💼 Hard Skills vs. Soft Skills: ¿Existen diferencias? [2021]
Hard Skills vs. Soft Skills: ¿Cuáles son más importantes?

Hard Skills vs. Soft Skills: ¿Cuáles son más importantes?

Última actualización 1 de Julio del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Hugo Rodríguez

Las hard skills y las soft skills son dos de los elementos más importantes que toman en consideración las compañías al momento de reclutar un nuevo talento humano. Por esta razón, es imprescindible que conozcas cuáles son estas habilidades y si tu formación ha sido la más adecuada en estos campos.

Cuando se lleva a cabo un proceso de capacitación, el HR Manager se encuentra ante el dilema de tener que priorizar en qué formar primero a sus trabajadores. ¿Hard o Soft Skills? Lo cierto es que los empleadores buscan que los profesionales puedan afrontar distintos retos en el trabajo y ayudar a la empresa a prosperar en el negocio.

Armar un plan de capacitación puede ser tedioso al inicio y se necesita comprender la diferencia de estas habilidades y cómo ayudan al profesional a desarrollarse dentro de la compañía. En esta nota de blog te hablaremos sobre la importancia de estos skills y cómo ayudan a realizar un trabajo excepcional.

¿Quieres mejorar la productividad de tu equipo pero no sabes qué habilidades necesitan? En Crehana para empresas te brindamos capacitación corporativa personalizada a tus necesidades

¿Qué son las Hard Skills?

Las habilidades duras son conocimientos técnicos que se han adquirido por medio de alguna experiencia de vida o en algún programa de educación (colegio, universidad, instituto, etc). Es decir, las hard skills son aquellos conocimientos que obtuvimos y hemos memorizado durante todos nuestros años de formación profesional.

Estas habilidades son fáciles de cuantificar y cada trabajo requiere distintas skills. Por ejemplo, en el caso de un profesional dedicado al retail, deberá saber cómo armar presupuestos, hacer cierre de cajas, etc.

Al ser una habilidad fundamental para realizar tareas, siempre es un plus para las empresas que un empleado potencial sea capaz de conocer y manejar hard skills. La experiencia es un factor clave de nuestra vida profesional, al ser la forjadora del conocimiento, por lo que no debe ser subestimada (aunque a estas alturas, tampoco es imprescindible al momento de conseguir un trabajo).

Ejemplos de Hard Skills

Según el portal Indeed, algunas de las skills más demandadas por las empresas y los reclutadores son:

  • Gestión de base de datos.

  • Gestión de SEO y SEM.

  • Análisis estadístico.

  • Procesamiento de datos.

  • Desarrollo móvil.

  • Gestión de campañas de marketing.

  • Gestión y sistemas de almacenamiento.

  • Lenguajes de programación (como Perl, Python, Java y Ruby).

Como puedes ver esto es con relación a las hard skills. ¿Y qué pasa con las soft skills? Veamos más al respecto, así comprenderás sus diferencias.

hard skills

Fuente: Unsplash

¿Qué son las Soft Skills?

Las habilidades blandas son características personales que dan forma a la manera de trabajar en equipo y de manera individual. Estos skills son necesarios para cualquier profesional, porque lo ayudan a crear un ambiente de trabajo positivo y productivo. Por esta razón las empresas, en muchas ocasiones, prefieren capacitar a sus empleados en este tipo de habilidades que suelen ser más difíciles de encontrar.

En el contexto de un proceso de reclutamiento también se toma en consideración el desarrollo de los soft skills en los candidatos. En una época tecnológica como la que estamos viviendo, muchos procesos son automatizados, por ello, las empresas buscan profesionales que además de hard skills sepan cómo ser empáticos, buenos comunicadores, etc.

Ejemplos de Soft Skills

  • Comunicación Efectiva.

  • Flexibilidad.

  • Liderazgo.

  • Capacidad de persuasión.

  • Resolución de problemas.

  • Trabajo en equipo.

  • Pensamiento crítico.

El dominar las soft skills puede ser un factor excluyente, que te hará destacar por encima de cualquier otro candidato. O, si eres el que está ofreciendo trabajo, la evaluación de las habilidades blandas te permitirá ver el potencial de los candidatos que optan al puesto.

soft skills

Fuente: Unsplash

¿Por qué es importante desarrollar las habilidades duras y blandas?

