🌟 ¿Cuál es la relación entre resiliencia y empatía?
Practica la resiliencia y la empatía para fortalecer tu salud mental

Practica la resiliencia y la empatía para fortalecer tu salud mental

Última actualización 10 de Agosto del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Karla Contreras

Seguramente a lo largo de tu vida has escuchado los términos resiliencia y empatía más de una vez. Pero, ¿realmente sabes qué significa la resiliencia y la empatía, y qué beneficios representan para tu salud mental?

Hoy en día, la salud mental es un tema por el cual cada vez más personas se interesan y que definitivamente merece más atención, dado que forma parte de nuestras vidas diarias. Es por eso que, en este post, te contaremos todo lo que debes saber acerca de la resiliencia y la empatía, habilidades socioemocionales que te permitirán mejorar tu calidad de vida y fortalecer tu salud mental.

¡Comencemos!

¿Qué es la resiliencia?

La resiliencia es la capacidad de los seres humanos de superar y adaptarse a las situaciones adversas o eventos traumáticos que forman parte de la vida y que suelen causar un impacto emocional negativo en la persona que los atraviesa. 

Según la Real Academia Española de la Lengua (RAE), el significado de resiliencia es “la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas”. 

Sin embargo, la resiliencia es aún más que eso, puesto que, en psicología, se entiende no sólo como una habilidad que nos permite afrontar este tipo de situaciones, sino también, que nos da la posibilidad de aprender de ellas y de crecer como personas; en otras palabras, nos permite ver lo positivo dentro de lo negativo.

Qué es resiliencia

Fuente: Unsplash

¿Cómo ser una persona resiliente?

Aunque todo ser humano cuenta con el potencial para poner en práctica la resiliencia, hace falta desarrollarla, modificando nuestra conducta y mejorando nuestros hábitos para fortalecer nuestra capacidad de enfrentarnos a los problemas de forma asertiva.

Si quieres contar con las características de una persona resiliente, implementa estos 5 hábitos en tu vida diaria:

1. Practica el autoconocimiento: para ser una persona resiliente, es importante que seas consciente tanto de tu potencial como de tus propias limitaciones, usando todo esto a tu favor. 

2. Busca soluciones creativas a los problemas cotidianos: no te pongas límites al momento de resolver un problema. Pensar fuera de la caja evitará que te desanimes o te rindas ante las situaciones de difícil solución.

3. Confia en ti mismo y en los demás: para fortalecer tu resiliencia, es esencial que tengas confianza en ti mismo y sepas que eres capaz de salir adelante ante cualquier adversidad, sin olvidar que contar con una red de apoyo te permitirá saber que no estás solo y que puedes pedir ayuda en caso de necesitarla. 

4. Mantén una actitud positiva y proactiva: ser optimista no se trata solo de tener una buena actitud ante los obstáculos, hace falta ponernos en acción para mejorar nuestra situación y prevenir o resolver los problemas.

5. Sé flexible y acepta los cambios: no siempre podemos controlar la situación en la que nos encontramos, por lo que, si quieres ser una persona resiliente, es importante que seas capaz de adaptarte a los cambios y continuar.

 

Ejemplos de resiliencia

Si aún no te queda del todo claro qué es la resiliencia, ¡no te preocupes! A continuación, te dejamos algunos ejemplos de resiliencia que te ayudarán a comprender mejor su significado:

Ejemplo #1 de resiliencia

Un bello ejemplo de resiliencia, es la filosofía del Kintsugi, una técnica tradicional japonesa para reparar jarrones u objetos de cerámica rotos. Esta técnica consiste en pegar cada una de las piezas del objeto roto utilizando laca de oro, de modo que el objeto no se desecha, sino que se le da una nueva vida, en la cual las grietas de su ruptura formarán parte de él y lo harán lucir más hermoso.

Durante tu vida, seguramente vivirás situaciones que te dejarán “cicatrices” y te harán sentir emociones comúnmente denominadas como “negativas”, como la tristeza, la ira o la decepción. Sin embargo, tal como lo menciona Nia Ayanz, profesora de nuestro curso online de habilidades emocionales para la vida, no hay por qué ocultar nuestras emociones, debemos mostrarlas y tener el coraje de atravesarlas, ya que esto nos permite conocernos para ser lo que realmente somos y lograr un bienestar. Este es un claro ejemplo de resiliencia.

ejemplos de resiliencia

Fuente: Unsplash

Ejemplo #2 de resiliencia

Un segundo ejemplo de resiliencia muy cercano a todos nosotros en este momento, es la pandemia mundial por el Covid-19. Esta es una situación que nadie esperaba y a la que el mundo entero ha tenido que enfrentarse durante el último año y medio. Muchas personas han sufrido pérdidas cercanas o han atravesado por crisis económicas.

