✅ ¿Cómo hacer una composta casera? [2021] | Crehana
¿Cómo hacer una composta casera y usar tus residuos a favor del medio ambiente?

¿Cómo hacer una composta casera y usar tus residuos a favor del medio ambiente?

Última actualización 13 de Mayo del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Juliane Angeles

Hacer una composta casera le da una segunda vida a tu basura orgánica. Si has llegado a esta nota, es porque tienes el verdadero interés de reciclar tus desperdicios. De esta manera, evitarás que se estropeen y produzcan gases que contribuyen al efecto invernadero.

Bien, hoy aprenderás cómo hacer una composta casera fácil y rápida 🙌. Esto significa poner en marcha el proceso de descomposición en el que la materia vegetal se convierte en abono; es decir, descomponer de forma natural los residuos orgánicos para que puedan reintegrarse a la tierra y nutrir el suelo.

Si ya sabes qué es una composta casera, puedes ir hasta el punto 5 donde te detallamos cómo hacer una. De lo contrario, continúa leyendo para que puedas adquirir todo el conocimiento necesario antes de hacer una en casa y, quién sabe, tal vez te animes a inscribirte a nuestro curso online de jardinería casera.

¿Qué es una composta casera?

Una composta casera o composta orgánica es un abono natural de gran calidad debido al valor de sus nutrientes. Es el proceso de convertir los residuos orgánicos (restos de comida o materiales orgánicos) en tierra utilizable. Saber qué es una composta casera es el primer paso para generar un ambiente más sostenible.

Durante este proceso los microorganismos trabajan juntos para descomponer la “basura” orgánica (tallos, cáscaras de frutas o cáscara de huevos) y crear un suelo rico que proporcione nutrientes a cualquier tipo de plantas 🌿.

¿Increíble, no? Hacer una composta casera es una acción sencilla y puede ayudar bastante a reducir el desperdicio de residuos orgánicos e inorgánicos que se coloca en un tacho de basura y que estamos seguros no te gustará saber en dónde terminan.

composta casera o abono natural

Fuente: Unsplash

Abono natural para tus plantas

Otro término para que puedas familiarizarte con la elaboración de la composta casera es el abono. Si le preguntas a Google: “¿cómo hacer abono para plantas?” podrás ver infinidad de resultados que están relacionados a la composta.

El abono es el material orgánico que se le agrega al suelo para ayudar a las plantas a crecer. Hoy aprenderás cómo hacerlo y, si quieres crear un nuevo ambiente favorito en tu hogar, aprende cómo diseñar un jardín.

Beneficios del compostaje

¿Para qué sirve la composta? Los fertilizantes caseros tienen múltiples beneficios para el medio ambiente. No es necesario que te pongas una capa para ser un héroe, porque haciendo una composta casera ya estás aportando más de lo que te imaginas al planeta.

Te contamos algunos de los tantos beneficios de la composta casera y para qué sirve el abono orgánico:

  • Es gratis. Los materiales para hacer una composta casera están en casa.
  • Favorece la producción de plantas vigorosas y hermosas.
  • Mejora la estructura, textura y aireación del suelo de los jardines.
  • Refuerza la fertilidad del suelo y estimula el desarrollo saludable de las raíces de las plantas.

La composta casera mejora la fertilidad de la tierra y embellece las plantas

Fuente: Unsplash

  • “Afloja” los suelos arcillosos y ayuda a los suelos arenosos a retener el agua.
  • Aporta nutrientes que las plantas necesitan para un buen crecimiento: nitrógeno, fósforo y potasio.
  • Actúa como bactericida y fungicida natural, lo que permite evitar el uso de pesticidas y otros productos químicos.
  • Reduce la cantidad de residuos que terminan en el basurero, este es uno de los beneficios de hacer composta casera más visibles. ¡Dale una nueva vida a tus sobras de comida!
  • Le dice adiós al uso de fertilizantes químicos causantes de los efectos ambientales negativos como el aumento de microorganismos o la contaminación de las aguas subterráneas.

¿Se siente increíble saber que puedes convertir tu basura orgánica en un valioso tesoro para tu planeta, no? 🤩

✅ Si necesitas más inspiración o motivos para tener un jardín en casa, conoce los paisajes verdes que puedes tener en tu hogar.

 

Tipos de composta casera

Antes que coloques tus manos en la tierra y empieces a compostar, si te has preguntado: “¿cuántos tipos de composta hay?” Te contamos que existen dos tipos de compostas: frío y caliente.

