📝Fichas de trabajo ¿Cómo crear una ficha de estudio? [2021] | Crehana para empresas
Aprende cómo hacer una ficha de trabajo y vuélvete el mejor de tu clase

Aprende cómo hacer una ficha de trabajo y vuélvete el mejor de tu clase

Última actualización 18 de Agosto del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Hugo Rodríguez

¿No sabes cómo hacer una ficha de trabajo? Si eres estudiante, investigador o sólo necesitas pasar ese examen súper complicado, entonces amarás este recurso.

Muchas veces en nuestra vida necesitamos sintetizar grandes cargas de contenido, tanto en el colegio, como en la universidad o trabajo. Por eso, tener a la mano una herramienta que te ayude a retener mejor la información y comprender el contenido, es algo bendito. Y aquí es donde aparecen las fichas de trabajo.

En este post, queremos compartir contigo los elementos básicos que debe tener toda ficha de trabajo, las cuales te ayudarán a mejorar tus hábitos de estudio y todo tipo de exposición académica. No te despegues de la nota, ya que aprenderás más a detalle los tipos de fichas de trabajo que existen y los mejores consejos para aumentar tu productividad. 

¿Qué es una ficha de trabajo?

Antes de enseñarte cómo hacer una ficha de trabajo, empecemos con explicar qué es una ficha de trabajo...

Una ficha de trabajo no es más que un documento organizado (y no muy extenso, en el cual puedes resumir la información más importante de una investigación o proyecto determinado.

En resumen, se trata de un recurso con el que mantienes los elementos claves de un tema concreto. Muy útil para sacarte de apuros con relación a temas de estudio.

Estamos seguros que, en algún momento de la vida, te has encontrado con estas pequeñas cartulinas rectangulares, llenas de datos e información. ¡Probablemente hayas hecho unas cuantas fichas de trabajo en tu vida! Aunque se da la particularidad que, en la actualidad, la mayoría de estas fichas de trabajo podemos encontrarlas en formato digital (ecología al rescate).

Aunque a lo largo del post vamos a aclarar para qué sirve una ficha de trabajo, te daremos un spoiler: si quieres ahorrarle tiempo al lector (sea otra persona o incluso tú mismo), es una buena idea realizar este tipo de material.

1. ¿Existen fichas de trabajo digitales?

Actualmente, es mucho más factible encontrar fichas de trabajo digitales. Gran parte de la información que consultamos la encontramos vía web, por lo que es importante que sepas el nuevo formato de este tipo de recurso.

¿Y cómo puedes realizar este contenido? A través de programas tan útiles y fáciles de usar como pueden ser los siguientes:

  • Microsoft PowerPoint. 

  • Microsoft Word.

  • Paint.

Aunque, si no quieres aprender cómo hacer una ficha de trabajo en Word, eres más de una onda vintage o no tienes a la mano un dispositivo electrónico (computadoras, laptop, celular...), también puedes hacerla en físico, comprando una cartulina grande y dividiéndola en fragmentos más pequeños. Tan sencillo como eso.

chica estudiando con laptop

Fuente: Revista empleo

Características de las fichas de trabajo

¿Qué elementos convierten a una recopilación común en una ficha de trabajo? ¿Tomar apuntes en clases no es lo mismo que fichar? Estas, y otras dudas, las veremos en el siguiente episodio de... No, mentira: te las aclaramos ya mismo.

Entre las características de las fichas de trabajo que debes tomar en cuenta están las siguientes:

1. Incluyen hechos o ideas

Entre los aspectos más importantes que envuelven a lo que es la ficha de trabajo, está en los elementos que incluye la misma.

¿A qué nos referimos? A que una ficha de estudio puede incluir en el cuerpo:

  • Ideas.

  • Hechos.

  • Veredictos.

Todo ese material recopilado, producto de las fuentes consultadas durante la realización del proyecto, es lo que le da a la ficha de trabajo su valor y funcionalidad.

