📈 Presentaciones sin diapositivas: ¿Cómo hacerlas? [2021]
Presentaciones sin diapositivas ¡Hay vida más allá de PowerPoint y Prezi!

Presentaciones sin diapositivas ¡Hay vida más allá de PowerPoint y Prezi!

Última actualización 27 de Agosto del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Hugo Rodríguez

Exponer sin diapositivas no es para todo el mundo. Muchas veces, necesitas ese recurso, ya que crees que no puedes sostener una ponencia sin él pero, ¿qué pasaría si te dijéramos que sí puedes? Vamos a ver de qué forma realizar exposiciones increíbles, sin necesidad de tener diapositivas.

Quizás estás pensando cómo captar la atención de tu audiencia y que se queden impactados con tu presentación. Lo sabemos: al exponer frente al directorio o los demás gerentes, la presión es mucha. Si estás preparando un reporte de ventas mensual, un nuevo proyecto con un cliente potencial u otro tema, siempre hay una opción para exponerlo sin diapositivas. Lo importante es que los oyentes solo se enfoquen en ti, minimizando cualquier distracción.

¿Quieres saber cómo hacerlo? En este post, no sólo descubrirás cómo exponer sin diapositivas, sino también las ventajas de este método, los pasos a seguir y los mejores consejos para hacerlo apropiadamente. ¡Ah, y cerramos con un bonus track, así que acompáñanos!

¿Quieres mejorar la productividad de tu equipo pero no sabes qué habilidades necesitan? En Crehana for business te brindamos entrenamiento personalizado para ellos

crehana business

¿Cómo exponer sin diapositivas?

Si te pones a pensar un segundo, ¿los mejores discursos tienen diapositivas? ¡Obviamente no! Un buen líder, debe tener la capacidad de comunicar ideas sin necesidad de diapositivas.

Esto tampoco quiere decir que, si utilizas un apoyo visual está mal, pero si puedes enfocarte solamente en tus ideas y organizarlas mentalmente, en poco tiempo serás un gran orador. Y eso puede ayudarte a hacer presentaciones ejecutivas exitosas.

Tomemos como ejemplo el caso de las charlas TED. Si te pones a revisar estas exposiciones profesionales, verás que muchos de estos oradores utilizan diapositivas en las ya mundialmente famosas TED talks.

Usar una diapositiva en tu presentación no está mal, pero debe cumplir un objetivo fundamental: que le conceda un valor añadido a tu discurso, no que sea EL discurso.

Utiliza las diapositivas en tu presentación sólo en casos en los que debas describir algo increíblemente específico, como por ejemplo:

  • Datos, cifras y balances de un negocio.

  • Descripción de animales y objetos raros.

  • Lugares y zonas poco comunes de ver o con numerosos detalles que deben analizarse.

Pero este post trata, esencialmente, de aprender a realizar una exposición sin diapositivas. Veamos algunas ventajas que ofrece este tipo de ponencias para un orador.

Presentaciones sin diapositivas

Fuente: Unsplash

Ventajas de realizar presentaciones sin diapositivas

Scott Berkun, un reconocido autor y orador estadounidense, menciona cuáles son los beneficios de empezar a desechar las diapositivas de tus exposiciones.

  • Exige una mayor concentración al refinar tus ideas.

  • Te motiva a dejar de lado las “muletillas” y ser más conciso al hablar.

  • Las audiencias te dan más atención y autoridad.

  • No te convertirás en esclavo de tus diapositivas ni leerás.

  • Te obliga a ser más organizado y mejorar tu capacidad de síntesis al momento de hablar.

  • Te convertirás en un mejor orador.

Enumerando las ventajas de hacer presentaciones sin diapositivas no significa que ya no debes recurrir al material visual nunca más. Lo que estamos diciendo es que no es imprescindible que recurras a ellas: si tu discurso es lo suficientemente contundente y tus ideas se expresan claramente, sin necesidad del valor añadido.