El compostaje frío es tan simple como recolectar los desechos del jardín o sacar los materiales orgánicos de la basura y luego juntarlos en un contenedor. Se tomará un año aproximadamente para lograr la descomposición del material.

El compostaje en caliente requiere que tengas un papel más activo en su ejecución; pero también es un proceso rápido de hacerlo.

Necesitas 4 ingredientes para el compost caliente de cocción rápida: nitrógeno, carbono, aire y agua.

Estos ingredientes alimentan a los microorganismos que aceleran el proceso de descomposición (este es la composta casera que te explicaremos cómo hacerlo más adelante). Si quieres reciclar, aprende a hacer estas 15 manualidades caseras con material reciclado.

¿Vermicomposta? ¿Qué es?

La vermicomposta merece un punto aparte; pero también está considerada dentro de los tipos de composta casera solo que se necesita la ayuda de gusanos para elaborarla.

Cuando estos gusanos se comen los restos de comida, liberan insumos que son ricos en nitrógeno. Sin embargo, no puedes usar cualquier lombriz para hacerlo. Necesitas gusanos rojos.

Materiales para hacer una composta casera

Si es tu primera vez haciendo una composta casera y no sabes con qué materiales empezar, te traemos una lista para mezclar materias de rápida y lenta descomposición.

Materiales de rápida descomposición

  • Hojas frescas
  • Restos de césped
  • Estiércol de animales de corral
  • Malezas jóvenes
     

Materiales de lenta descomposición

  • Trozos de fruta o verduras
  • Bolsas de infusiones o de café
  • Paja y heno viejo
  • Restos de plantas 
  • Estiércoles de caballo, burro o vaca
  • Flores viejas
  • Plantas de macetas
  • Setos jóvenes
  • Malezas
  • Lechos de hámster, conejo y otros animales domésticos (herbívoros).

residuos orgánicos de una composta casera

Imagen: Unsplash

Materiales de descomposición muy lenta

  • Hojas de otoño
  • Desbroces de setos duros
  • Ramas podadas
  • Serrín y virutas de madera no tratada
  • Cáscaras de huevo o cáscaras de frutos secos
  • Lana e hilos naturales
  • Pelos y plumas
  • Huesos de frutos (melocotón, aguacate, aceitunas, etc.)

Otros materiales

  • Ceniza de madera (espolvorear en cantidades pequeñas).
  • Cartón, cartón de huevos, servilletas y envases de papel.
  • Periódicos (en pequeñas cantidades).
     

Los 4 elementos que debe tener tu composta casera

  • Marrones: mezcla de hojas secas, ramas, aserrín o pedazos de madera.
  • Verdes: restos orgánicos, hierba, residuos vegetales.
  • Tierra: le dará cuerpo a la mezcla de los insumos anteriores.
  • Agua: siempre controla el agua.  No te excedas ni coloques muy poco.
     

La única técnica de compostaje que necesitas maniobrar es esta: tu composta siempre debe tener la misma cantidad de marrones y de verdes. 

¿Con qué materiales orgánicos se elabora una composta casera?

Los materiales orgánicos para elaborar una composta casera que puedes utilizar son: 

  • Restos de frutas y verduras
  • Cáscaras de huevo
  • Café molido
  • Bolsitas de té
  • Cáscaras de frutos secos
  • Periódico
  • Cartón
  • Papel en tiras
  • Césped
  • Plantas y flores
  • Paja
  • Aserrín
  • Algodón
  • Lana
  • Pelusa de aspiradora
  • Cabello

¿Qué materiales debes evitar para realizar una composta casera?

  • Cenizas de carbón
  • Huevo
  • Carne
  • Huesos
  • Pescado
  • Restos de césped con fertilizantes químicos
  • Excremento de animales
  • Plástico y aluminio
     

¡Ahora sí! Con todos estos saberes previos, ya estás preparado para elaborar tu composta en casa. Y si quieres convertir en un bosque tu hogar, conoce cuáles son las mejores plantas para interiores.

 

¿Cómo hacer una composta casera?

  1. La primera etapa del proceso de compostaje es separar tus residuos y materiales.
  2. Los desechos orgánicos que podrás utilizar para tu composta deben ser solamente de origen vegetal, por ejemplo: frutas, restos de verduras, arroz, legumbres, raíces, papel, ramas, cartón o troncos.
  3. También puedes agregar cáscaras de huevo, pero evita la carne o los huesos, pues esto podría atraer plagas y provocar mal olor. 
  4. La compostera casera o composta doméstica se puede hacer simplemente con una pila de desechos orgánicos; pero por cuestiones de espacio si vives en un departamento o en una casa pequeña, el uso de un compostador será el material principal para realizar el proceso.