2. Muestran los avances de un proyecto

En esencia, sabemos que las fichas de trabajo son recopilaciones. Esencialmente, abarcan la muestra de lo que se ha obtenido a lo largo de un proyecto, así como también evidencia el avance de la investigación.

Sin embargo, debes tomar en cuenta una consideración. Una ficha de trabajo sólo será útil si contiene algunos de estos aspectos:

  • Una reflexión crítica sobre el proyecto.

  • Indagaciones que sumen a la investigación.

  • Puntos textuales importantes para el trabajo.

Si carece de estos elementos en su totalidad, no tendrá ningún valor y se perderá en el tiempo... como lágrimas en la lluvia.

3. Funcionan para encontrar fuentes

Este es uno de los valores más importantes de este tipo de fichas: permitir que el lector consiga fuentes a consultar. Incluso, tendrá la facilidad de ubicar de forma más eficaz la información recopilada a lo largo de una investigación, realizando conexiones entre los apuntes recopilados.

Para cualquier investigador que desee ubicar los elementos más importantes de un estudio determinado, hacer fichas de trabajo es uno de los medios más simples para alcanzar este objetivo.

 

¿Para qué sirven las fichas de trabajo?

Una ficha de trabajo es una herramienta de apoyo para realizar una tarea, actividad o trabajo. Su objetivo es organizar la información, por lo cual, ahorrarás tiempo al tener escrito solo los puntos más relevantes del tema en cuestión.

Esta ficha de trabajo se suele usar para resumir puntos claves que te ayudarán a la hora de exponer, asimismo, te servirán como material de estudio.

Ahora que sabes las caratcerísticas de una ficha de trabajo, queremos compartir contigo algunas razones por las que las fichas de trabajo son importantes para ordenar tu semana.

1. Las fichas de trabajo te ayudan a estructurar tu información

Una de las razones por las que saber cómo hacer una ficha de trabajo es importante para tu vida académica es por que estructura las ideas que tienes en la mente.

Al estar conformada por un cierto número de cuadros limitados, “obliga” a tu mente a resumir lo más importante en el espacio que tienes disponible.

2. Las fichas de trabajo te ayudan a tener la información “más digerible”

Esto va ligado a lo anterior, el hecho de resumir lo más importante del tema que estás investigando, te ayuda a no perderte en información no relevante para tu exposición o examen.

Una práctica que te recomendamos es anotar la información en bullets. Esta técnica de estudio también te ayuda a segregar la información importante sobre la que no es tan relevante.

3. Las fichas de trabajo son multifuncionales

Ya vamos terminando con el tema de la importancia de cómo hacer una ficha de trabajo. Esta herramienta de investigación puede ser usada a la hora de prepararse para una exposición, para dar un examen o citar a un autor en un trabajo escrito. 

De esta forma, es una gran salida si tienes mucha información acumulada en tu mente y no sabes cómo ordenarla.

Ahora sí, continuaremos la nota contándote cómo hacer una ficha de trabajo. No te despegues.

resumen universidad

Fuente: Unsplash

¿Cómo hacer una ficha de trabajo? 

En cuanto a cómo hacer una ficha de trabajo, primero debes tener en cuenta los siguientes elementos básicos de esta herramienta de investigación: 

1. Datos del autor y fecha de publicación

Es fundamental que tomes en cuenta, en primer lugar, al autor (o autores) del documento y la fecha en la que fue publicado este material. Aunque no parezca relevante, es muy importante agregar esta información, especialmente si la ficha de trabajo que realizarás parte de un trabajo o documento.

Esta es una gran manera de saber de dónde conseguiste la información, además de ayudar a ubicar al lector, en caso de que hayas trabajado con muchos documentos. Así, localizarás de inmediato el punto en el que partimos para realizar la ficha de estudio.

