Por qué me está pasando esto a mí?" a "Me pregunto qué podría aprender de esto".

4. “Nunca he estado mejor”

Esta es otra de las formas de responder cuando te preguntan: “¿Cómo estás?” que no tiene pierde. Cuando contestas: "Nunca he estado mejor", despiertas la curiosidad de la otra persona y, en consecuencia, el interlocutor querrá saber más. 

5. “Estoy feliz y agradecido. ¿Y tú?”

Lo mejor de esta respuesta en particular es que les permite a las personas saber que estás contento y agradecido. Así que, la próxima vez que alguien te salude con un "¿Cómo estás?", aplica esta respuesta y ve qué tipo de reacción tiene.

De hecho, también te resultará útil cuando no sepas qué responder cuando te preguntan: “¿Cómo estás?” en WhatsApp o en otro canal digital.

6. “Nunca me sentí mejor en mucho tiempo”

Esta es una buena respuesta para usar cuando acabas de resolver algunos problemas y no sabes qué responder cuando te dicen: “¿Qué tal?”. Así, creas esa chispa de curiosidad y el deseo de saber más al respecto, así como hacer que la conversación fluya de manera natural.

7. “Fantástico”

Al igual que cualquiera de las otras formas de responder cuando te preguntan: “¿Cómo estás?”, esta es otra respuesta que toma a la gente por sorpresa. Simplemente, los detiene en seco y automáticamente hace que su mente se pregunte: “Vaya, ¿por qué esta persona está tan feliz?”.

Sin duda, las respuestas anteriores sobre qué responder cuando te dicen: “¿Qué tal?” abren la puerta a un momento de conexión más profundo y te servirán en varias situaciones

 

Tipos de oyentes

Para entender más acerca del comportamiento coloquial, y para saber qué puedes responder cuando te dicen: "¿Qué tal?, ten en cuenta que para ciertas culturas, como la alemana, esta pregunta puede ser de gran importancia y puede revelar, según cómo respondas, aspectos de tu personalidad.

En el caso de la cultura española o americana, ciertamente se usa la expresión “¿Cómo estás?” “¿Y tú qué tal?” o “¿Qué tal estás?“ para iniciar conversaciones pasajeras. Sin embargo, en el ámbito laboral y en el mundo de los negocios tienes que estar seguro de que puede ser elaborada como una pregunta engañosa.

Por lo tanto, uno de los primeros aspectos que debes analizar para saber qué responder cuando te dicen: “¿Qué tal?” son las diferencias entre dos grandes grupos de oyentes: los que responden como víctima y los que te escuchan atentamente.

1. Víctimas

Los primeros son los que al escuchar la pregunta solo están pensando en qué contestar, sin prestar atención a lo que su interlocutor está diciendo. Muchas veces estas personas, además, buscan relatar un escenario aún más grave y dramático del que están escuchando. Básicamente, compiten por mostrarse en una situación terrible que la de su compañero de charla.

Generalmente van a contestar a tu “hola, ¿qué tal?” con una catarata de problemas. La característica principal de este grupo de personas, cuando no tienen una idea clara sobre qué responder cuando te dicen: “¿Qué tal?”, es que se ubican en un lugar de víctima, donde sus problemas son más graves que los de los demás.

Y gracias a esto consiguen, sin querer, contaminar a la persona que los escucha y muchas veces tienen grandes problemas de vínculos por no poder mantener conversaciones más sanas.

dos compañeros de trabajo conversandoFuente: Pexels

2. Empáticos

En tanto, las personas que te escuchan atentamente son más empáticas e intentan comprender tu situación y, a su vez, crean una atmósfera positiva. De modo que si se te complica saber qué contestar cuando te dicen: “¿Qué tal?”, no te preocupes, ya que no te sentirás juzgado o apenado por responder con sinceridad frente a este grupo de oyentes.

El segundo grupo de oyentes, se caracteriza por ofrecer una escucha atenta. Este grupo suele comprometerse mucho más con lo que su interlocutor le está relatando y tienen mejores ideas de que responder cuando te dicen: "¿Qué tal?". Ellos se involucran con los detalles del relato de una manera proactiva y comprometida, y preguntan al menos tanto como hablan de sí mismos, haciendo la conversación más equilibrada para ambos participantes.

