✒️ Recursos literarios de un poema | Guía 2021
Los recursos literarios de un poema con los que enamorarás a tu “crush”

Los recursos literarios de un poema con los que enamorarás a tu “crush”

Última actualización 10 de Septiembre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Angela Palacios

¿Quieres saber cuáles son los recursos literarios de un poema y de qué manera puedes imprimirle emoción a un texto? ¡La búsqueda terminó! Pero, al mismo tiempo, acaba de iniciar una nueva historia: tu encuentro con los recursos literarios.

¿Muy románticos? Prepárate, porque alrededor de esta nota, experimentarás la magia de la escritura, pues te contaremos cuáles son los recursos literarios que se utilizan para un poema y por qué acudir a estos podrá ser determinante para enamorar a tu “crush”.

¡No es broma! Nuestro objetivo es que tengas las herramientas para que a la hora de escribir un poema derritas a tus lectores con cada palabra. ¿Quieres comprobarlo? ¡Alista el papel y el lápiz! Nosotros te daremos la inspiración.

1. Metáfora

Comenzaremos por uno de los recursos literarios de un poema más utilizados, se trata de la metáfora, una figura retórica con la que se crea una semejanza entre dos palabras completamente distintas. 

Probablemente hayas escuchado frases como: “manos de seda”, “cabellos de oro”, “se escuchaba el murmullo del río”, “los tienen bajo la lupa”... Todos estos son fragmentos extraídos de algunos poemas con metáforas y, como quizá lo hayas notado, las metáforas buscan aumentar la belleza, conectar con las emociones y generar un mayor impacto en lo que expresamos.

¿Quieres aprender cómo incluir la metáfora en un poema? Escribimos una nota para explicarte qué son las metáforas, detallarte el paso a paso para construir un recurso literario de este tipo y estar más cerca de decirle a esa persona que “su sonrisa es un sol”.

escribir poemas con metáforas

Fuente: Pexels

2. Hipérbole

Otro de los recursos literarios de un poema que te pueden llevar al “sí, acepto” de tu “crush”, es la hipérbole. ¿En qué consiste?

De acuerdo con la web educativa Life daily education & research (Lifeder), “la hipérbole es una figura retórica por medio de la cual se exagera considerablemente una situación o cualidad del objeto del cual se está hablando, buscando dar una mayor efectividad en la emoción que se intenta crear”.

 

Para que lo entiendas de manera más sencilla, vamos con un ejemplo de hipérbole:

“Te amaré hasta que los océanos del mundo se sequen, el sol funda las rocas y las arenas de la tierra lleguen a su fin”, Robert Burns.

Ya te habrás dado cuenta que la hipérbole se basa en la exageración y que la clave estará en ser muy creativos y románticos. Así que, no olvides incluir a la hipérbole en tu check list de principales tipos de figuras retóricas, ¡te robarás más de un suspiro!

Hipérbole en los poemas

Fuente: Pexels

3. Personificación

¿Alguna vez has leído o escuchado frases como “llora el cielo porque no estás aquí”, “el amor golpeó a su puerta inesperadamente” o “la furia de la ciudad lo dominaba”? Si te suena alguna de estas oraciones, estás frente a la características de un recurso literario muy particular y entretenido: la personificación.

La personificación suele ser uno de los recursos literarios de un cuento más populares, pues los animales y los objetos toman cualidades de humanos. En Disney, por ejemplo, los árboles, los gatos y hasta las escobas hablan. 

Esto mismo sucede en los poemas, se le dan atributos a los objetos para despertar muchas más emociones y dejar volar la imaginación. Justamente por eso, podríamos decir que este es uno de los recursos literarios de un poema que más nos gustan, pues la creatividad está todo el tiempo presente.

recurso literario personificación

Fuente: Pexels

4. Comparación

La comparación es otro de los recursos literarios de un poema a los que vale la pena recurrir, pues la idea es crear una semejanza entre un objeto o personaje imaginario, con uno real. Para establecer esta conexión se utilizan las palabras “como” y “cual”.

