Trabajo remoto: ¿Cómo será trabajar después de pandemia?

Trabajo remoto: ¿Cómo será trabajar después de pandemia?

Última actualización 12 de Noviembre del 2020Tiempo de lectura: 7 min.

Juliane Angeles

Las medidas de prevención para evitar la propagación del COVID-19 cambiaron la forma en la que estábamos acostumbrados a trabajar. De pronto, en cuestión de días, el trabajo remoto llegó a nuestras vidas, para convertirse en un desafío. Incluso para las empresas que ya tenían implementado un día de home office a la semana.

Esta nueva forma de estar en el mundo ha exigido a las compañías reaccionar rápidamente y adaptarse a los cambios, pero también las ha invitado a reflexionar sobre flexibilidad, productividad y, en especial, a afrontar los principales cambios que trae consigo esta forma de trabajar. ¿Acaso el futuro se ha adelantado?

¿Cuál será el futuro del trabajo?

El gran reto para las empresas de hoy no es pensar en que, cuando esta pandemia termine, todo volverá a ser como antes; sino en identificar las características y los beneficios de esta modalidad de trabajo, para que puedan implementarla más adelante si se quiere. Pero atención, porque aplicar esta práctica demandará, además, otro desafío: transformar el mindset de las compañías. La pregunta es, ¿tu empresa está lista para ello?

Aunque queda claro que no todas las profesiones tienen la posibilidad de trabajar en remoto, ya podemos esbozar —después de algunas semanas en cuarentena y home office— cuáles serán los principales cambios en la forma en que trabajamos.

Si te estás haciendo la misma pregunta, continúa leyendo esta nota de Crehana para Empresas y conoce algunos mitos del trabajo a distancia que debemos derribar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cuáles serán los cambios en el trabajo?

1. Más empresas aplicarán el trabajo remoto

Las compañías que se vieron obligadas a aplicar el trabajo remoto, para asegurar su funcionamiento y proteger a sus equipos, optarán por implementar días de home office entre sus beneficios laborales. Sin embargo, esta medida dependerá de dos factores: el éxito de la experiencia durante la cuarentena y el cambio de mentalidad. Hazte las siguientes preguntas:

- ¿Los equipos mantuvieron su productividad, pese a no estar todos en el mismo lugar?

- ¿Tu empresa ha entendido la importancia de una transformación 100% digital?

Por otro lado, es probable que las empresas que ya tenían adoptado trabajar desde casa un día a la semana incluyan más días de home office o, en su defecto, apliquen esta práctica a ciertas profesiones. En este caso, se tratará de organizaciones con un ADN digital implementado con anterioridad.

Además, trabajar a distancia permitirá una mayor inclusión de personas con discapacidad en las empresas.

crehana para empresas

2. La figura del e-líder

Para gestionar equipos completamente remotos, será necesario diseñar la figura del e-líder. Básicamente, alguien que posea un mindset digital, sea flexible, sea capaz de relacionarse con personas de cualquier origen, domine las herramientas digitales, tenga experiencia liderando equipos y le brinde autonomía a su team.

Esta figura podría adquirir algunas características de otros liderazgos como el transformacional, disruptivo, ágil, transcultural y laissez faire.

3. Reuniones virtuales

Independientemente de que el trabajo remoto se aplique a algunos puestos en tu empresa o se adopte algunos días, las reuniones virtuales dejarán de ser una última opción para convertirse en una práctica constante. ¿Por qué? Por sus beneficios: reduce los tiempos y acorta las distancias.

Pasaremos de “esa reunión pudo ser un correo” a “esa reunión presencial (que tomó una hora y demandó el desplazamiento de todo el equipo) pudo ser una reunión virtual (de 20 minutos)”. Aquí más tips para reuniones virtuales eficientes.

4. Trabajar desde cualquier lugar

El trabajo remoto no es necesariamente trabajar desde casa, aunque la coyuntura en la que nos encontramos hoy nos exige que sea así. Esto significa que cuando podamos volver a desplazarnos, el trabajo remoto nos permitirá cumplir con nuestras funciones desde un café, una biblioteca o una sala de reuniones. Sin embargo, como ya hemos visto antes, no todas las profesiones tendrán esta opción.

5. Herramientas colaborativas en tendencia

El uso de herramientas en la nube o para trabajar en equipo aumentará o, en otros casos, se establecerá como parte de la rutina laboral. Aún si el trabajo es presencial. Es decir, los equipos que no se encuentren en el mismo espacio físico (por ejemplo, en otro ambiente o piso) podrán realizar algunas de sus tareas colaborativas a través de aplicaciones diseñadas para ello. Esto agilizará algunos procesos.

6. Flexibilidad de horarios y gestión de tiempos

Cuando hablamos de un cambio de mindset, nos referimos a que las empresas tendrán que adoptar la flexibilidad a su cultura organizacional. Para algunas, descartar las prácticas rígidas y verticales del pasado, será un proceso de mediano o largo plazo. La clave: comprender que la flexibilidad permitirá a los equipos ser más productivos y gestionar sus tiempos de una mejor manera.