Creénos: es mejor hacer una exposición sobria, simple y concisa a saturar a tu audiencia con elementos visuales llamativos, que no llevan a ninguna parte. Mantén las ideas claras y sabrás que no debes enloquecer si no cuentas con diapositivas en tu presentación.

presentación ejecutiva

Fuente: Freepik

Cómo hacer presentaciones creativas sin diapositivas

En el Capítulo 5 de Confesiones de un orador público (obra de Berkun), el autor proporciona un método simple y bien probado para preparar discursos de cualquier tipo. 

Los pasos que se deben seguir son los siguientes:

  1. Toma una posición fuerte en el título.

  2. Piensa detenidamente en tu audiencia específica (¿Por qué están aquí? ¿Qué saben ya?).

  3. Haz tus 4 o 5 puntos principales de forma concisa (a partir de un esquema preliminar de 10 o 12 puntos).

  4. Practica cómo expresar tus puntos sin una sola diapositiva.

  5. Revise el punto 3 y repita el punto 4 hasta que termines.

El enfoque de Berkun funciona con o sin diapositivas pero, en los dos casos, te ayudará a desarrollar tus ideas en un esquema sólido antes de siquiera pensar en hacer una diapositiva. Una manera efectiva de saber si realmente es necesario contar con diapositivas es realizar la exposición sin ellas, para asegurarte que te ayudarán a exponer mejor tus puntos.

Si tu objetivo es que tus ideas ocupen el lugar principal de la exposición, las diapositivas deben cumplir una función complementaria. Sólo deben ayudarte a respaldar lo que dices, y no al revés. Lo primero siempre será pulir y organizar las ideas y, al final, recién desarrollar diapositivas puntuales (de ser necesario).

Hacer presentaciones

Fuente: Unsplash

Consejos para exponer sin diapositivas

Además del método que menciona Burken, existen algunas recomendaciones que puedes poner en práctica para olvidarte de las diapositivas.

1. Desarrolla un esquema de ideas

Cuando planeas tu presentación debes agrupar tus ideas en distintos temas. Todos tenemos el miedo de olvidarnos algo y hay que tener en cuenta que exponer sin diapositivas no es memorizarte un sinfín de ideas; al contrario, es organizarlas y expresarlas de forma coherente.

Si organizas bien tu exposición, será difícil que olvides algún punto importante. Y si es que llegará a pasar, solo tú lo sabrás porque no hay diapositivas. Si eres un verdadero experto en tu tema, podrás expresarte con mayor libertad, poner ejemplos, contar alguna historia referente, etc.

Que sea una presentación sin diapositivas, donde no exista el elemento visual, no significa que no debas mantener una estructura lógica y coherente en tu discurso. El respaldo está en tus fichas (o en tu memoria, todo depende de cómo decidas desarrollar tu ponencia).

2. Tarjeta de notas

Al momento de exponer, ten lista una tarjeta donde anotes los temas principales de tu exposición. Solo los temas, no escribas nada más para que puedas leerla rápidamente.

Esto te ayudará a mirar cada cierto tiempo la tarjeta mientras tomas pausa al hablar y dejas que la audiencia procese lo que estás diciendo.

3. Utiliza videos

Puedes acompañar lo que estás exponiendo con un pequeño video que refuerce tu idea, trata que no sea muy largo.

Esto te ayudará a mantener a la audiencia atenta e interesada. Además, es un excelente recurso para dinamizar una presentación y mantener atento al público.

presentación ejecutiva con accesorios

Fuente: Freepik

4. Pon en práctica el Storytelling

No hay nada mejor que una historia. Lo que mayormente ocurre es que los oyentes se acuerdan más de la anécdota o historia que contaste y por eso la relacionan a tu exposición.

A este punto le puede sumar dosis de humor e histrionismo, para hacer una presentación sin diapositivas lo más interesante posible para el público.

5. Accesorios

Si el espacio te lo permite, puedes incorporar a tu exposición accesorios como una pizarra donde puedes explicar algunos puntos relevantes y hacer algunos gráficos.

