Cómo Crehana me enseñó a remar

Noticias Crehana 03 de Septiembre del 2019

user

Jessica Rodríguez

Cómo Crehana me enseñó a remar Cómo Crehana me enseñó a remar

¡Crehana llegó al millón de estudiantes! No podemos estar más felices y agradecidos con cada uno de ustedes, para quienes hacemos toda esta labor diaria. Tenemos muchísimas historias a lo largo de estos 4 años, que sin duda, podrían sumar un millón. Pero si queremos conocer de cerca la opinión de alguien que ha estado ahí desde los inicios viviendo cambios y adaptándose constantemente, entonces el indicado es Carlos Olivera, Front-end Developer en Crehana quien recientemente celebró su cuarto aniversario creciendo junto a nosotros. ¿Quieres conocer más? ¡No te pierdas lo que nos contó!

Identidad Crehana

Cuando Carlos comenzó a trabajar en Crehana, prácticamente estaba naciendo este proyecto. Él fue testigo de cómo se empezaron a generar los primeros dólares. Cada día él y todo el equipo hacían un esfuerzo muy grande por “mover la aguja” como él mismo dice.

Inevitablemente el esfuerzo trae resultados, pero también existen varios factores que lo favorecieron, entre ellos: el ambiente familiar dentro de la empresa, la confianza, el cariño y la camaradería entre todos los integrantes. Llegar cada día por la mañana y encontrar café fresco en la cocina, compartir un momento y una charla en definitiva han sido momentos invaluables.

“Recuerdo que desde el primer día, siempre me sentí parte de Crehana”. Sin darse cuenta cada vez que alguien le hacía una pregunta sobre la empresa, se incluía en la ecuación, decía “nosotros” “vamos a lanzar una campaña a $9 USD” o “estamos mejorando el soporte con más pasarelas de pago” realmente se sentía y sigue sintiendo parte de la marca y del proyecto tal como si se tratara de uno de los socios.

¿De dónde proviene el sentimiento de identidad?

Desde el principio tanto él como el equipo recibieron un trato super transparente en el que se hacían reuniones y se mostraban las gráficas de ventas, los nuevos usuarios en la plataforma, los funnels de conversión y más. 

Un factor a rescatar de todo esto es que al principio la venta podía variar de $91 USD en abril a $507 USD en mayo “¡imagínate, era un logro! En cambio, si ahora tuviéramos estos números no habría forma de que siguiéramos a flote y estaríamos todos muy asustados” nos dice.

La importancia de medir

Precisamente a partir de la anécdota anterior es que se dio cuenta de la importancia que tiene medir. Ya que con ayuda de los números se iban tomando acciones. Desde el principio el equipo estuvo orientado a objetivos, persiguiendo metas. “La diferencia de trabajar en Crehana a cualquier otro lugar es que realmente nos sentimos parte de algo más grande y nos movemos juntos hacia una misma dirección”. “Tenemos una responsabilidad y compromiso con nuestras tareas, pero también existe, estoy seguro, un agregado que se podría decir es "el amor" que le tenemos a Crehana” nos comparte Carlos, con gran emotividad.

Valores Crehana

El engranaje de Crehana cada vez se hace más grande, por eso sabemos que siempre debe haber unos valores que todos compartamos, que sean la brújula que guíe nuestro camino. Aprovechando la oportunidad de esta charla con Carlos no podíamos dejar de preguntarle de qué manera vive cada día estos valores:

Pon al estudiante primero

Cuando lleva a cabo un feature, siempre piensa en qué va a hacer más feliz al estudiante. Puede pasar que haya muchas buenas ideas, pero lo más importante es que a los usuarios les sirva.

Piensa a largo plazo

Ahora que nuestros lectores ya saben cómo empezó este proyecto, no será difícil concluir que no habría forma de continuar si se pensara en un plazo demasiado corto. Carlos nos cuenta que desde su rol constantemente trata de que el código sea escalable. Esto ayuda no solo a los usuarios sino también a los futuros integrantes del equipo. Ya que podrán tener una curva de aprendizaje mucho más suave “es más fácil que ellos aporten nuevo código sobre una base bien construida a que lo hagan sobre algo que funciona, pero no está ordenado y es impredecible”. 

Comprométete siempre a más

En todo momento está pensando en sus objetivos, cómo llevarlos un paso adelante sin importar jornadas laborales u horarios. Incluso Carlos, a nivel personal también intenta siempre investigar y aprender para ser más preparado y poder hacer las cosas de mejor manera.

Aprende a tu manera

Sin duda, una de las mejores cosas de Crehana es que siempre hay lugar para nuevas ideas que permitan mejorar el producto. Además, esto se toma muy en serio, ya que al interior de nuestra organización también hay plataformas que nos permiten seguir aprendiendo.

Trabaja en equipo

Desde el día uno en que solamente eran 6 personas en el equipo incluidos el CEO y el COO, Carlos nos comparte que siempre se tomaron en cuenta las opiniones de todos. Además algo que siempre le dio dinamismo a las actividades es que no hay jefes, la comunicación es siempre horizontal.

Adopta el cambio

Parte del ADN Crehana está en el cambio, ya que siempre se busca la mejora de la plataforma. Esto a veces es un trabajo arduo que requiere de flexibilidad y adaptación a las nuevas tendencias.

¿Qué te parece lo que Carlos nos compartió? ¿Podías imaginar que así había comenzado este gran proyecto del que ahora tú formas parte?

Recomendados para ti