Consejos para tu primer día de trabajo ¡Causa una buena impresión!

Consejos para tu primer día de trabajo ¡Causa una buena impresión!

Última actualización 8 de Marzo del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Milagros García

¿Has conseguido ese trabajo que tanto deseabas? ¡Enhorabuena! No hay nada mejor y más placentero que cumplir metas y sueños. Pero, sabemos que el primer día de trabajo generalmente da mucho temor. ¡Que nada arruine tu felicidad 😃!

Aquí te daremos muchos consejos para que brilles en tu primer día de trabajo. También resolveremos las preguntas frecuentes como: ¿qué se hace en el primer día de trabajo? o ¿cómo dar una buena impresión en el primer día de trabajo?

¡Comencemos!

 

Índice:

  1. ¿Qué se hace en el primer día de trabajo?
  2. ¿Cómo dar una buena impresión en el primer día de trabajo?
  3. ¿Qué decir en la presentación del primer día de trabajo?
  4. Consejos para el primer día de trabajo

 

¿Qué se hace en el primer día de trabajo?

¿Sabías que, según un estudio de la Academy of Management Journal del 2013, hasta un 4% de los empleados abandona el primer día de trabajo? Esta estadística, y otras más, claro que las tienen en cuenta las empresas para hacer ajustes en su proceso de inducción y capacitación a sus nuevos empleados.

Por eso, muchas empresas han hecho foco en los procesos de onboarding e incluso les disponen, a los nuevos empleados, una especie de “tutor” que no es más que otra persona de la organización que se encarga de hacer estas introducciones. Generalmente, el onboarding suele durar más que el primer día de trabajo. De hecho, un buen proceso de estos implica el trabajo de mediano a largo plazo.

En el primer día de trabajo se suele hacer la presentación de los miembros del equipo, se informa la historia y las expectativas de la empresa contratante y, sobre todo, se busca estimular al nuevo empleado y hacerlo sentir seguro de que hizo una gran elección 🧲.

También, se suele proyectar en el empleado las posibilidades de desarrollo profesional, como una manera adicional de retención.

Trata de entender y adaptarte a la cultura organizacional de la empresa.
 

Diferencias entre onboarding e inducción

Hemos hablado de la inducción y del onboarding, veamos cuáles son las diferencias.

1. Objetivos distintos

Mientras que el proceso de inducción tiene como objetivo informar y formar al nuevo empleado de acuerdo a los valores, objetivos, misiones y expectativas de la organización, el onboarding hace foco en la integración del empleado al equipo y que se sienta identificado con la empresa que lo contrató.
 

2. Carácter

Mientras que el onboarding da lugar a la horizontalidad del trato e intercambio de ideas acerca de la empresa y las metodologías de trabajo, el proceso de inducción es de carácter unidireccional dado que es la organización quien hace la bajada de la información al empleado.
 

Beneficios del onboarding

¿Conoces cuáles son los beneficios del onboarding? Veamos los principales:

1. Aumenta la productividad

Uno de los beneficios más buscados por las empresas es el de la productividad. Bien, ¡el onboarding, para ello, es clave! Cuanto más conozca un empleado acerca de la empresa, cuál es su situación actual y hacia dónde quiere llegar, ¡más fidelizado estará!
 

2. Mayor integración del personal

¿Quieres conocer a tu equipo de trabajo el primer día? ¿Quieres saber cómo se distribuyen las tareas dentro de la organización a la que acabas de ingresar? Si te han mencionado la palabra “onboarding” entre las entrevistas, quédate tranquilo que seguro tomarás contacto con tu equipo el primer día de trabajo.

Con el onboarding, las empresas buscan que los nuevos empleados digan “sí, quiero” desde el momento que ponen un pie en la oficina 💍.

Nuestro profesor, José Pinheiro, del curso online de Equipos efectivos en trabajo remoto, nos dice acerca de los equipos de trabajo lo siguiente:

Un equipo es un conjunto de personas, pocas, diversas, con capacidades complementarias. La diversidad es un rasgo fundamental de un equipo. A mayor diversidad, mayor desempeño y también mayores conflictos. Este equipo está comprometido con un solo propósito, un propósito compartido. Tienen objetivos con respecto a su desempeño del cual se consideran conjuntamente responsables.

3. Reduce los costos de contratación

¿Recuerdas la estadística que mencionamos al comienzo? Ninguna empresa desea tener más costos que los que ya tiene, por el contrario, sino que buscan cómo reducirlos. Entonces, imagina que una alta rotación no es lo ideal, ya que se dedica mucho tiempo a la búsqueda de personal, con todos los costos que eso implica.

