💪 Motivación extrínseca: qué es, características y efectos | Crehana
Motivación extrínseca: utiliza los incentivos estratégicamente

Motivación extrínseca: utiliza los incentivos estratégicamente

Última actualización 12 de Octubre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Carolina Jojoa

¿Sabes qué es lamotivación excéntrica? ¿Sabías que todos los días realizamos actividades siendo impulsados por la motivación extrínseca? ¿Tienes idea de que, bien aplicada, la motivación extrínseca puede ayudar a las organizaciones a mejorar la imagen de su marca y el ambiente laboral de sus colaboradores? 

Si no es así, debes quedarte a leer este post, porque aquí te contaremos todos los detalles de este tipo de motivación, que tiene su esencia en la entrega de incentivos.

¡Comencemos!

 

¿Qué es la motivación extrínseca?

Comencemos por definir qué es la motivación extrínseca. Pues bien, contrario a la motivación intrínseca, la motivación extrínseca es aquella impulsada por factores externos: incentivos / refuerzos / premios o, en su defecto, castigos, para realizar una tarea.

Dichos estímulos (positivos o negativos) de la motivación extrínseca influyen significativamente en el interés y empeño que alguien emplee en el cumplimiento de una actividad.

Al hablar del concepto de la motivación extrínseca, Clarisa María Ponte Betancourt, profesional de recursos humanos, quien además dicta el curso Automotivación y motivación al logro, explica que la motivación extrínseca, o externa, “depende de tu entorno, puesto que es impuesta por la sociedad”. Por lo tanto, este tipo de motivación está fuera del control y del dominio del individuo.

¿Qué es la motivación extrínseca?

Fuente: Pexels

“Por ejemplo, la carrera que vas a estudiar: que porque tu papá fue abogado, entonces quieren que tú seas abogado. Eso no necesariamente es algo que te mueva como persona, pero lo haces porque recibes una aprobación”, dice la experta.

Asimismo, Clarisa Ponte agrega que la motivación extrínseca es aquella que se utiliza para lograr resultados. De esta manera, se da principalmente por el deseo de conseguir una recompensa externa, sea una promoción en el trabajo, el anhelo de ser reconocido o la evasión de una posible reprobación. En pocas palabras, va de afuera hacia adentro.

Ahora bien, ya que conocemos la definición de la motivación extrínseca, es hora de que pasemos brevemente por algunos ejemplos.

Ejemplos de motivación extrínseca

El ejemplo más evidente de motivación extrínseca la puedes ver en tu vida profesional: estudiaste para recibir un título universitario y trabajas para recibir un sueldo. Imaginemos que eres un vendedor y te ofrecen comisión por ventas adicionales o más pago por horas extras, eso es motivación extrínseca.

De tu infancia, quizá, recuerdes que algunos padres llegaban a ofrecer regalos o premios a sus hijos si sacaban buenas notas en los exámenes, lo cual es otro ejemplo de motivación extrínseca.

Solo analiza cuántas cosas haces en tu vida diaria por motivación extrínseca. Es decir, motivado por una recompensa externa. ¡Miremos las siguientes preguntas!

  • ¿Has cambiado un empleo por otro porque te pagan más dinero y no porque te haga mayor ilusión? 
  • ¿Te has esforzado por agradarle a alguien solo para conseguir su aprobación? 
  • ¿Has estudiado mucho para sacar una buena calificación?

Suficientes, ¿no crees? 

 

Relación entre la motivación intrínseca y extrínseca

Quizá en este punto te preguntes puntualmente ¿qué diferencia hay entre la motivación extrínseca e intrínseca? ¿Tienen relación? ¿Se ayudan o se perjudican? ¿Cómo influyen en la motivación en el trabajo?

Pues bien, lo primero es entender que la motivación intrínseca y la motivación extrínseca no son del todo independientes. Empecemos por identificar las diferencias de la motivación intrínseca y extrínseca.

Diferencias de la motivación intrínseca y motivación extrínseca

La diferencia entre la motivación intrínseca y la motivación extrínseca principal está en el estímulo. Es decir, la razón por la cual una persona se mueve para cumplir un objetivo ¡Veamos!