2. Título del libro o tema

No puede haber información sin título. ¿Por qué es tan importante? Porque nos permite observar, de forma rápida y visible, el tema del que hablaremos en nuestro documento.

Para el momento en el que realices una ficha de trabajo deberás agregar, en esta sección, el título del artículo en cuestión o el nombre del capítulo del que vayamos a hacer referencia. O incluso, elegir un título propio... ¡El cielo es el límite!

Tanto la parte del autor, la fecha de publicación y el título formarán parte del encabezado de la ficha de trabajo.

3. Cuerpo del trabajo

La esencia de tu ficha de trabajo. En el apartado del cuerpo, deberás agregar el contenido que necesitas recopilar para el avance de tu investigación.

¿Qué debes incluir en el cuerpo de tu ficha resumen? Esencialmente, los siguientes elementos:

  • El resumen de tu investigación (obvio).

  • La relación de ideas.

  • La conclusión extraída de la investigación en cuestión.

Esta información que agregarás a tu ficha de trabajo deberá ser lo suficientemente clara como para no tener que recurrir a otros elementos, más allá de la propia cartulina.

Otra de las bondades de las fichas de trabajo es que te permiten incluir el contenido mediante un escrito, haciendo un esquema o incluyendo imágenes o dibujos que faciliten la retención de la información.

4. Datos adicionales

¿Quedan datos extra por añadir? Pues entonces tampoco debería dejarlos por fuera de tu ficha de trabajo. Entre los elementos que puedes incluir en esta sección tenemos los siguientes:

  • La revista o editorial donde se publicó la información.

  • La ciudad donde se realizó la publicación.

  • Las páginas desde donde se extrae el contenido.

  • Referencias clave de la investigación.

Esta clase de datos debes incluirlos en la parte inferior de la cartulina (especialmente si estás realizando una ficha resumen). Y, como elemento adicional, podrías incluir el motivo por el cual decidiste crear la ficha de trabajo en cuestión.

 

Tipos de fichas de trabajo 

Para seguir la guía de cómo hacer una ficha de trabajo, te resumimos todos los tipos de fichas de trabajo que se utilizan en el mundo académico.

1. Fichas textuales

La ficha textual consiste en transcribir una frase o un fragmento corto de la obra que estamos leyendo. De esta forma, debes copiar el fragmento que te interese en “comillas”, pues es una cita textual. 

Para poder realizar esta ficha de trabajo en Word, solo debes ir a la pestaña “Insertar” -> “Tabla”-> “Insertar tabla”. 

En este caso, debes insertar una tabla de 2x3. Te dejamos un ejemplo de ficha de trabajo textual para que te puedas guiar:

Fichas textuales

2. Fichas de tabla terminológica

Este tipo de fichas de trabajo es para temáticas un poco más técnicas. Este formato es muy útil cuando se trata de memorizar conceptos y terminología compleja.

Mediante el uso de una tabla, puedes definir los términos más complejos y difíciles de aprender, relacionados con el texto a analizar.

3. Fichas de paráfrasis

La ficha de paráfrasis es muy similar a la anterior. Sin embargo, la diferencia es que, en lugar de transcribir literalmente un fragmento del texto, deberás expresar en tus propias palabras lo que has entendido.

Para este tipo de ficha de trabajo en Word, debes seguir los pasos anteriores. Del mismo modo, compartimos contigo un ejemplo de paráfrasis:

Fichas de trabajo paráfrasis

4. Ficha de análisis

En lo referente a la ficha de análisis, trabajamos con base en nuestras propias palabras, lo que hemos entendido de un tipo de información. En resumidas cuentas, nuestro análisis de una investigación puntual.

En este tipo de material, no tenemos que incluir los estudios de los que partimos, debido a que el material que agregaremos a nuestra ficha de trabajo es única y exclusivamente nuestro. No por nada, son nuestras propias palabras.

