Las mejores formas de responder a la pregunta “¿Cómo me veo en 5 años?”

Las mejores formas de responder a la pregunta “¿Cómo me veo en 5 años?”

Última actualización 15 de Marzo del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Redaccion CP

A menudo puede resultar un tanto difícil pensar a largo plazo. Estamos sumergidos en una atmósfera constante de obligaciones, responsabilidades y tareas pendientes que nos quitan el panorama de nuestro futuro.

Sin embargo, realizar proyectos de vida es muy sencillo, y cualquier persona puede hacerlo. Así que, si ustedes también se han preguntado (o han recibido la pregunta) “¿cómo me veo en 5 años profesionalmente?”, podrán ser capaces de responder con total seguridad.

La clave se encuentra en adaptar nuestro estilo de vida y ponernos metas para llegar adonde sea que nos lo propongamos. De esta manera, podrán no solo saber hacia dónde desean ir, sino también lograrán paso a paso llegar hasta ese punto que, hoy en día, nos parece tan lejano.

proyectado a 5 añosVector de Idea creado por stories - www.freepik.es

Conócete a ti mismo, ¿Cómo me veo en 5 años en mi proyecto de vida?

 

Esta frase introspectiva: “conócete a tí mismo”, se ha trasladado hasta nuestros tiempos desde la época de la Antigua Grecia hace casi 2500 años, donde ya se conocía esta regla fundamental del desarrollo personal.

Si no conocemos nuestras propias capacidades y nuestras debilidades, es imposible que lleguemos a aprovecharlas para nuestro beneficio. Solamente al conocernos podemos explorar nuestro máximo potencial a cada momento y en cada proyecto que emprendamos.

Por ello, para responder la pregunta “¿cómo me veo en 5 años profesionalmente?”, es necesario, primero, que te conozcas a profundidad.

Aquí te dejamos unos tips para que averigües ¿cómo me veo en 5 años?

Hacer listas de nuestras virtudes

Las listas son una gran herramienta para ordenar series de diversos factores. Podemos comenzar a realizar listas con nuestras virtudes a fin de conocernos mejor. Para este fin, deberías preguntarles a tus amigos ¿cómo me veo en 5 años?

Habla con tu familia sobre la imagen que tienen de tu desempeño académico y laboral, así como también la manera en la que te relacionas con tus vínculos más cercanos.

Toda esta información te ayudará a responder la pregunta: ¿cómo me veo en el futuro en 5 o 10 años? y a ver facetas de ti mismo que no conocías. Podrás ir descubriendo gradualmente cómo eres actualmente y podrás valorarte mucho más.

Hacer listas de nuestros defectos

Sin embargo, todas las personas tenemos defectos, y nadie está libre de cometer errores. Es, por esta razón, que también debemos considerar cuáles son las cosas que realizamos de la peor manera o que menos nos motivan.

Es probable que nuestros amigos no quieran ofendernos al decirnos lo que hacemos mal. En tal caso, podemos hablar con aquellos que sí tendrían la confianza para decirnos todo lo que nos afecta a nosotros y a nuestro entorno.

como me veo en 5 años Vector de Libro creado por stories - www.freepik.es

Planificar nuestros principales intereses

¿Ya conoces lo que te apasiona? Si no es así, debes descubrirlo cuanto antes. Es probable que al principio nos cueste darnos cuenta, pero, cuando algo provoca que nuestros latidos se aceleren y se robe toda nuestra atención, estamos seguramente ante un indicio de que es la actividad indicada.

Comienza a probar nuevas actividades y atrévete a descubrir cosas que nunca antes habías conocido. Solo así sabrás de lo que te estabas perdiendo. Respecto al entorno diario, surge otra retórica: ¿cómo me veo dentro de 5 años en el área familiar?

Una vez que tengas algunas pistas sobre lo que te gusta hacer y cómo te gusta hacerlo, puedes planificar maneras de potenciar esas actividades o experiencias.

Por ejemplo, si te gusta crear contenido visual original y deseas potenciar tus capacidades para concretar ideas más ambiciosas, puedes tomar un curso en el que aprendas y perfecciones tus habilidades.