Como verás a lo largo de este artículo, encontrar el equilibrio correcto entre las habilidades duras y blandas es clave para cualquier profesional que quiera tener éxito dentro de su ámbito laboral.

Como revela Forbes, estamos en un mundo cada vez más interconectado e interdependiente. Por esta razón, los conocimientos y la inteligencia emocional deben ir de la mano, por lo que el balance entre las hard skills y soft skills es muy importante para un perfil profesional brillante.

Y por si ese no te parece un motivo suficiente para potenciar tus hard skills y soft skills, te dejamos algunos puntos válidos para que evalúes la importancia de ambos factores.

1. Alguien con conocimientos suele ser más cotizados

Las empresas suelen buscar talento humano que tenga conocimientos técnicos, producto de sistemas educativos y de formación reconocidos, por lo que tener una amplia preparación y capacitaciones importantes siempre será un plus en tu CV.

Es muy importante que manejes conocimientos técnicos, dadas las nuevas perspectivas que se están implementando en los trabajos en estos tiempos, como la automatización de proceso y el avance de las nuevas tecnologías (sin olvidar, por supuesto, el trabajo remoto).

2. Subir peldaños en la empresa

No sólo los conocimientos te ayudarán a subir posiciones dentro del organigrama de la empresa. Serán principalmente tus habilidades personales las que te permitirán alcanzar las promociones y los ascensos que tanto ansías y crees merecer.

Y tenemos que el 92% de los empleadores consideran que mantener una buena actitud es fundamental para aprender e innovar en el ámbito laboral, lo que explica cómo los soft skills han adquirido una gran importancia para las compañías.

Tu formación profesional no es nada sin un sólido conocimiento de las relaciones interpersonales. No sólo podrás optar a ascender dentro de la jerarquía de la compañía, sino que puedes tener acceso a atractivas propuestas de paquetes salariales. ¡Piénsalo!

Una vez definidas ambas habilidades, ¿qué te parece si establecemos la diferencia real que existe entre las hard skills y las soft skills?

 

Diferencias entre hard skills y soft skills

Una vez claras las características de las habilidades duras y blandas, estamos más que capacitados para dar respuesta a la siguiente pregunta: ¿en qué se diferencian?

Hay 3 aspectos puntuales que diferencian a las hard skills de las soft skills, y son los siguientes:

1. Diferentes inteligencias

Es la principal diferencia entre ambas habilidades. Las dos están enmarcadas en tipos de inteligencia diferentes, por lo que no debemos confundirnos entras las hard skills y las soft skills.

Mientras las habilidades duras están relacionadas con un tipo de inteligencia general o con el coeficiente intelectual, las soft skills están más relacionadas con la inteligencia emocional.

2. Las empresas tienen en igual consideración las hard skills

Aunque las habilidades blandas suelen apreciarse de forma diferente en las distintas empresas, no ocurre lo mismo con las hard skills. Estas últimas suelen tener igual consideración en la mayoría de las compañías del mercado.

Por su parte, las soft skills son valoradas de forma diferente, según la cultura de la empresa en particular y del equipo de trabajo.

3. Opuestos procesos de aprendizaje

Como te mencionamos anteriormente, las hard skills son las habilidades que desarrollaste siguiendo un programa de formación determinado. En la estructura de este programa existen diversos niveles de competencia, así como una vía para aprender cada uno de ellos.

Y ya sabemos que no ocurre lo mismo con las soft skills, ya que no forman parte de un procedimiento estándar. No existe un programa estructurado para adquirir las habilidades interpersonales, ya que la mayoría se aprenden con la interacción con otras personas.

Eso no quiere decir que las personas no puedan seguir un patrón estructural y una guía formativa para desarrollar habilidades sociales. Existen muchos métodos y obras que hablan al respecto, aunque este punto depende principalmente de la personalidad del individuo en cuestión.

 

¿Qué es más importante: una hard skill o una soft skill?

Ya que entramos en el campo comparativo, vamos a ir de lleno a determinar si una habilidad es más importante que otra: un hard skills vs soft skills de lleno.