7. Equilibrio entre la vida laboral y personal

Esta modalidad de trabajo permitirá a algunos trabajadores pasar más tiempo con sus seres queridos (hijos, esposos y padres). Probablemente, después de esta crisis, algunas empresas evaluarán la forma de conciliar la vida la laboral y personal en beneficio de sus talentos. Por ejemplo: alguien que acaba de convertirse en madre o padre.

8. Ahorro de gastos en desplazamientos y otros

Desde la mirada del trabajador, el home office reduce los gastos en desplazamientos hacia la oficina y los tiempos improductivos que se generan, por ejemplo, en el tráfico.

Mientras que, desde el lado de la empresa, el ahorro en los gastos de servicios (luz, agua e internet) o en el costo de alquiler de una oficina es evidente.

¿Cuáles serán los empleos del futuro?

Las compañías están migrando más al mundo digital y por ello, el mercado laboral está cambiando considerablemente. Han sido muchas las personas que perdieron su empleo, sin embargo, existe una gran demanda por otro tipo de trabajos que han sido necesarios en el trabajo remoto y sobre todo en el mundo tecnológico y de la salud.

Según los datos y proyecciones del Departamento de Trabajo de EE. UU y Business Insider, estos son algunos de los trabajos del futuro que serán mejor pagados:

💼Marketing Managers

Nuevas posiciones proyectadas entre hasta el 2029: 19.100

Ingresos anuales promedio en 2019: $136.850

Estudios requeridos: Licenciatura

💼Enfermeras 

Nuevas posiciones proyectadas hasta el 2029: 65.700

Ingresos anuales promedio en 2019: $47.480 

Estudios requeridos:  Estudios universitarios sin concluir

💼Analistas de seguridad de la información

Nuevas posiciones proyectadas hasta el 2029: 40.900

Ingresos anuales promedio en 2019: $99.730 

Estudios requeridos: Licenciatura

💼Auxiliares médicos

Nuevas posiciones proyectadas hasta el 2029: 39.300

Ingresos anuales promedio en 2019: $112.260 

Estudios requeridos: Maestría

💼Directores de servicios médicos 

Nuevas posiciones proyectadas hasta el 2029: 133.200

Ingresos anuales promedio en 2019: $100,980

Estudios requeridos: Licenciatura

💼Especialistas en recursos humanos

Nuevas posiciones proyectadas hasta el 2029: 46.900

Ingresos anuales promedio en 2019: $61.920 

Estudios requeridos: Licenciatura

💼Desarrolladores de software 

Nuevas posiciones proyectadas hasta el 2029: 316.000  

Ingresos anuales promedio en 2019: $107.510 

Estudios requeridos: Licenciatura

💼Especialistas en gestión de proyectos 

Nuevas posiciones proyectadas hasta el 2029: 79.800

Ingresos anuales promedio en 2019: $73.570 

Estudios requeridos: Licenciatura

💼Analistas de sistemas informáticos

Nuevas posiciones proyectadas hasta el 2029: 46.600

Ingresos anuales promedio en 2019: $90,920

Estudios requeridos: Licenciatura

💼Mecánicos de maquinaria industrial

Nuevas posiciones proyectadas hasta el 2029: 62.300

Ingresos anuales promedio en 2019: $53.590 

Estudios requeridos: Estudios secundarios

Algunos mitos del trabajo remoto que debemos derribar

- “El trabajo remoto solo se puede hacer desde casa”

Algunos caen en el error de pensar que esta modalidad de trabajo solo se puede realizar desde casa. Falso. Como mencionamos líneas arriba, el trabajo remoto puede realizarse desde cualquier otro lugar. Claro que, lo más recomendable es realizar nuestras tareas desde un ambiente acondicionado para trabajar adecuadamente.

- “Es menos productivo”

Falso. Trabajar desde casa no es estar de vacaciones o jugar a trabajar. Nada más alejado de la realidad. Si bien hay más flexibilidad en cuanto a horarios y tiempos, eso no quiere decir que se trabaje menos. Por lo general, ocurre lo contrario, hay mayor productividad.

crehana para empresas

- “El home office no impulsa el trabajo en equipo”

Falso. El trabajo remoto puede fortalecer y mejorar el trabajo en equipo. Pero esto no solo depende de los talentos, también del líder. Recordemos que un buen team es aquel que funciona con autonomía y no necesita una supervisión constante. ¿La clave? Un buen liderazgo y un equipo con las skills necesarias.

- “Trabajar desde casa no fideliza a los equipos”

Implementar algunos días de home office puede hacer que los talentos de tu empresa se sientan más valorados y cuidados. Además, puede significar un acercamiento a ese ansiado equilibrio entre lo personal y lo laboral. Como resultado, los equipos se sentirán más comprometidos con la empresa.

¿Quieres que tus equipos estén preparados para adoptar esta forma de trabajo? En Crehana para Empresas, el team es nuestra prioridad. Por eso, queremos ayudarte a transformar el mindset de tu equipo a través de una experiencia digital de aprendizaje. ¿Aceptas el desafío?

También podría interesarte