¿Cómo hacer una composta casera?

Trabajo Remoto 14 de Abril del 2020

user

Marina Helguera

¿Cómo hacer una composta casera? ¿Cómo hacer una composta casera?

Los residuos o desperdicios orgánicos que tiramos diariamente a la basura se estropean produciendo gases que contribuyen al efecto invernadero. Una alternativa fácil para combatir las consecuencias negativas que esto provoca es hacer compostas caseras. 

Esto significa poner en marcha el proceso de descomposición en el que la materia vegetal se convierte en abono; es decir, descomponer de forma natural los residuos orgánicos para que puedan reintegrarse a la tierra y nutrir el suelo.

Además de esto, el producto resultante de la composta se puede utilizar para airear la tierra o como sustituto de fertilizantes químicos, mismos que pueden provocar efectos ambientales negativos como un aumento de los microorganismos o contaminación de las aguas subterráneas.

Descarga gratis nuestro Calendario de trabajo familiar

¿Manos a la obra? 

Los desechos orgánicos que podrás utilizar para tu composta deben ser solamente de origen vegetal, por ejemplo: frutas, restos de verduras, arroz, legumbres, raíces, papel, ramas, cartón o troncos. También puedes agregar cáscaras de huevo, pero evita la carne o los huesos, pues esto podría atraer plagas y provocar mal olor. 

Para esto necesitas

- 1 Huacal o caja de madera ligera

- Tierra

- Hojas secas

- Cartón multicapas (puedes usar el de tus envases de jugos o leche) o cartón de huevos

- Cartón delgado (puedes usar el de una bolsa de cartón)Engrapadora de pared

Instrucciones

- Forra la base y las paredes del huacal con el cartón multicapas o de huevos. Engrápalo bien para que quede una pared firme.

- Con un cutter o tijeras haz unos pequeños orificios en la base, para que pueda respirar.

- Después empezamos con las capas: 

- Agrega una capa de hojas secas y/o cartón delgado.

- Ahora añade una capa de residuos orgánicos.

- Luego una de tierra.

- Con unas tijeras o un palo haz pequeños orificios a la tierra para que se oxigene.

- Échale agua (un vaso es suficiente). 

La composta deberá estar siempre húmeda para que los microorganismos puedan descomponer los alimentos. 

- La última capa será de cartón delgado. Rómpelo en pedacitos y cubre toda la superficie, esto ayudará a que los insectos no se metan en la composta. Además, conservará mejor la humedad. 

- Riégala cada dos días o cada vez que veas que dejó de estar húmeda. 

¡Y listo! Puedes seguir agregando capas conforme vayas teniendo residuos orgánicos. Si trituras o licúas los que vas echando tendrás resultados más rápidos. Cuando obtengas la tierra resultante podrás usarla para tus plantas o huertos. 

Hacer compostas caseras es una forma de aportar algo al medio ambiente y de tomar conciencia respecto a la contaminación que provocamos con la basura que tiramos. No es un secreto que estos residuos pueden filtrarse a los mantos acuíferos y contaminar plantas y vegetales. 

Ahora que sabes lo fácil que es reciclar y reducir el volumen de tus desechos orgánicos para convertirlos en abono, anímate a imitar el ciclo de la naturaleza y haz una composta para regresarle a la tierra un poco de los nutrientes que nos da.        

¿Tus plantas se están marchitando? Aprende cómo revivirlas con estos consejos

Nosotros te seguimos acompañando desde nuestra sección de Trabajo Remoto, nos vemos en otros contenidos y clases que sean valiosas para ti. 

 

 

 

Recomendados para ti