En la gran mayoría de los casos, la respuesta a cuál es mejor entre las habilidades duras y blandas, depende de la carrera laboral a la que se aspire o del puesto de trabajo al que esté optando el trabajador potencial.

Por esta razón, hacemos la distinción entre tres tipos de carrera diferentes:

1. Altas hard skills y pocas soft skills

En este tipo de carrera aparecen aquellas más asociadas con el tema de la investigaciones teóricas. Y hay una muy buena razón para ello.

Existen muchas personas que disponen de un vasto conocimiento pero les cuesta relacionarse o asociarse con otras personas, por lo que el trabajo en equipo no es una opción. Como tampoco las soft skills.

2. Altas soft skills y pocas hard skills

Lo contrario al punto anterior: aquí tenemos a aquellos puestos de trabajo en los que lo primordial sea la conexión interpersonal, por lo que son más exigidas las habilidades blandas. En este punto tenemos a los trabajos comerciales, principalmente aquellos relacionados con temas como los de atención al cliente o ventas, por ejemplo.

Esto ocurre porque en esta clase de empleos se valoran más las capacidades de comunicación con las personas que el intelecto y los conocimientos técnicos acumulados. En este punto importa más las habilidades persuasivas o la resolución rápida de conflictos.

3. Ambas habilidades por igual

En este punto tenemos a la gran mayoría de los puestos de trabajo del mundo. Carreras como derecho, administración de empresas o incluso la psicología clínica son puestos de trabajo en los que deben equilibrarse ambos tipos de habilidades.

Esto ocurre porque no sólo es importante que los trabajadores posean conocimientos que estén relacionados con su área de estudio, sino que también dependen de ciertas habilidades sociales que resultan imprescindibles para realizar su trabajo correctamente.

Como puedes ver, no existe una más importante que otra, sólo dependerá de en qué trabajo estás enfocado. Y, como te enseñaremos más adelante, debe existir un equilibrio entre las hard skills y las soft skills.

Habilidades sociales

Fuente: Unsplash

¿Qué habilidad se valora más desde Recursos Humanos?

No es lo mismo que preguntarse las diferencias entre hard skills y soft skills. En este caso, el cuestionamiento pasa por la evaluación del personal perteneciente al departamento de Recursos Humanos de cada empresa.

Los responsables de RR.HH. saben que las habilidades más difíciles de encontrar en un trabajador son las habilidades blandas, ya que dependen exclusivamente de una persona, antes que de la preparación de la misma.

Aunque un trabajador tenga todos los conocimientos necesarios sobre un tema, no necesariamente tiene que tener la mejor de las actitudes en su entorno laboral y no estar dispuesto a integrarse dentro de su equipo de trabajo. Y, dado que Recursos Humanos es el departamento más preocupado por ese enfoque, es probable que aprecie más a un trabajador con más capacidad de integración.

Además, se da el caso de que es mucho más fácil entrenar a un empleado para un trabajo concreto (aprender un nuevo programa de computadora con el cual realizará sus labores) que prepararlo para el desarrollo de habilidades personales (a tener paciencia ante determinadas situaciones, por ejemplo).

Por ejemplo: en una prueba de selección, si observas que en el ambiente laboral se realizan proyectos grupales constantemente y que el fuerte del empleo es eso, entonces debes destacar tu experiencia cooperativa con grupos de trabajo. Exalta tus soft skills.

Tenlo presente si vas a comenzar un nuevo empleo o necesitas mejorar en tu entorno laboral. Es un gran plus el saber relacionarse por lo que vemos que, durante los procesos de selección, se le suele dar mayor importancia a las soft skills que a las hard skills.

Aunque repetimos: no implica que una sea mejor que otra o que las habilidades blandas sean más importantes.

¿Cómo capacito a mi equipo?

Luego de resumir las características de estas habilidades, es probable que te sigas preguntando cómo brindar una capacitación efectiva. Más aún en esta era digital, donde la mayoría de las compañías han migrado al teletrabajo y, por ende, las capacitaciones también.

Si decides capacitar exclusivamente a tus empleados en competencias duras, lo más probable es que consigas profesionales altamente efectivos de manera técnica, pero deberías asegurarte que tengan desarrollado el lado ‘soft’.

Los trabajadores que son buenos en sus hard skills a menudo se desempeñan en tareas relacionadas a:

  • La contabilidad.