Un buen proceso de onboarding permite retener y fidelizar a los empleados desde el primer día de trabajo. Estate seguro que lo que menos quieren es espantarte. En cambio, procurarán que el journey, o el employee experience de cada uno de los empleados sea el más satisfactorio.

 

ejecutivos-reunion

Fuente: Unsplash

 

crehana-premium

 

¿Cómo dar una buena impresión en el primer día de trabajo?

¿Aún estás algo nervioso por el primer día de trabajo? ¡Que no cunda el pánico! Puedes dar una buena impresión siguiendo nuestros consejos. Verás, todo el mundo alguna vez pasó por esa situación así que es muy probable que tus nuevos compañeros de equipo sean empáticos contigo.

Algunos consejos para que tu equipo te ame desde el primer instante:

1. Llega puntual

La puntualidad es muy valorada hoy en día porque el tiempo vale oro, en verdad. Por eso, la puntualidad es muy bien vista desde cualquier contexto social, incluso en el ámbito laboral. Imagina que tienes pautada una reunión a las 9 am y has llegado media hora tarde, eso no hablará bien de ti.

Llega puntual para hacerles saber a tus empleadores y a tu equipo de trabajo que eres responsable y que quieres cumplir con los desafíos que se propongan 💡.
 

2. Transmite positividad

La positividad es otra de las armas que tienes para causar una buena impresión el primer día de trabajo. Nadie quiere un compañero con cara larga todo el día o que no dialogue ni por 5 minutos las 8 horas de jornada laboral.

Transmite positividad a cada paso, tampoco exageres con las sonrisas, pero sí muéstrate dispuesto a recibir nueva información y conocimientos, y muéstrate con actitud de colaboración. ¡Marca una huella!

Una buena práctica es hacer alguna que otra pregunta a los compañeros de trabajo, sobre cómo están distribuidos los distintos sectores de la organización o cuándo comienza la hora de almuerzo, o si conocen algún buffet de buena calidad y que sea cercano a la oficina.

Para todas las situaciones que se te presenten, te resultará clave haber trabajado la inteligencia emocional y el lenguaje corporal.
 

3. Vístete de forma oportuna

La vestimenta en el trabajo es importante. Tampoco se trata de asistir a la oficina de traje con corbata, esto depende del código de vestimenta que tenga la organización, o quizás no tiene. En el caso de que no te hayan comentado acerca del código de vestimenta, procura ir de manera informal, pero sin excederte. Por ejemplo, no irías al trabajo con vestimenta deportiva. En cambio, procura ponerte unos buenos jeans y una camisa.

Ya verás cómo van vestidos tus compañeros de trabajo y sabrás si la organización es más permisiva en ese aspecto.

 

trabajo

Fuente: Unsplash

 

¿Quieres mejorar tus habilidades blandas? Con esta guía gratuita lo lograrás

soft-skills

 

¿Qué decir en la presentación del primer día de trabajo?

Algo clave en el primer día de trabajo es buscar y encontrar oportunidades de presentación ¿Por qué? Porque esto te permitirá empezar a entablar vínculos con los integrantes de la empresa, además de hacerte colegas con los que luego irás a almorzar o irás a un after office. Hay quienes hasta se hacen amigos para toda la vida, pero eso ya es otro tema.

Veamos qué puedes decir en la presentación del primer día de trabajo:

1. Aprovecha los huecos de relax

¿Tienes una hora de almuerzo y la oficina cuenta con espacio para almorzar? Aprovecha ese momento, y tantos otros que irás descubriendo que existen, para decir quién eres y qué cargo tienes. Seguro más de uno te hará preguntas sobre tu carrera, dónde has trabajado anteriormente, entre otras cosas.

También aprovecha para hacerles preguntas a tus nuevos compañeros, eso hablará bien de ti porque estás interesado en conocer sobre ellos.
 

2. Toma ventaja del onboarding

¿El onboarding contempla una presentación con tu equipo de trabajo? Toma la iniciativa para darte a conocer frente a ellos. Una buena forma de romper el hielo es hablar no sólo de tu trayectoria profesional, sino también de tus hobbies o de qué equipo de fútbol eres.

Esto último suele generar empatía entre los compañeros ya que tendrán un tema para hablar desde un lugar más ameno.
 