✅ ¿Quieres que tus cactus o helechos crezcan felices? Aprende cómo cuidar las plantas de tu casa con nuestros consejos.

preparación de una composta casera

Imagen: Unsplash

Una composta casera debe cumplir estos requisitos para que pueda ser funcional y sostener de forma amigable los residuos orgánicos:

  • Sistema de ventilación para permitir la entrada del oxígeno.
  • Sistema de cierre lateral para mantener las condiciones óptimas de temperatura.
  • Sistema de cierre superior para evitar la inundación por lluvia (si piensas dejarlo en exteriores).
  • Facilidad de apertura y manejo de los residuos orgánicos.
  • No debe tener base para permitir la entrada de aire y el ingreso de los organismos que habitan en el suelo y son los responsables de la descomposición de los materiales.
     

Teniendo en cuenta los requisitos anteriores, ahora veremos cómo fabricar una composta casera orgánica. Luego puedes seguir investigando un poco más sobre jardinería y plantas, por ejemplo, cómo revivir una planta triste.

¿Cómo hacer una composta casera con malla?

Para hacer una composta casera con malla necesitarás los siguientes materiales:

  • Malla gallinera o malla metálica galvanizada para cercos.
  • 4 varillas de sujeción
  • Lona o cartón para el recubrimiento
  • Alambre para atar
     

Pasos para constuir una composta casera con malla

  • Primero clavas las varillas
  • Rodéala con la malla
  • Ata la malla a las varillas con el alambra
  • Recubre los laterales y la parte superior con plástico o algún tipo de lona.

¿Cómo se puede hacer una composta casera con palets?

Hacer una composta casera con palets es mucho más fácil que hacerlo con malla. Usualmente puedes conseguir este material en los mercados, ferias, bodegas, etc.

Materiales

  • 4 ó 5 palets
  • Clavos
     

Pasos para crear una composta casera con palets

  • Coloca un palet como base
  • Apoya una de las caras contra una superficie plana para facilitar el montaje.
  • Clava los palets entre sí por los lados laterales.
  • Tapa con una lona o plástico impermeable.
     

composta casera con pallets en proceso

Imagen: lahuertinadetoni

¿Cómo hacer una composta casera de madera?

Si tienes al alcance un huacal o guacal, no lo descartes junto a tus desperdicios. Úsalo para aprender cómo hacer una composta casera fácil y rápida. Por cierto, un huacal es una caja hecha con tablas delgadas que se usa para transportar frutas y verduras. Estamos seguros que has visto más de uno en el mercado.

Materiales para hacer una composta casera de madera

  • 1 Huacal o caja de madera ligera
  • Tierra
  • Hojas secas
  • Cartón multicapas (puedes usar el de tus envases de jugos o leche) o cartón de huevos
  • Cartón delgado (puedes usar el de una bolsa de cartón)
  • Engrapadora de pared

composta casera con caja de madera y cartón

Cómo hacer una composta casera de madera paso a paso

  • Forra la base y las paredes del huacal con el cartón multicapas o de huevos. Engrápalo bien para que quede una pared firme.
  • Con un cutter o tijeras haz unos pequeños orificios en la base, para que pueda respirar.
  • Después empieza con las capas: 
  • Agrega una capa de hojas secas y/o cartón delgado.
  • Ahora añade una capa de residuos orgánicos.
  • Luego una de tierra.
  • Con unas tijeras o un palo haz pequeños orificios a la tierra para que se oxigene.
  • Échale agua (un vaso es suficiente).
     

👉 Recuerda que la composta debe estar siempre húmeda para que los microorganismos puedan descomponer los alimentos. 

  • La última capa será de cartón delgado. Rómpelo en pedacitos y cubre toda la superficie, esto ayudará a que los insectos no se metan en la composta. Además, conservará mejor la humedad.
  • Riégala cada dos días o cada vez que veas que dejó de estar húmeda.

 

¡Y listo! Con estos sencillos pasos para hacer una composta casera, lograrás elaborar abono orgánico en poco tiempo. 

Puedes seguir agregando capas conforme vayas acumulando residuos orgánicos.

Si trituras o licúas los que vas echando, tendrás resultados más rápidos. Cuando obtengas la tierra resultante podrás usarla para tus plantas o huertos. 

¿Cómo hacer una composta casera en una botella?