5. Fichas de resumen o síntesis

Este tipo de ficha de trabajo consiste en resumir un artículo, investigación, libro o capítulo que se esté analizando. Este resumen conciso te ayuda a recordar de qué trata el recurso que has leído o investigado.

En cuanto a un tema de forma, te recomendamos colocar primero las ideas centrales y, luego, las ideas secundarias y/o ejemplos.

Para plasmar este tipo de ficha de resumen, compartimos contigo este ejemplo realizado en Word. La única diferencia con las anteriores fichas es que, te recomendamos, insertar una tabla de 2x5 o más para ordenar mejor la información.

fichas de trabajo de resumen o síntesis

6. Fichas de preguntas-problema

¿A qué nos referimos con este tipo de fichas de trabajo? A que la información que agreguemos a esta cartulina servirá para responder preguntas y cuestionamientos de la investigación en sí.

En este caso, si hay puntos o dudas que se resolvieron mediante el proceso investigativo, debemos incluir toda esa información en las distintas fichas de trabajo.

7. Fichas mixtas

Por último, pero no menos importante, tenemos la ficha mixta. Esta ficha de trabajo suele ser una combinación de las fichas de resumen y las fichas textuales. 

Probablemente, es uno de los tipos de fichas de trabajo más habituales en el mundo académico y se construye de igual forma que la ficha de resumen.

Recuerda que si tu investigación es más compleja y extensa, es recomendable que utilices una ficha de trabajo con más celdas.

fichas de trabajo mixtas

Ahora ya sabes cómo hacer una ficha de trabajo. Es bastante fácil de realizar, pero te ayudará de gran manera en ordenar la información que estás investigando.

Consejos para ser más productivo a la hora de estudiar o trabajar

Después de conocer cómo hacer una ficha de trabajo y saber para qué sirve, queremos compartir contigo varios consejos para ser más productivo a la hora de estudiar o trabajar.

1. Diferencia las actividades urgentes sobre las que no son tan importantes

Nuestro profesor Cristian Situ, del curso de manejo de tiempo y productividad, nos señala que debemos enfocarnos en las tareas urgentes e importantes que son influenciadas por factores externos, tales como deadlines.

También, nos recomienda hacer la “Técnica Pomodoro”, la cual según el portal Medium consiste en enfocar tu mente por 25 minutos en una sola tarea. Esto implica que no debes tener distracciones para que te puedas enfocar en la tarea por completo. De esta forma, serás más productivo.

2. Haga una lista sencilla de tareas pendientes

Para empezar con pie derecho tu día, hacer una lista de tareas pendientes es esencial para mantenerse productivo.

Puedes usar aplicaciones de organización para hacer este proceso más rápido. Otra opción es llevar una libreta o diario para apuntar todo lo que debes hacer.

Este consejo para ser productivo funciona siempre y cuando realices un seguimiento a tus tareas diarias.

3. Optimiza tu espacio

Otro gran consejo para ser más productivo es organizar y ordenar tu espacio de trabajo. Por si no lo sabías, tener un entorno libre de desorden te ayuda a pensar con más claridad y producir mejores resultados.

Del mismo modo, al tener tu espacio limpio, ya no pierdes tiempo buscando tus herramientas o documentos.

4. Agrega toques de color a tu entorno

Según Jenny Gauld, diseñadora de interiores, el color puede tener un efecto importante en tu estado de ánimo y productividad a lo largo del día.

Por ejemplo, el azul puede impartir una sensación de calma y puede ayudarte a concentrarte. Por su parte, el color rojo puede estar relacionado a la precisión y a los detalles. 
 

fichas de estudio

Fuente: Unsplash

5. Apaga tus notificaciones de cualquier red social

Si eres una persona distraída, tener el celular prendido mientras haces una tarea es contraproducente para alcanzar tus metas del día.

Sin embargo, es importante que avises a tus amigos o compañeros de grupo que estarás ocupado, por lo que si es algo urgente, deberán llamarte. De esta forma, evitarás cualquier inconveniente a futuro.