3. Entabla conversación con otros equipos

Tener un intercambio de información con otros equipos de la organización te permitirá tener un panorama más amplio de la empresa. Verás, cada uno tendrá puntos de vistas diferentes, algunos serán más parecidos que otros. Además de esto, conocerás a nuevos colegas con los que es probable que no tengas mucho intercambio en la jornada laboral, pero que el día de mañana pueden darte una mano con algún tema que vaya surgiendo.

¿Cómo presentarte en este caso? Di tu nombre, qué cargo tienes y en qué departamento trabajas. Luego, haz preguntas sobre las tareas del sector donde trabaja la otra persona.

Aprovecha todas las ocasiones para desarrollar habilidades de trabajo en equipo.
 

4. Ayúdate con un organigrama

Identifica a los integrantes de la empresa gracias al organigrama. Seguramente los empleados del sector de Recursos Humanos tienen una copia de más para darte.

Pégale varias ojeadas y trata de memorizarlo. Luego, puedes aprovechar para visitar a cada miembro de la organización y darte a conocer.

 

reunionFuente: Unsplash

 

membresia

 

Consejos para el primer día de trabajo

Debes apuntar a empezar con el pie derecho. Encontrar trabajo no es para nada sencillo, no es algo que ocurra de la noche a la mañana. Vamos, buscar trabajo también es un trabajo, o casi. Por eso, ¡no vayas a echar todo por la borda!

Te daremos varios consejos para que sepas cómo actuar el día previo al inicio del trabajo, como así también durante el primer día de trabajo.

Ten en cuenta que siempre quedarán cabos sueltos, que habrá cosas o situaciones que quedarán libradas al azar. No puedes predecir que, en el primer día de trabajo, habrá algún inconveniente por el que debas salir más temprano o, por el contrario, más tarde de lo pautado.

Veamos cuáles son los consejos que puedes poner en práctica ya mismo:

1. Investiga sobre la empresa

Si haces preguntas a la empresa basadas en el conocimiento de la historia de la empresa, eso, créeme, hablará muy bien de tí¿i y de tu predisposición por conocer dónde estás comenzando a trabajar.

Además, podrás saber con qué tipo de empresa te encontrarás: si es grande, pequeña o mediana. Podrás conocer cuántos empleados tiene, si hizo alianzas con grandes empresas en el último tiempo, qué dicen de esa organización en la prensa y en las redes sociales, qué puntuación tiene la empresa respecto al clima laboral, entre otra información 📚.

Una buena opción es buscar a la empresa en LinkedIn y conocer el perfil de alguno de los empleados.
 

2. Duerme temprano

Si duermes poco, entonces ya te estarás haciendo amigo de la improductividad. No querrás verte con ojeras el primer día de trabajo. La ansiedad puede jugarte una mala pasada, por eso, trata de cenar liviano y acostarte temprano ⏲.
 

3. Indaga sobre la empresa

El primer día de trabajo puedes aprovecharlo para hacer preguntas sobre la empresa. Si has investigado algo sobre su historia, entonces harás preguntas más concretas y podrás ampliar tus conocimientos y expectativas acerca de la organización.

Tampoco abuses de hacer preguntas, sabrás que tus compañeros también tienen sus tareas y que no podrán dedicarte el 100% de la atención. Procura hacer 2 o 3 preguntas a cada miembro.
 

4. Muéstrate positivo

Como mencionamos antes, la positividad es el arma perfecta para generar empatía en cualquier ámbito de la vida. Nadie quiere un compañero malhumorado que no tiene predisposición para dialogar con el resto. Vamos, ¡que en el trabajo no es todo seriedad!

En el ámbito laboral, se suelen dar espacios para hablar entre compañeros sobre temas relacionados a la vida personal, como los gustos e intereses de cada uno. Muéstrate positivo en cada intercambio.

Otro consejo es que trates de no entrar en las críticas hacia otros compañeros, evita esto a toda costa. En esos casos, cambia de tema y procura estimular la positividad en el ambiente.

¿Tendrás empleados a cargo? Bien, en ese caso, aún más debes predicar con el ejemplo. Revisa cuáles son los tipos de liderazgo y asume las responsabilidades.

Recuerda que la asertividad y empatía son tus aliados para lograr una mejor comunicación.

 

trabajo

Fuente: Unsplash
 

Hemos visto todo lo que necesitas saber para que tu primer día de trabajo sea lo más ameno y positivo posible. Pon en práctica estos consejos para causar una buena impresión desde el minuto cero ⏰.

¡Mucha suerte 🎉!

También podría interesarte

Subcategorías

Softwares