Además, al poder conectar mejor con la otra persona, es más fácil para este grupo de oyentes hacer preguntas para mantener una conversación efectiva y hacer que la charla sea amena. Al respecto de este último punto, Úrsula Franco, profesora del curso online de habilidades de comunicación interpersonal, menciona lo siguiente:

“La habilidad con más impacto en nuestro éxito es cómo nos conectamos con otras personas para poder identificar sus palancas motivacionales y comunicarnos de manera efectiva”.

personas empáticas al responder un "qué tal"Fuente: Pexels

¿Cuáles son las preguntas más comunes además de qué tal?

Como te mencionamos antes, las personas con escucha atenta tienen más desarrolladas sus habilidades blandas o soft skills. Por lo tanto, al momento de aprender qué responder cuando te dicen: “¿Qué tal?”, debes tener en cuenta que preguntas se realizan con mayor frecuencia para empatizar y conectar emocionalmente con el otro interlocutor. ¡Toma nota!

  • ¿Cómo está tu familia?

  • ¿Sigues en pareja?

  • ¿Cómo están tus hijos?

  • ¿Qué tal estás de salud?

  • ¿Cómo te va en el trabajo?

  • ¿Qué proyectos tienes en mente actualmente?

  • ¿Cuáles son tus planes para este año?

  • ¿A dónde planeas ir de vacaciones este año?

De esta manera, te mostrarás más empático queriendo saber con detalle algún aspecto puntual de la vida del otro, pero además mostrando registro de interés donde, seguramente, se abrirán mejores canales de comunicación, ya sea que el encuentro sea casual o intencionado. 

Podemos decir entonces que, al fin y al cabo, no se trata tanto de la formulación exacta para saber qué responder a un “¿Qué tal?”, sino más bien del verdadero interés que se esconde tras la pregunta. Si tienes un interés puntual por algún tema particular, mejor pregúntalo directamente.

¿Cómo identificar a qué grupo de oyentes perteneces?

Tener esta información puede ser de mucha utilidad para presentarte en una entrevista de trabajo, por ejemplo, ya que tener las herramientas para desenvolverte como oyente o saber cual es la respuesta más adecuada te ayudarán a destacar del resto de postulantes.

No hay una fórmula exacta pero sí detalles, que te ayudarán a tomar la mejor decisión posible a la hora de elaborar una respuesta sobre cómo responder a un "¿Cómo estás?" en cualquier ámbito. Y es que la alta competencia profesional hace que conseguir trabajo sea cada vez más difícil. Hoy en día una vacante puede atraer a 500 aspirantes en tan solo un par de días.

Esto obliga a los reclutadores a aplicar una mayor cantidad de herramientas que sean un filtro para seleccionar al candidato perfecto de manera rápida y efectiva. Saber cómo responder en una entrevista de trabajo o, simplemente, saber qué responder cuando te dicen: “¿Qué tal?” es un ejercicio clave que puede cambiar tu futuro.

Aptitudes valoradas

Si puedes agudizar tu nivel de escucha y teniendo estas claves, tu entrevista, sin duda, será un éxito. Expertos aseguran que las capacidades más valoradas por los reclutadores son:

  • El compromiso.

  • La capacidad de adaptación al cambio.

  • La comunicación.

  • El liderazgo.

Más allá de aprender qué responder cuando te dicen: “¿Qué tal?”, también es importante poder hablar de los propios defectos, sabiendo que es muy importante no caer en las típicas descripciones de “soy adicto al trabajo” o “soy muy obsesivo”. Si bien son cualidades que puedan parecer ventajosas para el empleador, suenan poco creíbles y acomodadas para obtener el puesto. Es mejor hablar de aspectos reales que uno sepa que puede mejorar o transformar en una oportunidad.

Y por último, y no menos importante, también saber hacer las preguntas correctas. El empleador seguro te pedirá que preguntes lo que quieras saber y que te saques todas las dudas antes de que termine la entrevista. Por eso mismo, saber qué responder cuando te dicen: "¿Qué tal?" puede aplicarse a estos casos.

En este caso, también saber escuchar es una ventaja, y demuestra interés por el trabajo. Es importante que puedas hablar con libertad y franqueza de todos los aspectos vinculados al puesto por el que estás aplicando.

 

Principio básico para saber qué responder cuando te dicen: "¿Qué tal?"

Como te explicamos en la sección anterior, la empatía juega un rol clave tanto en una entrevista de trabajo como en una conversación con un amigo, incluso en un encuentro casual. La empatía es una competencia clave de la inteligencia emocional que se pone de manifiesto a la hora de comunicarte y relacionarte con los demás.

