⚡ Conoce los tipos de motivación para potenciar tu vida | Crehana para empresas
Los tipos de motivación: ¿cómo alcanzar tu máximo potencial sin desanimarte en el intento?

Los tipos de motivación: ¿cómo alcanzar tu máximo potencial sin desanimarte en el intento?

Última actualización 16 de Septiembre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Eduardo Nuñez

Los tipos de motivación no se pueden explicar sin antes detenerte a pensar cuántas veces has escuchado el término “motivación”.

Muchas veces, ¿verdad? 

Debes haberlo escuchado en la universidad, en la oficina donde trabajas y, de seguro, en algún almuerzo familiar.

Es que la motivación es un valor que te puede ayudar a conseguir los objetivos que te propones en cada uno de los ámbitos de tu vida, si sabes reconocer sus formas y aplicaciones.

Por eso, en este artículo vamos a explicarte los dos tipos de motivación reconocidos en psicología y cuáles son las características de las personas motivadas. 

¿Qué es motivación en psicología?

Los tipos de motivación no se pueden entender sin antes definir qué es la motivación en el campo de la psicología.

La motivación es el proceso cognitivo biológico, emocional y social que guía nuestros actos en base a un objetivo.

Si piensas en términos coloquiales, es como el empujón que necesitas para actuar. Por ejemplo, sentarte a almorzar a las dos de la tarde porque tienes hambre o leer un libro que te servirá para el examen que tienes mañana.

Es decir, la motivación es aquella fuerza que impulsa al individuo a actuar para lograr un objetivo determinado y para satisfacer sus necesidades biológicas, intelectuales o emocionales.

Como lo sugiere Beata Sounders en el blog de Positive Psychology, la esencia de la motivación es energizada e impulsada por un comportamiento basado en objetivos.

 

 

Si das un repaso a ensayos o artículos sobre los tipos de motivación, verás que se mencionan varias categorías. Sin embargo, todas estas categorías se pueden reducir a solo dos: la motivación intrínseca y la motivación extrínseca.

Motivación intrínseca

Este tipo de motivación está directamente relacionado a tus estímulos internos. En este caso, tu motivación depende de recompensas que parten naturalmente de tu voluntad más genuina.

Piensa en las siguientes situaciones:

  • Comprar un ticket para ver una película de terror.
  • Invertir en un boleto de avión para visitar un lugar turístico.
  • Jugar tenis con un amigo.
  • Leer un libro sobre la historia del siglo XX en América.
  • Ir a nadar a una piscina.

Si realizas estas acciones por el simple hecho de conocer un lugar nuevo, pasar tiempo con una persona que quieres o aprender sobre historia sin que haya ninguna retribución o castigo de por medio, entonces tu motivación es intrínseca.

Lo que experimentas es un disfrute personal. No buscas recibir un premio, dinero o reconocimiento de otras personas.

De todas maneras, esto no quiere decir que la motivación intrínseca no traiga sus propias recompensas. Por el contrario, muchas actividades basadas en este tipo de motivación, generan sentimientos de satisfacción personal muy intensos.

Por ejemplo, participar como voluntario en una actividad social, te da un sentimiento de pertenencia y arraigo que, probablemente, no encontrarías de otra manera. Esa sensación de producir un cambio positivo en alguien o sobre algo, se convierte en la recompensa que parte de tu motivación interna.

Este efecto de motivación interna, también se puede observar en personas que alcanzan el éxito. 

Como lo explica la profesora Clarisa Ponte de nuestro curso Automotivación y motivación al logro, “el punto de conexión entre las personas exitosas no es el dinero, la educación o el lugar de procedencia, es simplemente la actitud con la cual enfrentan sus miedos y cómo salen de la zona de confort”.

clasificación de motivación intrínsecaFuente: Unsplash

Factores que promueven la motivación intrínseca

Para entender los tipos de motivación personal que determinan tus comportamientos, también es importante saber qué factores los impulsan. 

Respecto a la motivación intrínseca, existen cuatro factores reconocibles que pueden ayudarte al autoconocimiento y a buscar esas dosis de estímulo interno.

1.Curiosidad 

Esta necesidad o sensación promueve las búsquedas de respuesta ante situaciones o experiencias que deseas comprender. Estás movido por el placer de aprender.

2.Cooperación 

Una de tus necesidades internas es tu sentido de pertenencia. Cuando trabajas para ayudar a que otros salgan de problemas o encuentren una solución, desarrollas una satisfacción personal muy reconocible.

3.Reto 

Trabajar por encima del nivel de tus capacidades físicas e intelectuales y lograr los objetivos propuestos, es otra de las manifestaciones de la motivación intrínseca. Te sientes satisfecho por el simple hecho de superarte a ti mismo más que por las metas alcanzadas.

4.Control 

Como ser humano, siempre tienes una tendencia por saber cómo controlar situaciones de ansiedad y angustia, y reducir las razones de incertidumbre. Los comportamientos que te llevan a mantener el control en tu vida laboral, profesional y personal son demostraciones de los motivos internos.

clasificación de la motivación característicasFuente: Unsplash

¿Cómo practicar la motivación intrínseca?

Estos son algunos comportamientos que puedes asumir para incentivar la motivación en el trabajo, en las relaciones sociales y en el hogar.