Vivir en un espacio muy pequeño no es impedimento para cuidar la naturaleza y el medio ambiente, ¿sabías que puedes hacer una composta casera en una botella? Te explicamos cómo, y además, conoce los 10 tipos de jardinería para remodelar tu jardín.

Materiales para hacer una composta casera en una botella

  • Botella de plástico (preferible de 5 litros).
  • Tierra
  • Maceta con tierra
  • Sobras o desechos orgánicos (puedes revisar la lista de arriba).
  • Agua
  • Herramientas para cortar la botella de plástico.

botella composta casera

Imagen: experciencia.com

Cómo hacer una composta casera en botella paso a paso

Sigue estas instrucciones para hacer una composta casera fácil y rápida en la comodidad de tu casa.

  • Haz huecos por todo lo largo y ancho de la botella de plástico.
  • Corta un espacio en la parte superior para que puedas rellenar la botella.
  • Entierra la botella en una maceta. Deja la bisagra por fuera (aprox. 5 cm).
  • Coloca una capa de tierra seguida de una capa de desechos orgánicos.
  • Continúa el proceso hasta llenar la botella por completo (debes terminar con una capa de tierra).
  • Riega con abundante agua.
  • Cierra la botella.

composta casera paso botella

Imagen: experciencia.com

👉 Toma en cuenta que la composta casera en una botella de plástico debe reposar durante 30 días y permanecer húmeda.

Luego del mes, saca la botella de la tierra y reparte la composta entre tus plantas.

Hacer compostas caseras es una forma de aportar algo al medio ambiente y de tomar conciencia respecto a la contaminación que provocamos con la basura que tiramos. No es un secreto que estos residuos pueden filtrarse a los mantos acuíferos y contaminar plantas y vegetales. 

¿Cómo hacer una composta escolar?

Hacer una composta casera en la escuela es una actividad que, además de acercar a los estudiantes con el medio natural, los invita a reflexionar sobre el estilo de vida, el modelo de consumo y la generación de sus propios residuos.

De hecho, cada vez más escuelas han implementado huertos escolares para enseñar a su comunidad a hacer compostas caseras. 

Si bien el retorno a las aulas todavía está restringido en muchos países debido a la pandemia por la Covid-19, hay tareas escolares que se pueden hacer en casa sin ningún problema. Por ejemplo: cómo hacer una composta escolar.

Materiales para hacer una composta escolar

  • 1 maceta o tiesto en desuso 
  • Cartón no plastificado
  • Residuos (restos de frutas, verduras, cáscaras de huevo o el interior de las bolsas de té)
  • Residuos secos (plantas secas, bolsas de papel).
  • 1 bolsa de plástico

Cómo hacer una composta escolar paso a paso

  1. Coloca dos capas de cartón en el fondo de la maceta
  2. Agrega una capa de residuos frescos. Asegúrate de distribuirlos bien.
  3. Agrega una capa de residuos secos. 
  4. Mezcla los residuos frescos con los secos.
  5. Cubre la mezcla con tres capas de papel (usa las bolsas de papel para esto)
  6. Espera que pase una semana sin tocar tu composta.
  7. Pasada la semana revuelve los residuos y agrega un puñado de residuos frescos.
  8. Si notas que la mezcla está un poco seca, humedécela con un poco de agua. (Ojo: solo se trata de humedecer con frecuencia. Si te excedes con el agua, echarás a perder tu composta). 
  9. Deja reposar tu mezcla durante aproximadamente tres meses bajo la sombra.
  10. Al cabo de ese tiempo, obtendrás una composta húmeda e inodora que podrás utilizar en tu jardín. Bien, ahora ya sabes cómo hacer una composta para niños. 

🚨 Importante: antes de colocar la capa de residuos frescos, debes asegurarte de que estos estén picados en pedazos pequeños. Esta tarea debe hacerla un adulto.

¿Cómo hacer una composta casera en un bote o balde?

Para hacer una composta casera en este material, tienes que tener en cuenta la aireación. De lo contrario, tu composta terminará hongueándose y oliendo mal y así no podrás usarla. Como sabes, un balde no tiene orificios en la parte posterior, por lo que será necesario que le hagas uno.