  • Motivación extrínseca: Viene del exterior y se ve impulsada por la satisfacción del resultado y la aprobación. Está motivada por el elogio, el premio, el ascenso, la compensación.
  • Motivación intrínseca: Nace del individuo y se ve impulsada por la satisfacción de realizar la actividad propia. Está más arraigada a la automotivación y su relación con el amor propio, la superación personal, la creatividad.

Diferencias de la motivación intrínseca y motivación extrínseca

Fuente: Becas Santander

Motivación extrínseca en el trabajo

La motivación extrínseca en el desempeño laboral no puede ser vista como la mera actividad dada por una recompensa, pues está comprobado que la motivación enfocada únicamente en un estímulo económico no asegura una mejora en la productividad: cuando no se elige bien el incentivo, puede tener un efecto desmotivador.

¿Pero por qué sucede esto? Es simple; si la única motivación de los empleados es material o económica, no van a concebir el trabajo como un medio de realización personal que traduzca logro y bienestar en sus vidas.

En la teoría de la autodeterminación, investigación sobre la motivación extrínseca según los autores Deci y Ryan, demostraron que una actividad que contaba con un alto interés intrínseco podría verse disminuida si se introducían recompensas. Curiosamente, el sujeto perdía interés, pues algo que nace del deseo personal, acaba siendo percibido como una obligación y no se disfruta de la misma manera. 

Motivación intrínseca y extrínseca en el trabajo

Fuente: Pexels

No obstante, esto no implica que la motivación extrínseca sea mala. La motivación extrínseca y la motivación intrínseca sí se retroalimentan: existe un equilibrio entre las dos. Pero ¿cómo? Por ejemplo, puedes combinar técnicas de motivación intrínseca y extrínseca para que la recompensa externa no acabe reemplazando la satisfacción o deleite que la propia actividad proporciona.

Según Deci y Ryan, existen etapas / estadios a través de los cuales la persona puede pasar de una fase en la que la motivación es puramente externa, hasta un estadio final en el que es capaz de integrar y asumir el propósito de su actividad como suyo propio.

La importancia de escoger bien los incentivos

Ahora te preguntarás: ¿cómo lograr la motivación extrínseca de manera efectiva? Bien, la respuesta es escoger el tipo de motivación extrínseca (incentivo) más adecuado, el cual no puede caer en solo ofrecer recompensas de carácter económico.

Estos pueden ser promociones laborales o reconocimientos a los logros o experiencias personalizadas. Por ejemplo, que sean los mismos colaboradores quienes escojan su premio. En este caso, el empleador solo tiene que fijar un monto máximo del valor de la recompensa y, si es el caso, decir qué tipo de experiencia aplica: un viaje, una cena, compras, etc.

Finalmente, también es importante establecer que el incentivo sea de calidad, pero, además, suficiente y justo. Miremos brevemente los resultados de un estudio de la Universidad San Francisco de Quito titulado Impacto de la motivación extrínseca en el desempeño laboral de los docentes, el cual analizó las fuentes de motivación extrínseca y la reacción de los docentes hacia estas.

Este estudio logró evidenciar que “en Ecuador y Latinoamérica aún no se le da a esta profesión el lugar que merece. Sin embargo, las exigencias y los estándares de educación han subido sin que esto signifique una mejora en la satisfacción de las necesidades del profesor”. Además, concluyó que “el maestro que no recibe una motivación extrínseca adecuada no logra cumplir sus necesidades primarias”.

“Esto le producirá preocupaciones a nivel personal creando ambientes poco saludables lo cual le hará perder el enfoque en sus estudiantes siendo la mayor evidencia de este problema el bajo rendimiento de los alumnos”, cita el estudio.

Importancia de escoger bien los incentivos

Fuente: Freepik

Ahora que ya sabes el concepto de la motivación extrínseca, las principales características de la motivación extrínseca y su relación con la motivación intrínseca, sabrás cómo identificarla y aplicarla de manera estratégica en tu vida y tu entorno laboral. 

¿Te gustó? ¿Quieres seguir aprendiendo claves de liderazgo humano y productivo? ¡Hazlo! Sigue ejercitando tu mente hacia lo positivo, lo capaz, lo posible; como dice el dicho: “Si lo puedes soñar, lo puedes lograr”. 

¡Hasta pronto!

También podría interesarte