Que no incluyas diapositivas en tu presentación no significa que no puedas recurrir a un elemento visual. ¿Y si utilizas algún accesorio adicional?

Al igual que con las diapositivas, no sirve de nada llevar a tu exposición profesional un accesorio que no vaya a sumarle nada a tu ponencia. Por esta razón, debes asegurarte que sea un complemento ideal de lo que hablarás frente a tu público.

¡Ah, y una cosa muy importante! Trata de que sea lo suficientemente grande como para que pueda ser apreciada por todo tu audiencia. Si no, ¿de qué serviría llevarlo a tu exposición?

6. La práctica hace al maestro

La repetición te servirá para desempeñar cualquier actividad en la vida. Al ir de excursión, por ejemplo, no necesitas utilizar un mapa si ya has recorrido el camino cientos de veces. 

Lo mismo pasa con las exposiciones profesionales: es normal tener miedo la primera vez (o las primeras veces) que te paras frente a un público, por lo que el temor a perderte y hacer el ridículo existe. Aunque si tu manejo del discurso es el adecuado y confías en tus capacidades, no tendrás problema en tu exposición. 

Tampoco estamos diciendo que debes conocer toda la información de memoria: sólo necesitas visualizar con claridad aquellas partes en las que podrías equivocarte. Ensáyalas un par de veces y busca una solución para que no te afecte al momento de exponer sin diapositivas.

7. Mejora tu lenguaje corporal

La cuestión de exponer sin diapositivas es que estamos eliminando de la ecuación el apoyo visual. Es decir, todas las miradas se centrarán en ti.

¿Qué implica esto? Debemos ensayar nuestros movimientos antes de una exposición profesional pues, pese a que lo que importa es que las personas escuchen la información que transmitiremos, muchos necesitan un respaldo visual.

En este sentido, es muy importante el uso de tus manos para ejemplificar el punto al que quieres llegar. Debes ayudar al público a que capte tu idea visualmente hablando también.

8. Preguntas y Respuestas

Si quieres involucrar a tu público en tu presentación sin diapositivas, ¿por qué no apuestas por un formato de Preguntas y Respuestas? Aunque no lo creas, esta modalidad puede albergar múltiples beneficios para tu exposición.

Por ejemplo, tendrás la opción de integrar al público que asistió a tu evento, sin la necesidad de recurrir a algún elemento visual. O, si lo prefieres, podrías dejar que un panel de expertos sean los encargados de responder las preguntas y dudas de tu público.

Otra alternativa más que puedes sumar a tus exposiciones profesionales, dependiendo del estilo que sean las mismas. Incluso, puedes tener la opción de proponer juegos y dinámicas que te sirvan para ilustrar un punto concreto, así que puedes utilizar este recurso para fomentar la participación de tus espectadores.

9. Dibuja

En la misma línea que los accesorios, te presentamos este consejo. Ah, ¿no tienes diapositivas en tu presentación pero si una pizarra o una tablet? Pues entonces...¡dibuja! Si necesitas un elemento con el cual se sostengan tus afirmaciones, entonces puedes pensar en esta solución creativa.

No se trata de que seas un Picasso o un Dalí con el pincel: basta con que puedas dibujar lo suficientemente simple como para que se entienda tu punto. Puedes apelar a dibujar figuras geométricas que sirvan para explicar tu punto con mayor comodidad.

Exposición sin diapositivas

Fuente: Unsplash

¿Cómo crear una presentación sin usar Power Point?

A pesar de todas estas ventajas, las diapositivas también ayudan porque hay ideas que se entienden mejor de manera visual. Sin embargo, hay que tener en consideración cuánto durará la exposición que debes realizar. 

No es lo mismo exponer de 10 a 20 minutos que una hora. En el segundo caso, es más complejo captar la atención de la audiencia y será necesario que utilices herramientas visuales.

Ahora, ¿quieres hacer una exposición con diapositivas, pero sin PowerPoint? Eso es otro tema, porque el mundo no comienza ni termina con la herramienta de Microsoft Office.