De esta manera, estarás encontrando una vía de materializar con mayor éxito eso que te apasiona.

como me veo en 5 años proyecto de vidaVector de Dinero creado por pch.vector - www.freepik.es

Recursos que pueden ayudarte en tu próximo empleo

 

Plantillas para un currículum vitae creativo

Plantillas de cartas de recomendación personal

Ejemplos de perfíl profesional

terminar tu carreraVector de Ilustración creado por freepik - www.freepik.es

Tomar la iniciativa y comenzar a actuar

Para escalar el monte Everest, los alpinistas debieron subir un paso a la vez. En la vida, el camino es totalmente idéntico. No sirve para nada intentar tomar atajos o realizar el menor esfuerzo.

Las personas que viven con ese criterio, tarde o temprano fracasan o pierden el rumbo de sus vidas y ven de forma incierta su futuro personal.

Por lo tanto, deben comprender que los resultados llegarán eventualmente, pero no en el acto. Sólo si mantenemos una constancia muy determinada y contamos con mucha fuerza de voluntad, podremos lograr finalmente lo que nos hayamos propuesto y además modificará nuestro propio futuro personal.

Plantearnos objetivos

Los objetivos son acciones que podemos realizar puntualmente. Por ejemplo, si nos preguntamos ¿cómo me veo en 5 años? en la parte física, y deseamos mejorar nuestra salud, un objetivo simple puede ser realizar 15 flexiones de brazos y 30 abdominales todas las mañanas.

Al comienzo puede parecer complicado tomar la iniciativa y decidirnos a comenzar. Pero, una vez que adquiramos el hábito, lograremos resultados increíbles. Retomando el ejemplo mencionado anteriormente.

Si nuestro objetivo inicial fueron 15 flexiones de brazos y 30 abdominales por día, podemos mantener este ritmo al menos durante una semana. Así nos acercaremos al objetivo planteado a futuro respecto de “cómo me veo en 5 años”.

Más tarde, cuando nos hayamos acostumbrado al ritmo del ejercicio matutino, podemos aumentar la cantidad de repeticiones o realizar más series de ejercicios. De esta manera, estaremos progresando casi sin darnos cuenta.

Lo más importante es conservar el ánimo y no ceder ante la tentación de cortar los buenos hábitos. Solo de esta manera podremos continuar en una constante evolución y llegaremos a mejorar notablemente para cumplir lo proyectado a 5 años establecido por nosotros mismos.

Plantearnos metas

Este aspecto puede ser aún más complicado que el anterior. Las metas son más difíciles de concretar debido a que implican un plazo de tiempo más largo y los resultados no se ven tan cerca como en el caso de los objetivos.

Sin embargo, las metas son totalmente realizables si continuamos avanzando paso a paso. Además, una vez que logremos cumplir una meta, recibiremos una satisfacción mucho mayor, ya que los resultados son mucho más notables.

Para dar un ejemplo de una meta podríamos imaginar que nos gusta realizar todo tipo de manualidades y craft-work. Al comienzo, es probable que realicemos nuestros trabajos en un espacio que no sirve únicamente para este fin.

Por lo tanto, una clara meta sería poder contar con nuestro taller propio, en el que realicemos exclusivamente aquello que nos apasiona. Si se determinan a conseguirlo y avanzan constantemente, lograrán verlo concretado, incluso si en la actualidad parece muy lejano.

¿Y después qué sigue?

Muchas personas tienen una perspectiva lineal de la vida. Sin embargo, el progreso no avanza siempre en un sentido, sino que debemos ser capaces de revisitar puntos anteriores y repetir actitudes positivas.

Supongamos que ya han realizado todos los pasos mencionados anteriormente y siguieron todos los consejos que les brindamos. Han cumplido sus objetivos y han logrado metas muy importantes. Se sienten realizados y felices, pero… ¿y después qué sigue?

Este cuestionamiento no debe ser un freno en sus vidas ni una barrera. Todos atravesamos momentos de incertidumbre y desconcierto, pero está en nosotros ser persistentes y continuar avanzando para no perder el rumbo a 5 años.

como me veo dentro de 5 años en el area familiar Vector de Negocios creado por jcomp - www.freepik.es

No tener miedo al cambio al preguntarnos cómo me veo en 5 años

Es probable que sus pasiones no cambien y las mismas cosas los sigan haciendo felices, pero sienten que algo falta. Cuando tengan estos pensamientos, no deben tener miedo del cambio.