  • Busca realizar las tareas del trabajo y de otras actividades monótonas de una manera divertida, que te mantenga enfocado y entretenido.
  • Ponte a prueba definiendo objetivos realistas que te permitan, por ejemplo, mejorar una habilidad técnica o intelectual.
  • Ayuda a alguien que necesite colaboración. Ya sea un compañero de trabajo en la oficina o un familiar indispuesto físicamente.
  • Escribe una lista de actividades o pasatiempos que siempre has querido disfrutar, pero que hasta ahora no has hecho. Llévalos a cabo, por lo menos, una vez a la semana.
  • Participa de una competición, pero enfócate solo en la sensación de compañerismo entre los participantes y elimina la pretensión de ganar.

Practicando adecuadamente estos hábitos, puedes consolidar la automotivación dirigida al éxito personal.

clasificación de la motivación factoresFuente: Unsplash

Motivación extrínseca

De los dos tipos de motivación general que existen, la motivación extrínseca es aquella que depende de fuerzas externas. 

En esta, tus comportamientos o acciones están determinados por la búsqueda de recompensas tangibles o intangibles. En el primer caso, por ejemplo, podrías recibir dinero o buenas calificaciones. En el segundo, estarías motivado por reconocimientos como la fama o los halagos.

Ejemplos de motivación extrínseca

Aquí puedes visualizar un caso de tu vida real. 

Como buen usuario de internet, de seguro navegas diariamente por páginas, canales de YouTube y toda clase de contenido visual.

Imagina que te tienes que dedicar un tiempo a leer un artículo online sobre el concepto de habilidades socioemocionales.

Si lees este texto con el afán curioso de conocer cómo mejorar las aptitudes para relacionarse y por propia satisfacción intelectual, entonces esta es una motivación extrínseca.

Por el contrario, si estás leyendo ese artículo porque necesitas elaborar un ensayo para ganar una beca o porque es uno de los trabajos encomendados en un curso, claramente esta motivación es externa.

clasificación de la motivación extrínsecaFuente: Unsplash

Así como esta situación, existen varios otros ejemplos que representan muy bien el concepto de motivación extrínseca.

Estos son algunos casos en los que puedes encontrarla.

  • Un niño realiza su tarea de escuela, porque su padre le ha prometido comprarle un nuevo dispositivo electrónico.
  • Usar una tarjeta de crédito específica para recibir un descuento cuando compras en el supermercado.
  • Acudir a trabajar los fines de semana, porque sabes que esta actitud es bien valorada por tus jefes que están a punto de promover a algunos empleados.
  • Lanzar campañas de publicidad en Google Ads para atraer más visitantes a tu página de venta.
  • Vestir de manera formal para ir a la oficina porque así está estipulado en las normas de conducta de la empresa.

Como ves, estos ejemplos de motivación extrínseca describen muy bien esas recompensas o premios que puedes obtener por comportarte o desarrollar determinada acción. Ya sean padres, jefes u organizaciones, el agente que estimula tu motivación siempre es externo.

clasificación de la motivación personalFuente: Unsplash

¿Cuándo usar la motivación extrínseca?

Si comparas ambos tipos de motivación, sin duda la motivación extrínseca requiere autonomía, maestría y propósito. De hecho, tienes que manejarla con cuidado.

Algunos estudios han mostrado que un exceso de motivadores externos puede provocar un descenso dramático en los niveles de motivación intrínseca, cuya necesidad continua es vital para tu desarrollo personal y autorrealización.

Por eso, es importante que adviertas algunos escenarios en los que la motivación extrínseca es importante y efectiva.

  • Si diriges a un equipo de trabajo y notas bajos niveles de interés en una actividad.
  • Cuando observas personas que tienen habilidades no desarrolladas para iniciarse en una actividad, profesión o trabajo.
  • Si necesitas un motivador rápido para un objetivo específico.
  • Cuando estás participando en un proyecto prolongado en el tiempo y te das cuenta de que se necesitan pequeñas recompensas para mantener la motivación en el trabajo.

En estos ejemplos, la motivación extrínseca debe ser usada por un corto periodo de tiempo para obtener el objetivo deseado. Luego de conseguirlo, se debe reducir progresivamente las actividades de motivación extrínseca y favorecer las intrínsecas.

 

Tipos de motivación: atraer la motivación positiva y reducir la negativa

Como has visto en los párrafos anteriores, esta clasificación de motivación tiene matices. 

Desarrollando comportamientos de motivación positiva, puedes alcanzar los objetivos personales que te has propuesto y, al mismo tiempo, tener un impacto positivo en la vida de otras personas, en el crecimiento de la empresa para la que trabajas o en el fortalecimiento de tu unión familiar.

Por otro lado, si no sabes cómo balancear las dosis de motivación extrínseca, probablemente termines dañando tus estímulos internos, con lo que cualquier acción que desarrolles estará determinada por una recompensa o premio superficial.

Antes de despedirnos, queremos regalarte esta plantilla de pirámide de Maslow en Word para que crees la tuya de acuerdo a tus necesidades, lo que te ayudará a entender tus motivaciones. ¡Descárgala y conócete mejor!

Ahora que ya comprendes los tipos de motivación y sabes cómo trabajarlos a tu favor, te invitamos a seguir aprendiendo con los cursos online de liderazgo que Crehana tiene para ti.

¡Apúntate hoy y no pares de crecer!

 

También podría interesarte