6. ¡Muévete!

Sabemos que la vida universitaria es complicada y, muchas veces, nos vuelve sedentarios. Por lo que otro consejo para mejorar tu productividad es hacer ejercicio eventualmente.

Esto te ayudará a mantenerte con energía durante el día y a liberar tu mente. A su vez, el efecto positivo repercutirá en tu desempeño académico y laboral, más aún si se trata de trabajo remoto.

¿No sabes cómo empezar a hacer ejercicio? Intenta correr por la mañana o realiza ejercicios en tus tiempos libres. ¡Verás cómo tu energía se renueva!

7. Escuchar música

Este consejo para mejorar la productividad no es un secreto para nadie... Escuchar música es un buen acompañante para esos momentos de máxima concentración. Sin embargo, debes conocer qué tipo de música te ayuda a concentrarte y qué música sólo te distrae. 

8. Evita el multitasking

Hacer más de una cosa a la vez puede parecer la mejor manera de hacer todas tus tareas diarias, pero puede llegar a ser una práctica improductiva

La multitarea o “multitasking” no suele funcionar a la hora de hacer tareas debido a que el cerebro humano no es productivo cuando se concentra en varias cosas a la vez. ¿Traducción?  hacer multitasking es improductivo pues no haces ninguna tarea bien.

9. Siga la regla de los dos minutos

Según David Allen, si ves que una tarea o acción se puede realizar en dos minutos, debes hacerlo de inmediato para optimizar tu tiempo.

El principio de la regla de los dos minutos es que completar la tarea de inmediato toma menos tiempo que terminarla más tarde. Si tarda más que eso, debes programar la tarea en otro momento de tu día. 

10. Come sano

La alimentación saludable es importante para tu vida académica y, sobre todo, para tu salud en general. Si no comes de forma balanceada, te puedes sentir más lento de lo normal y con poca energía.

¿No sabes por dónde empezar? Te recomendamos darle un vistazo a nuestro artículo sobre recetas vegetarianas. ¡No tiene pérdida!
 

comida saludable para ser productivos

Fuente: Unsplash

11. Planea tu día la noche anterior

Según el portal especializado Entrepreneur, tomarte de 10 a 15 minutos de tu noche para planificar tu siguiente día te ayudará a ser más disciplinado con tus deberes durante esas 24 horas.

Así, estás haciendo que tu mente descanse, evitando el estrés generado ante la perspectiva de las actividades que tendrás que hacer al día siguiente. Una vez tengas tu día planeado, despertarás fresco como lechuga y sabiendo exactamente lo que debes hacer.

12. ¡Decide!

No basta con que digas: mañana si seré una persona productiva. Si realmente quieres serlo entonces ¡hazlo!

En lugar de castigarte por sentirte improductivo y llenarte de culpa por no llegar hacia donde crees que deberías estar, toma la decisión y actúa en pos de eso. Cuando empieces a tomar pequeñas medidas, como cualquiera de las que te recomendamos anteriormente, verás como se vuelve un reto diario y te sorprenderás de todo lo que vas alcanzando cada día.

Las investigaciones pueden ser complicadas y difíciles de realizar. Pero si utilizas ciertos recursos, verás cómo te harán la labor mucho más simple de lo que esperabas. Y una de esas herramientas son las fichas de trabajo: material para sintetizar contenido en grandes cantidades y que resultan perfectas para esta clase de labores.

No desestimes el valor y la importancia de las fichas de trabajo y aplícalas en tu vida diaria. Esperamos que ahora sepas cómo hacer una ficha de trabajo y lo utilices en tu vida académica para ordenar tus investigaciones.

Si te gustó este artículo, te encantarán los cursos online de Emprendimiento y Negocios que Crehana tiene para ti. No pierdes nada dándote una vuelta. ¡Nos vemos en las aulas!

También podría interesarte