Aunque no lo creas, saber cómo responder a un "¿Qué tal?" puede definir tu nivel de empatía. Con toda seguridad, la empatía es uno de los conceptos más populares de la ciencia actual. La mayoría de personas lo utilizan como una palabra más dentro de su acervo lingüístico, para definir el modo en que otros (o ellas mismas) suelen implicarse emocionalmente en sus relaciones y, por supuesto, esta habilidad es importante cuando no sabes qué responder cuando te preguntan: “¿Qué tal?”.

Es muy cierto que, sin ella, no habríamos alcanzado el grado de desarrollo social (y de cooperación) que nos ha permitido llegar hasta aquí. Podría decirse que mediante la empatía trascendemos los límites de la piel y nos adentramos en la experiencia del otro.

Para complementar lo anterior, según el portal web Forbes Argentina, la empatía puede ser un antídoto poderoso y contribuir a experiencias positivas para las personas y los equipos.

¿Cómo responder a las preguntas según el tipo de empatía?

Al momento de conocer las fórmulas de cómo responder a un “¿Qué tal?”, ten presente que existen varios tipos de empatía que te permiten vincular sanamente con el otro.

1. Empatía cognitiva

La empatía cognitiva es el nombre que se ha asignado a la primera parte del proceso: la identificación del estado mental de tu interlocutor. Esta identificación se da a partir de los contenidos verbales, como testimonios, confesiones, etc.

También, aparece en contenidos no verbales como gesticulaciones faciales, por ejemplo, que el otro emite durante la interacción y se activan en tu cerebro estructuras profundas y muy primitivas que tienen el objetivo de codificar la información de tipo social. Estas reconocen en el mismo acto qué es lo que transita por la mente de quien está frente a ti.

Si quieres aprender cómo iniciar una conversación armoniosa y saber qué responder cuando te dicen: “¿Qué tal?”, es necesario que expandas tus horizontes y tengas en cuenta estos aspectos que, a simple vista, no parecen relevantes, pero que sí lo son para poder comprender a la otra persona.

Empatía cognitivaFuente: Pexels

2. Empatía emocional

La empatía emocional requiere que, primero, seas capaz de "captar" cognitivamente la experiencia ajena. Una vez alcanzado esto, se avanza a un segundo nivel de elaboración.

En términos generales, esta forma de empatía dota de la capacidad para ser sensibles a lo que sienten los demás, esencial para cómo responder a un "¿Qué tal?" adecuadamente o aquello que demandan en el ámbito de lo privado.

La palabra "simpatía" proviene del griego, y se podría traducir como el acto de "sentirse igual que el otro". Se trata de una preocupación por la experiencia ajena, que surge al ser capaces de identificarla y sentirla en propia piel, y que a menudo acabaría derivando en conductas de ayuda. Se trata, por tanto, de un paso más allá dentro del proceso empático.

Empatía emocionalFuente: Pexels

3. Ecpatía

Quizás no hayas escuchado este término antes, pero créenos, es un elemento que puede ayudarte a encontrar maneras sobre cómo responder a un “¿Cómo estás?” y mantener buenas relaciones sociales con otras personas. La ecpatía es, quizá, la contribución científica más reciente al ámbito de la empatía y de la compasión, aunque a menudo ha sido víctima de interpretaciones erróneas que en absoluto se ajustan a la realidad.

A través de la misma, las personas aprenden a reconocer cuáles de las emociones que sienten en un determinado momento no les pertenecen en realidad, sino que proceden de una fuente externa que las ha "transferido".

hombres riéndose y conversandoFuente: Pexels

Como has leído hasta aquí, hay muchos factores que intervienen en una respuesta a una pregunta que parece tan simple, como el humor, el carácter, la personalidad, el grupo de oyente al que perteneces, la empatía, el tipo de encuentro o la intimidad que tengas con tu interlocutor.

Tal vez a partir de ahora, pienses mejor en cómo formular la pregunta para poder obtener la mejor respuesta y sino solamente saludar con un gesto o una frase sin signo de interrogación. Y es que tener una idea pensada para saber qué responder cuando te dicen: "¿Qué tal?" puede ser un ejercicio útil en cualquier ámbito de tu vida.

Esperamos que nuestros consejos te ayuden a saber cómo responder a un “¿Cómo estás?” o cualquiera otra pregunta. Con el paso del tiempo y con mucha práctica (frente al espejo) podrás generar confianza en la otra persona y conversar con alguien de manera fluida y natural.

Sin embargo, si necesitas reforzar tus habilidades de comunicación interpersonal con tu equipo de trabajo, con tu familia o con tus amigos, puedes darle un vistazo a nuestros cursos online de soft skills.

¡Nos vemos!

También podría interesarte