Sin embargo, seguimos luchando y hemos logrado salir de nuestra zona de confort para adaptarnos a un estilo de vida completamente diferente al que teníamos. Muchos han aprovechado el confinamiento para aprender cosas nuevas, retomar hobbies que habían abandonado e, incluso, para fortalecer los lazos familiares y sus relación consigo mismos. Este es un gran ejemplo de cómo usar la resiliencia para sobrellevar una situación difícil y mantener las emociones negativas bajo control.

significado de resiliencia

Fuente: Unsplash

¿Qué es la empatía?

La empatía es la capacidad de descifrar y comprender los sentimientos o emociones de otra persona, tratando de recrear mentalmente su experiencia para entender de manera más objetiva lo que siente.

Muchas veces la empatía es representada con la frase “ponerse en los zapatos del otro”, ya que ese es su objetivo: tratar de sentir las cosas como las siente otra persona, para poder comprender mejor su comportamiento y su situación emocional. Incluso, en muchas ocasiones, para poder brindarle apoyo o para demostrar afecto.

En otras palabras, la empatía es la capacidad de sentir, percibir o imaginar lo que otra persona sentiría si te encontraras en la misma situación en la que se encuentra la otra persona.

 

¿Cómo ser una persona empática?

Si quieres saber cómo ser empático, debes poner especial atención en fortalecer las siguientes habilidades:

1. Escucha activamente y sé amable.

2. Sé tolerante y respetuoso con las decisiones ajenas.

3. Observa el lenguaje corporal y la comunicación no verbal.

4. Acepta y celebra la diversidad de opiniones.

5. Escoge tus palabras cuidadosamente.

que es empatia

Fuente: Unsplash

Ejemplos de empatía

Para que te quede claro el significado de empatía, te dejamos un par de ejemplos de la vida diaria en los que la empatía es protagonista:

Ejemplo #1 de empatía

Cuando un amigo conocido sufre la pérdida de algún familiar o ser querido, puedes llegar a sentirte triste, incluso sin haber conocido a la otra persona, ya que es fácil imaginar lo difícil que debe ser despedirse de alguien que es importante para ti.

Ser empático en esta situación significa que comprendes el sufrimiento de los demás y que quieres brindarles tu apoyo de alguna manera para demostrar que te preocupas por ellos.

ejemplo de empatia

Fuente: Unsplash

Ejemplo #2 de empatía

En ocasiones, cuando alguien está atravesando una situación difícil, se comporta de forma errática y poco convencional debido al peso de sus emociones. La empatía es una virtud que se relaciona profundamente con la paciencia y la tolerancia, ya que, en la mayoría de los casos, las personas que tienen estos problemas solo necesitan un poco de comprensión y apoyo para poder desahogarse y liberar la nostalgia.

significado de empatia

Fuente: Unsplash

Relación entre resiliencia y empatía

Finalmente, para comprender mejor qué es la resiliencia y la empatía, hagamos una comparación entre ambos términos.

A estas alturas, ya debes de saber cuáles son las diferencias entre resiliencia y empatía, dos términos que, a pesar de estar relacionados, hacen referencia a distintos conceptos. 

Por un lado, la resiliencia es la capacidad de resistir y enfrentar las situaciones difíciles, mientras que, la empatía es la habilidad de ponerse en el lugar del otro para comprender su situación.

Aunque la resiliencia y la empatía no significan lo mismo, sin embargo, comparten ciertas similitudes:

  • La resiliencia y la empatía son habilidades socioemocionales.
  • Practicar la resiliencia y la empatía aporta beneficios para la salud mental.
  • Enseñar a los niños la resiliencia y la empatía es importante para su desarrollo cognitivo y emocional. Además, ambas se pueden enseñar mediante cuentos de empatía y resiliencia para niños.
  • La resiliencia y la empatía te ayudan a mejorar tus relaciones interpersonales.
  • Cuando te enfrentas a un problema, la resiliencia y la empatía son tus mejores aliadas para seguir adelante.

resiliencia y empatia

Fuente: Unsplash

¡Listo! Ahora que conoces el significado y la diferencia entre resiliencia y empatía, no tienes excusa para no poner en práctica y desarrollar al máximo estas habilidades.

Si quieres fortalecer tu resiliencia y empatía, mejorar tus hábitos y aprender otras habilidades útiles, no sólo para tu día a día, sino que también te harán brillar en entrevistas de trabajo y te convertirán en un mejor líder, entonces te invitamos a que revises nuestra sección de cursos online de soft skills y te animes a aprender más de este tema para mejorar tu vida laboral y personal.

Para complementar lo aprendido durante esta nota, te invitamos a leer nuestra guía sobre salud mental con la que conocerás los beneficios de cuidar tu mente y tus emociones. Sabemos que será de gran ayuda.

¡Hasta pronto!

También podría interesarte