¿Perdido? Tranquilo, para que lo entiendas mejor, vamos con algunos ejemplos de recursos literarios de comparación:

  • “Los labios rojos como manzanas”.

  • “José es tan valiente como un león”

  • “Son tan parecidos como dos gotas de agua”.

  • “El dolor que sentía era como si mil agujas atravesaran su piel”.

cómo escribir un poema

Fuente: Pexels

5. Imágenes sensoriales

Los poemas despiertan nuestros sentidos, de ahí que también se acuda a ellos para expresar emociones, por eso, existen las imágenes sensoriales, una figura retórica de un poema para describir cómo se oye, se ve, se siente y a qué huele y sabe algo.

Pero, ¿cómo identificar los recursos literarios de un texto cuando hablamos de los sentidos? ¡Es más fácil de lo que parece! Muy atento a las siguientes frases:

  • “El sol tiñó de rojo el horizonte”.

  • “Sus labios eran tan dulces como la miel”.

  • “Olía a fresca primavera”.

  • “Su rostro era tan suave como el terciopelo”.

  • “El mar contaba las historias de los navegantes con su oleaje”.

Imágenes sensoriales en los poemas

Fuente: Pexels

6. Epíteto

¿Para qué sirven los recursos literarios? En muchas ocasiones, solo para agregarle adjetivos a la narración de un poema sin que den un valor adicional al objeto al que se refieren. Esto pasa con el Epíteto, una figura retórica que se encarga de adornar a los protagonistas de la historia.

¿De qué manera lo hace? Por ejemplo, al hablar de colores: “las manzanas rojas”, “las oscuras ballenas”, “el cielo azul”... Podría sonar redundante, pero acudir a frases como esas a través de los recursos literarios de un poema, es válido y, por supuesto, le da mayor profundidad a un escrito romántico.

figuras retóricas en poemas

Fuente: Pexels

7. Paradoja

La paradoja es uno de los recursos literarios de un poema que, si es bien utilizado, le da drama a la narración, ya que se trata de pensamientos que toman sentido a partir de lo opuesto, como los siguientes ejemplos compartidos por la comunidad literaria Espoesía:

  • “Oraciones con paradojas”.

  • “Solo sé que no sé nada”.

  • “Prohibido prohibir”.

  • “Yo no soy supersticioso porque da mala suerte”.

 

¿Ahora entiendes mejor qué es un recurso literario? En definitiva, es el “as bajo la manga” al que podrás recurrir para expresar sentimientos o emociones en tus escritos. 

Si ya tienes la inspiración, solo necesitas comenzar a recitar poesía. Recuerda que, para practicar puedes comenzar con poemas cortos que incluyan los recursos literarios que más te gusten.

Para terminar, queremos compartirte algunos consejos de Majo Moirón, profesora del curso: el arte de la escritura, quien está convencida de que “para escribir poemas y cuentos, debes hacerlo desde adentro hacia afuera, sin pensar en quién te va leer. Este es un ejercicio que debes trabajar por ti, y por tus ganas de leerlo. Tampoco olvides leer a otros autores para que te acompañen en el proceso de lo que quieres contar”.

De esa manera, tus poemas serán cada vez más profundos y, si decides publicarlos en la web, en festivales o hasta en un libro, estamos seguros de que tendrás más de un lector. Pero antes, recuerda siempre revisar que tu poema esté bien escrito, para ello, te compartimos una guía de ortografía básica para que no se te escape ningún detalle.

Ahora, solo se trata de dejar volar la imaginación e incluir los recursos literarios de un poema que más te inspiraron de este check list. Para darte un empujón y contribuir en el camino a ser el poeta más creativo, hemos desarrollado cursos de escritura para que este ejercicio se convierta en un hobby, e incluso, si te lo propones, en tu profesión.

¿Te animas a hacerlo? Comienza escribiendo tu primer poema. ¡Estamos ansiosos por leerlo y dedicárselo a nuestro “crush”!

También podría interesarte