Cómo hacer una estrategia de Small Data para tu empresa

Marketing Digital 26 de Agosto del 2019

user

Jessica Rodríguez

Cómo hacer una estrategia de Small Data para tu empresa Cómo hacer una estrategia de Small Data para tu empresa

Cualquier empresa que se precie de ser digital en la actualidad seguramente habrá escuchado de los beneficios de utilizar sus propios datos a favor para poder generar mejores decisiones en todos los frentes: ventas, consumo, atención al cliente y hasta qué productos está buscando. Pero esto no significa que todos nacemos sabiendo cómo se puede usar esa información de manera correcta, necesitamos de algunos lineamientos ¿quieres saber más? continúa leyendo. 

Seguramente has oído hablar del Big Data, grandes volúmenes de datos, como su nombre lo indica, que necesitan de aplicaciones informáticas específicas para procesarlos. Ahora bien ¿qué pasa cuando una empresa pequeña quiere beneficiarse de las información que sus datos puede otorgarle, pero no tiene un volumen importante? En los pequeños detalles hay mucho que ver solo hace falta acercarse suficiente y utilizar una lupa.

Para utilizar aplicaciones que analicen Big Data se requiere también un gran número de recursos con las que las pymes muchas veces no cuentan.

Small Data y Big Data

A pesar de que ambos nombres nos sugieren que están en polos opuestos, las estrategias de Small y Big Data no son tan dispares como parecen. Martin Lindstrom, gurú del comportamiento neurológico del consumidor y autor de Small Data: Las pequeñas pistas que nos advierten de las grandes tendencias define a esta tendencia como información minúscula y desperdigada que tiene relación con los hábitos cotidianos del consumidor que nos revelan qué, cómo, cuándo y por qué compran las personas.

Por supuesto, una estrategia como esta no solo puede usarse en pymes, sino que las grandes empresas también pueden verse beneficiadas de esta tendencia. Un ejemplo claro es el caso de LEGO que tuvo a bien preguntar a un niño por qué creía que sus productos no se estaban vendiendo a lo que contestó “hagan sus piezas más pequeñas” que resultó ser la clave en el alza de su estrategia.

 

¿Quieres aprender cómo analizar y presentar tus datos?

 

¿Cuál es la estrategia que tu negocio necesita?

Luego de leer lo anterior, probablemente te estés preguntando ¿entonces qué necesito Small Data o Big Data? La mejor respuesta puede ser: una combinación de ambas. Small Data, a diferencia de su análogo solo toma alguna partes clave que pueden ser de interés para la repercusión de la toma de decisiones cotidiana. 

Recordemos lo dicho al principio: sirve de muy poco o nada tener un montón de información que no sabemos cómo usar, sin importar cuántas herramientas de análisis muy sofisticadas se tengan a la mano. Lo primordial es que aporten lo que cada negocio necesita para lo que hay que ser cuidadoso y seleccionar solo lo que se podrá interpretar con precisión.

Además, debemos tomar en cuenta que el Small Data tiene como referencia el factor humano, yo diría que esta es la principal diferencia para con la estrategia de Big Data. Esto definitivamente es invaluable: averiguar por qué se necesita un producto en particular, cuáles son sus desventajas o las posibles mejoras que se pueden incorporar al servicio. Pero hace falta tener cautela y manejar la información correctamente para poder tomar las decisiones correctas. Recordemos que en este caso no podremos ver una tendencia con un gran volumen de información.

La otra clave de la estrategia de Small Data es aplicar la información y volverla un banco de pruebas tanto en comunicación, como en los servicios que ofrece nuestra marca. Finalmente, no podemos olvidar que seguimos teniendo una herramienta muy poderosa a la mano: la medición es lo que determinará qué tal útil es nuestra estrategia.

¿Qué beneficios vas a obtener de una estrategia de Small Data?

Una vez que conoces las claves que mencionamos en el apartado anterior, podemos decir que los beneficios residen básicamente en:

– Aprovechar las herramientas de análisis de Big Data de una manera mucho más enfocada.

– Tomar en consideración las opiniones de los clientes para decidir con base en su perspectiva y necesidades.

– Tomar las riendas de la estrategia de marketing digital de una manera mucho más enfocada en lo que sabemos que quiere el cliente.

– Analizar los datos desde una nueva perspectiva a incorporar nuevas formas de llevar la comunicación de tu marca.

Ahora, acerquémonos un poco a las herramientas que se necesitan para implementar una estrategia de Small Data:

– Elementos de análisis de datos como Google Analytics o Google Trends que esté enfocado a nuestro negocio en particular, así como al público específico

– Los Community Managers deben estar pendientes de los comentarios que haya por parte de los usuarios

– Es también importante tener en cuenta que el factor humano no se reduce a las opiniones sino también está en las opiniones de las personas.

De todo lo anterior podemos concluir que una estrategia de Small Data puede ser de gran ayuda tanto para pequeñas empresas como para las más grandes y consiste en poner el foco en los clientes y la información de valor que estos nos puedan dar respecto a nuestro producto o servicio.


 

Recomendados para ti