Materiales para hacer una composta casera en un bote

  • 2 botes o baldes (uno de ellos perforado)
  • Residuos frescos de cocina
  • Residuos secos

Cómo hacer una composta en un bote paso a paso

  1. Agrega una capa de residuos frescos al balde que tiene la perforación.
  2. Agrega una capa de residuos secos.
  3. Repite el proceso hasta llenar el balde.
  4. Coloca el balde con la composta sobre el segundo balde. Asegúrate previamente de que calcen.
  5. Tapa el balde con una madera o cartón. 
  6. Revuelve los residuos una vez por semana.
  7. Si no tienes otro balde, puedes poner el balde con la composta sobre dos ladrillos con un recipiente debajo. 
  8. Después de una semana, saca el balde (que tiene la composta) del segundo balde y vacía el líquido acumulado en la composta.
  9. Deja pasar tres semanas más hasta que la composta se reduzca y no esté tan húmeda. Luego de eso podrás usarla para embellecer tu jardín o empezar tu propio huerto orgánico en casa.

Comercialización de composteras caseras

Existen tiendas especializadas en jardinería que venden composteras caseras. Revisa en Google y estamos casi seguros que podrás comprarla online.

bote composta casera

Imagen: Unsplash

Recuerda que, antes de aplicar los pasos para hacer una composta, debes localizarla en un lugar de fácil acceso y, si cuentas con un jardín en casa, entonces debajo de un árbol sería un espacio ideal para que la sombra los proteja del sol en verano, y en invierno no deberá estar en una zona excesivamente fría.

¿Además de la composta y las plantas, te gustan las flores? Conviértete en una florista y crea hermosos arreglos florales para eventos.

Tips para cuidar tu composta casera

Las etapas del proceso de compostaje toman su tiempo, pero ver cómo los residuos orgánicos empiezan a transformarse en abono es verdaderamente emocionante. Te compartimos algunas consideraciones y técnicas de compostaje que debes tener en cuenta cuando notes algo raro en tu abono casero.

  • Siempre trata de controlar la exposición al sol para mantener la humedad.
     
  • Si sientes un olor a amoníaco, significa que hay demasiada mezcla verde y poca marrón; agrega más hojas secas.
     
  • Olor a podrido significa que hay demasiada humedad y poco oxígeno. Añade materia seca.
     
  • Para evitar las moscas o mosquitos entierra un poco los restos de cocina.
     
  • Mantén tu composta en un espacio ventilado. Si vives en un departamento o en una casa pequeña, puedes colocar tu compostera en el balcón, el cuarto de lavandería, la azotea o cerca a alguna ventana. 
     
  • ¡No te olvides de ella! El mantenimiento semanal de tu composta es indispensable para que no se seque ni tenga malos olores.

¿Cómo saber mi composta está lista?

¡Felicidades! Si llegaste hasta aquí, tu composta casera ya debe estar comenzando su proceso de descomposición. Ahora la pregunta es, ¿cuánto tiempo tarda el compost en estar listo? 

Normalmente, una composta casera tarda entre 3 y 5 meses en estar lista para usar como abono en tus plantas. Esto podrá variar según el clima, el tipo de residuos que hayas empleado y el cuidado que le pongas a la elaboración de tu composta.

Para saber si tu proceso de compostaje va por buen camino, debes revisar el olor, color y textura de la mezcla que tienes.

🌿 Una composta saludable debe oler a tierra húmeda y a nada más. Si lo hueles y sientes que estás en la selva o en un bosque en plena lluvia ¡muy bien! Mezclaste bien tus marrones y verdes.

🌿 De la misma forma, el color de tu abono orgánico debe ser marrón oscuro por completo. Si bien durante las primeras semanas podrás diferenciar los residuos que mezclaste, con el paso de los meses sus restos se habrán fusionado y serán irreconocibles. Si todavía logras ver las cáscaras de huevo, paciencia que aún falta.

🌿 Por último, revisa la textura de tu abono con la prueba del puño. Simplemente, coge un poco de la composta en la mano, apriétala fuerte con el puño y luego suéltala.

  • Si al soltar el abono este se desmorona como la tierra normal y se cae, tu composta está seca. Añádele más agua de forma semanal.
  • Si en el puño el abono gotea y se derrama, tu composta puede estar muy húmeda. Intenta agregar material seco o colocarla en un lugar mejor ventilado.
  • Si la composta no gotea al tenerla en el puño y al soltarla se mantiene compacta sin deshacerse, ¡hurra! Tu composta está lista para abonar tus plantas, flores, huertos, árboles frutales y tu jardín entero.

Ahora que sabes lo fácil que es reciclar y reducir el volumen de tus desechos orgánicos para convertirlos en abono, anímate a imitar el ciclo de la naturaleza y haz una composta casera para regresarle a la tierra un poco de los nutrientes que nos da.        

Nosotros te seguimos acompañando desde nuestro blog, nuestra sección de herramientas gratis y nuestro cátalogo de cursos. ¡Hasta el próximo artículo!

También podría interesarte