  • Las finanzas.

  • La tecnología.

  • La programación.

  • Y un largo etc. 

Este tipo de skills se mantienen y son fáciles de actualizar por medio de libros o un training especializado. Por el contrario, las soft skills permiten que el empleado se adapte a los cambios y evolucione su manera de ser con el tiempo.

Por ejemplo, al iniciar en un nuevo puesto de trabajo, un empleado puede que no se adapte bien al equipo y no sepa cómo comunicarse de manera efectiva con sus pares para resolver dudas, organizar alguna actividad o cambiar algún horario de trabajo. Esto ocasiona que el equipo se atrase, no sé entreguen las tareas o que se realicen, pero de manera errónea por la falta de comunicación lo que, sin duda, puede afectar al clima laboral y ocasionar conflictos dentro del equipo.

habilidades duras

Fuente: Unsplash

El equilibrio entre Hard y Soft Skills

Una capacitación efectiva desarrolla estos dos tipos de habilidades en conjunto. Por ejemplo, de nada sirve que una persona conozca todas las funcionalidades de Power BI si no sabe gestionar conflictos, organizar tareas, ser empático o tener un autocontrol emocional.

Ahora más que nunca, la tecnología avanza rápido y cada día se demandan nuevas habilidades. Es necesario que los trabajadores se encuentren predispuestos a seguir aprendiendo y desarrollando sus capacidades. En este sentido, la capacitación debe ser constante, para mejorar el rendimiento y los resultados en el área de trabajo.

Las competencias soft son tan importantes como las competencias hard, ya que entre ellas se potencian. Para ayudar a tus empleados a mejorar en su trabajo, lo primero que debes hacer es entender cuáles son sus necesidades de estudio. De nada serviría contar con un plan de training si los cursos que se dictan no ayudarán a mejorar el trabajo de los colaboradores. Lo importante es asegurarte que todo lo aprendido se pondrá en práctica en el menor tiempo posible.

habilidades blandas

Fuente: Unsplash

En Crehana para empresas, brindamos programas de capacitación personalizados, lo que significa que evaluaremos a los profesionales para identificar en qué áreas necesitan training. Este proceso lo hacemos a través de nuestro Skill IQ Test, una herramienta que consta de 20 preguntas que nos ayudará a tener un diagnóstico de las habilidades del profesional.

Nuestro Skill IQ, funciona de dos maneras: en un entrenamiento personalizado o en un entrenamiento inteligente.

  • Entrenamiento personalizado: Creamos una ruta de aprendizaje alineado a las necesidades de tu equipo. Por ejemplo, si deseas que tu equipo se capacite en el área de liderazgo, te propondremos una ruta de aprendizaje que incluya cursos de soft skills que fortalezcan las capacidades de tu equipo. Esta ruta podría o no incluir un test al inicio y al final para validar alguna habilidad.

  • Entrenamiento Inteligente: Es el entrenamiento recomendado por Crehana de acuerdo a una habilidad que desees entrenar. Si deseas formar a tu equipo en marketing digital, se les realizará un test y, de acuerdo a sus resultados, se les recomendará automáticamente 3 cursos para que refuercen sus conocimientos. Al finalizar su entrenamiento, podrán tomar un test final para evaluar el desempeño en los cursos.

Como verás, no existe un profesional solo con hard o soft skills. Es necesario que las organizaciones capaciten a su personal con ambas habilidades para prepararlos ante cualquier reto. Ten en cuenta que siempre debes estar pendiente del rendimiento de tus colaboradores para entender cuáles serán las próximas habilidades que necesitarán desarrollar porque el mercado sigue evolucionando.

¿Aún tienes dudas con respecto a las habilidades blandas que exigen en las empresas? Realiza nuestros cursos online de soft skills y refuerza esas cualidades que pueden ayudarte a desenvolverte dentro del mundo laboral.

Y si quieres algo más específico, te invitamos a nuestro curso online de Soft skills esenciales para el éxito profesional, en el que descubrirás las habilidades necesarias para triunfar en cualquier trabajo que desees. ¡No desperdicies oportunidades de aprender!

Conoce más de Crehana para empresas

Al solicitar la demo acepto los términos y condiciones de Crehana

También podría interesarte