Si bien sabemos que el post es sobre exposiciones sin diapositivas, te presentamos algunas alternativas adicionales, por si quieres plantearte el uso de diapositivas, pero sin recurrir a PowerPoint.

1. Prezi

Todo día tiene una noche, todo PowerPoint tiene su Prezi. Considerado por muchos como el anti-PowerPoint, esta herramienta suele considerarse como un software de presentación "no lineal".

Básicamente, evita hacer lo que aplican programas como PowerPoint: hacer presentaciones con una pila de diapositivas, una tras de otra. Prezi va más allá y ha alcanzado una gran popularidad, precisamente por no adquirir este formato de diapositivas.

Las presentaciones en Prezi son como un lienzo, en el que puedes diseñar tu presentación y luego acercarte y alejarte de cada uno de los puntos específicos que contenga tu imagen (esto puedes verlo mucho en las charlas TED, que mencionamos anteriormente). 

2. GoAnimate

Hay muchas herramientas online de animación que pueden servirte para las diapositivas de una presentación. Y, en este sentido, GoAnimate es una de las mejores del mercado.

Aunque no es netamente para realizar diapositivas, sino animación de gráficos, puedes utilizarla como alternativa a PowerPoint. Tendrás la posibilidad de utilizar su amplia gama de recursos y servicios de animación para hacer una presentación a la altura.

Tienes opciones muy diversas, como por ejemplo las siguientes:

  • Puedes insertar elementos de audio a tu presentación animada.

  • Tienes la alternativa de subir diálogos o grabaciones de voz y, de forma automática, podrás ver a los personajes de tu presentación moviendo sincronizadamente sus labios.

  • Puedes descargar videos y ubicarlos donde quieras.

  • Si lo prefieres, puedes exportar tus proyectos a las redes sociales, con tan sólo hacer un clic.

3. VideoScribe

Básicamente, con este software, tendrás la oportunidad de tomar una serie de imágenes, previamente dibujadas y/o animadas, unirlas de la forma que quede mejor para tu presentación y te ofrece como resultado una magnífica animación de corta duración.

A diferencia de GoAnimate, cuyo perfil era más orientado a videos con estilo de caricaturas, VideoScribe ofrece videos animados dibujados con una mano real, dando a entender que alguien más es quien está realizando una pintura de tu presentación.

Este tipo de animaciones las ves mucho en tutoriales y material gráfico online en los que se necesite explicar un concepto o procedimiento complejo, de una forma simplificada. Así que, si este es tu caso, este software te puede venir de maravilla para diseñar una presentación.

4. Google Slides / Keynote

Cerramos este top con dos de las alternativas a PowerPoint más conocidas. Comencemos primero con la herramienta de Google.

El programa de Google Slides (conocido popularmente como Presentaciones de Google), no sólo cuenta con la facilidad de ser una de las aplicaciones incluidas en Google Drive sino que, además, permite la colaboración entre usuarios (al igual que ocurre con el resto de aplicaciones del paquete de Drive), lo cual representa una gran ventaja si necesitas diseñar una presentación con rapidez.

Por su parte, Keynote es muy similar, con la diferencia de que forma parte de la suite de productividad iWork de Apple, en esencia, para los usuarios de Mac. Si consideras uno mejor que otro, ya depende de ti y tus gustos (y lo que estés buscando en una plataforma, obviamente).

¡Esperamos que este post te sirva de ayuda! Recuerda, no todas las exposiciones son iguales. Procura utilizar las herramientas necesarias y asegúrate que tus ideas sean el foco central de la presentación.

Si quieres conocer más sobre tus habilidades, o todo lo relacionado con las hard y soft skills, en Crehana para empresas brindamos capacitación efectiva a reconocidos líderes que desean mejorar su desempeño profesional. ¿Quieres saber cómo? A través de nuestros cursos de liderazgo empresarial. Además, tendrás la opción de acceder a una prueba gratis de 7 días para que te capacites junto a tu equipo.

Conoce más de Crehana para empresas

Al solicitar la demo acepto los términos y condiciones de Crehana

También podría interesarte