A menudo llegamos a mesetas en nuestras vidas y dejamos de subir. Tomarse un momento para reflexionar no es algo negativo, y podemos sacar un gran provecho de cambiar el rumbo de nuestras vidas.

A fin de descubrir esas otras pasiones ocultas que aún no estamos disfrutando, podemos realizar las siguientes acciones:

  • Conocer personas nuevas que nos planteen una nueva perspectiva
  • Cambiar la manera en la que realizamos las actividades más cotidianas
  • Viajar y descubrir nuevas culturas
  • Atrevernos a emprender proyectos ambiciosos y desafiantes

 

Al comienzo podría ser complicado, ya que han encontrado una manera estable de vivir sus vidas, y es difícil salir de la zona de confort. Sin embargo, esto es, a menudo, una barrera mental que debemos superar.

Nuevos objetivos y nuevas metas

Sin necesidad de cambiar el rubro en el que estamos o las actividades que nos apasionan, podemos atrevernos a descubrir nuevos horizontes. Esto no sería tirar todo el progreso por la borda y volver a comenzar, sino que sería recorrer un nuevo camino partiendo desde donde ya estamos.

En nuestros nuevos objetivos podemos incluir tareas que no nos atrevimos a realizar anteriormente, o podemos intentar trabajar más duro para concretar lo que no logramos.

Si no tenemos un éxito inmediato, esto no debe ser un motivo para desalentarnos. Simplemente hay que volver a intentarlo hasta que los resultados sean los esperados y estén en sintonía con lo proyectado a 5 años.

En cuanto a las nuevas metas que nos propongamos, podemos incluir cambios de paradigma o podemos emprender cosas que antes hubieran parecido inimaginables. Es totalmente válido usar los conocimientos y los recursos que ya comprobamos que funcionan.

Por ejemplo, si te apasiona la programación y el desarrollo de software, es probable que te hayas propuesto mejorar en lo que haces y aprender constantemente. Algunas de tus metas podrían haber sido conseguir un buen puesto de trabajo, terminar tu carrera, tener un mejor sueldo, comprar un vehículo e incluso tener una casa.

Todas estas cosas no son malas, y nos ayudan al desarrollo personal. Pero no debemos limitar nuestras ambiciones. Una vez que hayamos alcanzado todo lo que queríamos, podemos intentar alcanzar lo que nunca nos atrevemos a querer.

Retomando el ejemplo mencionado, podríamos intentar crear nuestra propia compañía de desarrollo de software e, incluso, crear un emprendimiento que no tenga tanta relación con las tareas que ya realizamos. Hay muchos casos de gente exitosa que se atrevió a soñar más allá de sus limitaciones y consiguió lo que se propuso: mejorar su futuro personal.

Algunos de esos casos de éxito fueron figuras tan importantes como Steve Jobs, Bill Gates e incluso Jeff Bezos, el hombre con la fortuna más grande del mundo. Por lo tanto, está comprobado que es totalmente posible y podemos lograrlo si nos lo proponemos.

 

Aprende a hacer un buen CV con estos Formatos para currículum sencillos en Word

Romper todos los límites

Cualquier tipo de límite que se nos impone es tan solo temporal. Si trabajamos con constancia y mucha voluntad lograremos superar lo que sea que se nos presente. El fracaso no es un estado permanente, y se puede superar con trabajo y con una actitud positiva.

Aunque también el éxito puede ser peligroso, ya que nos acostumbramos a las comodidades y dejamos de lado esa ambición original que nos llevó a llegar a donde estamos.

Por lo tanto, no debemos dejar de progresar nunca y, cuando pensemos que no hay nada más, debemos crear un nuevo camino para seguir avanzando. El liderazgo comienza con uno mismo.

En conclusión, cuando se enfrenten a la temible pregunta “¿cómo me veo en 5 años?”, ya saben cómo responder fácilmente.

Definitivamente, en cinco años o en diez o en quince, ustedes se ven mucho mejor que ahora, ya que habrán cumplido con todas las metas que se propongan.

No existe un manual ni un mapa para ordenar nuestras vidas y responder con certeza al “cómo me veo profesionalmente en 5 años”. Solo podemos proyectar y adaptarnos a todas las circunstancias y desafíos que se nos presenten. La única constante en cada momento que vivamos debe ser la voluntad de mejorar y de seguir avanzando.

También podría interesarte

Subcategorías

Softwares